miércoles, 27 de agosto de 2014

CRISTIANOS EVANGÉLICOS ¿CONTRARIOS A LA CIENCIA?


¿Es cierto que no nos interesa el cuidado del Medio Ambiente?

Por
Marc Pesaresi

Anoche me entretuve leyendo un artículo de Dave Pruett (1) (autor de Reason and Wonder. A Copernican Revolution in Science and Spirit) en Huff Post The blog, escrito  donde no evita quejarse amargamente que la ciencia ha perdido la batalla por las "mentes y los corazones" de los contribuyentes norteamericanos. El contexto del artículo habla del cambio climático y las interferencias religiosas en el asunto. 

Cuando finalicé la lectura suspiré fastidiado: -¿Otra vez lo mismo? -me pregunté con un regusto amargo en la boca. ¿Por qué será que, por más que muchos cristianos evangélicos se esfuercen en los laboratorios, siempre aparece alguno reluciendo nuestra presunta ignorancia científica, nuestra oposición a la actividad cientifica, como si esta fuera una verdad absoluta contra la cual se estrellan argumentos  en contra o, lo que es peor, como si todos los evangélicos pensáramos lo mismo? refunfuñe en mis pensamientos.

Volví a leer el artículo dos veces más y fue entonces cuando me di cuenta que Pruett lo que reclama es un mayor compromiso de las iglesias evangélicas en el cuidado y preservación del medio ambiente.

"Calcinante"
Foto
Marc Pesaresi

Los evangélicos 
¿descreen en el calentamiento global?

El artículo When Faith and Facts Collide puede ser consultado en inglés clickando aquí. No es tan solo catarsis de parte de Pruett que brota del desencando de ver a muchos líderes  cristianos hacer en su opinión, caso omiso a los esfuerzos de muchos científicos por convencer que la Tierra esta calentándose más allá de lo conveniente; sino genuina preocupación por el bienestar del único mundo, conocido hasta la fecha, donde existe vida. 

Dice Pruett: "la mayoría de los científicos que conozco quieren salvar al planeta; (...) Sin embargo, a pesar de la dedicación, de los conocimientos aportados, del fuerte trabajo intelectual; a pesar incluso de las mejores intenciones de los científicos del clima, la ciencia ha perdido la batalla por los corazones y las mentes de los estadounidenses. La desinformación y las creencias "calcificadas" han prevalecido sobre los hechos y la razón". 

Pruett no puede aceptar que, miles de creyentes sean refractarios a las advertencias de calentamiento global que emite la ciencia que estudia el fenómeno. En sus palabras dice que, "el grupo mas escéptico a las afirmaciones científicas es el conservador evangélico". Por fortuna, un poco más adelante dice encontrar algún eco favorable entre los cristianos aferrados a sus principios. Escribe Pruett con cierta luz de esperanza en sus ojos: 
"El cambio climático es mucho más que una cuestión científica; es un tema profundamente moral y espiritual. Irónicamente, en vez del científico, podría ser el fiel o creyente, el encargado de cambiar el rumbo de los acontecimientos que la ciencia no ha podido conseguir. 

En la mañana del domingo 28 de abril de 2013 el ambientalista Bill McKibben predicó un sermón titulado "La Burla de Dios" en un reciento lleno de gente en la histórica Iglesia de Riverside en la ciudad de Nueva York. Me di cuenta de un cambio de dirección notable; fue este sermón, el equivalente del discurso de poder y persuación moral de Martin Luther King "Más allá de Vietnam" de 1967 también pronunciado en la iglesia de Riverside. Afortunadamente, tales apelaciones a nuestros instintos morales no han caído en saco roto. Muchas denominaciones protestantes de los EE.UU están tomando iniciativas para abordar el cambio climático. 

Algunas de estas iglesias son la Metodista Unida, la Iglesia Prebisteriana y la Iglesia Evangélica Luterana en América. Del lado católico, el Papa Francisco está exhortando fuertemente a los fieles para comportarse como "protectores de la Creación, protectores del Plan de Dios escrito en la naturaleza; protegiendo la creación nos pretegemos unos a otros y al medio ambiente" ha dicho Francisco. Incluso el ex arzobispo anglican Desmond Tutu pide acciones directas a favor del cuidado medioambiental. "Las personas de conciencia tienen que romper sus vínculos con las empresas que financian la injusticia del cambio climático".
El mes pasado, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), que representa la mitad de mil millones de cristianos, siguió el consejo de Tutu exhortando a los fieles a consumir con cuidado. Incluso entre los cristianos evangélicos, el colectivo más resistente a aceptar los cambios propuestos por los científicos, se comienza a vislumbrar un movimiento que exhorta al cuidado de la Creación.
En el sitio web de la Red Evangélica Ambiental, se ha publicado que el descuido del medio ambiente es un problema moral. Allí se alienta a los cristianos a luchar a favor de la vida presionando a congresistas con el fin de conseguir leyes más justas que protejan el medio ambiente.
Otro ejemplo lo constituye la Sociedad Religiosa de los Amigos -de raíz cuáquera- quien con 360.000 mil miembros en todo el mundo, ha comenzado a instruir a los fieles a tener un compromiso mayor por el cuidado del medio ambiente.
El domingo 10 de agosto, un pequeño grupo de Cuáqueros de Virginia aprobaron realizar un minuto de silencio a favor de concientizar a las personas sobre los prejuicios del cambio climático. Si bien esta iniciativa parece ser un grito en el desierto, no estamos solos. A esta voz solitaria de los cuáqueros piadosos sumamos los gritos de la ciencia, de otras comunidades de fe, de los millones de jóvenes cuyo futuro esta en peligro y del público en general.
Nos hemos dado cuenta que la desinformación esta confundiendo a las personas. Los políticos están en deuda con los intereses de la comunidad, a tal punto, que han dejado de representar en muchos casos, a quienes los han elegido. Confiamos que la verdad sobre el cambio climático saldrá a la luz".

EL ámbito protestante es tan vasto como una constelación

Dentro se pueden encontrar personas que solo aceptan un "la letra mata mas el Espíritu vivifica" hasta moderados liberales para quienes el método científico es el mejor medio para probar existencia de Dios y de paso, atisbar la obra del Creador en sus mínimos detalles. Todo esto sin olvidar los protestantes tradicionales para quien hacer ciencia no es un incordio puesto que el saber científico acompaña o complementa al conocimiento proporcionado por la teología. (2)

David Pruett
Foto

¿Qué significa "mentes y corazones"? 

Es un término muy utilizado en el ámbito militar. Por ejemplo, cuando los Estados Unidos invadieron Vietnam, procuraron con gestos amables, ganar la confianza y el apoyo de los ciudadanos locales. Se les proporcionó cierta seguridad, libertad de comerciar, estudiar, un poco de medicina, etc. 

Sin embargo, la gente siguió reacia a tolerar la presencia norteamericana por múltiples razones. La más fuerte de todas, que los vietnamitas, aún concientes del peligro que representaba para sus vidas el  ateísmo comunista, deseaban más que nada, que nadie se metiera en sus asuntos. 

Al menos le Vietcong y el EVN eran vitnamitas que hablaban un mismo idioma. Pero los norteamericanos ¿qué hacían ocupando el país y destruyéndolo  todo con su moral desquiciada por vicios y malas costumbres y bombardeos y mantanzas indiscriminadas? 

Muchos científicos obran de modo parecido. Con sus descubrimientos encandilan las mentes de los cristianos pero cuando abren la boca para hablar desde el cientificismo ateo, la embarran. ¿Cómo puede apoyar un creyente la obra de un científico que niega que Dios es el Creador?

Hearts & Minds
Mentes y corazones
"Entregas un arma, te llevas mucho dinero"
Poster que pondera la entrega de armas a cambio de dinero
Durante una campaña por las mentes y corazones de las personas
en Vietnam del Sur a mediados de los años 60
La campaña fracasó estrepitosamente
Los vietnamitas lucharon por ser quienes ellos eligieron ser

 Las campañas de Mentes y Corazones en la guerra de Vietnam
fueron afectadas por el daño colateral que victimizaba civiles
Muchos científicos  quieren que aceptemos sus principios ateos
Sin tener en cuenta el daño que tal acción provocaría
a nuestras creencias particulares

Los evangélicos difíciles de convencer

Pruett dice que la ciencia no ha logrado convencer de su utilidad al grueso de los fieles evangélicos. Y enumera una serie de razones que más que causas, son solo quejas de un científico preocupado. 

Pruett se queja que el grueso de los evangélicos no creen que el cambio climático en verdad este ocurriendo. Cita estadísticas de Religion New Service (quien a su vez las replicó de una encuesta realizada por  The Associated Press) para argumentar sus palabras. Por ejemplo:
  • El 51 por ciento de los adultos estadounidenses en general (incluyendo el 77 por ciento de personas que dicen que son nacidos de nuevo o evangélica) tiene poca o ninguna confianza que "el universo comenzó hace 13,8 mil millones años con una gran explosión."
  • 42 por ciento en general (76 por ciento de los evangélicos) dudan de que "la vida en la Tierra, incluyendo a los seres humanos, se desarrolló a través de un proceso de selección natural."
  • 37 por ciento en general (58 por ciento de los evangélicos) duda de que la temperatura de la Tierra está aumentando "sobre todo debido a los gases de invernadero que atrapan el calor por el hombre."
  • 36 por ciento en general (56 por ciento de los evangélicos) duda de "la Tierra es de 4,5 mil millones de años." (3)
Para Pruett, estos datos son devastadores. Se da cuenta que la ciencia ha perdido la batalla por alcanzar a las masas, muchos de cuyos integrantes al pagar impuestos, financian cientos de investigaciones. 

¿Por qué la ciencia no penetra la mente de los cristianos conservadores?

Ensayaré una respuesta. La ciencia dice ser imparcial. Solo la motiva el encontrar soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas investigando el entorno que rodea al Ser Humano. Valiéndose del método científico, todo puede ser estudiado, entendido y luego explicado. Si esto es así ¿adónde está lo malo en la ciencia que pocos cristianos la quieren aceptar? ¿Es verdad que la ciencia es imparcial? 

La ciencia sí, pero los científicos NO y acá esta el nudo gordiano que nadie puede desatar; la ligadura que induce desconfianza. Lo maligno de la ciencia que despierta rechazos de parte del fundamentalismo cristiano está en el dogmatismo filosófico ateo al que adhieren muchos científicos y no el método. 

Ahí esta la razón por la cual millones de creyentes jamás la verán como algo en que confiar. Muchos de estos científicos "predican" ateísmo científico. Si la ciencia fuera solo ciencia y no procuraran algunos de sus científicos imponer de prepo la ideología cientificista que niega lo sobrenatural y atenta contra la creencia en un Dios tutelar; si solo se limitaran a hacer su trabajo y nada más; entonces quizás  millones de cristianos estarían dispuestos abrir plenamente sus corazones.

Una verdadera campaña por las mentes y corazones de los cristianos fundamentalistas debería contemplar, en primer término, el derecho a creer en un Dios creador de todas las cosas. Si no se respeta las creencias fundamentales, que nadie espere que, ninguneando el derecho humano a tener fe en un Dios intangible, logre apoyo irrestricto en una comunidad nacida de nuevo. ¿Acaso Pruett no aprendió nada de la historia de lo ocurrido en Vietnam? La gente quiere creer y ser,  en lo que quiere ser y creer.

Los cristianos no estamos en contra de la ciencia

Millones de evangélicos apoyamos el progreso científico siempre y cuando este relacionado con una mejoría de las condiciones de vida tanto humanas como animal. Lo que si rechazamos de plano, es la pretención de ALGUNOS científicos que procuran imponer el dogma del cientificismo ateo basado en vanas filosofías. 

La teoría sobre el Calentamiento Global esta viciada de controversias nacidas en el fragor de disputas por teorías, antagonismos y celos profesionales, que afectan a muchos científicos. Algunos de estas personas, haciendo caso omiso a la ética que rige a la misma ciencia incluso se niega a dialogar en discrepancia con sus pares, enfrentándose unos a otros en una lucha por las ideas que llegan a niveles muy bajos de intercambio verbal. 

Frente a este panorama, no es de extrañar que los cristianos, confiados en la provisión y el cuidado de Dios, se niegen a tomar partido. Simplemente van a seguir viviendo sus vidas normalmente, hasta que Dios disponga lo contrario. 

Esto no significa que no estemos preocupados por los males del planeta. Reconocemos que Dios creo esta Tierra y somos mayordomos de la Creación y nos duele ver un jardín tan bello, todo estropeado por la avaricia de muchos hombres y mujeres de mala voluntad. Pero no por esto vamos a permitir que nos gane el miedo hasta perder el sueño. Sabemos que estas cosas habrían de acontecer y confiados en las promesas de Jesús, esperamos nuestra redención y una Tierra con cielos nuevos.

Hace dos mil años el apóstol Pablo nos advirtió : "Tengan cuidado. No presten atención a los que quieren engañarlos con ideas y razonamientos que parecen contener sabiduría, pero que sólo son enseñanzas humanas. Esta gente obedece a los espíritus poderosos de este mundo, y no a Cristo". (Colosenses 2:8). Dios Creó no es solo un grito perdido en el mar. Es una declaración de fe.

Quizás un poco de humildad de parte de los cientificistas ateos o agnósticos que hacen ciencia, convendría para limar las asperezas. Una demostración de que pueden hacer ciencia sin necesidad de imponer al resto  puntos de vista que repugnen sus conciencias. Convengamos que, cuando vamos al colegio, de prepo nos meten el darwinismo en la cabeza sin siquiera informarnos que es una filosofía que va contra todo lo que creemos y con prepotencia no aceptamos nada. 

Así como el ateo no acepta que le impongan religiones sobrenaturales, tampoco nosotros aceptaremos que nos impongan ideologías que, amparándose en el término ciencia, inducen a descreer de la existencia de Dios. 

Muchos científicos no creen en el calentamiento global

En cuanto al calentamiento global, es cierto que la actividad humana esta modificando los patrones climáticos la mayoría de los cuales, siguen desconocidos para la ciencia. Pero también es verdad que no solo el hombre tiene culpa en este problema, sino que  otros factores influyen: por ejemplo, la actividad solar. (El lector puede consultar una website contraria al calentamiento global clickando AQUÍ) (4)

Los cristianos evangélicos aceptamos el cambio climático

Por tal razón, se ha convenido en consagrar un día al año, para orar por Creación independientemente del día Mundial del Medio Ambiente establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas a celebrarse a partir de 1973, el 5 de junio de cada año. 

Aceptamos lo que dicen los científicos sin descuidar el detalle que mucho de lo que informan son teorias en constante modificación por el aporte de nuevos descubrimientos y esto lo sabemos porque muchos hombres y mujeres que hacen ciencia son cristianos. (Ver aquí una lista parcial sobre científicos cristianos). 

Recuerdo a los lectores que, el primero en declarar que habría grandes cambios climáticos fue el mismo Señor Jesucristo. Solo basta leer el libro de Apocalipsis para acceder a la profecía confiable que nos advierte que, a futuro, habrá calentamiento global que transformará para siempre, a las sociedades humanas que estén vigentes en esos días terribles. (5)

_____________

1. David Pruett es un ex investigador de la Nasa, actual profesor de matemáticas en la James Madison University

2. Aún así, no niego que existan pastores de nuestras iglesias para quienes, el abuso que sufre el medio ambiente, es el menor de los males. Hace muchos años, en 1990 aproximadamente, durante una charla en mi casa en General Danierl Cerri, provincia de Buenos Aires, los misioneros norteamericanos Darrell y Carolyn Morán me dijeron que, la primera obligación del cristiano es predicar el evangelio y luego, vivir una vida ejemplar dentro de las normas cristianas. Por último, el cuidado del medio ambiente. Esta charla surgió a raíz de mis comentarios a favor de la ecología.

3. El uso de diversas fuentes de estadísticas debe ser revisado varias veces. Por ejemplo, la cita de Pruett colisiona con unas estadísticas publicada en 2008 por Barna Group donde el 90% de los evangélicos consultados sobre cuestiones medio ambientales dijo estar de acuerdo en sumar medidas proteccionistas según cita un artículo de Christian Post de mayo de 2010.

4. El escepticismo con respecto a la implicancia humana en el cambio climático no solo se evidencia entre cristianos sino entre los mismos científicos. Proliferan los artículos que niegan que el cambio climatico este ocurriendo o solo sea responsabilidad del hombre. 

5. Los cristianos nacidos de nuevo, por increíble que le parezca a Pruett, si creemos en un cambio climático a futuro. La Biblia lo relata clarísimo en el libro de Apocalipsis. Por ejemplo, el capítulo 6 narra una gran calamidad en la Tierra que afectará no solo a las personas sino también a los animales. 

El versículo 12 del mismo capítulo habla de grandes catástrofes donde están implicados terremotos y alteraciones significativas en la actividad solar. El versículo 14 deja más que claro que tanta actividad geológica y climática que desquiciará la vida en la Tierra no vendrá sola sino acompañada con eventos perjudiciales para nuestro planeta que alteraran incluso, el sistema solar. 

Será tanto desquicie medioambiental, que la gente buscara refugiarse en cuevas o refugios bajo tierra. De modo que ningún evangélico de buena ley ignora que habrá cambios y todo esto, sin necesidad que un científico algo presumido venga a reprocharnos incredulidad en el calentamiento global. Cuando en la Biblia leemos todo el capítulo 8 de Apocalipsis, esta muy claro para nosotros que los cambios son inevitables.



EL EVANGELIO de la ESPOSA de JESÚS


¿Falso o verdadero?



¿Estuvo Jesús casado? 
¿Es verdad que un pequeño manuscrito certifica su matrimonio? 

Recientes investigaciones dan cuenta que; el llamado “Evangelio de la esposa de Jesús”; es una falsificación. Sin embargo, muchos siguen insistiendo que Jesús estuvo casado. Cada tanto aparece alguien acusando a los cristianos de ocultar verdades que "pondrían" en peligro al cristianismo.

El Evangelio de la Esposa de Jesús

La profesora Karen Leigh King fue quien publicó el papiro junto a su colega AnneMarie Luijendijk en septiembre de 2012. Nombraron  al fragmento “Evangelio de la esposa de Jesús”. King fue lo suficientemente prudente, en su momento, para declarar que el fragmento no podía ser declarado como prueba que Jesús estuvo casado. Se requerían mucho más estudios. A su pesar, algunos salieron a relucir que por fin se había comprobado que Jesús estuvo casado, que no era Dios ni mucho menos Salvador, que solo era un simple galileo pobre y trabajador.

¿Qué es el “Evangelio de la esposa de Jesús?

Se trata de un pequeñísimo texto donde Jesús refiere a “su esposa”. Está escrito en idioma copto e incluye la frase «Jesús les dijo, mi esposa...», lo que sugiere, dijo King, que Jesús de Nazaret pudo estar casado. En un primer momento, el manuscrito fue datado  como una traducción del siglo IV de un evangelio escrito en griego alrededor de la segunda mitad del siglo II. La antigüedad del mismo, puso a frotar las manos a quienes desean o necesitan, que Jesús haya tenido esposa.

Sin embargo, Alberto Camplani, de laUniversidad La Sapienza de Roma, analizó el papiro y puso en duda su autenticidad. Lo mismo Francis Watson, profesor de la Universidad de Durham quién opinó que se trataba de un texto falsificado.

Es verdadero

La historiadora Karen L. King presentó el fragmento en 2012 
Luego de dos años de análisis está  convencida que es auténtico
Foto
Gentileza
BBC Mundo

Todo hubiera quedado allí  sino hubiera sido por nuevos estudios que determinaron que el manuscrito lejos de ser una falsificación, era auténtico.  BBC Mundo, entre otros medios, informaron a principios de 2014 que el texto era verdadero. De nuevo hubo run run entre los académicos.
“Investigadores en Estados Unidos concluyeron que un fragmento de un papiro que menciona a una esposa de Jesús no es una falsificación reciente y tiene más de mil años de antigüedad. Sin embargo, los investigadores de la universidad de Harvard aclaran que el papiro no prueba de ninguna manera que Jesús en realidad hubiese estado casado. Por el contrario, parece reflejar un debate teológico de las primeras épocas del Cristianismo acerca de si era más virtuoso ser vírgenes o casarse y tener hijos. "Jesús les dijo a ellos, mi esposa" es una de las frases registradas en el fragmento de lo que es conocido como el "Evangelio de la esposa de Jesús", que se hizo público en 2012.  
Cuando fue descubierto, el diario del Vaticano lo condenó, calificándolo de falso. Sin embargo, tras dos años de pruebas de carbono y un estudio espectroscópico de su tinta, así como análisis de la caligrafía y la gramática, los científicos concluyeron que el fragmento data de entre los siglos VI y IX. De modo que el papiro fue escrito siglos después de la muerte de Jesús y su tosca apariencia y errores gramaticales sugieren que el escritor tenía apenas una educación elemental. Fue escrito en copto, el nombre utilizado para referirse a la última etapa del antiguo idioma egipcio” decía el artículo de BBC publicado el 10 de abril.
Desde un primer momento hubo dudas sobre la autenticidad del  “evangelio”

El Vaticano, ya en 2012, lo consideró espurio. Un fraude. Sin embargo, las discusiones continuaron en el ámbito académico. Para algunos era sospechoso que el texto se ajustara convenientemente a la polémica propia del siglo XXI sobre el estado civil de Jesús. Mucho más cuando aparecía escrita la frase “mi esposa” y luego se mencionaba una tal “María” como digna de ser discípula. (Recordemos que la discusión sobre sí María fue o no, una figura importante dentro de la organización de la iglesia cristiana primitiva se encuentra en su apogeo). Se argumentó que parecía estar escrito como soporte de las teorías que ubican a María de Magdala como mujer del crucificado.

Es falso

Hay otros detalles en este papiro que invitan a continuar dudando. Por ejemplo:  la escritura parece descuidada. Como si hubiera sido narrada por un escriba de poca experiencia. ¿Era un aprendís el escriba que copió el texto? Cuando se comprobó más tarde, que la frase “esposa de Jesús” es igual a otra que aparece en el “Evangelio de Tomás” también escrito en copto, las dudas mutaron en certeza que se trataba todo de un fraude, muy común en el mercado de antiguedades de Medio Oriente. Era todo demasiado coincidente, demasiado bueno, para ser verdad.

Es tan evidente la copia que uno de los errores tipográficos en una edición en línea de este evangelio se replica en el fragmento del de la esposa de Jesús. Esto bastaría, dicen los especialistas, para declarar al pequeño manuscrito  como una estafa o fraude. 

Quienes defienden la autenticidad dicen que en la antigüedad, se “reciclaban” los manuscritos y pudo ocurrir que el copista redactara sobre un texto mal borrado. Parte de la tinta analizada sugiere que es antiguo. Pero quienes no aceptan que sea autentico dicen que bien pudo fraguarse utilizando un manuscrito antiguo aunque, concuerdan, conseguir la materia prima para realizar semejante fraude es complicado pero no imposible.

Si es fraude 
¿de dónde pudo ser copiado?

Existe una versión del Evangelio de Juan escrito en el raro dialecto copto conocido como Lycopolitan publicada en 1929. (Está disponible online). Un falsificador astuto y con talento, pudo entrar a la página y copiar algunas líneas del texto y así dar forma al “Evangelio de la esposa de Jesús”.


Herbert Thompson, "Evangelio de San Juan", página 7 (izquierda)
Fragmento del "Evangelio de la esposa de Jesús" (derecha)
La foto ilustra cómo un falsificador podría haber elaborado el texto
Imagen
Gentileza
Belief Blog

Quien creó este nuevo Evangelio de fragmento de John, dicen los escépticos, simplemente copió el comienzo de cada línea de la versión en línea.  Si se añade el hecho que la datación por carbono 14 del papiro John lo ubica entre los siglos VII y IX, contradice al texto en  "Lycopolitan" (1) del "Evangelio de Jesús" ya que esta lengua se extinguió en algún momento antes del siglo VI resultado desconocida para los presuntos "escribas" del mencionado evangelio. Este detalle bastaría para declarar al papiro un fraude. "Nadie ha escrito nada en Lycopolitan en el período en que fue presuntamente escrito este texto” escriben Joel S. Baden y Candida R. Moss en Blog Belief de CNN (1). (Un artículo muy completo sobre los estudios que determinaron falsificación se puede consultar en inglés clickando AQUÍ)

Definitivamente
Se trata de un fraude

ALETEIA publica
El “Evangelio de la mujer de Jesús” es casi con toda seguridad una falsificación 
"La enésima confirmación, como escribe Tempi el 6 de mayo, llega de un estudio recientemente publicado por Christian Askeland, un investigador americano de la Indiana Wesleyan University, especializado en versiones coptas del evangelio de Juan.
El texto, escrito sobre un papiro datado en el 700 – 800 después de Cristo, fue descubierto hace dos años por la Harvard Divinity School, en el que se lee “Jesús les dijo: les presento a mi esposa”, y es, en realidad, obra de un falsificador del siglo XXI. 
En un estudio juzgado legítimo e interesante por la propia autora del descubrimiento del papiro, Karen King, Askeland ha demostrado que el “evangelio de la esposa de Jesús” es una falsificación, gracias a la comparación con un segundo fragmento, una versión copta del evangelio de Juan, adquirido por Harvard junto con el fragmento sobre la mujer de Jesús, y después publicado en la Harvard Theological Review.

El texto ha sido de hecho parcialmente copiado de una investigación de 1924, recientemente publicada en internet, escrita en un particular dialecto copto (Lycopolitan), pero que los escribas del 700-800 (edad a la que se remonta el papiro) nunca habrían podido conocer, al haberse extinguido entre tres y cinco siglos antes. Comparando el fragmento falso con el que habla de la mujer de Jesús, Askeland ha encontrado más de una simple similitud. ¿Quizás lo escribió la misma mano?

Engaño del papiro autentico 
¿Cómo consiguió el falsificador engañar a los expertos de Harvard y a los instrumentos de investigación de la prestigiosa universidad americana? Según los expertos, utilizó un trozo de papiro realmente antiguo, escribiendo dos textos evangélicos con un tipo de tinta particular compuesta de hollín, capaz de engañar los test de espectroscopia Raman usados para calcular su edad. Y para escribir el texto del evangelio de Juan, como demuestra el estudio de Askeland, el falsificador se inspiró libremente en un estudio de 1924, desde hace unos años descargable en internet en formato pdf.

Errores gramaticales

El escepticismo sobre el pasaje copto en el que Jesús presenta a su hipotética esposa deriva de los errores gramaticales presentes en el texto, del hecho que parece una copia del evangelio de Tomás, pero también del insólito uso de las negritas en la frase sospechosa. El experto de religión de la Brown University, Leo Depuydt, en un artículo también publicado en la Harvard Theological Review explica que el uso de las negritas parece querer producir cierto efecto cómico. “Suena más o menos así – escribe Depuydt – ‘mi esposa: ¡sí, he dicho mi esposa, lo habéis oído bien!’”. Para el experto, el fragmento “podría funcionar para un sketch de los Monty Python”, no para un estudio científico" dice Aleteia.
¿Qué ocurriría con la Teología protestante tradicional si se comprueba que Cristo estuvo casado?

Habría mucha discusión académica sin lugar a dudas, antes de informar al grueso de los fieles que Jesús tuvo una esposa. Habría largos debates y el tema se tornaría viral por un tiempo en las redes y en los medios de comunicación. Numerosos especialistas opinarían en documentales, revistas, libros, websites, etc. Sin embargo, el impacto en  Soteriología no cambiaría nada. 

Sí en cuanto a la figura del Jesús histórico. Probablemente alentaría nuevas investigaciones y se abrirían grandes debates sobre quienes escogieron los libros canónicos. Entre los evangélicos, todo continuaría más o menos normal. Cristo murió en la Cruz, soltero o casado, como único cordero que quita el pecado del mundo, el único nombre dado a los hombres bajo el cielo, en que podemos ser salvos, el único camino que lleva al Padre. 

De haber estado casado, se podría suponer, su humanidad sería exaltada aún más dado que, no solo fue capaz de sacrificar su propia vida por amor a los pecadores sino incluso, el bienestar de su propia familia. De haber estado casado, no obstante, los evangelios y el libro de Hechos tendrían que mencionar su esposa ya que de haber existido esta mujer sería una gran injusticia ignorarla y Cristo carecía de comportamientos injustos.  De modo que los teólogos protestantes tradicionales y pentecostales, supongo, solo tendrían que ajustar algunos  detalles en cuanto a lo histórico de Jesús, sin ver peligrar las doctrinas esenciales de nuestra fe.

(C) Marc Pesaresi
__________

1- Joel S. Baden es profesor asociado de Antiguo Testamento en la Yale Divinity School. Candida Moss es profesor de Nuevo Testamento y el cristianismo primitivo de la Universidad de Notre Dame. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen a Baden y Moss.

sábado, 9 de agosto de 2014

CRISTIANISMO y MARXISMO




Maridaje cristiano marxista
¿YUGO DESIGUAL?


¿Conviene abrir el corazón a quien no abre la Biblia?
 

Por
Carolina Alfaro



A fines del 2013, el por entonces vicepresidente Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador y por entonces candidato a la presidencia por el FMLN, se reunió con 7000 evangelicos que decidieron apoyar su candidatura. En el transcurso de la reunión, Sánchez Cerén se comprometió, de ser electo, a "trabajar por la libertad espiritual y religiosa" del país. Resaltó, además, la importancia de las iglesias como instrumento de lucha social para "erradicar la violencia y llevar felicidad a la familia salvadoreña". Reconoció inclusive, la importancia del trabajo religioso en la formación de valores en los ciudadanos, tanto en las escuelas como en las comunidades. 

Semejantes palabras dejaron atónitos a miles de protestantes. ¿Desde cuando a un ateo marxista le conviene apoyarse en líderes religiosos cuya doctrina teológica proviene en la mayoría de los casos, de Estados Unidos? ¿En verdad proviene la teología de estos cristianos del mayor imperio capitalista del mundo?

Antes de comenzar, unas palabras de advertencia: La Biblia es clara a la hora de motivar a los creyentes a peticionar a favor de las autoridades las cuales -nos informa- son permitidas en sus puestos por el mismo Creador. Aún así, como cristianos protestantes, tenemos el derecho a la desconfianza. La Biblia también nos advierte sobre la necesidad de probar los espíritus; evaluar con detenimiento si aquellos que han sido contrarios al cristianismo, luego al modificar sus conductas, son dignos de fiar.

Pronto sabremos si Sánchez Cerén, ya electo presidente de El Salvador, cumplirá o no, sus promesas. Entre tanto, conviene rescatar del olvido y para informar nuevas generaciones de cristianos, los intentos en el pasado de maridar marxismo con cristianismo.

¿De dónde viene esta tendencia a dialogar entre marxistas y protestantes?

El cristianismo tanto Sudamericano como Centroamericano lleva décadas dialogando con el marxismo. La teología de Liberación, por ejemplo, que empapa el pensamiento filosófico teológico de muchos líderes protestantes y católicos, tiene fundamentos en el comunismo marxista. Cabe preguntar ¿cómo es posible que una doctrina atea comulgue con el cristianismo? ¿Puede haber acuerdo entre Dios y el diablo? ¿Acaso no persiguieron cristianos los marxistas? ¿No es que capitalistas cristianos persiguieron marxistas?

Génesis de un maridaje controversial

A mediados de los años 50, el pastor evangélico Rubem Alves de Brasil estaba preocupado por los pobres. Las favelas amontonaban gentes sin esperanza, muy alejados de marco festivo temporario que presenta el cineasta francés Marcel Camus en Orfeo Negro. La realidad era (aún lo es) dolorosa para los excluídos.  

Se había dado cuenta que la teología que estudiaba y a la vez enseñaba, provenía de un continente con sociedades diferentes y donde la pobreza no era un escándalo a los ojos de Dios. Todo el mensaje cristiano que se propagaba tenía que ver con la salvación pero, poco se decía en contra de la pobreza. Paralelamente, algunos teólogos católicos también se daban cuenta del problema: el cristianismo no estaba respondiendo adecuadamente, dijeron, a la pobreza extrema. Nadie parecía estar procurando -a excepción de unos pocos- en llevar algún tipo de solución a los deposeídos.

En contraparte, se le exigía total y absoluta fidelidad a Dios por parte de la iglesia católica y en menor medida, por las protestantes,  pero nada se le daba a cambio para sobrellevar su miserable existencialidad. Solo palabras de esperanzas. Pero la esperanza no da de comer, no sana enfermedades; solo motiva por un rato hasta que el hambre y la enfermedad vuelve a clavar sus garras en el cuerpo.

Rubem Alves
(Boa Esperança, 15 de septiembre de 1933 - Campinas, 19 de julio de 2014)
Cristiano protestante fallecido a los 80 años
Teólogo, poeta y escritor

Alves estudió Teología en el Seminario Prebisteriano de Campinas entre los años 1953 y 1957. Luego pasó a ejercer como profesor del Instituto Presbiteriano Gammon mientras ejercía funciones pastorales en la ciudad de Lavras, Minas Gerais. Pronto Alves se hizo conocido por sus críticas sociales con fundamentos en el evangelio y sus prédicas a favor de los pobres tuvieron eco en las autoridades. Acusado de marxista, fue perseguido por los militares de Brasil. Viajo a Estados Unidos donde obtuvo la maestría en Teología en el Union Theological Seminary de Nueva York y el doctorado en Filosofía en el Seminario Teológico de Princenton con la tesis "Hacia una Teología de la Liberación Humana". Quizás sin proponérselo, había colocado la piedra fundamental de la Teología de la Liberación. (1) 

Teología de la Liberación

El pastor brasilero era un hombre bien preparado y además, no solo escribía ensayos sino también cuentos y crónicas. ¿Por qué entonces, un hombre como Alves, profundamente cristiano, culto y además, angustiado por la pobreza, buscó inspiración en el marxismo, a sabiendas que esta ideología no solo perseguía cristianos (aún lo sigue haciendo) sino incluso los asesinaba

Alves adhirio al liberalismo teológico como reacción a la teología tradicional. Se cansó de "más de lo mismo". El púlpito del protestantismo histórico parecía entonces mas ocupado en predicar las buenas nuevas del Señor pero sin comprometerse en mejorar la vida social de los fieles. Alves rechazó esta conducta ya que pensaba que el evangelio no solo es prédica sino también compromiso. 

Esta postura de inmediato lo situó en curso de colisión con el protestantismo histórico y en mayor medida, con sus pares evangélicos prebisterianos. Su denominación Prebisteriana le prohibió ejercer el pastorado y en respuesta a la acción escribió Protestantismo e Represión, donde hacía catarsis por lo que había sufrido. (2) 

Alves entendió que el marxismo tenía una cosmovisión que favorecía al pobre proponiendo que este, para liberarse de la miseria, debía luchar y no sentarse a esperar que llegaran cambios. Los marxistas pensaban que la teología cristiana no solo era opio sino además, en opinión de Engels y Lenin, una variedad de "alcohol espiritual" que debía ser combatida. El marxismo, por otra parte, al proponer la lucha de clases para alcanzar justicia social, inducía a la destrucción de todas las instituciones sociales existentes. En su cosmovisión, el marxismo proponía al materialismo dialéctico -una forma de naturalismo- donde se establecía que toda tesis (lo establecido) tiene una antítesis (oposición a lo establecido) posturas destinadas a confrontar en algún momento.

Alves prestó atención a este detalle. Los cambios solo son posibles, mediante el esfuerzo colectivo y este esfuerzo no es sino, lucha. Ahora bien: la lucha que proponía el marxismo era "guerra armada". Matar para erradicar el problema. ¿Por qué tanto radicalismo incompatible con el amor al semejante que predica el cristianismo?

La ética marxista o la moralidad del proletariado carece de reglas absolutas. Todo lo que promueve el bienestar de la clase obrera es moralmente bueno. Mientras que, todo lo que se oponga al avance del bienestar del proletariado, es moralmente malo. De ahí que muchos ateos hayan sido grandes genocidas de la humanidad. Su ideología los conducía a matar para imponer lo que a la larga, decían, traería paz y prosperidad.(3) 

Ahora bien: Alves, mientras profundizaba sus estudios sobre el marxismo, se dio cuenta que debía estudiar psicología. Y es que el marxismo tiene su propia psicología o conductismo que enseña que toda persona es el resultado de dos razones materiales: el físico del individuo y la influencia de su entorno en su sistema nervioso. La psicología podía ayudar, a entender mejor a las personas. En cuanto a lo social, el marxismo deseaba imponer una sociedad donde todos son propietarios de todas las cosas. Obviamente, había liderazgo para conducir, pero en teoría estos líderes eran obreros. (4)

¿De qué libera la Teología de Liberación? 

El centro sobre el cual giran los escritos de liberación son los pobres. Dios, dicen los liberacionistas, siempre estuvo del lado de los pobres. Los ama y los fortalece con el anuncio de las buenas noticias del evangelio; "siempre habrá pobres entre ustedes" dijo el Señor, por lo tanto, Dios siempre estará junto a los pobres.

Por el contrario, la inmensa mayoría de los ricos son sibaritas que buscan placeres carnales o bien avaros que viven para amontonar riquezas; que les importa poco o nada la realidad del que sufre, que acumulan cuentas con cifras fabulosas sin destinar un solo céntimo a obras de caridad. Dios advirtió que muy pocos ricos entrarían en el Reino de los Cielos. Para los liberacionistas, la iglesia debía dejar de enfocarse en los poderes temporales de ricos y poderosos y centrar sus esfuerzos en los pobres. De no hacerlo, los pobres reaccionarían o lo que es peor, caerían bajo el influjo de corrientes políticas que capitalizarían el descontento. (5)

Los liberacionistas se preguntaron: es cierto que la fe, en ocaciones es alienante, que seda y aquieta los espíritus frente a las injusticias entonces ¿cómo lograr que la fe deje de ser opio adormecedor y se transforme en una fuerza motivadora capaz de alejar al pobre de sus miserias? ¿Cómo transformar la sociedad para que sea inclusiva y no exclusiva? 

La Teología de la Liberación es producto de las miserias de la mal llamada América Latina. Es una reacción en contra de una teología que dejaba hacer y dejaba pasar, todas las injusticias capitalistas. De modo que la Teología de la Liberación se propuso liberar a los pobres de sus padecimientos. ¿Lo ha conseguido? Siempre habrá pobres entre ustedes dijo Jesús. Contra estas palabras, ninguna teología humana puede.

Porque el problema de la miseria, es un problema que se relaciona con el mal. Este solo será erradicado con la llegada de Cristo. Por lo tanto, como mal, la pobreza siempre estará entre nosotros hasta el final de los tiempos. Entre tanto, es bueno ayudar a mejorar la vida de los pobres. Trabajo, salud y educación son las tres herramientas básicas necesarias para que los pobres dejen de vivir en el fondo del pozo.  La Teología de la Liberación ha sido condenada como error. Y es que esta forma de exégesis aparecida en América Latina no es sino para la ortodoxia católica y protestante, una radicalización de la Nouvelle Théologie ya condenada por el Papa Pío XII.

Surgida en América Latina en los años 1960-1970, la teología de la liberación (TL) es una radicalización de la Nouvelle Théologie, condenada en diversas ocasiones por el Papa Pío XII, sobre todo en la Encíclica Humani Generis (1950). Los "nuevos teólogos"  —encabezados por los franceses Dominique-Marie Chenu, Yves Congar, Henri de Lubac, y por el alemán Karl Rahner— pretendían que la Revelación no es una y definitiva, sino que es variable según el contexto histórico. Terminaron así por caer, entendieron los ortodoxos, en el error  inmanentismo historicista (Dios se revelaría en el flujo de la Historia).

Los evangélicos, en su mayoría tanto ortodoxos como liberales, tampoco aceptaron esta nueva teología enfocada en los pobres. Para el protestantismo, tan contrario al pensamiento marxista, que les apareciera en el firmamento teológico una doctrina inspirada en Marx implicó desconfianza y rechazo casi de inmediato. (Ver el artículo de David Stoll ¿Por qué no podría funcionar la Teología de la Liberación? clickando AQUÍ).

En definitiva, la Teología de la Liberación que prometía "liberar" a los pobres de la miseria y la exclusión social, con las caídas de los regímenes marxistas del Este de Europa, terminó siendo un experimento a punto de agotarse por la ancianidad de quienes la propusieron y defendieron en su momento y rechazada de plano por millones de cristianos.

Tanto el protestantismo ortodoxo, que no la aceptó, como el catolicismo que la condenó, la teología promisoria en su momento, ha derivado hacia  una lenta desaparición.  (Advertido el "peligro" de la Teología de la Liberación, a la par que la rechazaba,  el Vaticano reaccionó potenciando la labor de asistencia al necesitado dentro del marco proporcionado por la Doctrina Social de la Iglesia con el claro propósito de aumentar la presencia cristiana donde existían y existen necesidades).

El Salvador que me toca amar y sufrir

En El Salvador, por ejemplo, la falta de trabajo y leyes que los protejan, obliga a los trabajadores a vivir sufriendo  toda suerte de humillaciones para conservar el empleo. Y si es difícil permanecer en un trabajo, imaginen lo que cuesta conseguir uno. La gente, en su desesperación, se comen vivos unos a otros  literalmente, en la competencia por obtener ingresos. Esta situación de emergencia laboral provoca éxodos de gente productiva, de jóvenes que son la sangre nueva del país, fomenta la delincuencia organizada, ahoga el comercio por falta de sueldos que incentiven la oferta y la demanda, y lo que es peor, exporta niños y niñas quienes se marchan desesperados hacia naciones donde por lo general, son maltratados. Y a pesar de este panorama desolador en lo social, muchos pastores viven aferrados a la diabólica teología de la Prosperidad que insinúa que, cuanto más diezmos y ofrendas depositas en las arcas de las iglesias, más te bendecirá Dios y te hará rico, como mínimo. 

El Salvador parece estar dentro de un círculo vicioso. Falta empleo, aumenta la inseguridad. Como la gente no consigue en que emplearse, emigra y desde el exterior, gira dinero para ayudar a sus parientes. Estos ingresos son millones de dólares que son necesarios para movilizar la maltrecha economía. De modo que parece haber una necesidad de exportar gente para conseguir dinero. Todo esto podría terminar si se crearan empleos con salarios dignos y apoyados con leyes justas. No es mucho lo que se pide. Solo trabajar y salarios adecuados. Se calcula que el dinero que los ricos centroamericanos acumulan en el exterior alcanza la increíble cifra de 80.000 mil millones de dólares. ¿Por qué se fue este dinero? En este contexto de emergencia social, no es de extrañar que en la desesperación aparezcan nuevos mesías con ideologías cristianas de las más extrañas. 

En toda la ideología marxista existe un trasfondo cristiano que pocos quieren reconocer 

Stalin fue alumno de Seminario Teológico Ortodoxo de Tbilisi donde fue expulsado por inconducta. Stalin ya venía arrastrando serios problemas psicológicos debido al maltrato del alcohólico de su padre hacia su persona y la de su madre. Fue precisamente su madre, deseosa de apartar a su hijo de las contínuas palizas de su padre, quien lo envió a estudiar para monje. Stalin llegó sufriendo rebeldía al seminario. En esos días no existía la compresión por los traumas sufridos en la niñez sino una disciplina brutal. Stalin pronto se desencantó de ver que, los que debían dar amor, solo daban trato frío, distante y maltrato. Fue expulsado hacia 1899.

Marx se vio envuelto en una disputa teológica importante cuando su padre abandonó el judaísmo -con todo lo que eso implica- para convertirse al cristianismo. 

Lenin, entre tanto, no la tenía nada fácil. En 1886 su padre murió de hemorragia cerebral  y al año siguiente, su hermano Aleksandr Uliánov fue detenido y fusilado. Pero todas estas experiencias, como bien dice Josif Ton, "no pueden echar raíces y convertirse en fenómeno de masas a menos que encuentre condiciones políticas y sociales favorables". 

Marx, ya descreído hasta de la existencia de Dios, viajó a Inglaterra y noto algo increíble. El país vivía el auge del maquinismo a base de vapor. Todo estaba siendo mecanizado. Embarcaciones, imprentas, el novedoso ferrocarril, había una transformación casi milagrosa que aún no cesa. La población, gracias a las mejoras en los alimentos y medicinas se incrementó notablemente de modo que, desde 1800 donde había unos 180 millones de europeos, alcanzó la increíble cifra de 450 millones a fines del siglo. Todo este progreso sin embargo, no era parejo mucho menos justo. Casi el 70% por ciento de la población del Reino Unido era cristiana practicante. En simultáneo, miles de obreros del reino eran cruelmente explotados por los capitalistas por paradójico que parezca, también cristianos. Miles de niños cristianos estaban esclavizados en minas de carbón por patrones también cristianos y nadie parecía estar haciendo algo de proporciones para cambiar tanta injusticia. 

Es más que obvio porque Marx llamó a la religión, un opio adormecedor. Es que esta inmensa población explotada con rigor era condicionada en las iglesias para prestar sumisión a la corte y a los capitalistas industriales mientras estos los explotaban hasta matarlos por enfermedades. Por increíble que parezca, si bien había voces de protesta, la inmensa mayoría parecía aceptar el destino impuesto por la revolución industrial. Ahora bien: Marx se dio cuenta que, para liberar al hombre de semejante maltrato, hacía falta convertirlo en ateo. Solo así, pensó, era posible salir de un sistema corrupto donde religiosidad y capitalismo parecían convivir. (6)

Para finalizar

El Marxismo es una ideología nacida en el calor de las luchas sociales europeas y exportada aprovechando que las necesidades de los pobres son las mismas en todo orbe capitalista. Ex creyentes desencantados  con Dios y las instituciones cristianas fueron quienes, frente a la injusticia social, reaccionaron buscando algún modo de luchar contra la pobreza. Muchos terminaron en el ateísmo proponiendo ideologías extremas. Se justificó la muerte como método para conseguir mejoras colectivas. No es de extrañar entonces, que muchos evangélicos en El Salvador y seguramente otras partes del mundo, piensen que junto al nuevo marxismo, habrá una oportunidad para mejorar las cosas.

Por supuesto, habrá otros que se escandalicen y entre tantos entredichos, mucho desencanto. Pero estas pruebas son necesarias para calibrar los corazones y mentes de los cristianos. Sirven para observar que tan comprometidos estamos con la causa de nuestro Señor Jesucristo. La Teología de Liberación es un intento por notificarle a los ricos y poderosos, que la presencia de una masa empobrecida no es justo ni conviene a la estabilidad de nuestras sociedades democráticas.

"Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica" dice la Palabra de Dios en 1 Corintios 10:23. Conviene entonces a cada cristiano, evaluar los pasos a seguir para ver si las corrientes de doctrinas a las que adherimos en verdad edifican o no, al Cuerpo de Cristo. Dios te bendiga.

Notas

1 -En este contexto de luchas por los derechos obreros que había comenzado en Europa en el siglo XIX y trasladado a las tres Américas a principios del XX, la Teología de la Liberación hace cumbre en la montaña de las luchas; en los años sesenta; como bandera espiritual de un amplio sector de los desposeídos. Alves no estuvo solo dentro del protestantismo. Figura clave del desarrollo de esta novedosa teología fue el argentino Miguel Bonino. En el ámbito católico, el cura Gustavo Gutiérrez comenzó a predicar en 1968, mismo año que Alves.

2 -Años más tarde, en 2003, cuando ya Alves era famoso y renombrado en todos los seminarios protestantes y católicos del mundo, fue invitado a predicar en la Iglesia Prebisteriana de Copacabana, en Río de Janeiro. 

3 -Simultáneamente, los marxistas cuestionaron las leyes occidentales a las que acusaron haber sido redactadas para favorecer a una elite capitalista. La ley era necesaria, dijeron, pero solo por un tiempo. En teoría, una vez que todos los obreros comprendieran que vivir en sociedad implicaba responsabilidad y donde el robo y la violencia hubieran sido erradicados porque todos tenían salud, educación y trabajo, la ley ya no tendría razón de ser. Parece ser que, en su búsquedad de felicidad, los marxistas obviaron un problema grave: la tendencia al mal que todos llevamos dentro y que en algunos fuerza conductras fuera de la ley y de la moral. 

4 -En la práctica el marxismo cayó en vicios políticos de siempre. Por ejemplo, no puedo evitar la entronización de "monarcas" politicos cuyo "reinados" no finalizaron sino hasta la muerte de los mismos. Por ejemplo, Stalin no abandonó el poder hasta que falleció y como él, muchos más. Esta tendencia a entronizar líderes como si fueran reyes, ha dañado muchísimo la imágen del marxismo como ideología que procura justicia social. Simultáneamente, surgieron divisiones que fomentaron quebrantos ideológicos importantes. Vale de ejemplo, el asesinato de Trosky en México por orden de Stalin. Como si de un ajuste de cuentas narcomafioso se tratara, Stalin ordenó su asesinato el cuál fue cometido  en su propia casa en México, en 1940.

5- No estaban tan equivocados los teólogos de la Liberación sobre las reacciones de los pobres. En las Tres Américas los necesitados utilizaron tres caminos para intentar salir de la emergencia. Primero, millones abandonaron la iglesia católica y se sumaron al protestantismo seducidos por prédicas sencillas y promesas de redención. Segundo, otros cientos de miles, tomaron las armas revolucionarias o se dedicaron a la delincuencia. Ahí están las guerrillas colombianas que año tras año se nutren de descontentos y diversas mafias criminales que hacen lo mismo. Tercero, hubo un fuerte incremento de las protestas sociales fomentadas desde sectores de izquierda quienes buscaron que millones de marginales tuvieran al menos, consideración de parte de los gobiernos.

6 -En realidad, esto no es totalmente cierto. Marx no puedo dejar de observar que, dentro del cristianismo, hubo numerosos cristianos preocupados por las condiciones sociales de los desposeídos en particular y por el esclavismo en general, pero obvió esta realidad porque eran esfuerzos minoritarios.

Pronto los burgueses se convirtieron en grandes industriales y aprovechando el incremento de la produccion de bienes y servicios, comenzaron a sentar las bases de las modernas multinacionales. Los burgueses pronto advirtieron que convenía a sus negocios mantener alejadas toda suerte de interferencias en sus negocios. Limitaron el control estatal con el fin de hacer lo que pruduciera más capital. La burguesía europea era la gran triunfadora del maquinismo y  la inmensa mayoría de los nuevos ricos les importaba poco el sufrimiento del desposeído. Esta situación de explotación sin piedad cristiana, motivó que millones de europeos abandonaran el continente para emigrar a Estados Unidos, Argentina (quien en pocos años cuadruplicó su población), Canadá y Australia, naciones que ofrecían promesas de desarrollo humano.

En este contexto de explotación en Europa, los abusos fueron una hoguera de maldad y problemas para las autoridades. Horarios inhumanos caracterizaban las jornadas laborales. Se empleaban criaturas atadas a máquinas o para arrastrar vagonetas de minerales por túneles mugrientos donde solo cabían niños o niñas, se emplearon mujeres para trabajos malsanos y como si fuera poco, se oprimía con la amenaza de despido. Cuando la gente enfermaba, era despedida y si se quejaba lo mismo. 

Los obreros maltratados pronto comenzaron a organizarse en luchas de protestas. Surge la lucha social y las Doctrinas Sociales. Había que rechazar de plano el individualismo capitalista por algo mejor. ¿Pero qué? Aparecen los socialistas utópicos quienes  soñaron sociedades más justas. Entre ellos el Conde de Saint Simón, el francés Fourier, Le Blanc, etc. En este ambiente de turbulencia por la lucha por mejoras obreras, aparecieron los Socialistas Cientificos quienes, basándose en estadísticas y sociología, introducirían doctrinas nuevas. Su mayor exponente fue Karl Marx. No todos los socialistas apoyaron sus ideas una vez expuestas. 

Los socialistas democráticos, por el contrario, argumentaron que la violencia propuesta por Marx en su lucha de clases, solo conduciría a más violencia y a la larga, un empeoramiento de la situación. Los anarquistas, por el contrario, desistieron de establecer estado alguno y decidieron motivar cambios mediante la acción directa. 

Quizás el peor error de los socialistas científicos fue subestimar la necesidad espiritual del hombre. Dios es necesario en la vida de millones de ciudadanos. Creer en Dios no significa dar un cheque en blanco a las autoridades para que hagan lo que se les ocurra. Sino un modo de vivir una vida a pesar de todos los problemas e injusticias. El cristiano si bien desea mejoras en su modo de vivir, tampoco ignora que su bienestar jamás podrá ser garantizado por organización humana alguna sino por el mismo Jesucristo a su regreso. Contra esta forma de pensar, chocaron todas las doctrinas derivadas del marxismo ateo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Resultados de la búsqueda