jueves, 25 de julio de 2013

EL PAPA FRANCISCO EN BRASIL


¿Cambiará el Papa todas las cosas?


Y el pueblo católico 
¿También cambiará?

Desde que el Papa Francisco llegó a Río de Janeiro, los medios argentinos no dejan de informar sobre las actividades del líder de la iglesia Católica. Muchas personas están alegres con este hombre porque en cuatro meses de gestión, ha demostrado un cambio radical a la hora de acercarse al pueblo que representa. Es un Papa verdaderamente "con olor a ovejas" (1). 

Mientras las noticias sobre la actividad papal en Brasil fluyen como aguas por una cascada mediática, no deja de ser interesante leer como los medios mas importantes resaltan que la tarea del Papa en Brasil sera, entre otras, la de "seducir a los evangélicos e incrédulos". No veo como podrá el Papa, que es hombre  y es finito, "seducirnos" a quienes alguna vez fuimos católicos y luego, cristianos convencidos de serlo por haber nacido de nuevo en Cristo Jesús. Si por "seducir" se refiere a que le tengamos respeto, bueno, ya se lo gano. Pero si presume la frase que se nos habrá de "reconvertir" dudo mucho que el Papa tenga éxito. La mayoría de los protestantes nacidos en Sudamérica ya fuimos católicos y nos fuimos por múltiples razones, la principal, que Cristo nos llamó a servirlo.

Francisco conoce estos detalles. Existen elaborados informes católicos que "explican" el porque la gente se marcha del catolicismo. No se le escapa que la mayoría de los curas no predican con suficiente fuerza sino que esperan en la iglesia la llegada de los fieles y esto no es bueno. Es como si un pastor se quedara en el corral esperando que la majada dispersa paste por los campos sin guía y vigilancia.

Francisco conoce en detalle toda esta problemática porque la vivió en persona. Muchos curas se quedan rezagados y la molicie induce a algunos de ellos, no solo a "pecar" sino además, elaborar argumentos poco sólidos para justificar lo injustificable; vivencias "poco católicas"; prohibidas por la fe que dicen defender y por lo tanto, escondidas de la vista de todos; por el peso de la verdad, terminan con sus carreras sacerdotales. También sabe, que la ICAR deberá abandonar la política de juzgar al protestante como "hereje" y considerar seriamente que el Espíritu Santo obra entre los evangélicos en calidad y cantidad. Para eso se requiere diálogo respetuoso interreligioso.

Antes de ser Papa, Francisco trabajaba en un barrio de Buenos Aires donde las condiciones sociales implicaban si o sí, tener un fluido diálogo interreligioso. Cuidado aquí: ningún radical evangélico debe presuponer colaboracionismo en esto. Diálogo no es ecumenismo. A veces, cuando la obra social es muy grande, se precisa de diálogos para alcanzar a todos los que necesitan de asistencia. Para entender lo que digo, se requiere de haber estado en varias crisis económicas como soportamos los Argentinos, la última de las cuales, hasta llegamos al trueque en nuestra miseria y desesperación. De modo que, si por "seducir" se entiende que es "respetar" al que cree de modo diferente, nada más nos queda que aplaudir el deseo. Todos los cristianos queremos convivir en paz, con libertad para cambiar de religión si así nuestra conciencia nos lo exigiera.

El pueblo católico también debe cambiar

Sobre este punto vale la pena reflexionar. El pueblo católico ignora en su amplia mayoría, las delicias de la Biblia. La lee y la vive poco. Rara vez se ve un católico esforzándose en vivir la vida tal como pide el evangelio. Es normal ser "católico" y vivir contrario a lo que pide Cristo. Para el católico carnal, la iglesia es una institución donde acudir cada tanto  y relega todo lo espiritual al cura y a las monjas.El carnal se mantiene al margen, no se compromete. No quiere dejar de mentir, robar, fornicar, hablar con lenguaje soez. El quiere vivir el cristianismo católico "según su conveniencia" y no según la conveniencia de Cristo. El católico es un pueblo que obra gracias al fervor más que al conocimiento de las Escrituras. Existen muy buenos católicos; amables, serviciales, desprendidos, pero muchos otros no son ejemplo de cristianismo. Un católico carnal podrá argumentar que lo es, pero llevado a la Biblia, la mirará o lo que es peor, tal vez la considere, como un libro pesado de leer, solo abordable por curas y monjas. Por el contrario, un católico comprometido, la considerará como la Palabra de Dios de donde mana toda razón  y justicia.

Charlaba con una católica piadosa y me decía:-¡Ya vas a ver como este Papa cambiará todas las cosas!. Y como ella muchos opinan en la misma sintonía. Creen que el Papa es como Superman. Puede todo. Sin embargo, quienes algo sabemos de las cosas espirituales, nos percatamos que, para que el Papa Francisco tenga éxito, se precisa que el pueblo católico también cambie.

Por ejemplo: en Argentina, durante la Semana Santa ¿cuantos católicos van a misa? Pocos. ¿Cuántos se van de vacaciones aprovechando el fin de semana largo? Millones y millones de pesos gastan en su diversión. Sería bueno recordar que la Semana Santa precisamente es "Santa" porque algo ocurrió hace 2000 años, cuyo recuerdo ningún cristiano puede obviar por diversión. Debería ser una festividad solemne y de agradecimiento. Sin embargo, una gran mayoría de católicos en ves de agradecer, se marchan de farra (diversión).

El Papa Francisco, mucho me temo, podrá tener todas las buenas intenciones para modificar la pesantéz de una iglesia alicaída por casos de corrupción y pederastia, pero si el pueblo católico no cambia y se compromete a vivir una vida a lo cristiano, mucho me temo que todo lo que vemos, no será mas que fervor que pronto se apagará. Entre tanto, los medios no dejan de citar, casi como asombro, el crecimiento del protestantismo en Brasil. En realidad, crece en todas partes, pero en Brasil es como que tal aumento incomoda. 
"Brasil es la nación católica más grande del mundo desde la década de los años 50, cuando tomó el puesto que solía tener Italia. Aunque la Iglesia en ese país cuenta con unos 123 millones de miembros, en la actualidad está pasando por un evidente proceso de diversificación religiosa. Los datos del último censo de 2010 revelaron que, por primera vez, el número de católicos en Brasil disminuyó en términos absolutos y relativos.
En 2000, los católicos brasileños sumaban 125 millones y representaban el 73,6% de la población, mientras que en 2010 eran 123,3 millones o el 64,6% del total. Se espera que unos 2,5 millones de fieles participen en la Jornada Mundial de la Juventud.
Durante el mismo período, los evangélicos ganaron casi 20 millones de seguidores y pasaron de ser 26,5 millones (15,4% de la población) a 42,3 millones (22,2%).
Por su parte, el grupo que se declara "sin religión" aumentó de 12,5 millones de personas en 2000 (7,4%) a 15,3 millones (8%) en 2010.
En 1872, cuando el catolicismo seguía siendo la religión oficial del país, el 99,7% de los brasileños se declaraban católicos. Según los demógrafos, el fenómeno indica un cambio de la hegemonía religiosa en Brasil, que culminará -si las tendencias actuales continúan- en 2040 con el fin del catolicismo como religión de la mayoría.
Se supone que en ese año habrá un empate técnico entre el número de católicos y evangélicos del país, según lo asegura un estudio titulado "La dinámica de las afiliaciones religiosas en Brasil entre 2000 y 2010: la diversificación y el proceso de cambio de la hegemonía", realizado por los demógrafos José Eustáquio Diniz, Luiz Felipe Walter Barros y Suzana Cavenaghi, del Instituto Brasilero de Geografía y Estadística.
"Entre 2000 y 2010, el equivalente a la adición de toda la población -alrededor de 21 millones de personas- fueron a otros grupos religiosos" informa BBC Mundo.
(C) Marc Pesaresi

1. ¿Sabías que la frase "con olor a ovejas" se la sugirió al Papa Francisco un pastor evangélico? Para saber más sobre esto, lee AQUÍ.

martes, 16 de julio de 2013

LA GRACIA DE DIOS


"Cuidará de ti"





Introducción.

          A. Muchos textos lo prometen (Prov. 30:5; 2 Cor. 1:8-11; Sal. 23).
          B. El poder de Dios no está limitado a lo milagroso; las leyes naturales son leyes de Dios.
          C. El obra hoy y nos cuida hoy.

I. Dios cuida de su pueblo por medio de gente justa.

          A. Jeremías fue rescatado por Ebed-melec (Jer. 38:13).
          B. Pablo fue consolado por Tito (2 Cor. 7:6).
          C. Pablo y los hermanos de Roma fueron mutuamente confortados (Rom. 1:9-12).
          D. Hermanos fieles son una bendición para todos, pero especialmente para los de la casa de la fe (Gál. 6:10).

II. Dios cuida de su pueblo por medio de otros.

          A. Los hermanos de José llevaron a cabo el plan de Dios (Gén. 45:5, 7; 50:20).
          B. Judas, los judíos y romanos llevaron a cabo el plan de Dios para salvarnos.
          C. Las prisiones de Pablo no eran una maldición sino una bendición para la obra (Fil. 1:12-14). Esto demuestra que Dios es soberano

III. Dios nos da gracia con la gente.

          A. Dio gracia a José ante los ojos de Potifar (Gén. 39:3).
          B. Dio gracia a Ester ante los ojos del rey (Ester 2:9, 15).
          C. Dio gracia a Pablo ante los ojos de Julio (Hech. 27:3)
          D. Da gracia a sus hijos ante otros (el patrón, el gobierno, los vecinos, etc.),  porque pagan a todos lo que deben; "al que tributo, tributo, al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra" (Rom. 13:7).
          E. Da gracia a la esposa ante los ojos del esposo incrédulo (1 Ped. 3:1-4).

IV. Dios nos cuida por medio de circunstancias favorables.

          A. Salvó a David (1 Sam. 23:24-29).
          B. Salvó a los judíos (Ester 4:14).
               1. Mardoqueo denuncia una conspiración (Est. 2:19).
               2. Una noche el rey no pudo dormir (Est. 6:1).
               3. Esa noche entró Aman, el enemigo de Mardoqueo.
               4. ¿Pura coincidencia? ¿Buena suerte? ¿Por casualidad? Así hablan los del mundo, pero el cristiano cree en la providencia de Dios y no habla de "buena suerte".
          C. Salvó a Pablo (Hech. 23:12-24; 25:1-12; 27:3, 42, 43).
          D. Por la providencia de Dios hemos oído el evangelio. ¿Quién le invitó a usted? ¿Quién le enseñó? ¿Padres cristianos? ¿Algún pariente o vecino? ¿Leyó un folleto? No digamos que por buena suerte oímos el evangelio.

V. Si Dios me cuida, ¿por qué pasa todo esto? (Jueces. 6:13).

          A. ¿Por qué dejó morir a mí ser querido? ¿Por qué sufrí el accidente?
          B. ¿Por qué permitió Dios que Esteban fuera apedreado y Jacobo degollado y Juan no? Son preguntas que no nos toca preguntar.
          C. Cuando Pedro hizo una pregunta que no convenía, Jesús le dijo, "¿Qué a ti? Sígueme tú" (Juan 21:21, 22).
          D. Hay mucho que no podemos explicar. Por ejemplo, ¿cómo nos ayudan los ángeles? (Heb. 1:14; Sal. 34:7).

VI. Dios nos cuida por medio del hogar ordenado.

          A. El hogar ordenado es una de las más grandes bendiciones de Dios. Si cada miembro de la familia obedece las instrucciones de Dios, el hogar estará ordenado.
          B. Es indispensable que el orden divino sea respetado y practicado (Efes. 5:22-6:4).

VII. Dios nos cuida por medio de la iglesia fiel.

          A. La comunión con hermanos fieles es protección de Dios.
          B. Estudiemos y practiquemos los textos que hablan de unos y otros.

VII. Pero ¿por qué sufrimos tanto?

          A. Por causa del pecado (Jueces. 6:13; 1 Cor. 11:30).
          B. Los inocentes sufren también, son víctimas de los pecados de otros (por ej., hijos del borracho).
          C. Los elementos de la naturaleza (agua, fuego, viento) causan mucho sufrimiento. La tierra fue maldita por causa del pecado (Gén. 3:17).
          D. El libre albedrío del hombre permite que invente máquinas, automóviles, aviones, etc. que causan mucho sufrimiento.
          E. Sufrimos porque amamos (Rom. 12:15; 1 Cor. 12:26). 

VIII. Pero ¿por qué Dios lo permite?

          A. ¿Quiere que Dios quite nuestro libre albedrío para que el hombre deje de inventar cosas peligrosas?
          B. ¿Preferiría usted vivir en un mundo sin amor?
          C. Del sufrimiento resulta bendición. Produce paciencia, etc. (Rom. 5:3-5; 2 Cor. 12:10).
          D. Hijos necesitan disciplina (Heb. 12:7).
          E. El sufrimiento nos hace más compasivos (Heb. 2:18; 4:15).
          F. No hace depender de Dios (Deut. 6:10-12).
          G. Nos hace anhelar el cielo (Heb. 11:10, 16).
          H. Nos ayuda a evangelizar (Hech. 8:4; 11:19; Fil. 1:12-14; toda la obra de Pablo registrada entre Hech. 21 y Hech. 28 la hizo como preso de Roma.

Conclusión:

          A. Dios sí nos ama y nos cuida. "Dios cuidará de ti". "Sois guardados por el poder de Dios (1 Ped. 1:5).
          B. Nos oye (1 Jn. 3:22; 5:14); pero siempre digamos "hágase tu voluntad y no la mía" (2 Cor. 12:9).
          C. Los que resistir la enseñanza del Señor resisten su cuidado.

AIRAOS PERO NO PEQUÉIS

          

 Efesios 4:26,27

Por 


Introducción:
     A. Este estudio tratará el problema del enojo. Pablo dice, "Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo".
     B. La persona que no se enoja nunca no vale nada en el servicio de Dios. La Biblia habla mucho acerca del enojo de Dios y el enojo de Jesús.
     C. Lo importante es ¿cuándo debe­mos enojarnos?, ¿cuándo no debemos enojarnos?
¿Por qué debemos enojarnos?, ¿qué hacer con el enojo?, ¿qué nos mueve a hacer o a decir?, ¿cómo nos afecta?
I. El Enojo De Dios
     A. 1 Reyes 11:9,10, "Y se enojó Je­hová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces, y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Jehová".
          1. Dios se enoja cuando Sus siervos se apartan de El. No es indiferente. El aborrece la desobediencia y la apostasía.
          2. Le había aparecido a Salomón dos veces, le dio sabiduría, y lo exaltó en todas formas, dándole riquezas y fama mundial. Con razón Dios se enojó.
     B. 2 Reyes 17:18, "Jehová, por tanto, se airó en gran manera contra Israel, y los quitó de delante de su rostro". El texto des­cribe la apostasía de Israel, cómo se apartó de Dios y practicaba toda forma de idolatría abominable.
     C. Sal. 7:11, "Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días". ¿Por qué no son predicados los tex­tos que hablan del enojo de Dios? ¿Por qué solamente oímos del amor de Dios, y de Su misericordia? Hay muchos textos que describen Su enojo, tanto en hechos como en palabras.
     D. Sal. 79:5, "¿Hasta cuándo, oh Je­hová? ¿Estarás airado para siempre? ¿Arderá como fuego tu celo?"
     E. Sal. 80:4-6, "Jehová, Dios de los ejércitos, ¿Hasta cuándo mostrarás tu indignación contra la oración de tu pueblo? Les diste a comer pan de lágri­mas, y a beber lágrimas en gran abundan­cia. Nos pusiste por escarnio a nuestros vecinos, y nuestros enemigos se burlan en­tre sí".
     F. Heb. 10:31, "¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!"; Heb. 12:29, "nuestro Dios es fuego consumidor". Esto también fue dicho en un contexto de apostasía. Como los antepasados siempre se apartaban de Dios, así también estos judíos cristianos se apartaban y algunos pisoteaban al Hijo de Dios.
     G. Dios se enoja, pues, contra toda desobediencia, rebelión, idolatría, hipocresía, y opresión. El no está dormido, y no es indiferente. 
II. El Enojo De Jesucristo
     A. Sal. 2:12, "Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; pues se inflama de pronto su ira". El se­gundo salmo es mesiánico y es citado varias veces en el Nuevo Testamento.
     B. Mar. 3:5, "Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana".
          1. Dice el v. 2 que los judíos "le asechaban para ver si en el día de reposo le sanaría, a fin de poder acusarle". 
          2. El enojo de Jesús fue su reacción a la hipocresía y dureza de los judíos que profesaban celo por la ley, pero ignoraban por completo el bienestar del pobre hom­bre con la mano seca.
     C. Mat. 21:12-17; Jn. 2:13-17, Jesús reprende a los traficantes en el templo. En Juan 2:14,15, "y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas".
           1. Los evangelistas de televisión ganan millones de dólares. Si se quitara el comercio de la Iglesia Romana, o de la religión mormona, o de varias otras iglesias habría un gran derrumbe de igle­sias.
           2. ¿Qué pensará Cristo ahora de los que quieren convertir la iglesia de El en un centro de recreo y actividad social?
     D. Muchos hablan solamente del tierno Jesús. Siempre es proclamado como compasivo, paciente, amoroso y be­nigno, y sería imposible exagerar estas cualidades. Pero somos ciegos si no vemos Su santa indignación ardiente. Seguramente los judíos la vieron.
III. Nosotros Debemos Tener La Misma Disposición Que Observamos En Cristo.
A.   Pablo tenía la misma disposición, la misma actitud.
1.     2 Cor. 11:2, "Porque os celo con celo de Dios".
                 2. Hech. 13:10, "¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?" Y luego el hombre quedó ciego.
                 3. Hech. 23:3, "¡Dios te golpeará a ti, pared blanqueada!" Así dijo Pablo a Ananías el sumo sacerdote injusto. Pablo no sabía que era el sumo sacerdote, pero éste merecía la reprensión de Pablo.
                4. Pablo demostró gran celo por Dios; no era indiferente ante la injusticia ni la hipocresía, ni tampoco cuando los falsos maestros entraron en la iglesia para destruir la obra que Pablo con gran sacri­ficio había hecho.
     B. Esteban también tenía la misma disposición (Hech. 7:51,52).
     C. Estos textos y muchos otros nos enseñan que debemos manifestar abier­tamente nuestro desagrado, disgusto y des­contento con el error y la maldad de toda clase. Muchos creen que el cristiano es muy tolerante. Debemos ser tolerantes en el sentido de ser pacientes con los dé­biles; pero no debemos ser tolerantes con las cosas que tanto provocaron a Cristo, a Pablo y a Esteban.
IV.         Debemos Amar Al Enemigo, Al Opo­nente Que Sea.
     A. Dios ama a todos los pecadores, Ezeq. 18:23; 1 Tim. 2:4; 2 Ped. 3:9. Es por esto que Su ira se enciende contra ellos; es para reprenderlos y traerlos al arrepen­timiento para que se salven.
     B.  Cristo murió por los pecadores, Rom. 5:8,9. Y el mismo amor manifestado en su muerte también fue manifestado cuando El era provocado y denunciaba los pecados.
           1. Cristo murió para expiar los pecados del mundo, pero esos mismos pecados tienen que ser expuestos, descu­biertos y denunciados. Cuando El se enojó, no dejó de amar a los judíos. Su in­dignación justa y santa redundó en beneficios espirituales para ellos.
           2. Apoc. 3:19 "Yo reprendo y cas­tigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete".
     C. Así también nosotros, debemos amar al enemigo, Mat. 5:44-48, orando por él, volviendo bien por mal, ayudán­dole en lo que podamos.
           1. Debemos buscar su bienestar físico, Rom. 12:20.
          2.  Pero debemos buscar también su bienestar espiritual, y esto requiere la reprensión del pecado, Luc. 17:3 (lo que se dice aquí del hermano se aplica también a todo el mundo); 2 Tim. 4:2.
          3. "Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece" (Prov. 27:5,6).
     D. Lo que afirmamos es que la con­ducta del cristiano debe ser siempre apropiada en cualquier circunstancia. Lo que provoca a Dios nos debe provocar a nosotros. Si Cristo estuviera aquí en la tierra, llevando los zapatos nuestros, ¿qué diría?, ¿cómo reaccionaría en las varias circunstancias en las que nos encontramos nosotros?

V. Entonces, ¿Por Qué Se Condena El Enojo En Varios Textos?

     A. En el mismo texto, Efes. 4:31, Pablo dice "Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira..."
          1. Gál. 5:20 dice que la "ira" es obra de la carne.
          2.  Col. 3:5-8 habla de las "cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia"; las primeras dos cosas son "ira, enojo".
 
     B. ¿Cómo podemos saber cuándo el enojo está bien y cuándo no?
1. Ya hemos visto que debemos sen­tir la indignación justa contra el pecado y el error. Es apropiado que nos sintamos descontentos y aun disgustados y enojados para ser movidos a reprender el pecado.
           2. Pero tal enojo no es causado por el egoísmo o por el deseo de vengarse y hacer daño al oponente. No es malicioso.
     C. Efes. 4:31,32 incluye con el enojo la gritería y maledicencia, y toda malicia. El enojo relacionado con tales cosas es carnalidad, es pecado. El enojo en este texto es el opuesto de "misericordiosos, perdonándoos".
     D. 2 Cor. 12:20 habla de iras en medio de contiendas, envidias, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, y desórdenes.
     E. Gál. 5:20 habla de la ira en conexión con enemistades, pleitos, celos, contiendas, y disensiones. El enojo que se condena se reconoce por sus compañeros.
     F. 1 Ped. 2:21-23, en cuanto a los in­sultos y toda la injuria contra Su persona, Jesús no se enojó: "cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomen­daba la causa al que juzga justamente". Jesús no tenía nada de malicia en Su corazón. No quiso venganza. No quiso hacer daño a ningún enemigo. Al con­trario oró por ellos.
Conclusión:
     A. Debemos enojarnos, pues, para defender a verdad, sintiendo indignación cuando las cosas de Cristo son pisoteadas. No dejemos de levantar la voz para protestar y para reprender.
     B. Pero debemos quitar del corazón el enojo asociado con la malicia que provoca contiendas y hace injuria a otros.
     C. Desde luego, nos sentimos irrita­dos y provocados cuando hay insultos e injurias contra nuestra persona. Pero Pablo dice, "Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo".
          1. El enojo es para movernos a al­guna acción. El cristiano tiene control de su corazón, y su acción o reacción es apropiada a su vocación como cristiano. Si debe reprender el pecado, que lo haga, con amor, con el propósito de corregir el mal. Si debe sufrir el agravio (1 Cor. 6:7), que lo haga con gozo.
     2. Es apropiado y correcto que el cristiano exprese lo que piensa a la persona que le ha agraviado, explicando que su conducta o palabras no son correctas y que él está fuera de orden. Le puede llamar la atención a lo incorrecto de su conducta. Esto debe hacerse con completo dominio propio.
     3. Pero de ninguna manera debe­mos acostarnos enojados, porque el enojo que permanece en el corazón se convierte en malicia. Si dejamos que el enojo se quede en el corazón, aun para otro día, es­tamos dando lugar al diablo. 
          4. Una sugerencia muy práctica para cuando sucedan disgustos entre hermanos es que algún hermano diga, "Hermanos, oremos" y el hermano que ha causado la provocación debe dirigir la oración.

 Wayne Partain
Una website muy completa,
De estudios para entender la Biblia
Para acceder, click AQUÍ


miércoles, 10 de julio de 2013

DIOS SIGUE CON VIDA





Dios aún no ha Muerto

Por

William Lane Craig
Filósofo, teólogo y apologista cristiano protestante
de Estados Unidos.
Se ocupa de la filosofía del tiempo y  de la religión,
específicamente la existencia de Dios


El siguiente artículo fue publicado en castellano 
por 
Fe Razonable
 Para acceder, click AQUÍ
 
Traducido 
por 
Joel Naranjo
de
"God Is Not Dead Yet"  
Christianity Today. Julio, 2008, pp. 22-27. 
 Christianity Today
Para leer el artículo en inglés, click AQUÍ

______

Se podría pensar de la reciente avalancha de best-sellers ateos que la creencia en Dios es intelectualmente indefendible en la actualidad para las personas racionales. Pero una mirada a los libros por Richard Dawkins, Sam Harris, y Christopher Hitchens, entre otros, revela rápidamente que el llamado Nuevo Ateísmo carece de músculo intelectual. Es felizmente ignorante de la revolución que ha tenido lugar en la filosofía angloamericana. Refleja el cientificismo de una generación pasada en lugar de la escena intelectual contemporánea. 

El clímax cultural de aquella generación llegó el 8 de abril de 1966, cuando la revista Time publicó una historia principal cuya cubierta era completamente negra salvo tres palabras blasonadas en brillantes letras rojas: "¿Ha muerto Dios?”. La historia describía el movimiento de la "Muerte de Dios", de moda en la teología norteamericana. 

Pero para parafrasear a Mark Twain, las noticias del fallecimiento de Dios fueron prematuras. Puesto que, al mismo tiempo que los teólogos escribían el obituario de Dios, una nueva generación de jóvenes filósofos estaba redescubriendo su vitalidad. 

Allá por los años cuarenta, muchos filósofos creían que el lenguage acerca Dios, dado que no es verificable por los cinco sentidos, carece de significado: es un verdadero sinsentido. Este verificacionismo finalmente colapsó, en parte, porque los filósofos comprendieron ¡que el verificacionismo mismo no puede ser verificado! El colapso del verificacionismo fue el evento filosófico más importante del siglo 20. Su caída implicó que los filósofos fueron una vez más libres de hacer frente a los problemas tradicionales de la filosofía que el verificacionismo había suprimido. Junto a este resurgimiento del interés en las preguntas filosóficas tradicionales vino algo totalmente inesperado: un renacimiento de la Filosofía Cristiana. 

El punto de inflexión llegó, probablemente, en 1967, con la publicación de "Dios y Otras Mentes: Un Estudio de la Justificación Racional de Creencia en Dios" de Alvin Plantinga. Los pasos de Plantinga han sido seguidos por una multitud de filósofos cristianos, los cuales escriben en revistas académicas, participan en conferencias profesionales y publican con las mejores editoriales académicas. Como resultado, el rostro de la filosofía angloamericana se ha visto transformado. El ateísmo, si bien quizás todavía el punto de vista dominante en las universidades norteamericanas, es una filosofía en retirada. 

En un reciente artículo, el filósofo de la Universidad de Western Michigan, Quentin Smith, lamenta lo que él llama "la desecularización de la academia que se ha desarrollado en los departamentos de filosofía desde finales de los años '60". Reclama de la pasividad de los naturalistas ante la ola de "teístas inteligentes y talentosos que han entrado en el mundo académico en la actualidad." Smith concluye, "Dios no esta 'muerto' en la academia; volvió a la vida a fines de los 60s y está ahora vivo y bien en su última fortaleza académica, los departamentos de filosofía". 

El renacimiento de filosofía cristiana se ha visto acompañado por un resurgimiento del interés en la teología natural, aquella rama de la teología que busca demostrar la existencia de Dios aparte de la revelación divina. La meta de la teología natural es justificar una cosmovisión teísta en un sentido amplio, una que pueda ser común a cristianos, judíos, musulmanes, y deístas. Aún cuando pocos los llamarían pruebas concluyentes, todos los argumentos tradicionales para la existencia de Dios, por no mencionar otros argumentos nuevos y creativos, hallan en la actualidad defensores bien articulados. 

Los Argumentos 

Primero, démosle una rápida mirada a algunos de los argumentos actuales de teología natural. Los veremos de manera condensada. Esto tiene la ventaja de hacer la lógica de los argumentos muy clara. El esqueleto de los argumentos puede ser entonces rellenado de carne con una discusión más extensa. Una segunda pregunta crucial, ¿De que sirve un argumento racional en nuestra época supuestamente postmoderna?, será tratada en la próxima sección. 

El Argumento Cosmológico. Versiones de este argumento son defendidas por Alexander Pruss, Timothy O'Connor, Stephen Davis, Robert Koons y Richard Swinburne, entre otros. Una formulación simple de este argumento es: 
1. todo lo que existe tiene una explicación de para su existencia, sea en la necesidad de su propia naturaleza o en una causa externa.
2. si el universo tiene una explicación para su existencia, dicha explicación es Dios.
3. el universo existe.
4. por consiguiente, la explicación para la existencia del universo es Dios. 
Este argumento es lógicamente válido, de modo que la única pregunta es acerca de la verdad de sus premisas. La premisa (3) es innegable para cualquier buscador sincero de la verdad, de modo que el problema se reduce a (1) y (2).
La premisa (1) parece bastante plausible. Imagine que va caminando por un bosque y descubre una esfera translúcida en el suelo. Usted encontraría bastante extraña la afirmación de que la esfera simplemente existe, inexplicablemente. Y aumentar el tamaño de la esfera, incluso hasta que llegue a ser co-extensiva con el cosmos, no ayudaría en nada para eliminar la necesidad de una explicación para su existencia. 

La premisa (2) podría parecer polémica en un comienzo, pero es, de hecho, sinónima de la usual afirmación atea de que si Dios no existe, entonces no hay ninguna explicación para la existencia del universo. Además, (2) es bastante plausible por derecho propio. Esto porque una causa externa del universo debe existir más allá del espacio y el tiempo, y por consiguiente no puede ser física o material. Ahora, hay sólo dos tipos de cosas que calzan con esa descripción: Ya sea un objeto abstracto, como los números, o, de lo contrario, una mente inteligente. Pero los objetos abstractos son causalmente impotentes. Por ejemplo, el número 7 no puede causar nada. Por lo tanto, se sigue que que la explicación de la existencia del universo es una mente personal, externa y trascendente que creó el universo, que es lo que la mayoría de las personas tradicionalmente han querido decir con la palabra "Dios." 

El Argumento Cosmológico Kalam. Esta versión del argumento tiene una rica herencia islámica. Stuart Hackett, David Oderberg, Mark Nowacki, y yo hemos defendido el argumento kalam. Su formulación es simple: 
1. todo lo que comienza a existir tiene una causa.
2. el universo comenzó a existir.
3. por consiguiente, el universo tiene una causa. 
La premisa (1) ciertamente parece más plausible que su negación. La idea que las cosas pueden nacer a la existencia sin una causa es peor que la magia. No obstante, es notable cuántos no-teístas, bajo el peso de la evidencia en favor de la premisa (2), han negado (1) en lugar aceptar la conclusión del argumento. 

Tradicionalmente, los ateos han negado (2), en favor de un universo eterno. Pero hay buenas razones, filosóficas y científicas, para dudar que el universo no tenga un comienzo. Filosóficamente, la idea de un pasado infinito parece absurda. Si el universo nunca tuviera un principio, entonces el número de eventos del pasado en la historia del universo es infinito. No sólo es ésta una idea muy paradójica, si no que hace surgir un problema: ¿Cómo el evento presente podría llegar alguna vez, si un número infinito de eventos anteriores tenían que ocurrir primero? 

Es más, una notable serie de descubrimientos en astronomía y astrofísica durante el último siglo han inspirado nueva vida al argumento cosmológico kalam. En la actualidad tenemos evidencia bastante poderosa de que el universo no tiene un pasado eterno, sino que tuvo un comienzo absoluto hace aproximadamente 13.7 mil millones años en un evento cataclísmico conocido como el Big Bang. 

El Big Bang es tan asombroso porque representa el origen del universo a partir de literalmente nada. Esto, dado que toda la materia y energía, e incluso el espacio físico y el tiempo llegaron a ser en el Big Bang. Si bien algunos cosmólogos han intentado desarrollar teorías alternativas con el objeto de evitar este principio absoluto, ninguna de estas teorías se ha impuesto en la comunidad científica. De hecho, en 2003, los cosmólogos Arvind Borde, Alan Guth, y Alexander Vilenkin fueron capaces de demostrar que cualquier universo que este, en promedio, en un estado de expansión cósmica no puede ser eterno hacia el pasado si no que debe tener un principio absoluto. 

Según Vilenkin, "Los cosmólogos ya no pueden esconderse tras la posibilidad de un universo con un pasado eterno. No hay ninguna salida, tienen que enfrentar el problema de un principio cósmico". Se sigue, entonces, que debe haber una causa trascendente que produjo la existencia de universo, una causa que, como hemos visto, es plausiblemente eterna, no-espacial, inmaterial, y personal. 

El Argumento de Teleológico. Los antiguos argumentos del diseño permanecen hoy tan robustos hoy como siempre, defendidos en varias formas por Robin Collins, John Leslie, Paul Davies, William Dembski, Michael Denton, y otros. Los partidarios del movimiento del Diseño Inteligente han continuado la tradición de buscar ejemplos de diseño en los sistemas biológicos. Pero la vanguardia de la discusión se enfoca en el notable y recientemente descubierto "ajuste fino" del cosmos para la vida. 

Este ajuste fino es de dos clases. Primero, cuando las leyes de la naturaleza se expresan como ecuaciones matemáticas, contienen ciertas constantes, tales como la constante gravitatoria. Los valores matemáticos de estas constantes no son determinados por las leyes de la naturaleza. Segundo, hay ciertas cantidades arbitrarias que son sólo parte de las condiciones iniciales del universo, por ejemplo, la cantidad de entropía presente en el universo. 
Estas constantes y condiciones caen en un rango extremadamente estrecho de valores que posibilitan la vida. Si cualquiera de estas constantes o condiciones iniciales fuera alterado por menos que el ancho de un cabello, el equilibrio que hace posible la vida se destruiría, y la vida no existiría.De acuerdo con esto, podemos argumentar: 
1. El ajuste fino del universo se debe ya sea a la necesidad física, al azar o a al diseño.
2. no se debe a la necesidad física o al azar.
3. por consiguiente, se debe al diseño. 
La premisa (1) simplemente las lista de opciones posibles para explicar el ajuste fino. La premisa importante es por consiguiente (2). La primera alternativa, la necesidad física, dice que las constantes y condiciones iniciales deben tener los valores que tienen. Esta alternativa tiene poco digno de consideración. Las leyes de la naturaleza son consistentes con una amplia gama de valores para las constantes y condiciones iniciales del universo. Por ejemplo, la candidata más prometedora para una teoría unificada de la física a la fecha, la teoría de las "supercuerdas" o "teoría M", permite un paisaje cósmico de alrededor de 10500 posibles universos distintos gobernados por leyes naturales, y sólo una proporción infinitesimal de éstos es capaz de sostener vida. 

En cuanto al azar, los teóricos contemporáneos reconocen cada vez más que las posibilidades contra el ajuste fino son simplemente insuperables a menos que uno este preparado para abrazar la especulativa hipótesis de que nuestro universo es solo un miembro de un conjunto infinito de universos aleatoriamente ordenados (alias, el multiverso). En este conjunto de mundos, cada mundo físicamente posible existe y, obviamente, nosotros podríamos observar sólo un universo dónde las constantes y condiciones iniciales sean consistentes con nuestra existencia. Es aquí donde el debate arrecia hoy por hoy. Físicos como Roger Penrose, de la Universidad de Oxford, presentan poderosos argumentos contra cualquier apelación a un multiverso como forma de explicar el ajuste fino. 

El Argumento Moral. Varios eticistas, tales como Robert Adams, William Alston, Mark Linville, Paul Copan, John Hare, Stephen Evans, y otros han defendido teorías éticas de "Mandamiento Divino ["Divine command theories"], que apoyan varios argumentos morales para la existencia de Dios. Uno de dichos argumentos es el siguiente: 
1. si Dios no existe, los valores y deberes morales objetivos no existen.
2. los valores y deberes morales objetivos existen.
3. por consiguiente, Dios existe. 
Por valores y deberes objetivos quiero decir valores y deberes que son válidos y obligatorios independiente de la opinión humana. Muchos ateos y teístas por igual concuerdan con la premisa (1). Esto, porque dada una cosmovisión naturalista, los seres humanos no son más que animales, y un acto que nosotros consideraríamos asesinato, tortura, o violación, es natural y amoral en el reino animal. Aún más, si no hay nadie para ordenar o prohibir ciertas acciones, ¿cómo podemos nosotros estar sujetos a obligaciones o prohibiciones morales? 

La premisa (2) podría parecer más disputable, pero probablemente será una sorpresa para la mayoría de los legos enterarse que (2) es ampliamente aceptada entre los filósofos. Porque cualquier argumento contra la objetividad de la moral tenderá a estar basado en premisas menos evidentes que la realidad de los valores morales mismos, tal como son aprehendidos en nuestra experiencia moral. La mayoría de los filósofos, por lo tanto, reconoce distinciones morales objetivas. 

Los no teístas típicamente opondrán al argumento moral un dilema: ¿Algo es bueno porque Dios los quiere, o Dios lo quiere porque es bueno? La primera alternativa hace del bien y el mal algo arbitrario, mientras que la segunda hace al bien independiente de Dios. Afortunadamente, éste es un falso dilema. Los teístas tradicionalmente han optado por una tercera alternativa: Dios quiere algo porque Él es bueno. Es decir, lo que Platón llamó el Bien es la naturaleza moral del propio Dios. Dios es por naturaleza amoroso, benévolo, justo, y así. Él es el paradigma de la bondad. Por consiguiente, el Bien no es independiente de Dios. Es más, los mandamientos de Dios son una expresión necesaria de su naturaleza. Sus mandamientos para nosotros no son, por lo tanto, arbitrarios, sino un reflejo necesario de su carácter. Esto nos provee de un fundamento adecuado para afirmar la existencia de valores y deberes morales objetivos. 

El Argumento Ontológico. El famoso argumento de Anselmo ha sido el reformulado y defendido por Alvin Plantinga, Robert Maydole, Brian Leftow, y otros. Dios, observa Anselmo, es por definición el más grande ser concebible. Si usted pudiera concebir algo más grande que Dios, entonces eso sería Dios. Así, Dios es el más grande ser concebible, un Ser Máximamente Grande. ¿Cómo sería tal ser? Debiese ser todo poderoso, lo sabría todo, sería perfectamente bueno, y existiría en todo mundo lógicamente posible. Pero entonces podemos argumentar: 
1. es posible que un Ser Máximamente Grande (Dios) exista.
2. si es posible que un Ser Máximamente Grande exista, entonces un Ser Máximamente grande existe en algún mundo posible.
3. si un Ser Máximamente Grande existe en algún mundo posible, entonces existe en todos los mundos posibles. 
4. si un Ser Máximamente Grande existe en todos los mundos posibles, entonces existe en el mundo real.
5. por consiguiente, un Ser Máximamente Grande existe en el mundo real.
6. por consiguiente, un Ser Máximamente Grande existe.
7. por consiguiente, Dios existe. 
Ahora, puede ser una sorpresa descubrir que los pasos 2 al 7 de este argumento son relativamente poco controvertidos. La mayoría de los filósofos estaría de acuerdo que si la existencia de Dios es incluso posible, entonces Él debe existir. Así que la única pregunta es: ¿Es posible la existencia de Dios? El ateo tiene que sostener que es imposible que Dios exista. Tiene que decir que el concepto de Dios es incoherente, tal como el concepto de un soltero casado o de un círculo cuadrado. Pero el problema es que el concepto de Dios simplemente no parece ser incoherente en tal forma. La idea de un ser que es todo poderoso, que todo lo sabe, y que es perfectamente bueno existe en cada mundo posible parece perfectamente coherente. Y en tanto la existencia de Dios sea sólo posible, se sigue que Dios debe existir. 

¿Por qué importa? 

Por supuesto, hay réplicas y contra réplicas respecto a todos estos argumentos, y nadie imagina que se alcanzará un consenso general. De hecho, después de un período de pasividad, hay señales de que el gigante dormido del ateísmo ha despertado de su letargo dogmático y esta defendiéndose. J. Howard Sobel y Graham Oppy han escrito voluminosos libros académicos, críticos de los argumentos de teología natural, y Cambridge University Press publicó su "Companion to Atheism" el año pasado. No obstante, la misma presencia del debate en el mundo académico es en si misma señal de cuán saludable y vibrante es una cosmovisión teísta en la actualidad. 

Sin embargo, aunque todo esto pueda ser así, algunos podrían pensar que el renacimiento de la teología natural en nuestro tiempo es meramente una gran cantidad de trabajo perdido. Porque ¿no vivimos en una cultura postmoderna en que el apelar a tales argumentos apologéticos ya no es efectivo? Los argumentos racionales en favor de la verdad del teísmo supuestamente ya no funcionan. Algunos cristianos aconsejan, por lo tanto, que debemos simplemente compartir nuestra narrativa e invitar a la gente a participar en ella. 

Esta clase de pensamiento es culpable de un desastroso diagnóstico errado de la cultura contemporánea. La idea de que vivimos en una cultura postmoderna es un mito. De hecho, una cultura postmoderna es imposible; sería absolutamente invivible. La gente no es relativista respecto a temas de ciencia, ingeniería, y tecnología; más bien, es relativista y pluralista en materia de religión y ética. Pero, claro, eso no es postmodernismo; ¡eso es modernismo! Esto es simplemente verificacionismo de la vieja escuela, que sostenía que cualquier cosa que no se pueda probar con los cinco sentidos es cuestión de gusto personal. Vivimos en una cultura que sigue siendo profundamente modernista. 

Por otra parte, ¿cómo hacer sentido de la popularidad del Nuevo Ateísmo? Dawkins y sus vástagos son indeleblemente modernistas e incluso cientificistas en su enfoque. En una lectura posmodernista de la cultura contemporánea, sus libros debieron haber caído como agua en una piedra. En cambio, la gente los consume ávidamente, convencidos de que las creencias religiosas son una tontería. 

Visto bajo esa luz, ajustar nuestro evangelio a la cultura postmoderna es contraproducente. Al dejar de lado nuestras mejores armas de la lógica y la evidencia, aseguramos el triunfo de modernismo sobre nosotros. Si la iglesia adopta este curso de acción, las consecuencias para la próxima generación serán catastróficas. 

El Cristianismo se verá reducido a ser solo una voz más en una cacofonía de voces en competencia, cada una compartiendo su propia narrativa y ninguna encomendándose como la verdad objetiva sobre la realidad. Entretanto, el naturalismo científico continuará formando la visión de nuestra cultura acerca de cómo es realmente el mundo.
Una teología natural robusta bien puede ser necesaria para que el evangelio sea oído eficazmente en la sociedad Occidental de hoy. 

En general, la cultura Occidental es profundamente post cristiana. Es el fruto de la Ilustración, que introdujo en la cultura europea la levadura del secularismo, que ahora ha permeado la sociedad Occidental. Mientras que la mayoría de los pensadores originales de la Ilustración eran teístas, la mayoría de los intelectuales Occidentales hoy ya no consideran que el conocimiento teológico sea posible. Quién persiga la búsqueda de la razón firmemente finalmente será ateo o, cuando mucho, agnóstico. 

Una comprensión adecuada de nuestra cultura es importante porque el evangelio nunca es oído de manera aislada. Siempre se oye en relación al trasfondo del entorno cultural actual. Alguien criado en un entorno cultural en que el cristianismo todavía es visto como una opción intelectualmente viable mostrará una apertura al evangelio. ¡Pero bien se le podría pedir al secularista que creyera en hadas o duendes como en Jesucristo! 

Los cristianos que desprecian el valor de la teología natural porque "nadie viene a la fe por medio de argumentos intelectuales" son, por tanto trágicamente cortos de vista. Porque el valor de la teología natural se extiende mucho más allá de mis contactos evangelísticos inmediatos. Es la tarea más amplia de la apologética cristiana, incluyendo la teología natural, ayudar a crear y sostener un entorno cultural en que el evangelio pueda ser visto como una opción intelectualmente viable para los hombres y mujeres reflexivos. Le da a la gente el permiso intelectual para creer cuando sus corazones sean conmovidos. En tanto más nos adentremos en el siglo XXI, anticipo que la teología natural se volverá crecientemente relevante y vital como preparación para que la gente reciba el evangelio. 


Read more:


martes, 9 de julio de 2013

CIENTOS DE HAITIANOS SE CONVIERTEN A JESÚS


EN EL AMAZONAS BRASILERO
aseguran
Que cientos de haitianos se convierten a Jesús
 



En lo profundo de la selva del Amazonas, en el estado de Rondonia, el gobierno federativo de Brasil ha iniciado un plan de desarrollo socio económico que requiere mano de obra de cualquier oficio. Tanta es la necesidad de empleados, que hasta los haitianos, casi todos analfabetos y escasamente capacitados; aunque otras voces procuran desmentir esta realidad; encuentran empleo por miles.
Cientos de ellos se han convertido a Jesús y nacidos de nuevo. 
Por supuesto, falta comprobar si estas "conversiones" son genuinas o simple modo
de aculturarse con los locales.

Lejos de la tiste imagen de Lampeduza
Donde Europa segrega miles de "indeseados" inmigrantes,
Los haitianos en Brasil por lo general, bien recibidos
Sobre todo en las iglesias evangélicas.
Sin embargo, algunos han encontrado o provocado problemas,
Tantos, que seis naciones han decidido coordinar esfuerzos,
para combatir las mafias que los trafican.

La inmigración haitiana a Brasil se ha tornado masiva, gracias a la participación
de organizaciones delictivas, muchas de las cuales los ingresan desde Perú.
Autoridades de esta nación sudamericana han registrado, hasta mayo de este año, más de 100.000 haitianos viajando hacia Brasil.

Haitianos en ruta hacia Brasil
Foto
Gentileza
Rondoniagora
Para acceder, 
click AQUÍ

 Rondonia 
¿Paraíso para el inmigrante haitiano?

Rondonia es un  estado amazónico brasilero con fuerte presencia evangélica. Fronterizo con Bolivia, vive horas de desarrollo socioeconómico importante. En la actualidad se ha convertido en un importante estado receptor de inmigrantes haitianos; se dice que son más de 3.000 solo en Porto Velho y la cifra se incrementa con el paso del los meses en todo el territorio. Cientos de ellos han comenzado a integrarse a las iglesias evangélicas pero también a otras iglesias no evangélicas como los Adventistas del 7 Día, Testigos de Jehová, Mormones y religiones afrosincréticas. Para los haitianos que vienen de una nación destrozada por terremotos y epidemias, llegar a Brasil es cumplir la mitad del recorrido, hacia una mejor calidad de vida. Sin embargo, muchos han sido víctimas de explotaciones. Aún así, frente a la parálisis económica de Haití, cualquier riesgo vale la pena con tal de escapar del escándalo de la pobreza.

Rondonia es el estado con el mayor porcentaje de evangélicos en el país (33,8% frente al 22,2% de la media nacional). El auge industrial demanda mano de obra. Alguien se le ocurrió traer haitianos y estos, gracias al poder del mensaje boca a boca, ahora constituyen un chorro de personas que abandonan la miseria de la isla para instalarse en una tierra que no solo los recibe con buen trato sino que incluso los emplea. Este flujo de personas intereso a las mafias que trafican seres humanos y hoy la migración haitiana a Brasil amenaza en convertirse en un serio problema.

Desde comienzos del siglo pasado, los antillanos negros han conseguido empleo en Brasil A principios del siglo 20, por ejemplo,  llegaron miles procedentes de islas dominadas por Gran Bretaña y Francia, para trabajar en la industria del caucho. En la actualidad, llegan atraídos por los empleos en la construcción de dos grandes centrales hidroeléctricas en el río Madeira, uno de los grandes afluentes del Amazonas, además de puentes y la ampliación de las carreteras en la zona, las que resultan imprescindibles para el traslado de toneladas de materiales de construcción que se necesitan. La central de Santo Antonio, por ejemplo, tendrá una capacidad para generar 3.150 megavatios.

Estas personas son gente que ha perdido todo y que llegan a Brasil en busca de una nueva vida, en particular intentando obtener ingresos que no solo les alcancen para vivir sino también para ayudar a sus familias, que siguen sufriendo los daños del terremoto en su país, de acuerdo a los voluntarios de los grupos de apoyo para estos inmigrantes

Haitianos evangélicos en Porto Velho


La llegada de estos inmigrantes ha motivada una competencia por la salvación de las almas. ". En el templo de la Asamblea de Dios, en el centro de Porto Velho, al menos un centenar de fieles haitianos cantan a coro, escuchan sermones y oran todos juntos. Lo interesante de esta reunión realizada en lo profundo de Brasil, es que a la ceremonia de tres horas, se realiza en idioma haitiano.

La Asamblea de Dios, protestante pentecostal, fue la primera iglesia evangélica en erigir un templo solo para haitianos. Si esto perjudica o no la integración de los inmigrantes, no se sabe aún, ya que todo el culto se realiza en creole, el idioma de Haití.

Pierrelus Pierre es un pastor de la comunidad haitiana. Antes de emigrar a Brasil, fue pastor de la Asamblea de Dios en la República Dominicana. "Vine a Brasil para trabajar, excepto que cuando llegué aquí la historia ha cambiado", dice a la BBC Brasil. 

 Pierrelus Pierre
Pastor haitiano. 
No da crédito a su buena fortuna
"Veio ao Brasil para trabalhar, mas semanas depois virou pastor"
Dice 
João Fellet, enviado especial de BBC Brasil a Porto Velho
Foto 
Gentileza


Unas semanas después de mudarse a Porto Velho, Pierrelus se reunió con el líder de la Asamblea de Dios en la ciudad, el Pastor Joel Holden. Este lo invitó a asumir la predicación a sus compatriotas en la iglesia que iba a ser erigida para el grupo de modo que al poco tiempo de llegar, ya estaba ministrado. Su felicidad no puede ser mayor. No solo consiguió empleo en más de lo mismo sino que además, gana un sueldo muchísimas veces superior a lo que podría conseguir en su empobrecida nación. Para él, Dios obró un milagro sin precedentes en su vida. Y no le va nada mal. La iglesia tiene asistencia completa cada domingo

"Aquí en la iglesia de Haití nos sentimos como en casa" 
"He estado en iglesias brasileñas que son muy cool, muy cool. Pero aquí, en la iglesia de Haití nos sentimos como en casa", dice el trabajador Gildrin Denis, 25, exultante: "Tengo docenas y docenas de amigos haitianos en Porto Velho y todo lo que veo aquí en la iglesia”.

El Supervisor de la Congregación Asamblea haitiana de Dios en la ciudad; el pastor brasileño Evanildo Ferreira da Silva; dice que en la iglesia se ha convertido al menos un centenar de inmigrantes. Cuando sean bautizados, recibirán una tarjeta de identificación con foto y datos personales. Todo esto para que los haitianos estén bien identificados. ¿Son genuinas estas conversiones? Dios sabe. El hombre si quiere, puede desconfiar.

Silva acompaña a la adoración en silencio, sentado en el escenario. Sin embargo, se levanta durante canciones de alabanza que ocupan gran parte de la ceremonia y que son ejecutadas por un baterista, bajista y guitarristas todos haitianos. 

Duros de diezmar 
Un asistente, pero de Brasil, es el encargado de recoger el diezmo. El pastor Silva se queja con pesadumbre, que los haitianos "son difíciles de soltar plata". "Estamos tratando de adaptarlos al presente de nuestra cultura, para que contribuyan con dinero, porque la iglesia tiene que pagar luz, teléfono, aire acondicionado." 

Mientras tanto, Silva dice, hay trabajo para hacerlos abandonar las tradiciones de culto vudú traídos a Haití por los esclavos africanos. "Ellos vienen con una cultura africana del Candomblé, pero en la iglesia son adoctrinados a abandonar esas prácticas”. 

Sin embargo la competencia es fuerte. No pocos haitianos, luego de llegar y afianzarse en el nuevo territorio, al encontrarse con los ritmos vudús, candomble y umbanda, dejan las iglesias que los acogieron para sumarse a estos grupos con los cuales se sienten mas afines.

Sin duda, el trabajo de pastorado brasilero en PortoVelho será difícil pero para Dios todo es posible. Falta tiempo para ver si estas conversiones masivas son genuinas o por conveniencia. No faltan tampoco las críticas de algunos escépticos que piensan que en este afán por convertir, esta impulsado por el afán desmedido de lucrar con el diezmo.

¿Cómo llegan los haitianos a Brasil?

 Haitianos en Perú
En ruta hacia Brasil
Foto
Gentileza

No solo a Rondonia llegan en masa los isleños de la devastada Haití. Están ya, distribuyéndose por todo el país. Tantos son, que están levantando comentarios de queja sobre todo en Perú, país que tiene que soportar la llegada de los contingentes de caribeños deseosos de entrar a Brasil, guiados por delincuentes de la trata. Las autoridades peruanas se quejan además, que sus colegas ecuatorianos no están haciendo las cosas correctamente ya que no les exigen visas a los extranjeros. En Perú se ha informado de la detención de mas de 600 haitianos y muchos andan deambulando perdidos por la inmensidad de los territorios selváticos sudamericanos.
 Haitianos en Perú
En ruta hacia Brasil
Foto
Gentileza

5000 dólares
Es lo que paga un haitiano para ingresar
al "paraíso" brasilero 

Oficial Peruano
Controlando la documentación de haitianos
Foto
Gentileza

"Los nuevos ‘coyotes’ que lucran con la desgracia ajena desarrollan oleajes migratorios por tierra, siguiendo dos rutas establecidas. Ante el menor indicio de una posible intervención de las autoridades, abandonan a sus ‘protegidos’ y desaparecen.
Según la Policía, entre enero y abril del 2013 fueron detenidos en el Perú 679 haitianos que ingresaron con documentos falsos por la frontera norte. A todos se les ha abierto procesos penales y ahora, con orden de comparecencia, deambulan en diversas ciudades.
Durante el mismo periodo –de acuerdo con cifras oficiales reveladas por las autoridades de Brasil—, otros 2.106 ilegales de la misma nacionalidad consiguieron acceder a ese país amazónico procedentes de territorio peruano.

Indagaciones de la Organización Internacional para Migrantes (OIM) –que nuestro país integra con otros 141 estados– dan cuenta de que las mafias involucradas en el tráfico de ciudadanos haitianos tienen ramificaciones en Haití, Ecuador, Perú, Bolivia, Colombia y Brasil.

Ello fue corroborado por la Dirección General de Migraciones y Naturalización (Digemin). Portavoces de ese organismo dependiente del Ministerio del Interior explicaron que este problema surgió a principios del 2010, como resultado de la hambruna generada por el terremoto que devastó Haití el 12 de enero de dicho año.

El número de haitianos de tránsito en el Perú –precisaron se incrementó de 162 registrados en el 2010 a 2.253 en el 2012. Por esta razón, a través del Decreto Supremo 001-2012-RE, el gobierno resolvió exigir a los ciudadanos de esa nación visas especiales  para acceder a nuestro territorio. Sin embargo, ello no ha sido suficiente.

Rutas del mal

Se sabe que los 'coyotes' captan a sus 'clientes' en las ciudades de Aquín, Cap-Haitien, Dame-Marie, Petionville, Saint-Louis Du Nort y Jamil, que son las zonas más deprimidas de Haití. 

Por un pago único de 5.000 dólares les ofrecen traslados seguros y puestos de trabajo rentables en campos agrícolas, así como en empresas constructoras que realizan modernas edificaciones para desarrollar el mundial de fútbol del 2014 y las olimpiadas de Río de Janeiro del 2016.

Los emigrantes parten por vía aérea desde Puerto Príncipe, capital de Haití, hacia Ecuador, donde no les exigen visa. Allí reciben documentación falsa para iniciar su recorrido por territorio peruano. Cruzan la frontera por Tumbes y en buses son desplazados a Lima vía  Piura, Lambayeque, La Libertad y Áncash.
Desde la capital, según la policía, siguen dos rutas distintas. Una por el sur oriente, que incluye Puerto Maldonado, Iberia, Iñapari (Madre de Dios) y  Brasil por el Estado de Acre". 

La ruta alterna es por el nororiente, a través de Maynas (Loreto), para ingresar a la nación brasileña por la frontera tripartita compartida por Brasil, Colombia y Perú" informaba la República.Pe de Perú en su edición del 21 de mayo de 2013.


(c)Marc Pesaresi


Para saber más

 Haitianos en Brasil
Para acceder, click AQUÍ

  
 International Organization for Migration
Para acceer, click AQUÍ

 O estrangeiro
Para acceder, click AQUÍ


Povos Indigenas 
Para acceder, click AQUÍ

Veja gospel
Para acceder, click AQUÍ

 BBC Brasil
Para acceder, click AQUÍ





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Resultados de la búsqueda