miércoles, 27 de agosto de 2014

EL EVANGELIO de la ESPOSA de JESÚS


¿Falso o verdadero?



¿Estuvo Jesús casado? 
¿Es verdad que un pequeño manuscrito certifica su matrimonio? 

Recientes investigaciones dan cuenta que; el llamado “Evangelio de la esposa de Jesús”; es una falsificación. Sin embargo, muchos siguen insistiendo que Jesús estuvo casado. Cada tanto aparece alguien acusando a los cristianos de ocultar verdades que "pondrían" en peligro al cristianismo.

El Evangelio de la Esposa de Jesús

La profesora Karen Leigh King fue quien publicó el papiro junto a su colega AnneMarie Luijendijk en septiembre de 2012. Nombraron  al fragmento “Evangelio de la esposa de Jesús”. King fue lo suficientemente prudente, en su momento, para declarar que el fragmento no podía ser declarado como prueba que Jesús estuvo casado. Se requerían mucho más estudios. A su pesar, algunos salieron a relucir que por fin se había comprobado que Jesús estuvo casado, que no era Dios ni mucho menos Salvador, que solo era un simple galileo pobre y trabajador.

¿Qué es el “Evangelio de la esposa de Jesús?

Se trata de un pequeñísimo texto donde Jesús refiere a “su esposa”. Está escrito en idioma copto e incluye la frase «Jesús les dijo, mi esposa...», lo que sugiere, dijo King, que Jesús de Nazaret pudo estar casado. En un primer momento, el manuscrito fue datado  como una traducción del siglo IV de un evangelio escrito en griego alrededor de la segunda mitad del siglo II. La antigüedad del mismo, puso a frotar las manos a quienes desean o necesitan, que Jesús haya tenido esposa.

Sin embargo, Alberto Camplani, de laUniversidad La Sapienza de Roma, analizó el papiro y puso en duda su autenticidad. Lo mismo Francis Watson, profesor de la Universidad de Durham quién opinó que se trataba de un texto falsificado.

Es verdadero

La historiadora Karen L. King presentó el fragmento en 2012 
Luego de dos años de análisis está  convencida que es auténtico
Foto
Gentileza
BBC Mundo

Todo hubiera quedado allí  sino hubiera sido por nuevos estudios que determinaron que el manuscrito lejos de ser una falsificación, era auténtico.  BBC Mundo, entre otros medios, informaron a principios de 2014 que el texto era verdadero. De nuevo hubo run run entre los académicos.
“Investigadores en Estados Unidos concluyeron que un fragmento de un papiro que menciona a una esposa de Jesús no es una falsificación reciente y tiene más de mil años de antigüedad. Sin embargo, los investigadores de la universidad de Harvard aclaran que el papiro no prueba de ninguna manera que Jesús en realidad hubiese estado casado. Por el contrario, parece reflejar un debate teológico de las primeras épocas del Cristianismo acerca de si era más virtuoso ser vírgenes o casarse y tener hijos. "Jesús les dijo a ellos, mi esposa" es una de las frases registradas en el fragmento de lo que es conocido como el "Evangelio de la esposa de Jesús", que se hizo público en 2012.  
Cuando fue descubierto, el diario del Vaticano lo condenó, calificándolo de falso. Sin embargo, tras dos años de pruebas de carbono y un estudio espectroscópico de su tinta, así como análisis de la caligrafía y la gramática, los científicos concluyeron que el fragmento data de entre los siglos VI y IX. De modo que el papiro fue escrito siglos después de la muerte de Jesús y su tosca apariencia y errores gramaticales sugieren que el escritor tenía apenas una educación elemental. Fue escrito en copto, el nombre utilizado para referirse a la última etapa del antiguo idioma egipcio” decía el artículo de BBC publicado el 10 de abril.
Desde un primer momento hubo dudas sobre la autenticidad del  “evangelio”

El Vaticano, ya en 2012, lo consideró espurio. Un fraude. Sin embargo, las discusiones continuaron en el ámbito académico. Para algunos era sospechoso que el texto se ajustara convenientemente a la polémica propia del siglo XXI sobre el estado civil de Jesús. Mucho más cuando aparecía escrita la frase “mi esposa” y luego se mencionaba una tal “María” como digna de ser discípula. (Recordemos que la discusión sobre sí María fue o no, una figura importante dentro de la organización de la iglesia cristiana primitiva se encuentra en su apogeo). Se argumentó que parecía estar escrito como soporte de las teorías que ubican a María de Magdala como mujer del crucificado.

Es falso

Hay otros detalles en este papiro que invitan a continuar dudando. Por ejemplo:  la escritura parece descuidada. Como si hubiera sido narrada por un escriba de poca experiencia. ¿Era un aprendís el escriba que copió el texto? Cuando se comprobó más tarde, que la frase “esposa de Jesús” es igual a otra que aparece en el “Evangelio de Tomás” también escrito en copto, las dudas mutaron en certeza que se trataba todo de un fraude, muy común en el mercado de antiguedades de Medio Oriente. Era todo demasiado coincidente, demasiado bueno, para ser verdad.

Es tan evidente la copia que uno de los errores tipográficos en una edición en línea de este evangelio se replica en el fragmento del de la esposa de Jesús. Esto bastaría, dicen los especialistas, para declarar al pequeño manuscrito  como una estafa o fraude. 

Quienes defienden la autenticidad dicen que en la antigüedad, se “reciclaban” los manuscritos y pudo ocurrir que el copista redactara sobre un texto mal borrado. Parte de la tinta analizada sugiere que es antiguo. Pero quienes no aceptan que sea autentico dicen que bien pudo fraguarse utilizando un manuscrito antiguo aunque, concuerdan, conseguir la materia prima para realizar semejante fraude es complicado pero no imposible.

Si es fraude 
¿de dónde pudo ser copiado?

Existe una versión del Evangelio de Juan escrito en el raro dialecto copto conocido como Lycopolitan publicada en 1929. (Está disponible online). Un falsificador astuto y con talento, pudo entrar a la página y copiar algunas líneas del texto y así dar forma al “Evangelio de la esposa de Jesús”.


Herbert Thompson, "Evangelio de San Juan", página 7 (izquierda)
Fragmento del "Evangelio de la esposa de Jesús" (derecha)
La foto ilustra cómo un falsificador podría haber elaborado el texto
Imagen
Gentileza
Belief Blog

Quien creó este nuevo Evangelio de fragmento de John, dicen los escépticos, simplemente copió el comienzo de cada línea de la versión en línea.  Si se añade el hecho que la datación por carbono 14 del papiro John lo ubica entre los siglos VII y IX, contradice al texto en  "Lycopolitan" (1) del "Evangelio de Jesús" ya que esta lengua se extinguió en algún momento antes del siglo VI resultado desconocida para los presuntos "escribas" del mencionado evangelio. Este detalle bastaría para declarar al papiro un fraude. "Nadie ha escrito nada en Lycopolitan en el período en que fue presuntamente escrito este texto” escriben Joel S. Baden y Candida R. Moss en Blog Belief de CNN (1). (Un artículo muy completo sobre los estudios que determinaron falsificación se puede consultar en inglés clickando AQUÍ)

Definitivamente
Se trata de un fraude

ALETEIA publica
El “Evangelio de la mujer de Jesús” es casi con toda seguridad una falsificación 
"La enésima confirmación, como escribe Tempi el 6 de mayo, llega de un estudio recientemente publicado por Christian Askeland, un investigador americano de la Indiana Wesleyan University, especializado en versiones coptas del evangelio de Juan.
El texto, escrito sobre un papiro datado en el 700 – 800 después de Cristo, fue descubierto hace dos años por la Harvard Divinity School, en el que se lee “Jesús les dijo: les presento a mi esposa”, y es, en realidad, obra de un falsificador del siglo XXI. 
En un estudio juzgado legítimo e interesante por la propia autora del descubrimiento del papiro, Karen King, Askeland ha demostrado que el “evangelio de la esposa de Jesús” es una falsificación, gracias a la comparación con un segundo fragmento, una versión copta del evangelio de Juan, adquirido por Harvard junto con el fragmento sobre la mujer de Jesús, y después publicado en la Harvard Theological Review.

El texto ha sido de hecho parcialmente copiado de una investigación de 1924, recientemente publicada en internet, escrita en un particular dialecto copto (Lycopolitan), pero que los escribas del 700-800 (edad a la que se remonta el papiro) nunca habrían podido conocer, al haberse extinguido entre tres y cinco siglos antes. Comparando el fragmento falso con el que habla de la mujer de Jesús, Askeland ha encontrado más de una simple similitud. ¿Quizás lo escribió la misma mano?

Engaño del papiro autentico 
¿Cómo consiguió el falsificador engañar a los expertos de Harvard y a los instrumentos de investigación de la prestigiosa universidad americana? Según los expertos, utilizó un trozo de papiro realmente antiguo, escribiendo dos textos evangélicos con un tipo de tinta particular compuesta de hollín, capaz de engañar los test de espectroscopia Raman usados para calcular su edad. Y para escribir el texto del evangelio de Juan, como demuestra el estudio de Askeland, el falsificador se inspiró libremente en un estudio de 1924, desde hace unos años descargable en internet en formato pdf.

Errores gramaticales

El escepticismo sobre el pasaje copto en el que Jesús presenta a su hipotética esposa deriva de los errores gramaticales presentes en el texto, del hecho que parece una copia del evangelio de Tomás, pero también del insólito uso de las negritas en la frase sospechosa. El experto de religión de la Brown University, Leo Depuydt, en un artículo también publicado en la Harvard Theological Review explica que el uso de las negritas parece querer producir cierto efecto cómico. “Suena más o menos así – escribe Depuydt – ‘mi esposa: ¡sí, he dicho mi esposa, lo habéis oído bien!’”. Para el experto, el fragmento “podría funcionar para un sketch de los Monty Python”, no para un estudio científico" dice Aleteia.
¿Qué ocurriría con la Teología protestante tradicional si se comprueba que Cristo estuvo casado?

Habría mucha discusión académica sin lugar a dudas, antes de informar al grueso de los fieles que Jesús tuvo una esposa. Habría largos debates y el tema se tornaría viral por un tiempo en las redes y en los medios de comunicación. Numerosos especialistas opinarían en documentales, revistas, libros, websites, etc. Sin embargo, el impacto en  Soteriología no cambiaría nada. 

Sí en cuanto a la figura del Jesús histórico. Probablemente alentaría nuevas investigaciones y se abrirían grandes debates sobre quienes escogieron los libros canónicos. Entre los evangélicos, todo continuaría más o menos normal. Cristo murió en la Cruz, soltero o casado, como único cordero que quita el pecado del mundo, el único nombre dado a los hombres bajo el cielo, en que podemos ser salvos, el único camino que lleva al Padre. 

De haber estado casado, se podría suponer, su humanidad sería exaltada aún más dado que, no solo fue capaz de sacrificar su propia vida por amor a los pecadores sino incluso, el bienestar de su propia familia. De haber estado casado, no obstante, los evangelios y el libro de Hechos tendrían que mencionar su esposa ya que de haber existido esta mujer sería una gran injusticia ignorarla y Cristo carecía de comportamientos injustos.  De modo que los teólogos protestantes tradicionales y pentecostales, supongo, solo tendrían que ajustar algunos  detalles en cuanto a lo histórico de Jesús, sin ver peligrar las doctrinas esenciales de nuestra fe.

(C) Marc Pesaresi
__________

1- Joel S. Baden es profesor asociado de Antiguo Testamento en la Yale Divinity School. Candida Moss es profesor de Nuevo Testamento y el cristianismo primitivo de la Universidad de Notre Dame. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen a Baden y Moss.

2 comentarios:

  1. saludos Bertha, gracias por pasar a leer, comentar..., fuerte abrazo y muchas bendiciones

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Resultados de la búsqueda