lunes, 15 de enero de 2018

BAJÁ UN CAMBIO CON TANTO ODIO




TROLLS AND HATERS

Bullying virtual





"No pierdas tiempo con los chiflados"
 el Teologiyo



El  gusto por agraviar

Antes de comenzar, definamos agravio: "Ofensa que se hace a uno en su honra con algún dicho o hecho, así como el hecho o dicho que que se hace esa ofensa"; "Humillación, menosprecio o aprecio insuficiente"; "Perjuicio que se hace a uno en sus derechos o intereses"; "Daño que con la ofensa y la injusticia se ocasiona en la honra, intereses sentimentales o afectivos", etc. (Diccionario Enciclopédico Gran Omeba, Tomo 1, Bs.As., 1969).

Los blogueros estamos expuestos a las trolleadas contínuamente. El Troll y el Hater puede ser hombre y mujer que obtienen placer con insultar desde la distancia y el anonimato en las redes sociales. Concretamente, el troll y el Hater carecen por lo general de suficiente valor para decirte las cosas cara a cara en alguna reunión privada. El Troll y el Hater provocan daño disparando injurias como un francotiradores ocultos. Algunos pueden ser obsesivos y causar mucho daño. Entre ellos pueden haber hackers. 

Evangélicos en Patagonia siempre recibe los "disparos" de algún Troll de ahí la razon por la cual los comentarios son filtrados, enviados a Spam si lo requiere y o bien borrados. No estamos para ser "diana" de cuanto necesitado de lastimar existe en el mundo. Ahora bien, para distinguir del comentarista enojado o "mosqueado" aclaremos que el Troll es una variante de acosador virtual que busca y rebusca donde meter un bocadillo de odio o simplemente, algún dicho hiriente, mordaz, abrasivo. El Hater directamente odia y si pudiera verte muerto, sería muy feliz.

La triada diabólica

Son odiadores con personalidad (triada oscura o diabólica) maquiavélica, narcisista, psicopática; esto no lo digo yo sino un estudio psicológico (para consultar, click AQUÍ); que, en el ejercicio de su "profesión" no siente empatía alguna por aquel a que hace objeto de sus comentarios hirientes.

El comentarista "enojado" difiere en que, caliente con algún comentario o escrito que considera injusto, reacciona. (Un lector se quejó conmigo porque consideró que le había menospreciado su trabajo y me lo hizo saber). Por lo general, la persona enojada,se calma luego de una disculpa. El troll y el Hater no se calman. La continúan.  

Estos individuos sufren cuando su daño no es visible. Si no consiguen lastimar, se marchan. No pueden alimentarse con el dolor ajeno entonces se frustran y salen a cazar nuevas víctimas. En psicología existen algunos trabajos sobre el accionar de los Trolls y Haters y por sus dichos, se infiere que mal padecen. (Click AQUÍ). De hecho, la Biblia misma afirma que "por sus dichos" conoceremos  a otros. 

En el post "¿Se detuvieron el Sol y la Luna sobre Gabaón?" una mujer llamada Selva -cuya verdadera identidad y profesión desconozco- decidió enviar la interpretación de un teólogo argentino a quien ella parecería admirar o querer con amor devocional. El personaje aparece en varios de sus post y contra esto, no hay objeción. Todos tenemos "ídolos" a quienes seguimos y apreciamos. Yo sigo el pensamiento de tres: Francisco Lacueva, ya fallecido, Alvin Plantinga y William L. Craig.

A veces no queda otra que replicar

Bien, en una pequeña polémica que se armó en los comentarios con esta mujer, terció un "anónimo" en defensa de su opinión. El comentario que envió tiene toda la pinta de provenir de un individuo Hater o Troll.  Intercalado con lo que expuso (ojalá no sea un Troll o un Hater esta persona) van mis respuestas a sus cuestionamientos.

____________________


Bien, señor o señora anónimo o anónima, gracias por tan interesante aporte, consiguió retener mi atención. Voy a responderle en público ya que usted, hombre o mujer a saber, se tomó el trabajo de escribirme con palabras que considero poco edificantes. A ver qué sale.

Anónimo -Se nota que no publica como le enviaron y juzga a una persona sin saber. 

Respuesta: Se publica todo y como llega. Nada se edita. Por supuesto, filtramos todos los comentarios, como este que usted envía, porque consideramos que la riña, la pelea, la ofensa o el menosprecio no tiene cabida alguna en temas de Dios. Pero si el comentario es crítico, constructivo, que aporta algo, se sube sin editar. A veces no con la rapidez que se requiere, pero sí que se suben.

Si se permite su comentario fue porque apreciamos que podía ser ejemplo para un artículo que hace rato pensabamos elaborar. De hecho, aunque yo doy la cara en este blog, somos varios quienes escribimos o posteamos y queríamos hablar de este tema en particular. 

La señora o señorita Selva se ha quejado que no le publicamos los comentarios. Bueno, los estrictamente relacionados al tema en cuestión sí se suben y así se lo hicimos saber. No es nuestra culpa si no los ve a tiempo. En cuanto a juzgar las personas sin saber, como afirma le cabe el refrán "el muerto se asusta del degollado" porque eso hace usted, tal como veremos más adelante.

Anónimo  -Que la Biblia dice que Josué le ordenó a Dios, es un error garrafal. El texto no dice eso. Usted desinforma.

Respuesta: Un acusación sin justificación. Si algo tiene este blog es que se publica siempre un artículo citando varias fuentes. No se que Biblia leera usted, pero en las versiones que dispongo SÍ SE LEE QUE JOSUÉ ORDENO al SOL y a la LUNA detenerse y DIOS obedeció siendo la ´ÚNICA vez que Dios acepto órdenes de parte de un hombre. Le remito el pasaje en varias versiones por si en su Biblia no aparece. Josué 10:11-14 afirma lo siguiente: 

Nueva Versión Internacional (NVI)

"11 Mientras los amorreos huían de Israel, entre Bet Jorón y Azeca, el Señor mandó del cielo una tremenda granizada que mató a más gente de la que el ejército israelita había matado a filo de espada. 12 Ese día en que el Señor entregó a los amorreos en manos de los israelitas, Josué le dijo al Señor en presencia de todo el pueblo: «Sol, detente en Gabaón, luna, párate sobre Ayalón». 13 El sol se detuvo y la luna se paró, hasta que Israel se vengó de sus adversarios. Esto está escrito en el libro de Jaser. Y, en efecto, el sol se detuvo en el cenit y no se movió de allí por casi un día entero. 14 Nunca antes ni después ha habido un día como aquel; fue el día en que el Señor obedeció la orden de un ser humano. ¡No cabe duda de que el Señor estaba peleando por Israel!".

Dios Habla Hoy (DHH)

"11 Al bajar los amorreos la cuesta de Bet-horón, mientras huían de los israelitas, el Señor soltó sobre ellos grandes piedras de granizo, que mataron más amorreos que las espadas de los israelitas. 12 Cuando el Señor entregó a los amorreos en manos de los israelitas, Josué le habló al Señor delante del pueblo y dijo: «Párate, sol, en Gabaón; párate, luna, en el valle de Aialón.» 13 Y el sol y la luna se detuvieron hasta que el pueblo se vengó del enemigo.Esto es lo que dice el Libro del Justo. El sol se detuvo en medio del cielo, y por casi un día entero no se puso. 14 Ni antes ni después ha habido otro día como aquel en que el Señor escuchó la voz de un hombre, pues el Señor peleaba a favor de Israel".

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

"11 Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada. 12 Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:Sol, detente en Gabaón;Y tú, luna, en el valle de Ajalón. 13 Y el sol se detuvo y la luna se paró,Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. m ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. 14 Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel".

Como verá, yo no desinformo (agravio). Está claro que fue la única vez que el Señor obedeció la voz de un hombre. No lo digo yo, lo dice la Palabra de Dios. De modo que su acusación que mi relato es "un error garrafal" y que "desinformo" las considero injusticia. En caso que afirme que "escuchar" no es lo mismo que "obedecer" puedo decir que, escuchar es prestar atención al ruego de alguien y obrar a su favor. Es respetar, acatar, obedecer, el pedido de alguien. 

Anónimo -La luna no es un astro.

Respuesta: Según la RAE (Real Academia Española) la Luna SÍ es un astro del latín astrum que a su vez deriva del griego  ἄστρον. Una vieja definición de un diccionario vierte del siguiente modo:" Masa o cuerpo celeste, compacto, de volúmen diverso, que se encuentra en los espacios, posea o no, luz propia". 

Algunos no gustan llamar a la Luna "astro" pero, por el momento, la palabra  refiere a todo objeto con forma determinada sean estrellas, planetas, cometas, satélites y meteoros. Es posible que el uso del término este en cuestión. De hecho, hoy en día se cuestiona hasta la cantidad de planetas que tiene el Sistema Solar pero, que yo sepa y puedo equivocarme, la Luna por el momento cataloga como astro. 

Otras páginas, como el Diccionario Cambridge refieren: "Relating to space, the planets, stars, or other objects in space, or to a structure in the shape of a star". El Oxford Living Dictionaries también dice algo parecido. "Astro, nombre masculino, cuerpo celeste, estrellas, planetas, satélites, cometas y asteroides son astros". ¿Cómo que la luna no es un astro?

Anónimo  -Tiene usted tantos errores que se necesita un espacio que no concede.

Respuesta: ¿Está seguro? No concordar en opiniones no es estar equivocado necesariamente.  ¿Por qué habría que concederle a usted, que no conozco, espacio para refutar dentro del blog? No sé de ningún bloggero que permita a desconocidos sin referencias escribir en su blog. Por supuesto, su comentario fue expuesto a la lectura de otros ¿qué más quiere? Usted si tiene tanto que decir, abra y redacte su propio blog. 

Anónimo -La enorme cantidad de seres inocentes sufriendo, necesitados de una intervención divina y Él jugando con la luna y el sol. 

Respuesta: Esa es su opinión personal. Le recomiendo la lectura del post "La Biblia es Palabra de Dios" de Graham. Quizás allí encuentre algunas respuestas. No creo que Dios estuviera jugando. Directamente estaba luchando a favor de Israel contra gente que, de inocentes, no tenían nada. El sufrimiento de los soldados no es algo que se contemple con misericordia ni siquiera por los humanos de hoy día. La guerra es la guerra y las tropas sufren en las batallas. No recuerdo ningún combate donde los soldados se encontraban gozando de placeres terrenales. La guerras es matar o morir. 

Anónimo -Su prédica sobre el Dios todopoderoso, misericordioso, que nos ama, que no hace acepción de personas, es espantosa. 

Respuesta: Parece que no logra discernir entre justicia y misericordia. Dios dice que no desea "que nadie se pierda". Aún así, él sabe que no todos los seres humanos querrán vivir como él ordena. De modo que, la acepción que usted menciona se refiere a que está dispuesto  A RECIBIR A TODOS LOS QUE DESEEN CREER EN JESÚS. En esto, no hace acepción de personas. Pero a la hora de juzgar a los que no aceptan sus mandatos, creame, tampoco hara acepción. Todos recibiremos un juicio justo en base a lo que hicimos y dijimos estando en el cuerpo en vida. A todos nos ama, pero no todos le recibieron y a los que no creyeron en Jesus, obviamente, los juzgará. No veo nada espantoso en esta forma de interpretar.

Un ejemplo más: en la justicia de los hombres, la misericordia está dada en el juicio mismo. Se le otorga al acusado todas las chances posibles para probar su inocencia. De hecho, en mi país y al menos en la justicia, nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario. La Biblia afirma que de la misericordia de Dios está llena la Tierra y no dudo de tal aseveración. Si Dios en verdad aún no ha cumplido su promesa de juicio es por amor. Pero el amor no anula la justicia.

Anónimo -Su dios es caprichoso, exagerado, sanguinario y antojadizo. A ninguno de los dos les bastó con las piedras enormes del granizo? Para que tanto alarde? 

Respuesta: Vamos de nuevo. Usted confunde justicia con capricho. ¿Se olvida que Dios nos creó a nosotros? ¿Desde cuándo lo creado pleitea con su creador? Justicia no es capricho. Por ejemplo: cuando envió a Saúl a matar a los Amalecitas estuvo Dios 400 años buscando que los líderes de ese pueblo tuvieran arrepentimiento sin conseguirlo. No es de extrañar que, agotada la paciencia divina, lo que restó fue el juicio y castigo. 

Dios no hace alarde. No es hombre para alardear. No lo necesita. Toda la creación testifica de su existencia. Eso no es pavoneo ridículo, sino evidencia de su existencia. En el caso de los habitantes de Canaán está claro por el relato bíblico que se buscaron lo que recibieron. 

Dios no es sanguinario, de serlo, usted no estaría hablando como lo hace de él. Dígame, con una mano en el corazón: si Dios es como usted afirma ¿por qué tolera que hable de él como lo hace? Por favor, hasta cuando usted objeta, él en su misericordia se lo permite. ¿Adónde está el Dios sanguinario? Debería arrepentirse de semejante barbaridad que ha dicho. Tarde o temprano dará a cuenta a Dios por calificarlo como lo hace.



viernes, 5 de enero de 2018

PROTESTANTES HOLANDESES Y MAPUCHES EN EL SUR DE CHILE - SIGLO XVII


Origen de la identificación “chilenos” para referirse a los mapuches

Un episodio histórico poco conocido sobre la presencia protestante en Sudamérica



Por

Marc Pesaresi

_______________

En la Argentina se dice que los mapuches son "chilenos" o bien "que vinieron de Chile". ¿De dónde surge este modo de denominar que predomina en textos del siglo XIX y XX si estos pobladores son preexistentes a los españoles? 


¿Los mapuches son "chilenos?

Hemos visto en otro artículo (click aquí para acceder) como los calvinistas holandeses, al interesarse en Sudamérica, alteraron en parte el desarrollo económico de la colonia portuguesa en Brasil. Gracias a la posesión de una impresionante flota de ultramar, los neerlandeses incluso pretendieron establecerse en el sur de Chile. 

En el intento procuraron una alianza con los pobladores locales a fin de enfrentar el poderío español. Durante su estadía, realizaron algunos estudios sobre las características de los habitantes del lugar a quienes llamaron "chilenos" quizás, por considerarlos pobladores de la Capitanía General de Chile.


Protestantes holandeses en el sur del actual Chile

Según Memoria Chilena (click AQUÍ para acceder a los documentos)  “siete grandes expediciones holandesas recorrieron las costas” de ese país. Sin bien, afirma el artículo, los protestantes procuraban encontrar un paso alternativo que permitiera el comercio con las islas Molucas (descubrieron el Estrecho de Le Maire y el Cabo de Hornos) con el tiempo se interesaron en Chile y trataron de establecer una colonia en Valdivia utilizando la isla de Chiloé como base de operaciones. Desde allí sembraron la incertidumbre en las ciudades españolas y sus autoridades.

En 1643 la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales o Vereenigde Oostindische Compagnie (VOC) persuadió  a la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales o West indische Compagnie (WIC) en un plan para navegar a Sudamérica y establecer una colonia en el sur de la Patagonia. En el proceso, la VOC consiguió el apoyo incluso del poderoso príncipe Juan Mauricio de Nassau-Siegen.

Con escala en Pernambuco, Brasil donde ya existía una colonia holandesa, la flota continuó navegando hacia el sur con cinco embarcaciones y 350 hombres al mando del experimentado marino Enrique Brouwer, a quien secundaba el poeta, cartógrafo y marino Elías Herckmans.

La expedición tuvo problemas en el Cabo de Hornos debido al mal tiempo donde una nave debió regresar y el resto de los barcos; impulsados por los vientos y temporales; circunnavegaron la actual Isla de los Estados.


Mapa holandés de la costa de la Capitanía General de Chile
1635
Dominio Público

Protestantes en Chiloé

Finalmente la flotilla echó anclas en Chiloé donde, sin perder tiempo, el 20 de mayo atacaron y tomaron el fuerte de Carelmapu asesinando a algunos españoles en el combate y Castro el 6 de junio. Al poco tiempo, varios jefes locales se presentaron dando cuenta del maltrato español que habían recibido y proporcionando precaria asistencia a los visitantes. 

Conviene recordar que la isla ya había sido visitada en 1600 por Baltazar de Cordes, corsario holandés que se apoderó del lugar por un breve tiempo. Brouwer enfermó al poco tiempo y falleció. Su segundo se hizo cargo de las operaciones.  


Ocupación protestante de Valdivia

Entre el 24 de agosto de 1643 Herckmans desembarcó en Valdivia  que por entonces estaba en ruinas luego de un ataque aborigen en 1598. De inmediato procuró alianzas con los pobladores de la zona sin cuya ayuda nada se podría conseguir. 

Si bien en principio los llamados araucanos estuvieron de acuerdo en asistir a los holandeses con provisiones y guerreros en su guerra contra los españoles, cuando se enteraron que neerlandeses buscaban oro entendieron que iban a cambiar un amo por otro y decidieron dejar de prestar asistencia.

Fracasadas las negociaciones para una alianza araucana holandesa, los neerlandeses se decidieron el 18 de octubre marcharse del lugar no sin antes despedirse de los “chilenos” al día siguiente. Finalmente regresaron a Brasil el 28 de octubre del mismo año sin poder establecerse y con las manos vacías.

Un año más tarde llegaron los españoles, recuperaron Valdivia y al encontrar el cuerpo de Brouwer lo desenterraron y quemaron por hereje con la bendición de los curas  presentes. De la aventura de los protestantes por el entonces territorio católico y español nos queda un tesoro cultural: los holandeses, mientras estuvieron en la Capitanía General de Chile, se interesaron en el modo de vida de los pobladores locales, lengua y costumbres.


Mención de "aborígenes chilenos" en los informes protestantes
Primer dibujo de una pareja local

Uno de estos protestantes; Georgius Marcgravius; fue el primero en realizar un estudio basado en los nuevos principios científicos sobre los araucanos  y de llamarlos “chilenos” para identificarlos en su “Historia rerun naturalium Brasiliae” publicada en Ámsterdam en 1648. Incluso proporcionó el primer dibujo de una pareja de araucanos.

Primer dibujo de una pareja araucana o mapuche
Obsérvese el atuendo femenino y masculino
Llama la atención el uso de espuelas por parte del varón y una variedad de vestido en la mujer
que deja un pecho al descubierto

Conclusión

Para finalizar: si bien es cierto que en la actual Argentina se llama “indios chilenos” a las parcialidades mapuches, este modo de identificar ya había sido utilizado por los protestantes holandeses a mediados del siglo XVII durante su presencia en el sur de ese país. 

Memoria Chilena
Click AQUÍ
Fragmento de la obra de Marcgravius de 1648 traducida por Henckel
Donde se menciona por primera vez a los pobladores locales como “indígenas chilenos


Bibliografía consultada

Anónimo; “Relación del viaje de Hendrick Brouwer a Valdivia en 1643”; Amsterdam; 1646; En "Opúsculos Varios" de J.T. Medina; reunidos por Feliú Cruz, Guillermo; Tomo III; Santiago de Chile; 1928.

Foto de Portada

Puerto de Valdivia en el siglo XVII donde se muestra el fuerte de los holandeses designado como "La Fortaleza". Memoria Chilena; Materia Valdivia (Chile); Mapas siglo 17.


lunes, 1 de enero de 2018

EL MANIACO QUE TENEMOS COMO PASTOR



El filósofo cristiano  William Craig  (en la foto de abajo) recibió un interesante mails de parte de uno de sus fieles seguidores 
al que responde en su website Reasonable Faith
El buen hombre se quejaba, con razón, 
que su pastor se transformó en incompetente con un comportamiento grotesco
al pretender ser "políticamente correcto" en su trabajo pastoral


EL FUTURO DE LA IGLESIA PROTESTANTE NORTEAMERICANA

por

William Lane Craig




Hola Dr. Craig
Le estoy escribiendo porque estoy en un desespero completo. La iglesia en la que he sido miembro toda mi vida se transformó en un infierno políticamente correcto. La transformación que aconteció en los últimos años sólo puede ser descrita como completamente perversa y anti-cristiana. Es realmente difícil dar una explicación adecuada sobre lo profundo que mi iglesia ha descendido.

Después de prohibir la cruz de la iglesia (“porque podría ofender a los judíos y musulmanes”), el maniaco que tenemos como pastor ha decido ahora leer “El Capital” [Das Kapital] de Karl Marx y “Así habló Zaratustra” [título original: “Also sprach Zaratustra”] de Friedrich Nietzsche en nuestra iglesia y ha decidido no leer la santa Biblia de nuevo, debido a que es un “libro racista y misógino”.

El apóstol Pablo—lo suficientemente sorprendente—ha sido llamado “nazi” y “un intolerante que odia las mujeres” por el pastor y nuestros propios antepasados son atacados por las cruzadas y su supuesta homofobia. El pastor también ha comenzado a maldecir al Señor (en formas que no voy a repetir). Yo y algunos de mis hermanos y hermanas en Cristo hemos dejado de asistir a mi iglesia en lo absoluto y hemos escogido boicotear esa monstruosidad de iglesia y el movimiento profundamente blasfemo que ha tomado control de la iglesia.

Hemos intentado, de una forma amable y cortés, de hablar con los líderes de nuestra iglesia, pero todas las negativas y discusiones han fracaso por completo. No puedo (ni voy) a tolerar esa perversión en mi vida como siervo de Jesucristo.

Estimado Dr. Craig, por medio de su trabajo y escritos le conozco como un hombre de gran fe y como un cristiano bueno y tradicional, quien ama a nuestro Señor y Salvado y quien ha luchado contra enemigos impíos de Cristo muchas veces. Me preguntaba si usted tiene alguna sugerencia sobre qué mis amigos y yo pudiéramos hacer en este terrible apuro. Simple y llanamente queremos seguir las enseñanzas clásicas de nuestra tradición cristiana.

Estamos mirando hacia nuestros hermanos y hermanas norteamericanos, ya que ellos poseen algo que nosotros hemos perdido: una forma tradicional de cristianismo que no ha sido erradicado por las fuerzas agresivas de lo “políticamente correcto” (¡la gran Biola University es un gran bendición de parte del Señor!).

Hemos escuchado de nuestros hermanos y hermanas de Canadá y de Alemania, quienes nos contaron historias muy similares sobre la caída de sus iglesias. ¿Qué podemos hacer?, ¿Qué deberíamos hacer?
Gracias por sus respuestas,
Atentamente,
Uli




Respuesta de William L. Craig
(Click AQUÍ para visitar el artículo original)

Uli, tomé tu pregunta no porque yo tenga mucho que decir por medio de respuesta a tu súplica desesperada, sino debido a que tu carta sirve para advertir a nuestros hermanos y hermanas cristianos de lo que le espera a la iglesia en los Estados Unidos si la tendencia continúa sin ser controlada.

Tu carta describe de una manera tan viva lo que le acontece a una iglesia una vez se suelta del ancla de las verdades bíblica y se deja llevar por las corrientes de la cultura secular. Bajo el errante liderazgo de tu pastor, tu iglesia ahora se ha convertido en apóstata y se le debería pronunciar el nombre “Icabod” (1 Samuel 4.21) sobre ella. Como ella se niega a disciplinar su clero removiendo a su apóstata pastor, tú y tus amigos tienen razón de dejar de asistir allá.

Pero ustedes mismos no deben cometer el error de dejar de adorar y servir en una comunidad cristiana [corporal]. Ese envolvimiento es una parte inherente del discipulado cristiano. Ustedes necesitan buscar una iglesia local donde el Evangelio todavía es predique fielmente y donde ustedes puedan adorar al Señor de una forma significativa. 

La probabilidad de encontrar una iglesia como esa en Suiza si buscan entre las Freien Evangelischen Kirchen [Iglesias Evangélicas Libres] en vez de las iglesias del estado (a la cual, me imagino, es la estás asistiendo hasta ahora). Les insto a que dediquen su energía a edificar esa comunidad local en vez de desperdiciarla en un intento vano de rescatar una iglesia apóstata.

Además, una de las bendiciones de vivir en la época del internet es la accesibilidad rápida de los recursos en-línea para ayudarte en tu caminar cristiano, incluso si no puedes encontrar esas ayudas en una iglesia local donde vives. Aquí te doy una sugerencia: ¿Por qué tú y tus amigos no hacen arreglos para juntarse una vez a la semana y miran una lección grabada de nuestra clase de Defenders [Defensores] sobre las doctrinas cristianas y la apologética? Cada lección dura solamente media hora. Juntos pueden verla y discutir el contenido. Comiencen con la primera lección en la Serie 3 y continúen partiendo de ahí. Eso le va a proporcionar instrucciones en el cuerpo total de la doctrina cristiana.

Por último, aquellos de nosotros en Norteamérica necesitamos reflexionar mucho sobre lo que le ha sucedido a la iglesia en Europa, de la manera que Uli la describe geográficamente. Ese cáncer, como observa Uli, ya está invadiendo a Canadá. Lo que es trágico es que esas concesiones son tan innecesarias. Como lo ilustran tan vívido mis tantos debates con eruditos seculares, hoy en día el cristianismo puede competir muy bien con el secularismo en el ámbito de las ideas. En otras partes le advertí a la iglesia americana de algunos peligros que están al frente de nosotros si continuamos caminando por el camino que vamos actualmente y sugerí algunos antídotos para detener ese deslice (“En Punto Muerto Intelectual”). ¡Qué Dios nos dé una visión clara para reconocer los peligros y la determinación firme necesaria para vencer esos peligros!

Nota

¡Cuántos peligros acechan al cristiano sincero en estos días terribles! A la persecución, burla, ninguneo, maltrato psicológico y físico, etc., hay que agregar la perniciosa doctrina del "modernismo teológico" o mal llamada "alta crítica" que aleja a los fieles del único nombre dado a los hombres bajo el cielo en que podemos ser salvos. 

Doctrinas de demonios, falsos cristianos; esta gente en algún momento dará cuenta a Dios en persona por el crimen de tergiversar la Palabra de Dios. La apostasía teológica afecta tanto a iglesias protestantes como católicas en general. 

Se niega la Trinidad, el nacimiento virginal, los milagros de Jesús, se pone en duda su existencia, el lugar de su nacimiento. 

Se pondera el descreimiento general a la Palabra de Dios y se la considera un simple libro de cuentos al cual vale aplicar todo tipo de técnicas historiográficas, etc. 

Bien dice la Palabra: en los tiempos del fin habrá gente que, profesando ser sabios, se convertirán en necios;  y no faltarán aquellos que se amontonarán maestros no para aprender de la doctrina de Dios, sino para que les confirmen lo que quieren oír.

martes, 19 de diciembre de 2017

LA BIBLIA ES PALABRA DE DIOS



Teología Protestante Evangélica Conservadora



Bill Graham, evangélico conservador

refuta 

al escritor liberal Máximo García 

autor del libro

 "Redescubrir la Palabra"


Bill Graham (no confundir con Billy Graham) es un hombre nuevo en la fe protestante evangélica y conservadora española. Dios lo está levantando como un referente dentro de la camada de teólogos y pastores llamados a seguir el camino de los que durmieron y fueron a la gloria y aunque sus escritos son de un estilo fuerte a la hora de expresar (actualmente está involucrado en una controversia con editorial CLIE) están muy bien fundamentados. Cuando escribe, se nota que ha trabajado en la obra. 

Su artículo "La Biblia contaminada por mitos, leyendas, errores y contradicciones" fue originalmente publicado por Protestante Digital en enero de 2017 en respuesta al libro de teólogo liberal Máximo García titulado "Redescubrir la palabra". Creemos conveniente reproducirlo como material de consulta a la hora de enfrentar el liberalismo teológico que procura transformar la Biblia, palabra de Dios, en un libro de historias sin fundamentos. 




Escribe Graham:

Hasta la fecha, los protestantes españoles han luchado continuamente contra la doctrina del Catolicismo Romano. A partir de ahora, los evangélicos tendrán que enfrentar a un nuevo enemigo en la península ibérica, a saber, el liberalismo teológico. Ya se observó la presencia de la teología liberal dentro de la Iglesia Evangélica Española (IEE) con la publicación del documento ‘Ética teológica y homosexualidad’ de Juan Sánchez Núñez (profesor en la Facultad de Teología SEUT) en 2015. El nuevo libro de Máximo García (recién jubilado profesor de la Facultad de Teología de la Unión Evangélica Bautista de España) marca un antes y un después en la teología evangélica española. Hoy queremos presentar una crítica al libro de García desde una perspectiva evangélica conservadora. 

I.- DIEZ CRÍTICAS 

1.- Antiguo Testamento vs. Nuevo Testamento García no cree que el Dios “iracundo” del Antiguo Testamento sea el mismo Dios que se da a conocer en el Nuevo Pacto. 

“Mientras los Evangelios muestran la imagen de un Dios de amor universal, que no hace acepción de personas y defiende valores como la dignidad de todos los seres humanos y su igualdad en derechos, el Antiguo Testamento muestra con frecuencia la idea de Dios como la de un dios iracundo, vengativo y tribal, fruto de la visión parcial y distorsionada de un pueblo” (p. 17). En típico estilo liberal (y siguiendo las pisadas del hereje Marción), García simplemente no entiende el concepto de la ira santa de Dios, optando por creer en una deidad que él mismo ha fabricado conforme a sus antojos ilustrados. Se olvida de que la presuposición fundamental del Evangelio neotestamentario es la ira venidera de Dios (1 Tesalonicenses 1:10) y de que el Dios del Nuevo Pacto sigue juzgando a los incrédulos y disciplinando a sus hijos. El caso de Ananías y Safira sirve como un buen recordatorio (Hechos 5:1-11). No hay ninguna discrepancia o contradicción entre el Dios del Antiguo Testamento y el Dios del Nuevo. Es verdad que a García no le gusta el hecho de que el Señor haga cosas que él no aprobaría. Pero allí el problema es el corazón del teólogo; no la perfecta e inmaculada justicia del Todopoderoso. 

2.- Hacia una lectura sin prejuicios

Otra incoherencia en la hermenéutica de García sucede cuando llama a sus lectores a leer la Biblia “a la luz de la fe en Jesucristo” (p. 21). ¿Qué es esto sino una presuposición teológica? Por un lado quiere promocionar una lectura bíblica sin prejuicios. Por el otro, desea leer la Palabra partiendo “de un principio axiomático, consustancial con la fe, como es la aceptación de que Jesús es la Palabra de Dios encarnada” (p. 214). Pedimos que nuestro autor sea coherente con sus propios postulados filosóficos. 

3.- El Jesús mariposa 

El Jesús en quién cree Máximo García es el Jesús de Schleiermacher y de la tradición liberal, o sea, un Jesús mariposa, un osito de peluche, una muñeca de Barbie. Es un Jesús acaramelado y azucarado que no tiene nada que ver con el Cristo revelado en las páginas del Nuevo Testamento. La importancia de Jesús, para García, reside en que “es capaz de dar respuesta a las necesidades de los hombres y mujeres” y nada más (p. 36). Y está convencido de que el mensaje de Jesús se trata de buscar “la hermandad de los pueblos y la justicia social” (p. 170). El teólogo liberal español no toma en cuenta las palabras duras y ofensivas que Jesús pronunció a lo largo de su ministerio público. Simplemente está interesado en el Jesús del sermón del monte (p. 114), el Jesús que anduvo haciendo bienes (Hechos 10:38). Tampoco hace caso a los milagros realizados por el Salvador que servían para confirmar su mesiazgo y autoridad divina. Esta observación nos lleva al cuarto punto. 

4.- Anti-milagros y anti-sobrenatural 

En cuanto a los milagros de Jesús y las demás maravillas registradas en la Biblia, García es bien escéptico. Mejor dicho, es incrédulo. Acepta las presuposiciones ateas de los materialistas actuales. Como en el caso del teólogo liberal alemán Rudolf Bultmann, García cree que los milagros forman parte de una cosmovisión mítica compartida por los autores bíblicos. Por lo tanto, lo que hay que hacer es desmitificar la Biblia y reinterpretar sus milagros para que tengan sentido para el hombre contemporáneo. Esto significa que hay que descartar cualquier relato de la Biblia que suene meramente milagroso o antirracional (la creación, Noé, la lucha de Jacob con el ángel, el éxodo, la burra de Balaam, Jonás y un largo etcétera).

Tristemente, en vez de procurar refutar los argumentos anti-sobrenaturales de los agnósticos llamándolos al arrepentimiento y a la fe, García procura reinterpretar dos mil años del cristianismo con el fin de acomodar a la mente no creyente. Nos acordamos de las palabras del Señor: “Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos” (Jeremías 15:19). Ya hemos visto los efectos de semejante metodología en las iglesias de Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos: ¡han quedado vacías! De manera paradójica, el liberal –en su afán por ser relevante- acaba siendo todo lo contrario. Son precisamente las iglesias conservadoras las que más crecen en todo el mundo. Oramos para que la Iglesia del Señor en España siga andando en la verdad de la bendita, inerrante e infalible Palabra de Dios. 

5.- Un argumentum ad logicam 

Cuando García desata su ira contra los que creen en la plena inspiración, autoridad e inerrancia de las Escrituras, emplea un par de argumentos mal formulados que carecen de fuerza intelectual.

Primero, García se confunde al pensar que las partes descriptivas de la Biblia sean prescriptivas. Cuestiona la ética de Abraham, Jacob, Josué, Salomón, David y otros olvidándose de que la Biblia también nos enseña malos ejemplos para que no los sigamos. Si Jacob miente, esto no quiere decir que la Biblia nos esté animado a engañar a la gente; sino a no seguir el mal ejemplo de Jacob. Estos episodios no atentan contra la inspiración de la Palabra.

Segundo, la acusación de acusaciones de García es que los fundamentalistas se equivocan al leer la Biblia de manera literal. Pero se trata de otro argumento ilegítimo. No hay nadie que lea la Biblia cien por cien literalmente. ¿Acaso conoce García a alguien en sus círculos bautistas que crea que cuando Jesús se autoproclamó la puerta de las ovejas que estaba hablando en plan literal? 

Cuando llegamos al capítulo siete del libro, García escribe lo siguiente: “Recomendamos a nuestros lectores que no anticipen la lectura de este capítulo sin haber leído antes los capítulos precedentes” (p. 207). Es irónico porque aquí García –el anti-literalista- quiere que sus lectores lo interpreten de manera literal. De todas formas, me pregunto si García pone en tela de juicio la necesidad de una lectura literal cuando lee las instrucciones de sus recetas médicas.

6.- La Biblia es la palabra de hombres 

García piensa que la Biblia se trata de un libro escrito por hombres. Hasta cierto punto, lleva la razón. Pero no defiende en ningún momento la convicción evangélica de que Dios es el autor de las Escrituras. Fue Dios el que redactó la Biblia a través de los autores bíblicos. La Biblia, según nuestro pensador, es un simple tomo de percepciones humanas (p. 82), fruto de las culturas egipcia, babilónica, mesopotámica, etc. Por ejemplo, el concepto del sacrificio vicario en el judaísmo no fue ordenado directamente por Dios sino una creencia “heredada de culturas mesopotámicas” (p. 82). Es decir, se trata de una idea humana. Por eso García cree que la Biblia contiene varios errores, discrepancias y contradicciones.

Según García, la Escritura no es la Palabra de Dios en el sentido literal del término sino, “se va haciendo Palabra de Dios en la medida en que se identifica con la revelación llevada a cabo en Jesús de Nazaret” (p. 62). O en otra ocasión opina que, “Las Sagradas Escrituras lo son en la medida en que en ellas se puedan rastrear las pistas de un Dios que no somete, sino dignifica” (p. 146). Y de nuevo, “Los textos sagrados se convertirán en Palabra de Dios en la medida en la que actúe el Espíritu en el propio lector” (p. 166). En cada paso, García niega que la Biblia sea literal, objetiva y ontológicamente la Palabra del Altísimo. ¿Y qué hacemos con todos aquellos pasajes en la Biblia que no compaginan con la hermenéutica humanista de García? Los desechamos en el nombre de los supuestos prejuicios nacionalistas de los autores del Antiguo Testamento o la confusión de los discípulos de Cristo. 

Así acusa García al apóstol Mateo de “forzar el texto” de Oseas 11:1 sin considerar que el discípulo escribió siendo guiado por el Espíritu. Este escepticismo radical hacia los textos bíblicos explica la razón por la cual nos dice García: “Gracias a la Biblia percibimos la voz de Dios, aunque nos llegue con bastantes interferencias” (p. 211). Puesto que García no tiene interés en ningún otro mensaje que no cuadre con su visión liberal de hermandad y justicia social, tiene que sacar sus tijeras a la hora de leer la Biblia. 

7.- La doctrina no importa 

Si lo más importante es hermandad y justicia social, García –siguiendo el espíritu del liberalismo- argumenta que la doctrina no importa. Lo que realmente cuenta es el amor, la solidaridad, la tolerancia y la exaltación de los valores humanos (p. 180). Ahora bien, la idea de que el amor sea más importante que la doctrina no deja de ser una doctrina personal de García. El teólogo bautista justifica su postura apelando al pluralismo religioso ya que hay tantas religiones diferentes en el mundo con tantas doctrinas diferentes (pp. 168-169). Pero, ¿por qué la existencia de tantas otras religiones nos lleva a negar nuestras convicciones cristianas? ¿Acaso implica la existencia de billetes falsos la no existencia de billetes verdaderos? ¡Desde luego que no! Lo que García necesita hacer es examinar las carencias intelectuales y lógicas presentes en otras cosmovisiones no cristianas y demostrar cómo la fe cristiana ofrece una interpretación mucho más lógica, coherente y satisfactoria de la realidad que aquéllas. 

8.- La duda como preocupación creativa 

A diferencia de nuestros padres protestantes, García se deleita en fomentar dudas y sospechas en los corazones de los creyentes. Define la duda en la página 18 como, “una preocupación creativa”. Dudar de las Escrituras es dudar de la Palabra de Dios. ¿Quién soy yo o quién es Máximo García para poner en tela de juicio la fidelidad o veracidad del único Omnisciente? En realidad, el libro es un tratado sobre la incredulidad. Si los editores del libro habrían optado por llamar el tocho ‘Redescubrir la duda’ o ‘Redescubrir la incredulidad’ en vez de ‘Redescubrir la Palabra’, nos hubieran hecho un favor a todos. Hay un sinfín de ejemplos en el tomo de García sobre los mitos, las leyendas, las discrepancias y los errores incluidos en la Escritura. Total, García desempeña el mismo papel que el católico liberal Erasmo en el siglo XVI, negando la doctrina protestante de la perspicuidad (claridad) de las Escrituras. ¿Cómo explicar la incertidumbre que caracteriza a Erasmo y a García? Lutero tiene una respuesta clara: la culpa se debe a la mente caída y pecaminosa del ser humano. “Mas el hecho de que muchas cosas sean abstrusas para muchos, se debe no a la oscuridad de las Escrituras, sino a la ceguedad o desidia de esa gente misma que no se quiere molestar en ver la clarísima verdad” (Lutero).

El amor de Lutero hacia la verdad proposicional explica su disgusto por el escepticismo teológico. En términos del reformador de Wittenberg: “El Espíritu Santo no es un escéptico; tampoco son dudas o meras opiniones lo que Él escribió en nuestros corazones, sino aserciones, más ciertas e inconmovibles que la vida misma y cualquier experiencia”. Tenemos que tomar una decisión cada uno: ¿creer la Palabra de Dios dudando de Máximo García? ¿O creerle a Máximo García dudando de la Palabra? Para mí la decisión es bien fácil. 

9.- El error categórico fundamental 

Desde el primer capítulo hasta el séptimo, la obra de García está contaminada por un error filosófico fundamental. Si leéis el libro de García con esta falacia lógica en mente, os daréis cuenta de que el tomo carece de valor intelectual. Por alguna razón extraña, García cree que el demostrar el origen histórico de una creencia necesariamente desacredita la creencia. García aplica este error a múltiples verdades enseñadas en la Biblia: la creación, el éxodo, los jueces, la institución de las fiestas judías, los demonios, el diablo, el infierno, los milagros, etc. García repite la misma línea de pensamiento docenas de veces a lo largo de su tomo. Explica que un determinado tema bíblico –digamos el éxodo- es procedente de literatura egipcia. Por lo tanto, razona el español, el éxodo es falso. Se trata de lo que llamamos en el mundo anglosajón un “Category Error”, traducido al castellano sería algo como un error categórico o un error de categorías. 

Usaré un ejemplo para aclarar este principio. Isaac Newton descubrió la ley de la gravedad. Ahora bien, ¿deja de existir la ley de la gravedad si os dijo que Newton la descubrió en el 1666? ¿O si digo que la descubrió por causa de la caída de una manzana de un árbol plantado por granjeros irlandeses? ¡Por supuesto que no! Explicar el origen histórico de una creencia no hace nada para derribarla. Al fin y al cabo, podríamos usar la lógica de García contra su propio libro diciendo lo siguiente: García aprendió todo lo que sabe de los seguidores de la alta crítica alemana, por consiguiente, no hay que hacer caso a sus argumentos. O, García nació en los años 50, consiguientemente, puesto que podemos demostrar su origen histórico, no hace falta creer nada de lo que él nos dice. Es la misma lógica. 10.- Falsa alternativa: o Jesús o la Biblia En última instancia, García presenta a sus lectores una falsa alternativa, esto es, o Jesús de Nazaret o la Biblia. 

Según el pensador, la Biblia se hace Escritura cuando se identifica con la revelación de Dios realizada en Jesucristo. Aquí García tendría que volver a leer su Nuevo Testamento y entender la visión que tenía Cristo tocante a las Sagradas Escrituras. Jesús aceptó todo el Antiguo Testamento como Palabra de Dios y no solamente aquellas partes que apuntaban al Mesías (p. 172). Pensamos, por ejemplo, en la alusión de Cristo a la institución del matrimonio en Mateo 19:6. No es un pasaje mesiánico; sin embargo, Jesús lo aceptó como la Palabra autoritativa de Dios. Y ¿qué diremos sobre los tres textos que Cristo citó de Deuteronomio 6-8 mientras peleaba contra Satanás en el desierto? No se trataron de versículos mesiánicos; no obstante, Cristo los citó como autoritativos. ¿Acaso no fue el bendito Hijo de Dios el que dijo: “Ni una jota ni una tilde pasará de la ley hasta que todo se haya cumplido” (Mateo 5:18)? García anda peligrosamente porque el verdadero discípulo de Cristo presupone el señorío de Cristo en todas las cosas (incluso sobre la esfera intelectual). No hay tal cosa como autonomía cristiana. 

No hay tal persona como un teólogo cristiano autónomo. Son términos contradictorios. El creyente es llamado a someter todas las áreas de su vida al señorío de Cristo. La neutralidad es traición. Y si Jesús de Nazaret creía en la infalibilidad, inerrancia e inspiración plenaria del Antiguo Testamento, sus seguidores también son llamados a creer lo mismo. Rechazamos, pues, la alternativa falsa entre Jesús y la Biblia respondiendo que la Biblia es el libro que el Hijo de Dios emplea para gobernar en su Iglesia hasta que no vuelva por segunda vez. No es o Jesús o la Biblia; sino Jesús y la Biblia.

II.- ERRORES APARTE

Además de la crítica presentada, hay varios errores en el tomo de García que un lector no informado tendría que tener en cuenta. 

III.- REFLEXIÓN FINAL

Personalmente hablando, me he quedado muy decepcionado con el tomo de García. El autor me prometió “alimento sólido” (p. 117); pero me dio piedras. La imagen que me vino a la mente mientras leía el tomo de García fue la de un hombre ante un puzle de 66 piezas. Se cree capaz de explicar dónde todas las piezas del puzle fueron fabricadas; pero es incapaz de echarse para atrás y ver la imagen que el puzle entero procura transmitir. ¡Qué tragedia! Tarde o temprano sabía que el movimiento liberal tendría que darse a conocer en España; pero qué triste que está sucediendo precisamente en nuestros días. Después de leer ‘Redescubrir la Palabra’, con mucho dolor en el corazón he aprendido que el tomo de Máximo García se trata de secularismo vestido de teología evangélica (o sea, incredulogía, dudología, sospechología). El tomo es otra expresión más de incredulidad sofisticada contaminada por mitos, leyendas, errores y contradicciones liberales. ¡El Señor guarde a su amada Iglesia y a todos los seminaristas evangélicos en España!

NOTA

El lector o lectora puede acceder a un artículo de Máximo García sobre su libro clickando AQUÍ en Redescubrir la Palabra por Máximo García.


Leer más: 
http://protestantedigital.com/magacin/41137/La_Biblia_esta_contaminada_por_mitos_leyendas_errores_y_contradicciones

lunes, 18 de diciembre de 2017

EZEQUIEL Y EL CARRO DIVINO


.
AL JAZIRAH
SIRIA 
Al oeste de Irak, probable lugar donde tuvo la visión de Ezequiel
Para ver mejor, abra el mapa y busque tres círculos que señalizan el posible río que la Biblia llama Quebar.



A Isabel que le gusta esta visión en particular

De pronto, en la Mesopotamia donde converge Asia Menor con la Mayor, un hombre llamado Ezequiel (Dios fortalecerá) observa venir a lo lejos desparramando vientos muy fuertes, una nube gigantesca rodeada de fuego fulgurante y adentro, ruedas extrañas y cuatro seres sobre ellas, de cuatro alas y cuatro rostros, que se movían de acá para allá en línea recta a la “velocidad de un rayo”.

Esta “cosa” –como de metal refulgente- que se aproxima es luminosa, ruidosa, arroja relámpagos y tiene sobre sí, como un tinglado abovedado parecido al cristal. Recordemos que en esos días el cristal –no confundir con el vidrio que es otra cosa- se lo podía encontrar en estado puro y se veía como roca traslúcida de color blanco.Lo que ve el testigo, no solo lo deja en un estado de shock, sino que además, alguien que habla desde el portento, le ordena realizar una serie de tareas cuyo éxito requerirá muchísimos sacrificios.¿No les parece fantástico este episodio de la Biblia? 

Hoy día si alguna persona tuviera la oportunidad de ver algo parecido y más tarde decidiera comentar a otros su experiencia, no cabe dudas que se lo tomaría por loco. Y si a lo narrado le añade la información que fue encomendado para una misión entre las gentes de un pueblo por seres desconocidos, se lo llamaría contactado o abducido.

No sería raro que el observador declarara, influenciado por la mitología moderna, que vio un ovni con sus ocupantes. Y los ufólogos podrían catalogar, ya varios de ellos así lo han hecho, este caso como uno más de la casuística ovni dentro de los parámetros de los encuentros cercanos del tercer tipo. Sin embargo, en este breve post preferiremos tratar el pasaje desde la hermenéutica bíblica.

Contexto

Es posible que la visión de Ezequiel tuviera lugar entre los once años que median desde el comienzo de su cautividad hasta la definitiva caída de Jerusalén en manos de las tropas de Babilonia, ciudad cuyas ruinas se pueden observar aún hoy, en el actual Irak.

Él fue uno de los muchos sobrevivientes de la invasión que sufriera su patria por tropas de la Mesopotamia, capturado y llevado al destierro, por orden del poderoso monarca Nabucodonosor II.

Con esta política que apelaba a las deportaciones masivas, los semitas invasores tanto Asirios primeros y Babilonios más tarde, se aseguraban que los pueblos sometidos fueran menos incordiosos. Lejos de sus patrias, los cautivos quedaban despojados de toda posibilidad para intentar rebelarse y liberarse.

Por entonces el reino norte de Israel llevaba unos 100 años destruido y ahora le tocaba el turno al reino del sur o Judá. Todo por culpa de la  desobediencia de sus habitantes a los mandatos de Jehová, dejan en claro las Escrituras. Esta destrucción que fue realizada en etapas. Entre los prisioneros, había algunos "del linaje de los príncipes" (Dan. 1: 3; cf. 2 Rey. 24: 1), jóvenes de la alta sociedad de la época.

El rey Joacín de Jerusalén fue llevado detenido a Babilonia con 10.000 de sus principales colaboradores, incluido Ezequiel (2 Rey. 24:1216; Eze. 1: 1-2; 33: 21). Esto fue once años antes de la destrucción definitiva de Judá. Al monarca derrotado le sucedió su hijo Sedequías quien no pudo salvar al reino a pesar de tramar algunos intentos emancipativos. Finalmente, en el 11. º Año de su reinado (586 a. C.) cayó Judá (2 Rey. 25: 1-11) y los judíos enviados al exilio ya no regresarían a Palestina, hasta los tiempos en que los Persas dominaron la Mesopotamia.

El templo fue quemado, la ciudad que Salomón embelleciera destruida, las edificaciones principales demolidas lo mismo que las murallas. Sólo "los pobres de la tierra" fueron dejados para que labrasen las viñas y la tierra (2 Rey. 25: 12) bajo el cuidado de pueblos extranjeros que oficiaron de capataces y explotadores.

Encuentro con lo Divino

Ezequiel vio este fabuloso "Merkava" o carro divino, a orillas de un río que la Biblia llama Quebar actualmente sin localización precisa; no obstante, algunos eruditos bíblicos basados en textos y narrativas tradicionales hebreas especulan que podría tratarse del moderno río Khabur, tributario del Eufrates, situado en la actual Siria. Hasta allí habían sido deportados cientos de judíos. Probablemente se los empleó en  obras civiles y agricultura. Entre los hebreos se mantiene la tradición que fue en las riberas de este río  fueron alojados los deportados de Palestina.

El carro divino se movía sobre ruedas que giraban entre sí y que producían ruidos como si funcionaran a motores. Ezequiel, no conociendo ninguna forma de propulsión que no sea a sangre animal o humana, no le quedó otra opción que afirmar que el Espíritu de Dios movilizaba lo que veía. Sin duda, las ruedas se movían como lo haría cualquier vehículo de nuestros días: sin tracción animal. De ahí el desconcierto del testigo.

En cuanto a la apariencia de los Querubines, no deberíamos asumir a la ligera que son tal como se los describe en la Escritura. Quizás lo sean o tal vez lo visto e informado más tarde, no sea otra cosa que una representación semejante a los seres divinos que por entonces adornaban las fachadas de los templos y palacios.

Siendo espíritus, los Querubines bien que pueden tomar la forma diversa. Que aparecieran con cuatro alas y rostros humanos y de animales encaja perfectamente con la iconografía de la época, profusa en esculturas y pinturas de genios de cuatro alas. Estas representaciones hoy se pueden ver en museos especializados en arqueología mesopotámica como el de Londres por ejemplo.


Río Khabur
al este de Siria
Foto
Wikimedia Commons

El trabajo encomendado por Dios a Ezequiel por Dios no fue nada sencillo: Profetizar y amonestar. Ni más ni menos, tarea que cumplió fielmente durante 22 años de su vida. Este joven judío, conviene recordar, fue contemporáneo de otros grandes de la fe de esos días, como Jeremías, Daniel y Esdras. En concreto, Dios tenía mucha gente trabajando para Él. A veces cuando la rebelión es grande y no parece haber nadie obedeciendo, sorprende averiguar que siempre existen fieles que perseveran a pesar de todas los problemas.

¿Qué vio exactamente Ezequiel?

Ezequiel hizo lo que pudo para comentar más tarde, lo que vio. Sin embargo, para algunos, este esfuerzo parece ser insuficiente.

En la actualidad la visión a motivado toda suerte de interpretaciones. Por ejemplo: en 1976 el controversial suizo Erich Von Daniken, con su particular visión de seres extraterrestres interviniendo en nuestras culturas, presentaba en su libro El Mensaje de los Dioses, p.p., 39-46, las curiosas deducciones del ingeniero Josef F. Blumrich (1913-2002) quien por entonces era nada menos que el jefe del Departamento de Investigación de Proyectos de la NASA (Chief of NASA's Advanced Structural Development Branch) en Huntsville, Alabama. (George C. Marshall Space Flight Center, MSFC, en inglés) (Ver Von Daniken; Erich: "El mensaje de los Dioses"; Ediciones El Caballito S.R.L.; Buenos Aires, Argentina, 1979; p.p 39,46).


Josef F. Blumrich al final de sus días
Foto
Wikimedia Commons

Blumrich, un austríaco competente y católico pero no practicante, no era un advenedizo haciendo elucubraciones por que sí. Se trataba de un ingeniero respetado que había tomado la visión de Ezequiel muy en serio. Tal es así que por años, se dedicó a estudiar lo relatado por las Escrituras a instancias de uno de sus hijos, a fin de poder reproducir bosquejos de lo visto.



Boceto de la “nave” de Ezequiel 
Por Blumrich

Según sus cálculos, lo visto por Ezequiel se podría catalogar como un tipo de aeronave: “en calidad de ingeniero y con total independencia de la narración, podemos planear y construir un aparato volante de características similares” afirmó y agregó después: “He llegado a la conclusión de que las dimensiones de la nave espacial (subrayado es mío) de Ezequiel son absolutamente verosímiles” (Daniken: "El Mensaje de los Dioses", p.43).


Bosquejo de las “ruedas multidireccionales” de Ezequiel 
realizado por Blumrich

Es una pena que ningún teólogo de prestigio de la época fuera a visitar a Blumrich para entrevistarlo. Su punto de vista pudo ayudar y mucho, a la hora de interpretar un pasaje tan oscuro de las Escrituras. Sin duda, su aporte es importante aunque no concluyente. Este relato bíblico no tiene otro soporte que el propio testimonio del testigo.

¿Por qué Dios se mostraría de este modo?

No sabemos las razones por las que Dios apela a este tipo de presentaciones tan al estilo de Hollywood. Podría haberse manifestado de otro modo si así lo quisiera, pero escogió algo espectacular para Ezequiel.

Parte del texto describe: “Por encima de esa bóveda había algo semejante a un trono de zafiro, y sobre lo que parecía un trono había una figura de aspecto humano.27 De lo que parecía ser su cintura para arriba, vi algo que brillaba como el metal bruñido, rodeado de fuego. De su cintura para abajo, vi algo semejante al fuego, y un resplandor a su alrededor.28 El resplandor era semejante al del arco iris cuando aparece en las nubes en un día de lluvia. Tal era el aspecto de la gloria del Señor. Ante esa visión, caí rostro en tierra y oí que una voz me hablaba”. (Ezequiel 1:26-28)(NVI)

Debemos recordar que Dios puede presentarse a los hombres, en un “formato” que la mente  pueda entender que ve algo divino, reconocerlo como tal y que, lo observado, se pueda  narrar más tarde con las palabras del rudimentario idioma hebreo que por entonces carecía de vocales. 

En esos días eran comunes los carros pero no existía ninguno que se moviera por sí solo. Había grandes representaciones de hombres y animales alados, figuras de genios tutelares en palacios, templos y murallas, pero ninguno se desplazaba "a velocidad del rayo". (Esta declaración implica que, los querubines al moverse, dejaban algo semejante a una estela luminosa que parecía un rayo a los ojos del testigo).

Dios aparece sentado como en un trono, a semejanza de los monarcas de esos tiempos, pero con características divinas tales como relumbre y majestuosidad difícil de describir. Finalmente, la comunicación entre la deidad y su criatura, se realiza en lenguaje humano. Nótese el detalle que Jehová no emplea telepatía ni nada extraño. Simplemente habla.


Genio alado, palacio de Dur-Sharrukin, Khorsabad.
Obsérvese las cuatro alas.
Foto
Wikimedia Commons


Monarca asirio acompañado por un genio de cuatro alas

Conclusión

Se puede especular por fuera de las Escrituras toda suerte de interpretaciones, pero lo visto por Ezequiel desde lo teológico, fue una visión de la Deidad que se le presentó en un modo que su mente a través de los sentidos, pudiera entender que lo observado era de parte de Dios y con un propósito específico. En el caso que tratamos enrola en la profecía;  consiste en vaticinar eventos futuros, predichos en lenguaje simbólico entremezclado con literalidad.

Sabemos que es Dios quien se manifiesta en el relato, por lo que afirman los versículos siguientes. Dios tenía para este hombre, mucho trabajo que realizar. En este caso, profetizar y servír de guía espiritual de su pueblo, en tiempos de exilio y cautividad.


(c) Marc Pesaresi
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...