viernes, 29 de noviembre de 2019

JW ORG - JESÚS ¿FUNDADOR DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ?


Los Testigos de Jehová remontan su fundación a los días de Jesús.

Con esta afirmación, definitivamente quitan a Charles Taze Russell,
El derecho a ser considerado fundador,
De la Watch Tower Bible and Tract Society
_________

Website JW.ORG 


Dice el artículo: 
"La historia de los testigos de Jehová de la actualidad se remonta a finales del siglo XIX. En aquellos años, un pequeño grupo de estudiantes de la Biblia de Pittsburgh (Pensilvania, Estados Unidos) decidió realizar un estudio sistemático de las Escrituras. Como parte de su investigación, compararon las doctrinas de las iglesias con lo que la Biblia realmente enseña. Luego empezaron a divulgar lo que habían aprendido. Publicaron libros, redactaron artículos para los periódicos y crearon la revista que hoy conocemos como La Atalaya. Anunciando el Reino de Jehová. Uno de aquellos estudiantes se llamaba Charles Taze Russell. Aunque él fue el primer editor de la revista La Atalaya y dirigió la obra de educación bíblica en aquella época, eso no lo convirtió en el fundador de una nueva religión. El objetivo, tanto de Russell como de los demás Estudiantes de la Biblia (nombre que adoptaron), era dar a conocer las enseñanzas de Jesucristo y seguir de cerca la pauta establecida por la congregación cristiana del primer siglo. Y puesto que el fundador del cristianismo es Jesús, entendemos que él es también nuestro fundador (Colosenses 1:18-20)".

Origen de los Testigos de Jehová

Charles Taze Russell en la segunda mitad del siglo XIX, mientras aún era evangélico presbiteriano y muy jovencito, estaba interesado en profecías y en piramidología. ¿Cómo desarrolló este interés? Es un misterio aún para los Testigos de Jehová. Es indudable que lo atraía la teoría, en boga entonces, que proclamaba que las pirámides eran una variedad de testigo de piedra, ya que el interés por estudiar las pirámides persistió en él durante toda su vida.

Russell, segundo a partir de la izquierda,
De visita en las Pirámides de Egipto

Probablemente  leyera en algún momento de su juventud, el libro de John Taylor  La Gran Pirámide: ¿Por quién fue construída? y ¿Quién la construyó? publicado en 1859 y también Nuestra Herencia en la Gran Pirámide que salió a la venta en 1864, del astrónomo real inglés Charles Piazzi Smith. En ambas publicaciones, tanto Taylor como Piazzi Smith defendían su tesis que las pirámides habían sido construidas gracias a la intervención directa de Dios. Piazzi Smith insistió con la misma idea en otros libros posteriores sin encontrar apoyo en la comunidad científica de la época.

Tanto Taylor como Piazzi Smith fundamentaron sus teorías, con abundancia de datos geométricos y matemáticos, que luego darían lugar a una reiteración sin fin del mismo argumento que sugiere, hasta el día de hoy pero con variantes: los antiguos egipcios nunca pudieron haber construído semejantes estructuras sin ayuda de alguien divino o con tecnología "moderna". (En la actualidad, algunos afirman que fueron construidas con ayuda de  extraterrestres, atlantes, etc.).

A los 15 años de edad Russell abandonó la iglesia a la cuál concurría para ingresar a la iglesia protestante Congregacional. Para entonces ganaba mucho dinero gracias al negocio de telas y ropas que compartía con su padre. Sin embargo, en lo espiritual no obtenía el progreso que deseaba. Sin bien su educación fue bastante elemental, superó esta falencia con estudios autodidactas. Pasaba horas examinando las Escrituras y las teorías proféticas de su tiempo. En 1868 por ejemplo, dejó de creer en la existencia del infierno.


"Un Dios que usara su poder para crear a seres humanos de los que hubiera preconocido y predestinado que habrían de ser atormentados eternamente no podría ser sabio, justo ni amoroso. Se guiaría por una norma inferior a la de muchos hombres" argumentó. (Citado por Los Testigos de Jehová Proclamadores del Reino de Dios; Capítulo 5; página 43). Un exámen atento a sus palabras, revela que Russell estaba lidiando con el problema del mal, directamente objetando las enseñanzas sobre predestinación de Calvino las que debió conocer mientras asistía a la iglesia evangélica Congregacional. Si Dios es bueno y justo ¿por qué permite el sufrimiento? ¿Como puede ser posible que Dios elija a algunos para el cielo y a otros para el infierno?(1)

Es evidente que Russell estaba en conflicto con las doctrinas calvinistas. (Sobre este asunto, ver Francisco Lacueva y el Pecado del Hombre). Análogamente, no parece lógico que, además de permitir tanto dolor en la Tierra, continúe permitiéndolo en una vida después de la muerte. El problema de Russell fue que no tuvo en cuenta la condición del hombre natural de la cuál Pablo habla en el libro de Romanos. (2) Pasó el tiempo; con los confesionales tampoco tuvo satisfacciones con respecto al conocimiento profético. Este fracaso lo llevó a buscar otros profetas o estudiantes bíblicos -llegó incluso a leer bastante sobre religiones no cristianas pero sin encontrar lo que el sentía que necesitaba- hasta que finalmente; en 1869; dio con un grupo de Adventistas del Séptimo Día que se reunían en la calle Federal número 44 de Allegheny, Pensilvania. Él escribió en Los Testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios; capítulo 5; págs. 43-44;  Se proclama la vuelta del Señor (1870 - 1914):

«Al parecer, por accidente una noche entré en un sucio y polvoriento salón donde sabía que se celebraban servicios religiosos, para ver si el puñado de personas que se reunía allí ofrecía algo más sensato que los credos de las principales iglesias. Allí escuché por primera vez algunas de las creencias de los segundos adventistas [Iglesia del Advenimiento de Cristo]; el predicador era el Sr. Jonas Wendell [...]. Por lo tanto, me reconozco en deuda con los adventistas, así como con otras confesiones. Aunque la presentación bíblica que hizo no fue muy clara, [...] me bastó, con la guía de Dios, para recuperar la fe, vacilante entonces, en la inspiración divina de la Biblia y para mostrarme que los escritos de los apóstoles y los profetas eran inseparables. Lo que oí me envió a la Biblia a estudiar con más celo y detenimiento que nunca antes, y siempre le agradeceré al Señor esa guía; pues aunque el adventismo no me llevó a ninguna verdad particular, me ayudó mucho a deshacerme de errores y así me preparó para la verdad.»
En 1870, cuando tenía 18 años, Russell decidió que, para aprender más, necesitaba no solo oír a otros que "sabían más" sino que necesitaba la ayuda de nuevos estudiante. Por ejemplo, George Storrs; editor de la revista The Bible Examiner (El Examinador de la Biblia) le enseñó mucho sobre la mortalidad del alma, enfatizando que la sabiduría de la cristiandad estaba corrupta y era parte parte de Babilonia la Grande. (En este punto uno se pregunta que enseñaban en las iglesias evangélicas en los días de Russell. Parece inaudito que desconociera algo tan importante como la resurrección. En realidad, el joven Russell era un díscolo que detestaba obedecer. Para él lo más importante era estudiar por su cuenta -aprendió de los congregacionales esta individualidad- y hacer valer sus puntos de vista como si en verdad fueran correctos e inspirados por el mismo Espíritu Santo).

Vale la pena recordar, también, que Storrs había abandonado la iglesia Congregacional para unirse a la iglesia Metodista Episcopal para servir en esta como pastor. Sin embargo, en 1837 encuentra con los trabajos de Henry Grew quien negaba la inmortalidad del alma, la Trinidad y el infierno. Al leerlos, sufre un cambio doctrinario adhiriendo al condicionalismo, enseñanza sobre el sueño del alma que en su momento había sido estudiadas por Lutero y William Tyndale. En abierta oposición a las doctrinas de los Metodistas, Storrs se marcha y comienza una obra por su cuenta. Posteriormente Russell recibiría ayuda teológica de Jonás Wendell, George Stetson, Nelson Barbour y del pastor luterano Joseph Seiss quien pensaba que Cristo retornaba de modo invisible. Parece, según opinan algunos especialistas en religiones comparadas, que también recopiló enseñanzas de los masones sin llegar  a ser miembro de alguna orden  (3) y de los cristadelfianos quienes rechazan la Trinidad, el infierno.(4) (Este grupo religioso tuvo su nacimiento por influencia del inglés John Biddle; sociniano y acérrimo antitrinitario; y John Thomas).

Fundación de los Testigos de Jehová

Finalmente, se fundó la Zion´s Watch Tower Tract Society (Sociedad de Tratados La Torre del Vigía de Sión) el 16 de febrero de 1879 y en 1881, la Zion´s Watch Tower conocida hoy día como la revista Atalaya. La sociedad quedó conformada de este modo: W.H.Conley en el cargo de presidente; C.T. Russell como secretario, tesorero y redactor. En este punto, parece que Russell no fue quien comenzó todo. Veremos.En 1884 cuando la sociedad se constituye legalmente, Conley ya no era presidente sino que este cargo lo ocupó Russell. ¿Qué pasó?

En ese año  Zion's Watch Tower Tract Society se constituyó legalmente; Russell como presidente; y las actas de la formalización evidencian que la Sociedad tenía intenciones religiosas, no solo de imprentas. De modo que podemos afirmar que, en este año, comienza la historia de  la religión de los Testigos de Jehová con Russell a la cabeza y no con Jesús hace 2000 años.


Charles T. Russell 
En el andén de una estación de ferrocarril.
En un convoy ferroviario hallaría la muerte.
Estudió la Biblia, lucho y viajó incansablemente,
Con intenciones de formar un nuevo grupo religioso.
Sin embargo, hoy el Cuerpo Gobernante esta empeñado,
En disminuir su importancia como fundador de la organización.

¿Quién fue Conley? 

Antes de la era de Internet, casi nadie sabia de él. De hecho, dudo que los mismos Testigos de Jehová anteriores a la red, a excepción de unos pocos, supieran que había existido. Sin embargo, con el paso del tiempo, nuevos datos han sido publicados que permiten recrear quien fue en verdad. Industrial de Pittsburgh muy adinerado y relacionado con la industria del acero, daba apoyo financiero a organizaciones religiosas. Luterano en principios, se dedicó por mucho tiempo a la filantropía y caridad recibiendo en su casa religiosos itinerantes, sobre todo, adventistas. Esta conexión permitió a Russell en algún momento, estrechar lazos de amistad con él.

Datos adicionales

La atalaya de abril de 1880 se informa que el grupo original de Estudiantes de la Biblia se congregó en su casa de Allegheny para celebrar la pascua de los judíos. La misma se ubicaba en el Nº 50 Fremont Street. Al año siguiente se repitió la reunión en la casa de Conley según la Atalaya de abril de 1881. Luego se produce un largo silencio en cuanto a menciones y actividad de Conley en relación al grupo de los Estudiantes hasta 13 años más tarde, cuando el ex presidente del grupo envía una carta de lectores a la revista que Russell acepta publicar respondiendo acerca de una presunta conspiración en contra de los intereses del grupo. Parece ser que muchos de los que se reunían con Russell para estudiar la Biblia habían comenzado a murmurar que negaba el rescate de Cristo. El niega en la respuesta impresa tal cosa. Recordemos que la doctrina del rescate fue motivo de separación con Barbour años antes.

W. Conley
Colaborador de Charles T. Russell
En la organización de una editorial con fines religiosos.


¿Fundó Jesús los Testigos de Jehová?

Los testigos no tienen razón cuando afirman que Cristo es su fundador. Solo por considerarse "cristianos" no los habilita a semejante presunción. De hecho, Cristo solo tuvo doce apóstoles principales y algunos seguidores y ninguno fue estudiante de la Biblia (no existía esta como la conocemos ahora y ni cómo la conoció Russell en sus días) menos Testigos de Jehová. Además, los seguidores de Jesús comenzaron a llamarse cristianos en Antioquía según Hechos 11:26.

Lamentablemente, con esta afirmación, le quitan al tendero devenido en teólogo, su derecho a ser declarado como forjador de una nueva religión. Así le agradece el Cuerpo Gobernante de hoy día, las horas pasada en torno a las Escrituras, al "pastor" Russell que tanto trabajó para formar una nueva religión que no se "pareciera en nada" al resto de la cristiandad.

Marc Pesaresi
___________

Notas

1.El problema del mal fue la piedra con que tropezó Russell. Tanto los buenos como los malos sufren en el mundo lo cual va de la mano con la advertencia de Jesús que dijo "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33). Entonces, si sufrimos en la Tierra ¿por qué Dios prolonga más de lo mismo en la eternidad? En su opinión, algo no estaba bien en las doctrinas de la cristiandad. Su conclusión siguiente fue obvia: La muerte no es más que un sueño y el infierno no existe.

Lamentablemente no se percató -según la exégesis de los protestantes- que los hombres no "son enviados por Dios al infierno" sino que estos se van al tormento eterno por desconocimiento del plan de salvación en Cristo. (El tema del infierno es tan controversial que merece ser tratado con más importancia en otro artículo). En síntesis, Russell estaba tratando de esquivar la paradoja del mal y al no hallar soluciones -era muy jóven aún como para enfrascarse en temas complejos- decidió suprimir algunas enseñanzas tradicionales del cristianismo.

Es necesario observar que Cristo, como hijo de Dios, estuvo sometido al mal. Padeció siendo justo entre todos los pecadores para salvar precisamente, a quienes estando perdidos, no tenían vida eterna. Ahora bien. Si a partir de Cristo se salva el hombre ¿qué pasa con los que vivieron antes de él? Los hebreos tenían un sistema de purificación basado en sacrificios en el Templo y leyes que debían obedecer a rajatabla. 

Pero ¿qué de los gentiles, todos aquellos que no eran judíos? Dios es justo ¿verdad? Un versículo clave sobre este asunto es Romanos 2:14, 15 que dice: "Porque cuando los gentiles que no tienen leyes, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándolos o defendiéndoles sus razonamientos". 

Los hombres, aún bajo la maldición de la desobediencia, saben discernir lo bueno de lo malo porque llevan en su intelectualidad la capacidad de distinguir el bien y el mal. Si observamos las culturas del mundo antiguo, todas tenían rudimentos de leyes que separaba lo que estaba bien de lo que no, estableciendo castigos para los infractores. De modo que, en el juicio final, las personas que murieron antes de Cristo serán juzgados en base a sus conductas mientras vivieron. Permitiéndoseles defenderse en base a sus razonamientos. Por el contrario, quienes vivimos posterior a Cristo, seremos juzgados por aceptar o no a Jesús como Señor y Salvador. 

Ahora bien: este razonamiento protestante tiene una pregunta que responder: ¿A partir de que momento Dios dejó de juzgar en base a la conciencia  de cada hombre? Cuando Cristo dice " Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura, el que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el no creyere será condenado" (Marcos 16:15,16) está afirmando que a partir de su resurrección, Dios estableció como firme el Nuevo Pacto dejando atrás la oportunidad tanto para gentiles como hebreos, de superar el juicio adverso según la voz de la conciencia entre los gentiles y la ley entre los hebreos. 

Objeción: Pero si a partir de la resurrección de Cristo comienza la salvación por fe en Cristo ¿qué de los millones quienes, por vivir en otros continentes o naciones, desconocían la buena nueva? 

Respuesta: Ciertamente, Dios debió considerar todas las opciones. Pero versículos como Romanos 3:10-12 y 3:23 pinta un triste panorama de la condición del hombre. En esos días, casi toda la humanidad estaba perdida según la lectura de Efesios 2:2,3

Francisco Lacueva explica el problema que debió complicar a Russell en sus días. A la pregunta de porque Dios elige a unos en detrimento de otros, propone que tal opción es necesaria frente a la caída del hombre cuya corrupción moral e intelectual le impediría reconocer un Creador. Dios elige a algunos para llevar el mensaje de salvación y así salvar a otros. El hombre se encuentra tan corrupto por el pecado, infiere, que necesita que algunos sean llamados para convencer a otros. A la pregunta de porque Dios no lo hace personalmente, responde que la voluntad de Dios es su derecho a obrar como el quiere. Sin embargo, este querer, no es prepotente. El no convierte al hombre por la fuerza sino que apela con argumentos. De ahí que Cristo dijera "el que cree y se convierta".  A continuación, la lista de los decretos de Dios según su tesis.

1 Creación del hombre.
2 Permiso para pecar. (Obedecer o no un mandato en libertad de elección)
3 Provisión de Salvación para todos.(En caso de desobediencia, que fue lo que sucedió)
4 Elección de los que creerán y dejar en condenación a los rechazaron la salvación.
5 Llamamiento en su día a los que creerán y dejar en condenación a quienes no creerán.
6 Aplicar en su día la Salvación de los que creerán.
7 Santificación de los elegidos.

Charles Taze Russell no logró comprender en su totalidad la problemática y pensó que el infierno era una injusticia. Ni siquiera se detuvo a considerar Lucas 16:19-31 , la parábola de el rico y Lázaro, donde Cristo mismo habla de un lugar de sufrimiento más allá de la muerte. No solo consideró al pasaje sino que lo ignoró adrede puesto que no se entiende como no advirtió que una parábola es un relato simbólico o comparación, basada siempre en una observación de algo real. 

Tampoco tomó en cuenta que Pablo escribe en Romanos, capítulo 1, que Dios está airado con el hombre natural, porque a pesar de ver la existencia de Dios reflejada en la naturaleza, no solo lo ignoran en su gran mayoría sino que ni siquiera lo buscan como para establecer una relación. En este punto, el hombre se va al castigo porque quiere, no porque Dios lo desee.

Russell, en su juventud, aparentemente solo buscó pruebas que apoyaran su teoría y no, como él afirma, la verdad. Es un error donde muchos caen. Buscar versículos que apoyan alguna determinada exégesis sin tener en cuenta que puede suceder que la Biblia no solo contradiga la interpretación propia sino que incluso la niegue. En este punto hay que doblegar el orgullo, aceptar el error y volver atrás para comenzar de nuevo.

2. El hombre natural: Según las Escrituras, todos los hombres luego de la desobediencia de la primera pareja humana quedaron en un estado de rebeldía con Dios, que se traspasaron unos a otros mientras al engendrar nuevos hijos. "Por cuanto todos pecaron, (del griego  harmatia; literalmente, errar al blanco) y están destituidos de la gloria de Dios" dice Romanos 3:23. A este estado del hombre sin comunión con Dios, Pablo lo define como "el hombre natural".

Pablo dice: "porque el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente". (1 Corintios 2:14). "No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno" (Romanos 3:10-12). 

Se deduce que, si Russell nunca aceptó a Cristo como Señor y Salvador ( Juan 14:6) permaneció en un estado de hombre natural que no podía, aún esforzándose, entender las cosas de Dios. Fue un "religioso" a su manera sin darse cuenta de lo necesario que es Cristo para lograr entender la palabra de Dios. Sin Cristo no viene el Espíritu Santo. No hay registro que Russell sea un "nacido de nuevo" sino que todos los datos históricos lo muestran como un joven interesado en asuntos religiosos y cualquiera puede estar interesado en la religión sin necesidad de ser un converso.

Es necesario aceptar a Cristo como Salvador para que el Espíritu Santo, que enseña todas las cosas, pueda comenzar a transformar la mente del converso de natural a espiritual. Sin este paso importante, todo razonamiento que hacemos de Dios, adolece de errores. Y equívocos tuvo Russell a lo largo de toda su carrera como líder de un grupo religioso. Quizás el peor de todo, profetizar en falso el fin del mundo para 1914.

Nadie discute si Russell fue honesto o no -todos tenemos suficientes pecados como para evitar arrojar la primera piedra- pero sin duda esforzó su capacidad intelectual, la potencia de su razón para escrutar las páginas de la Biblia con ayuda de hombres, lamentablemente, que no se enfocan en Cristo sino en doctrinas periféricas que son objetos de controversias sin fin. Russell  no capto que la figura capital del evangelio es Cristo y no las profecías.

3. ¿Fué Russell un masón? Existe mucha controversia sobre si Russell fue o no masón. Los miembros del Antiguo Rito Escocés de la Masonería del Valle de Pittsburgh niegan que su padre Joseph Lytel Russell y su tío Charles Tays Russell y Russell mismo fueran parte de la orden. Sin embargo, los masones no es un grupo cohesionado bajo un poder central sino muchos más sin relación unos con otros. Habría que recorrer o preguntar a  muchas otras organizaciones masónicas para averiguar antes de dar un veredicto. Incluso, indagar se torna problemático cuando se descubre que, en esos días, los masones trabajaban para sus causas, desde el anonimato o clandestinidad.

4. Cristadelfianos. Para saber más sobre ellos, click aquí.




 











sábado, 16 de noviembre de 2019

TEOLOGÍA EVANGÉLICA ¿TRICOTOMISMO o DICOTOMISMO?







El Ser Humano
¿Tres partes o dos?





Resúmen

El Ser Humano fue creado por Dios a su imagen y semejanza. Los Tricotomistas, como en mi caso, creemos que el Ser Humano fue creado por Dios  (Génesis 1:26) como una entidad tripartita. Cuerpo, alma y espíritu. (1 Tesalonicenses 5:23. Ver también Hebreos 4:12). 

Los Dicotomistas, por el contrario, creen que el Ser Humano posee dos partes: una material o cuerpo y otra inmaterial donde se ubican el alma y el espíritu. Toda esta controversia a surgido debido a lo que se expresa en un pasaje de las Escrituras: "Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo". (1 Tesalonicenses 5:23). Entonces, las personas según las Escrituras ¿poseen tres partes o dos?

Tricotomismo

La definición del vocablo proviene del griego "trikha" o "tres partes" y de la palabra "temno" que significa "cortar". Para el tricotomista, el cuerpo ("basar" en hebreo y "sarx" en griego) es todo lo físico. El alma alberga la razón, las emociones, la personalidad, voluntad, todo lo que confiere la personalidad del individuo. El espíritu, por el contrario, es la sede de todo lo que se relaciona con Dios, con la espiritualidad que le otorga a las personas ese deseo por involucrarse en lo trascendente. Para los Tricotomistas, que cada persona posea un cuerpo, espíritu y alma lo asemeja a la Trinidad, donde tres personas conforman un solo Dios (Génesis 1:26).

Dicotomismo

Para los Dicotomistas, las palabras "alma" y "espíritu" son intercambiables. El argumento predominante sobre este punto declara que, cuando se traducen las palabras "alma" del hebreo "nefesh" y del griego "psique" y "espíritu" del hebreo "ruaj" y del griego "pneuma", se observa que los autores bíblicos aparentemente las utilizaban de modo intercambiable. (Juan 12:27). En cuanto a las palabras de María en Lucas 1:46-47 donde menciona alma y espíritu como dos entidades separadas, se puede interpretar; dicen los Dicotomistas; como un recurso poético donde se repite una idea con dos ejemplos. 

Oposición al Tricotomismo

El Tricotomismo ha sido considerado por Buswell como "heredero" de la "herejía" apolinarista del siglo IV d C. Según este erudito hermano de nuestra fe, los apolinaristas consideraban al hombre "tricotónomo, es decir, hecho de tres partes distinguibles y separables". Y agrega más adelante en términos críticos: "Este punto de vista erróneo de la naturaleza humana se usó como base para una explicación errónea de la encarnación que dejó la naturaleza humana de Cristo radicalmente incompleta".

Esta acusación es muy grave. Apolinar el Joven negaba la naturaleza humana de Jesús, algo que ningún Tricotomista defiende. También afirmaba que Jesús había encarnado en un cuerpo sin alma. Esta creencia no es compartida por los Tricotomistas o al menos, yo no conozco a ninguno que afirme tal cosa. En este punto, Buswell apela a la falacia del hombre de paja. Apolinar creía en un ser tripartito pero eso no lo libra de interpretar erróneamente en otras materias.

Finaliza con un aporte a favor del Dicotomismo con las siguientes palabras: "A diferencia de la Tricotomía, el punto de vista común de los teólogos ortodoxos a través de la historia eclesiástica ha sido que el hombre es dicotómico". (Buswell, Oliver: "El hombre y su vida de pecador"; Pág.24).

Falacia "Argumento ad antiquitatem"

En este punto uno no puedo evitar sonreír. Precisamente, es el mismo argumento que utilizan muchos Amilenialistas cuando se esfuerzan en refutar al Dispensacionalismo premilenial. Declaran que los antiguos cristianos enseñaban amilenialismo por lo tanto, es la doctrina correcta por antigüedad. (Falacia Argumento ad antiquitatem que consiste en afirmar que, si algo es viene siendo utilizado o creyendo desde antiguo, entonces es correcto o verdadero).

Es extraño que los Amilenialistas convergen con los Dicotomistas en este hecho: apelar a lo antiguo  para refutar. Y más raro aún que, tanto Buswell como los Amilenialistas, no consideren sus interpretaciones variantes de las doctrinas enseñadas por los "nestorianos", ya que Nestorio no aceptaba a María como madre de Dios

Se debe considerar que, apelar a los argumentos del pasado para dar credibilidad a nuestras creencias presentes, posee sus riesgos. 

En los días de Apolinar o de Nestorio -refutado en el Concilio de Nicea del 431 d C. -las creencias cristianas estaban siendo sistematizadas y en el fragor del debate y de la exégesis, medraban diversas doctrinas. (Algo similar se ve hoy en día cuando, aún dentro de la aparente sólida estructura teológica católica, aparecen enormes grietas teológicas y también en el protestantismo evangélico donde las controversias están a la orden del día).

Volviendo al tema, ningún protestante se consideraría hoy un "nestoriano" por no aceptar la creencia católica de María madre de Dios. Nestorio además de su increencia en este asunto, creía que las naturalezas humana y divina de Jesús no estaban unidas, algo que si aceptan hoy día, millones de protestantes. 

De hecho, a mi se me enseñó que en Cristo coexistían la naturaleza humana y divina sin ningún problema. Era hombre y a la vez, la segunda persona de la Trinidad. O sea, Dios. Por eso Jesús le respondió a uno de sus discípulos: "¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre (o sea a Dios) ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos al Padre?" (Juan 14:9).

Para finalizar...

Buswell es el autor más citado con respecto a este tema. Sobreabundan las menciones a su laborioso trabajo. Como fiel Dicotomista, se envuelve en una serie de argumentos difícil de entender y que, seguramente en su momento, le habrá dado un buen dolor de cabeza al traductor de su trabajo. Dice, en la página 26 "el hombre se representa (en la Biblia) como una unidad en diversidad de actividades o pasividades" que no implican "necesariamente existencia de diferentes esencias, o de órganos separados, por las cuales estas se realizan"

El Tricotomista no dice que hay muchas "esencias" sino que alma, espíritu  y cuerpo aparecen en las Escrituras distinguidos en la sepultura y resurrección del cuerpo. Como dice Pablo en 1 Corintios 15:44 "se siembra cuerpo animal" (soma psychikon) y se resucita en "cuerpo espiritual" (soma pneumatikon). Por lo tanto, es muy real la probabilidad que el Ser Humano sea una entidad tripartita a imagen del Dios Trino que lo creó.


___________________

Bibliografía Consultada

Buswell; J. Oliver: Teología Sistemática; "El hombre y su vida de pecador"; Editorial Logoi; Miami; Florida; EE.UU.; 1980.

Ilustración: El hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci.








miércoles, 30 de octubre de 2019

CUMPLIMOS 10 AÑOS 2009-2019



Este blog nació en un momento complicado. Había muerto mi padre en 2006, mi madre estaba enferma muy grave -resistió hasta el 2012 cuando partió a la presencia del Señor donde seguramente, la estaba recibiendo mi padre y mi nono (abuelo) materno quien fue diácono y pastor evangélico en su Mendoza natal. 

Estaba sin empleo, sufría una profunda crisis existencial y mi fe en el Señor estaba por el suelo. Entonces pensé: tengo que hacer algo para Dios de lo contrario el diablo me va a ganar la partida de ajedrez. Decidí escribir. Se me ocurrió compartir cosas de los protestantes evangélicos a todo el mundo y así nació este humilde blog. Fue en el 2009. Diez años tiene el blog y quien esto escribe, 35 años de cristiano nacido de nuevo.

Regresando al tema, sinceramente no esperaba siquiera, 100.000 lecturas en 10 años. De hecho ni siquiera arribamos al millón en la actualidad pero la cantidad me sorprendió. Hay tantas propuestas cristianas, de gran calidad como Protestante Digital, que mantenerse un tiempo online es todo un desafío. Quién sabe en qué parte del mundo estarán leyendo algunos de los artículos. 

No importa la cantidad de visita. Lo importante es que estamos haciendo algo y hayamos podido ayudar o colaborar con los fieles a Jesucristo. Dios lo ha usado desde entonces, para su obra y, en conjunto con otros blogueros cristianos, creamos sin proponerlo, una red de bloggers cuyo único fin es exaltar la figura de nuestro redentor.

A lo largo de su existencia han colaborado muchas personas algunas de las cuales ya no están escribiendo sino dedicados a sus labores profesionales. Paulo Arieu, Carolina Alfaro, Rodi Pop, Fernando J. Walsh, etc. A continuación, unas imágenes del Templo Cristiano donde me congrego;pastoreado por Daniel Huenchul; adherido a la Unión Evangélica de Argentina y ubicado en San Antonio Oeste, Río Negro, Patagonia Argentina. 

La iglesia abre sus puertas los miércoles a las 20:30 para la reunión de oración. El Jueves para la reunión de oración a cargo de varones, Viernes día de oración a cargo de las mujeres, Sábado reunión de jóvenes y salón comedor y Domingos a las 08:30 para la Escuela Dominical, estudios bíblicos y 20:30 para culto de predicación, alabanza y adoración. A continuación algunas fotos. 

Temprano por la mañana, todos los domingos
se abren las puertas del Templo y los hermanos
comienzan a llegar

Previo a la Escuela Dominical
Se reúnen los padres de los alumnos
Asisten aproximadamente 70 niñas y niños
que son educados en las cosas del Señor
por maestras y maestros

Estudios bíblicos para jóvenes
A cargo del pastor Miguel Filipin y su esposa

El pastor Daniel Huenchul, sentado
oyendo a los pastores de visita Salinas y Ruiz
de la Unión Evangélica de Argentina

Un laosiano en la iglesia
Todavía no he aprendido a escribir su apellido
Hubo una fuerte migración laosiana en Patagonia
luego de la Guerra de Vietnam
En la actualidad, muchos de ellos viven en las provincias de
Buenos Aires y Misiones

Pastores Salinas y Ruiz
Unión Evangélica de Argentina

Parte de la congregación reunidos con los pastores Ruiz y Salinas
Sentados el pastor Huenchul y Filipin



martes, 29 de octubre de 2019

¿CÓMO PUEDE DIOS UTILIZAR LO IMPURO PARA PURIFICAR?




"Lo que Dios limpió, no lo llames tú común"
Hechos 10: 15 
Reina Valera 1960

En nuestro blog somos lectores del filósofo cristiano Craig. Ha participado en numerosos debates, presenta respuestas a objeciones difíciles, publicado libros y artículos y administra una website de donde tomamos este artículo. 

Un seguidor de Craig le pregunta sobre el uso de lo impuro para obtener purificación. Le parece contradictorio que lo impuro pueda colaborar para eliminar la impureza del pecado. Se nos ocurre que, de pronto, quien pregunta olvidó que todo en este mundo, se encuentra impuro por causa del pecado. De modo que, toquemos lo que toquemos, impurezas tocan nuestras manos y ven nuestros ojos. 

También ha dejado de recordar que, lo que parece imposible para el hombre, para un Dios Todopoderoso no lo es  y si el; en su infinita bondad y sabiduría; ha querido utilizar lo impuro para purificar, lo que resta es pedir con humildad el entendimiento suficiente para superar lo que nos parece controversial. 

El lector parece atrapado en un dilema legalista y la respuesta de Craig aclara algunas razones sobre el uso de lo impuro a la hora de limpiar el pecado del mundo.

_______________________________


"Soy Luca, de Bélgica (ya le envié un mensaje hace un par de semanas con respecto a la cosmología y me gustaría agradecerle su respuesta). Esta vez, mi pregunta trata con la pureza e impureza (limpios e inmundos) que encontramos en el libro de Levíticos, por ejemplo. Se me hace muy difícil comprender ese concepto.

Purificación: ¿Cómo puede ser que la misma cosa que hace a alguien impuro (sangre, cadáver, etc.) es también lo que le purifica (sangre de sacrificios)?

Expiación: ¿Por qué hay que ofrecer un sacrificio de expiación si la impureza no es pecado?

Además, parece que la impureza no puede estar en la presencia de Dios sin tener una consecuencia importante => la muerte de la persona impura que ha contaminado el santuario de Dios. (Levítico 15.31)

¡Pero a partir de esto, no puedo entender cómo eso estaba funcionando con Cristo! De hecho, Él era impuro por su nacimiento, y también por el contacto que tuvo con personas enfermas e incluso con personas muertas como Lázaro, pero la Biblia dice que Dios estaba en Su plenitud en Él [...] ¿No era Cristo ritualmente impuro y, por lo tanto, también tenía la necesidad de ser expiado? Pero ¿expiado, por qué? ¿Por sacrificios de animales? 

Yo pensaba que sólo había una imagen de la obra de Cristo, entonces ¿cómo pueden ellos expiar al Mesías? Además, si Cristo era físicamente impuro, ¿su sacrificio no debió haber sido rechazado por Dios?

No sé si he sido lo suficientemente claro con mis preguntas para que usted pueda entender los problemas que estoy teniendo. Déjeme saber qué piensa de todo esto. Tengo la esperanza de recibir alguna ayuda de su parte, la cual yo consideraré como un ejemplo para nosotros los cristianos". 

RESPUESTA DE DR. CRAIG


R
Si no hubiese sido por mi reciente estudio de la expiación de Cristo, Luca, la pregunta tuya fuera una que tuviera muy poco interés para mí. Pido a los lectores que sientan algo similar a tener paciencia conmigo en lo que abordo lo es, en realidad, una situación muy interesante.
1. "¿Cómo puede ser que la misma cosa que hace a alguien impuro (sangre, cadáver, etc.) es también lo que le purifica (sangre de sacrificios)?” Esta es una paradoja central en el sistema sacrificial en el Antiguo Testamento. Tocar un cadáver o sangre hacía que una persona fuera ritualmente impura. Por lo tanto, el mismo acto de sacrificio parecería hacer impuros a quien lo ofrece y a quien lo oficia, en lugar de puros. Incluso he escuchado a un erudito del Antiguo Testamento afirmar esta conclusión e inferir que las personas necesitan purificarse del acto de ofrecer sacrificio, lo cual parece una locura.
Me parece que lo que debe haber hecho que el sacrificio sea la excepción de la regla para los antiguos israelitas es que la sangre del animal sacrificado representa su vida, lo cual no es impuro y es ofrecido a Dios. “Porque la vida de toda criatura está en la sangre. Yo mismo se la he dado a ustedes sobre el altar, para que hagan propiciación por ustedes mismos, ya que la propiciación se hace por medio de la sangre” (Levítico 17.11). Es la vida del animal que se le ofrece a Dios. Mediante el rito de la colocación de la mano que sucedía en cada sacrificio de animal, el oferente se identificaba simbólicamente con el animal, el cual sufría el destino que el oferente merecía. La vida del animal es dada en lugar de la vida del oferente. (Una advertencia: aquellos que presionan estos tipos de argumentos a priori están operando bajo la suposición no trivial de que estas antiguas prácticas rituales eran completamente consistentes lógicamente).
2. "¿Por qué hay que ofrecer un sacrificio de expiación si la impureza no es pecado?" Tienes razón en que el ritual de la impureza no es equivalente a pecado. Pero los sacrificios se ofrecían para remover tanto el ritual de la impureza como el pecado. El judaísmo antiguo estaba profundamente moldeado por la distinción entre lo puro y lo impuro. ¡Solo piensa por un rato sobre sus elaboradas leyes sobre la comida! Esa distinción impregnó toda la vida y sirvió, creo yo, para hacer entender la santidad de Dios en las mentes de las personas. El sistema de sacrificio facilitó la yuxtaposición de un Dios santo con las personas que eran ritualmente impuras y pecaminosas. Algo que era moralmente neutral y, por lo tanto, no pecado, como la menstruación, podría volver a una persona ritualmente impura y muy necesitada de una limpieza sacrificial.
3. "¿No era Cristo ritualmente impuro y, por lo tanto, también tenía necesidad ser expiado?" Fue precisamente esa convicción la que condujo a la oposición de los líderes religiosos judíos contra Jesús. En particular, su práctica de comer con los inmorales e impuros, de recibir a las prostitutas y colaboradores de impuesto romanos, era profundamente ofensiva para las autoridades judías. Contemplando los estándares judíos, uno puede ver por qué. Pero en la perspectiva de Jesús, él no se contamina por el contacto con tales personas, sino que era todo lo contrario, [eso] les transmitía a ellos el perdón de Dios y la purificación. Teológicamente hablando, la divinidad de Cristo venció y expulsó el pecado y la impureza. Ésta es una maravillosa demostración de su deidad. Entonces, es obvio que el resto de tus inquietudes no se aplican. Cristo, al no ser contaminado, no tenía necesidad de ofrecer sacrificio para expiar algún pecado o impureza.

sábado, 8 de junio de 2019

EL ARREBATO de la IGLESIA (The Rapture)


Sol Menguante




¿Qué es el Arrebatamiento también llamado rapto?

(A Keren, que trata de entender...)




"He visitado algunas iglesias evangélicas donde me han hablado algo que  parece ciencia ficción. 

¿Qué me puede decir acerca del Arrebato?"

Por

Marc Pesaresi

En el Antiguo Testamento existen dos casos de arrebatos de  personas que fueron fieles a Dios. Uno fue Enoc (Génesis 5:24; Hebreos 11:5) quién desapareció “porque le llevó Dios”. Si bien podríamos inferir que Enoc pudo haber muerto en soledad porque nadie volvió a verlo, el libro de Hebreos aclara que no murió por causas naturales sino que fue llevado por Dios: “por la fe Enoc fue transpuesto (llevado al Cielo sin pasar por la muerte dice el Libro de la Nueva Alianza) para no ver muerte” (Reina Valera 1960).

Y el otro personaje que vivió la experiencia de la transposición fue el profeta  Elías. Su arrebato se lee en 2 Reyes 2:11. “Y aconteció que yendo ellos y hablando (Elías y Eliseo), he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino”. (Reina Valera 1960).

En el Nuevo Testamento, Cristo fue arrebatado en presencia de sus apóstoles (Hechos 1:9) donde ascendió a los cielos hasta perderse en nubes. En Hechos 8:39,40 se lee un curioso caso de arrebatamiento, pero sin desaparición física. Felipe, después de predicarle a un Etiope; funcionario de la Reina Candace y bautizarlo camino de Jerusalén a Gaza; el Espíritu del Señor lo arrebató para dejarlo en Azoto, a unos 15 km de distancia.

Posteriormente, el apóstol Pablo declaró refiriéndose a si mismo que fue arrebatado: “Conozco a un hombre en Cristo que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”. (2 Corintios 12:2-4 Reina Valera 1960).

Este mismo apóstol -mientras escribía a los Corintios sobre muerte y resurrección- afirma que los creyentes serán transpuestos el día de la segunda venida del Señor junto a los muertos en Cristo para ser llevados todos juntos, al Cielo. “Les voy a revelar un misterio. No todos vamos a morir, pero todos seremos transformados. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene la trompeta final –porque esto sucederá- los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados” (1 Corintios 15: 51, 52 El Libro de la Nueva Alianza).

También dice las Escrituras "Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza. ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él. Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, lo que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto. El  Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para así encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. Por lo tanto, anímense unos a otro con estas palabras". (1 Tesalonicenses 4:13-18 NVI)

En síntesis, quienes enseñan el arrebato declaran que: en los postreros días, cuando Cristo regrese en su segunda venida, habrá un arrebato de fieles de la Tierra al Cielo a la presencia del Señor; tanto los muertos en Cristo que resucitarán en este evento como los creyentes que estarán vivos -ambos grupos- transformados a semejanza de cómo Cristo resucitó de entre los muertos, serán traspuestos.

Una de las muchas ilustraciones del Arrebato 
Que se pueden encontrar en Internet.

¿De dónde viene la doctrina del arrebato?

De la misma Biblia. Algunos pasajes en las Escrituras se pueden considerar origen de esta enseñanza que ya era predicada en el siglo I de C. Por ejemplo: Pablo a los Corintios en el capítulo 15 acerca de la resurreción de los muertos que, a la llegada de Cristo, los que están vivos serán "transformados" en un abrir y cerrar de ojos.

51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.
53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.
55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?
56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley.
57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.
Luego, Pablo da más detalles de como será la resurrección en 1 Tesalonicenses 4:17-18.
Entonces, primero resucitarán los que murieron en Cristo. Después nosotros, los que aun vivamos, los que quedemos, seremos llevados con ellos a al cielo, sobre las nubes, al encuentro de Cristo, y así permaneceremos con el Señor para siempre. Consuélense mutuamente con estos pensamientos”. (El libro de la Nueva Alianza).
"Consuélense mutuamente con estos pensamientos" no es una frase menor. Va a contrapelo de lo que enseñan los que adhieren al Preterismo. Pablo afirma que Cristo resucitó, como ejemplo de la futura restauración de los fieles y que, al final de los tiempos, los fieles resucitaremos y los que aún estemos vivos a su llegada, seremos transformados para poder estar en la presencia definitiva del Señor.

Después agrega que esta resurrección en la segunda venida del Señor –precedida por una gran apostasía mundial de personas que darán la espalda a Dios (2 Tesalonicenses 2: 1-4)- estará acompañada por una transformación de los creyentes que estén vivos en ese momento, una modificación del cuerpo en gloria tal como Cristo tuvo después de su resurrección, cuando se le aparecía a los apóstoles antes de ascender a los cielos (Juan 20: 19-29). Un cuerpo revestido de incorruptibilidad, que si bien ocupa espacio, puede ingerir alimentos y ser visto y palpado como algo tangible (Lucas 24: 36-42).

Pablo enfatiza, ni bien resuciten los salvos, juntos con los transformados, serán llevados a las nubes donde Cristo estará aguardando a su iglesia. Esto es lo que, en las Escrituras, se llama las bodas del Codero. (Ver Apocalipsis 19:1-10).¿Se puede "espiritualizar" estos pasajes? Como poder, se puede. Pero no es lo correcto. Está más que claro que Pablo habla de un arrebato literal de creyentes y esto era enseñanza habitual en el Siglo I, de lo contrario la Didaché no se haría eco de la misma. Después de esto, Cristo y su Iglesia permanecerán fuera de la Tierra por siete años –según interpreta la escuela premilenial- tiempo que al finalizar, se producirá el regreso definitivo del Señor junto a su iglesia.

Según Apocalipsis 20: 4-7, durante el arrebato resucitarán los muertos en Cristo quienes, junto a los hallados vivos, serán transformados. En esta primera resurreción los que murieron sin Cristo permanecerán en las tumbas. Luego, Cristo regresa con su iglesia, encarcela a satanás y sus ángeles y habrá un juicio  para premiar a los que fueron fieles. "Y vi tronos  y se sentaron a juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección". (Reina Valera 1960).

¿Por qué primera resurrección? 

Porque primero resucitan los fieles según la Biblia porque haber sido comprados por la sangre del único cordero que quita el pecado del mundo y, posteriormente, los que se han perdido por no aceptar a Cristo como Señor y Salvador. Luego de mil años, los perdidos, se nos asegura, vuelven a la vida para enfrentar el juicio final. (Reinar con Cristo se debe interpretar como "convivir" a la vista del Salvador co administrando en las tareas celestiales).

Finalizado el periodo de mil años, satanás es vuelto a desatar por un poco de tiempo a la par que resucitan aquellos que no fueron cristianos. Finalmente Dios arroja al diablo al lago de fuego con todos sus seguidores y sobreviene el juicio del Trono Blanco donde se juzgará a todos los pecadores y naciones enteras (Apocalipsis 20:4-7;11-15) conforme a los registros de su maldad. Al final, Cristo reinará sobre una nueva creación desde una ciudad santa, edificada en los cielos y desde donde habrá de descender, que se llamara Nueva Jerusalén. (Ver Apocalipsis 21:1-27).

Por fuera de los libros canónicos, la gran apostasía ya era enseñada en el Siglo I d C., tal como se lee en la Didaché:
"XVI Porque en los últimos tiempos abundarán los falsos profetas y los corruptores, y las ovejas se transformarán en lobos, y el amor se cambiará en odio. Habiendo aumentado la iniquidad, crecerá el odio de unos contra otros, se perseguirán mutuamente y se entregarán unos a otros. Entonces es cuando el Seductor del mundo hará su aparición y titulándose el Hijo de Dios, hará señales y prodigios; la tierra le será entregada y cometerá tales maldades como no han sido vistas desde el principio".
El arrebato en la historia del cristianismo
El regreso de Cristo y el Reino Milenial

En la Epístola de Bernabé, donde su autor menciona el final de los tiempos.
Exhortación final: proximidad del fin de las cosas
XXI 1. Bueno es, por ende, que, aprendido que hayamos cuantas justificaciones del Señor quedan escritas, caminemos en ellas. Porque quien éstas cumpliere será glorificado en el reino de Dios; mas quien escogiere lo otro, perecerá con sus obras. De ahí la resurrección, de ahí la recompensa. 2. Si tomáis de mí algún consejo de buena sentencia, yo suplico a los preeminentes: Tened entre vosotros a quienes hagáis el bien. No lo omitáis. 3. Cerca está el día en que todo perecerá juntamente con el maligno. Cerca está el Señor y su galardón.
Este tratado en griego arribó a nuestros días preservado en el Codex Sinaiticus del siglo IV. Tradicionalmente es atribuida a Bernabé, el colaborador y compañero del apóstol Pablo sin descartar que algún cristiano desconocido bien que pudo haberlo escrito. Como bien se lee, Bernabé esperaba la llegada de Jesús de modo literal tal como enseña Hechos 1:6-11.
Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?
Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad;
pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.
10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
En síntesis, dos varones con vestiduras blancas -ángeles- declararon que Cristo regresaría tal como había sido visto partir. De modo que cabe preguntar: ¿qué duda caben que la Parousía sera de un modo que todo ojo la verá?

De regreso a la didaché, escrita en el Siglo I, se menciona un periodo de tribulación con prodigios en los cielos y grandes señales que indicarán el final de la dispensación de la gracia. El documento vierte:

"XVI. Velad por vuestra vida; procurando que estén ceñidos vuestros lomos y vuestras lámparas encendidas, y estad dispuestos, porque no sabéis la hora en que vendrá el Señor. Reuníos a menudo para buscar lo que convenga a vuestras almas, porque de nada os servirá el tiempo que habéis profesado la fe, si no fuéreis hallados perfectos el último día.
Porque en los últimos tiempos abundarán los falsos profetas y los corruptores, y las ovejas se transformarán en lobos, y el amor se cambiará en odio.
Habiendo aumentado la iniquidad, crecerá el odio de unos contra otros, se perseguirán mutuamente y se entregarán unos a otros. Entonces es cuando el Seductor del mundo hará su aparición y titulándose el Hijo de Dios, hará señales y prodigios; la tierra le será entregada y cometerá tales maldades como no han sido vistas desde el principio. Los humanos serán sometidos a la prueba del fuego; muchos perecerán escandalizados; pero los que perseverarán en la fe, serán salvos de esta maldición.
Entonces aparecerán las señales de la verdad. Primeramente será desplegada la señal en el cielo, después la de la trompeta, y en tercer lugar la resurrección de los muertos, según se ha dicho: «El Señor vendrá con todos sus santos» ¡Entonces el mundo verá al Señor viniendo en las nubes del cielo!".
Primero, un aumento de gran maldad como no se ha visto desde el principio. Recuerde el lector: la Biblia afirma que el diluvio de Génesis llegó precisamente, por la maldad de las razas prediluvianas. Se repite el escenario. La maldad del hombre justifica una intervención de Dios en los asuntos terrenales de modo contundente.

Segundo, en un contexto de maldad exasperante, hace su aparición un seductor maligno, que se habrá de titular Hijo de Dios reafirmando su falsa condición con "falsas señales y prodigios". Si estos portentos son de naturaleza espiritual o científica aún está por verse. Este falso mesías usará su poder para dominar entre los gobiernos del mundo.

Tercero, luego de un tiempo de dominio de la maldad, llega el Señor tal como estaba previsto.

Cuarto. Se infiere por lo que dice el texto, que los primeros cristianos creían que la llegada del Señor sería audible y visible para los oídos y ojos humanos. Esto va contra la idea de un rapto secreto. Cuando Jesús regrese quizás sea su llegada más silenciosa de lo imaginado pero de ningún modo, secreta.


En el siglo II hubo debate sobre milenarismo

A 100 años de la partida de Jesús ya había suficiente discrepancia entre los cristianos no tanto sobre la llegada de Cristo sino acerca del mileno.  Algunos pensaban que sería un reino literal y otros no.¿Cómo lo sabemos? Porque el milenio, que se menciona Apocalipsis 20:4-7, fue rechazado por los gnósticos. En Asia Menor, por ejemplo, un grupo llamado Alogi rechazaron el milenarismo bajo el argumento que el Apocalipsis de Juan era obra de Cerinto, enemigo de la verdad.

Orígenes de Alejandría -que siempre tuvo tendencias hacia la herejía- atacó al milenarismo alegorizando el pasaje de la Biblia donde se lo menciona. Gracias a su influencia, pronto esta doctrina fue desapareciendo sobre todo entre las iglesias orientales. De modo que la enseñanza del regreso de Cristo en el futuro de un modo "literal" fue quedando relegada al calor de las disputas entre adherentes y contrarios al milenarismo. Aún así, algunos milenaristas quedaron y continuaron enseñando que Cristo regresaba y reinaría mil años.

Nepos, obispo en Egipto, fue uno de ellos: criticó el alegorismo de Orígenes con tanto éxito que ganó muchos simpatizantes. Pero, ante la amenza de una brutal desunión por causa escatológica, Dionisio, obispo de Alejandría, se esforzó en preservar la unidad con diálogos y amonestaciones y los milenaristas abandonaron sus opiniones según afirma Eusebio en "Historia. Ecclesiástica.", VII, 14. 

Un tal Dionisio trató en sus prédicas contra el milenio pero, no convenció a todos los milenaristas puesto que al tiempo, Metodio; obispo de Olimpo, uno de los principales oponentes de Orígenes a comienzos del siglo IV; apoyó el milenarismo en su Symposion (IX, 1, 5). 

En el siglo IV el milenarismo siguió siendo predicado por Apolinario, obispo de Laodicea y fundador del apolinarismo. Sus escritos en esta materia están perdidos pero, San Basilio de Cesarea (Epist. CCLXIII, 4), San Epifanio (Haeres. LXX, 36) y San Jerónimo (In Isai. XVIII) testifican que él fue un milenarista. Jerónimo informa también,  que muchos cristianos de aquellos tiempos compartían las mismas creencias; pero después de ello, el milenarismo no encontró ningún defensor entre los teólogos de la Iglesia Griega. De modo que, todo aquel que argumenta que la idea del milenio es relativamente nueva, se enfrenta con la historia antigua de la iglesia. Sí hubo debates sobre el milenarismo en la iglesia primitiva.

En Occidente, por el contrario, las expectativas milenaristas continuaron algunos siglos más. Así el poeta Comodiano (Instrucciones, 41, 42, 44) y Lactancio (Instituciones, VII), describieron el reino milenario con profusión de palabras. Por supuesto, no faltó tampoco en estos tiempos, otro nuevo opositor. Jerónimo le cayó encima la tarea de procurar "desmontar" al milenarismo. Lo llamativo de esta época es que Ambrosio, enseñó  la doble resurrección. Primero los justos, luego los malvados.

Abandono y resurgimiento del milenarismo

Como vemos, la creencia en el retorno de Cristo viniendo en las nubes y que todo el mundo lo vera literalmente y no con "ojos" espirituales como enseñan algunos en la actualidad y la instauración de un reino milenial, se mantuvo como una doctrina más de la cristiandad por muchos años. Entonces ¿por qué se la dejó de enseñar? El culpable de este abandono parece haber sido Agustín de Hipona.

Agustín fue por un tiempo, como el mismo testifica (De Civitate Dei, XX, 7), defensor del milenarismo; Pero, al  aceptar la doctrina de sólo una resurrección universal y un juicio final se despidió doctrina. Finalmente se convenció que no habría un milenio. 

Alegorizando el capítulo 20 de Apocalipsis, Agustín pasará a explicar a la  primera resurrección, como el  renacimiento espiritual en el bautismo;  el número mil como síntesis de la perfección y el reino milenial, lejos de ser un reino en el futuro con Cristo reinando literalmente, lo aplicó al reinado de la iglesia. (De Civitate Dei, XX 5-7). Esta explicación  fue adoptada por los teólogos occidentales que lo sucedieron, y el milenarismo en su forma original no recibió más apoyo. Cualquiera que fuera a favor del reino milenial arriesgaba algo más que el cargo eclesiástico. Dado que a la jerarquía católica le convino ser identificada con el Reino Milenial donde Cristo reina a través de sus vicarios, nadie podía ir en contra de esta interpretación.

En la Edad Media hubo poco milenarismo. Solo trabajaron en el tema Joaquín de Fiore y los franciscanos. El resto de la erudicción católica permaneció ignorante a esta enseñanza que sería retomada durante la reforma protestante.

La Reforma

En el siglo XVI, durante el protestantismo y gracias a la libertad de interpretación que se logró al separarse parte del cristianismo del mandato papal, hubo un renacimiento del milenarismo sobre todo entre los  anabaptistas. Ellos creían en una nueva y dorada edad bajo el cetro de Cristo, luego del derrocamiento del papado y de los imperios seculares.

Lamentablemente esta gente tuvo comportamiento radicales. En 1534 los anabaptistas se hallaban centralizados en Münster (Westfalia) donde fundaron el nuevo Reino de Zion. Allí prosperaron pero se desviaron hacia un radicalismo superlativo que los llevó a cometer muchas tropelías, tantas, que los mismos protestantes se escandalizaron. Fueron repudiados tanto por la Confesión de Augsberg (art. 17) como por la Helvética (ch. 11) y con estos repudios, el milenarismo volvió a menguar a punto tal que desapareció de las doctrinas luteranas y reformadas.

Sin embargo, los siglos XVII y XVIII volvió a renacer el milenarismo con fuerza: en Alemania, donde los Hermanos Bohemios y Moravos (Comenius) inspiraron otros estudios en Francia; Pierre Jurien (L'Accomplissement des Propheties, 1686) y  en Inglaterra, en época de Cromwell, los Independientes y Jane Leade. También el pietismo de esos días adhirió al milenarismo. 

Posteriormente aparecieron en Alemania defensores de la doctrina. I.A. Bengel y su discípulo Crusio; David Rothe, Thiersch, Lange y muchos más. El milenarismo parecía ser una doctrina destinada a provocar disturbios debido a que tenía la particularidad de ser adoptada por radicales como los Irvingitas, Mormones, Adventistas, etc. Quizás esto explique el rechazo moderno a la doctrina por parte de numerosos teólogos, pastores y creyentes.

 El resurgimiento del milenarismo en el catolicismo
y su influencia en el protestantismo del siglo XIX

El milenarismo, debido a la oposición Papal,  no tuvo divulgación popular durante la Edad Media debiendo esperar hasta la Edad Moderna para revitalizarse como tema de estudio. El jesuita Francisco de Ribera fue uno de los primeos en volver a ocuparse del tema en 1580 ( Escribió una interpretación profética del  Apocalipsis, en la que entremezcló milenarismo con historia y futurología). De Ribera escribió que el  anticristo reinará durante los últimos tres años y medio al final de los tiempos. Posteriormente, Daniel Whitby en 1703 y el chileno Manuel Lacunza y Díaz en 1790 se interesaron en la doctrina.

Daniel Whitby
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons

Lacunza y Díaz  escribió un folleto titulado Anónimo Milenario que distribuyo en Sudamérica hasta que, denunciado en Buenos Aires por sospechoso de herejía, tuvo que cesar sus prédicas al interesar sus ideas nada menos que a la Inquisición. Más tarde, ya radicado definitivamente en Imola, Italia, lugar donde se congregaron muchos jesuitas chilenos, escribió tres tomos de su obra La venida del Mesías en Gloria y Majestad, que fue publicada póstumamente en Cádiz con el seudónimo Juan Josafat.

La obra de Lacunza fue conocida en Argentina en parte, gracias a que el ilustrado General Manuel Belgrano; uno de los padres de la Patria de la nación Sudamericana, apoyó su divulgación  porque era católico y creyente en la segunda venida de Cristo. A este importante trabajo teológico, el Vaticano lo ubicó desacertadamente en 1824,  en su Índice de Libros Prohibidos.

Lacunza y Díaz
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons

Lacunza, perseguido por sus ideas, interpretó por primera vez, que Cristo no regresa una vez sino dos. La primera no pisa la Tierra por estar contaminada por el pecado. En la segunda oportunidad, regresa con todo su poderío para reinar eternamente. Lejos estaba el hombre de imaginar, que sus ideas impregnarían parte del acervo evangélico hasta nuestros días.

 La Venida del Mesías en Gloria y Magestad
por
Juan Josaphat Ben-Ezra, seudónimo de Lacunza
Para acceder a este importante trabajo, click AQUÍ.

Complicó a Lacunza su relación con el Vaticano, su afirmación que; previo a la venida del Señor; habría una apostasía generalizada. Cuando sus superiores se enteraron de esto, la indignación fue inconmensurable. ¿Cómo alguien se atrevía a declarar, el fracaso de la obra de la Santa Iglesia Católica?

0Imposible una "apostasía" ya que la iglesia "avanzaba" existosa en la evangelización del mundo. Por el contrario, aceptar una apostasía implicaba que la iglesia fracasaba. Para la mentalidad eclesiástica de la época, esta interpretación no era más que una herejía.En efecto, afirmar que habría apostasía era lo mismo que decir, que todo cuanto el catolicismo hizo para la gloria de Dios, tarde o temprano desembocaría en el fracaso.

Lacunza interpretó como fin del mundo la resurrección de los muertos, el juicio final y dio los primeros pasos para afirmar la transposición de las personas a fin de permitir que lo corruptible se revista de incorruptibilidad y así subsistir eternamente en el Reino de Dios. Aún fue más allá y declaró que habría sobre la Tierra un reino literal de mil años donde el Cordero prepararía a sus fieles para entrar en la eternidad en la nueva creación.

¿Cómo pasaron estas ideas al mundo evangélico?

Hacía principios del siglo XIX existía un grupo de católicos separados de Roma quienes habían formado una religión llamada Iglesia Católica Apostólica de Inglaterra. Sus miembros, se aglutinaban en torno a las enseñanzas del teólogo escocés Edward Irving (1792-1834) para quien -la segunda venida de Cristo- era un tema capital.

Edward Irving
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons

Este grupo poseía los ornamentos y ritos de las iglesias, católica, griega y anglicana, hacían misa al estilo romano, conservaron los siete sacramentos tradicionales y eran liderados por un Colegio de Apóstoles no mayor a seis individuos. Lograron expandirse por Holanda, Alemania y Estados Unidos antes de decaer como grupo religioso importante.

Irving descubrió los escritos de Lacunza a los cuales estudio detenidamente llegando a la conclusión que el jesuita estaba en lo correcto. De inmediato hizo suyo tales pensamientos. Para entender mejor el trabajo del jesuita, estudio el castellano hasta dominarlo a la perfección. Finalmente, en 1827 publicó una traducción bajo el título The Coming of the Messiah donde divulgó en Inglaterra, las interpretaciones del sudamericano.Este libro fue pasando de manos en manos, hasta llegar a John Nelson Darby (1800-1882) ahijado del héroe naval Lord Nelson.

John Nelson Darby
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons

Darby militó formalmente en la Iglesia de Irlanda hasta que topó con la obra de Irving cuya lectura le produjo un importante impacto teológico. Hacia 1830 halló un grupo de cristianos interconfesionales que se congregaban a partir el pan –el equivalente a tomar la ostia en el catolicismo- tal como Cristo ordenara. Simpatizó con las ideas y actitudes de estas personas y sumo su persona a las reuniones.

En 1833, este grupo había crecido mucho y sus miembros comenzaron a identificarse como una asamblea Cristiana. A medida que viajaban y fundaban nuevas comunidades en Irlanda e Inglaterra, formaron el movimiento conocido como los Hermanos de Plymouth. Tomada la desición de separarse por completo de toda influencia católica y anglicana, se constituyeron en una iglesia de tendencia evangélica. (En Argentina, los Hermanos Libres).

Darby realizó varios viajes misioneros a Estados Unidos y acerca de su influencia Wikipedia informa:
Darby es reconocido en el mundo teológico como el padre del Dispensacionalismo, enseñanza hecha popular en Estados Unidos por Cyrus Scofield en su "Biblia Anotada de Scofield". Igualmente, se encargó de proclamar la teoría del "misterio del rapto", según la cual Cristo arrebatará repentinamente de este mundo a Su novia, la Iglesia, antes de que sobrevengan los juicios de la Tribulación. Las creencias de los dispensacionalistas sobre la restauración de los judíos y el establecimiento del reinado de Israel los ubican en un lugar prominente del Sionismo cristiano; este grupo de creyentes sostiene que "Dios puede obrar en Israel de nuevo", creencia que sustentan en su interpretación de las profecías del Antiguo Testamento. También afirman que en los propósitos de Dios, su plan de bendecir a Israel no se ha olvidado, sino que así como en la actualidad se está mostrando un favor inmerecido hacia la Iglesia, de igual forma se levantará un remanente de Israel, en el cual se dará cumplimiento a todas las promesas dadas a la descendencia de Abraham".
Es por esta razón, dicen algunos, que hasta el día de la fecha,  el estado de Israel sobrevive gracias a la ayuda que reciben de los evangélicos dispensacionalistas para quienes, la supervivencia de los hebreos es una orden de Dios. Actualmente la creencia en un arrebato de la iglesia se ha instalado en la mayoría de las iglesias cristianas evangélicas.

El arrebato en las creencias actuales

Existen cuatro movimientos principales con sus propias exégesis,acerca de la Venida de Jesús en el futuro, los cuales muchas veces se entremezclan aún, dentro de una misma denominación evangélica.

1- Amilenialismo: Compartido por la Iglesia Católica Apostólica y Romana con algunas importantes iglesias protestantes sobre todo europeas, sostiene que Cristo regresa de manera simbólica y niegan el arrebatamiento y un reinado literal de Jesús de mil años en la tierra.(Milenarismo). Algunos milenialistas enrolados en el protestantismo, si creen que Cristo regresará de manera literal.

2- Pre Mileniales: La gran mayoría de las iglesias evangélicas de las Tres Américas aceptan esta creencia, donde se explica que Cristo regresa, arrebata a sus fieles, asciende a los cielos por 7 años y regresa para instaurar un milenio de paz, previo al juicio final del Trono Blanco e ingreso a la Eternidad en una Tierra y Cielos nuevos. Dentro de esta corriente de interpretación teológica están:

2.1- Post-Tribulacionales para quienes la Segunda Venida de Jesús debe producirse tras la manifestación del Anticristo y que la Iglesia será arrebatada despues de pasar por la última persecución (Gran Tribulación). Esta doctrina enseñada por escritores padres de la iglesia y los Reformadores protestantes de la Edad Media.

2.2- Pre-Tribulacionales quienes piensan en un arrebatamiento (anterior a la manifestación del Anticristo y a la Gran tribulación) donde habrá caos en la tierra durante 7 años (3 años y medio de falsa paz y 3 años y medio de guerras), con el gobierno del Anticristo (líder político mundial), del Falso profeta (l[íder religioso ecuménico]cita requerida) y de la Bestia (el dios de la religión del futuro). Ese período se llama la Gran Tribulación. Esta doctrina es la que aceptan la mayoría de los Pre-mileniales.

3. - Postmileniales quienes creen que la Primera Venida de Cristo y las conquistas del Evangelio a lo largo y ancho del mundo ataron a satanás definitivamente y el mundo lentamente va ingresando a una edad de oro espiritual gracias al ministerio cristiano. Sostienen que Cristo solo tendrá que venir a introducir a la humanidad en la eternidad y que el término de mil años, no debe ser interpretado literalmente, dado que significa un "tiempo" muy largo. La iglesia católica sostiene este punto de vista con algunas variantes que difieren de los protestantes postmilenialistas.

4.- El Preterismo, que  considera las profecías "futuras" cumplidas en el primer siglo, enfocándose en los eventos que sucedieron durante la persecución de Nerón, la guerra de los Judíos con Roma  y la destrucción del Templo en Jerusalén. La palabra "preterismo" está basada en el Latín "praeteritus," que significa "pasado". El diccionario Wordnet de la Universidad de Princeton define "Preterista" como: un teólogo que cree que las profecías del Apocalipsis de las Escrituras han sido cumplidas. Al Preterismo también se le llama usualmente como Escatología de Pacto o Profecía Cumplida.

Versículos pro arrebato de la Iglesia

Génesis 5:24 " Caminó pues, Enoc con Dios y desapareció, porque le llevó Dios".

Hebreos 11:5 "Por la fe Enoc fue transpuesto parano ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios".


Hechos 8:39,40 "Cuando subieron al agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino".


2 Reyes 2:11 "Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos;  Elías subió al cielo en un torbellino".


2 Tesalonicenses 2:1.4 "Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, no os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor esta cerca. Nadie os engañe de ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cuál se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios y es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios".


Juan 20:19.29 "Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo a los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.  Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos:: al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego le dijo a Tomas: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has vistos, Tomás creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron".


Lucas 24:36.42 "Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que tengo. Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. Y como todavía ellos, de gozo, no le creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿tenéis aquí algo de comer? Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel".


1 Corintios 15:51,52 "He aquí, os digo un misterio; no todos dormiremos; pero todos seremos transformados".


Apocalipsis 20:4-7; 11-15 "Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir, hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte de la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. Y cuando los mil años se cumplan, Satanás sera suelto de su prisión".




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...