lunes, 13 de octubre de 2014

CÉSAR VIDAL ¿NEGRERO LITERARIO?



"Hay un hombre en España que lo escribe todo"



Titulado superlativo. Escribirlo todo parece una afirmación exagerada. Yo no sería tan exhuberante. Hubiera titulado: escribe lo que quiere. "La noticia es la siguiente: César Vidal publica nuevo libro: La historia secreta de la Iglesia Católica en España (Ediciones B). Ocurre que calificarlo de "noticia" es cuando menos arriesgado: la verdadera noticia (bomba) sería llegar a una librería y no encontrarse uno de sus libros en la mesa de novedades. En efecto, el titular "César Vidal publica libro" está a la altura de "Descubren al Monstruo de las Galletas comiendo galletas" o "Encuentran a Julio Iglesias tomando el sol". En efecto, lo realmente asombroso es que La historia secreta de la Iglesia Católica en España sea el primer libro publicado este año por César Vidal (Madrid, 1958), aunque en su descargo hay que decir que estamos ante un ensayo de 914 páginas. En 2013, sin ir más lejos, el ex locutor de la COPE publicó cinco libros:  No vine para quedarme: memorias de un disidente, El holocausto, El Talmud, El tributo de los elfos y Mahoma: el guía, lanzados en editoriales como Plaza & Janés, Alianza y Anaya, según la infalible base de datos del ISBN.  A primera vista parece una exageración publicar cinco libros en un año, a no ser que uno se llame César Vidal, en cuyo caso podríamos hablar incluso de bloqueo creativo. En efecto, no hay más que repasar su bibliografía para certificar su actual crisis de producción:  en 2006, por ejemplo, publicó 28 libros, 22 de los cuales fueron primeras ediciones" escribe en El Confidencial, un periodista ibérico con barba de Yihadista del Califato Islámico llamado Carlos Prieto.

Simpático meme de César Vidal



"No nos hagamos vanagloriosos,
irritándonos unos a otros,
envidiándonos unos a otros"

Santiago 3:14-16
RVR 1960

Dándole caña a César Vidal

Era previsible:  que alguien, en algún momento, notara algo malo en la obra del evangélico César Vidal. Y no es para menos: este "Mozart" de la escritura ibérica, por lejos, es uno -quizás el único-escritor contemporáneo de lengua castellana que se ha convertido en un robot que no para de escribir.

Ha escrito tanto (él u otros para él) que resultaría imposible no encontrar algún detalle, entre tanta escritura, que no favorezca el mal pensar y hablar. Sabido és, que la bella fama no llega sola, sino acompañada por doña chisme y don calumniador.

Ya varios le han salido al cruce criticando primero, su amplitud de temas redactados -como si hubiera una ley que cumplir que ordene gustos y pareceres y monotonía temática-; segundo, que escribe muchísmo y diga que lo hace por sí mismo sin confesar lo que "todos" ya saben: que usa y abusa de "negros literarios" y tercero, que en muchas de sus producciones peque de simplista porque ha citado mal algunas de las fuentes. (No falta quien le acuse de inventarse citas, abusar del copiado y pegado y refritado así como lo poco serio de su "academicismo" porque ha estudiado a "distancia").

¿Qué es un "negro literario"?

"Negro literario" o "escritor fantasma", del inglés "ghostwriter";  un escritor a quien se contrata para escribir autobiografías, cuentos, artículos, novelas u otras obras sin recibir crédito alguno por sus esfuerzos aunque, a veces, se lo suele mencionar como colaborador.

Por lo general son contratados por escritores laureados, políticos, actores, celebridades que requieren autobiografías o bien, científicos que si bien saben redactar informes, su lenguaje excivamente pesado en cuanto a términos propios de sus actividades, requieren de un escritor profesional que amenize el texto. Negros literarios los hay en todas partes incluso, entre los dibujantes de historietas, guionistas, etc.

Las palabras "negro literario", se dice, no vienen de los días de la esclavitud, cuando millones de negros fueron obligados a trabajar gratis para otros que sí lucraban con lo que producíán. (Yo tengo mis dudas y sí creo que el término fue inspirado en el trabajo en tantos negros esclavizados). 

La expresión es de origen francés -los ingleses usan el término ghostwriter- y surgió con la producción masiva de literatura impresa en el siglo XIX. Como los escritores no daban abasto, contrataron a otros que trabajaran para ellos. Fue entonces cuando se empezó a llamar négrier -negrero- al que firmaba y nègre -negro- a quien escribía.

Se informa que, ell mayor negrero literario fue Alejandro Dumas padre, que tuvo un montón de escritores trabajando para él, entre ellos, Gérard de Nerval. (Algo debía de aportar Dumas, que intervenía dando ideas y retocando escenas, porque ninguno de sus negros tuvo tanto éxito bajo su nombre real como cuando trabajaban para él).

Se dice de él

Bien, dada la cantidad de libros, articulos, guiones, que César Vidal ha escrito, miles sospechan que el hombre es un negrero literario. Y convengamos que, mientras tanto no se pronuncie al respecto confirmando o desmintiendo si lo es o no, la sospechas estan flotando en el aire. De todos modos, vale aclarar, la actividad de contratar "negros literarios" no es ilegal  ya que el "negro" acepta por contrato, trabajar sin ser mencionado por una paga a determinar.

Sigue escribiendo Prieto:
"Prácticamente ninguna editorial española se libró de editar ese año a Vidal: Espasa, Debolsillo, Ediciones B, La Esfera de los Libros, Mr, Planeta, Punto de Lectura, Grijalbo, Círculo de Lectores, etc. 
Vidal publicó en 2006 títulos como El talón de Aquiles: los aspectos más oscuros de la condición humana a través de la historia, Grandes procesos de la Inquisición, Yo Isabel la Católica, El aprendiz cabalista, Los masones, La guerra que gano Franco, Nuevos enigmas históricos al descubierto: de Nostradamus a Saddam Hussein... y un larguísimo etcétera.  
César Vidal publicó un libro nuevo cada 16,5 días en 2006
Si nos centramos en los 22 libros nuevos que sacó en 2006, nos saldría que César Vidal publicó (es decir, escribió) un libro nuevo cada 16,5 días durante esos doce meses. Y eso que no venía precisamente de estar tumbado a la bartola: en 2005 había publicado 25 títulos entre obra nueva y reediciones.   
Resumiendo: César Vidal es, al mismo tiempo, el hombre responsable de la deforestación de media Europa y el hombre del que viven las imprentas españolas.
Desconocemos cómo logró escribir un libro cada 16 días. Algunos malintencionados hablan de una acusada tendencia al copia y pega. No obstante, en esta humilde columna, vemos su frenesí creativo con ojos más románticos: nos imaginarnos a Vidal en su casa aporreando tres teclados a la vez (con un frenesí propio de Nacho Cano en sus mejores tiempos).  
La pasada década,  Vidal publicó 156 títulos entre ediciones originales, reediciones en tapa blanda y libros colectivos. Sale a 13 libros al año durante una década, según el ISBN.
Dado su enloquecido ritmo productivo, a César Vidal le tenía que caer necesariamente algún premio literario, aunque solo fuera por una cuestión estadística. El autor se ha llevado al menos diez galardones durante su trayectoria. Entre ellos, el polémico premio Torrevieja en 2005, por el que se embolsó 360.607 euros (sí,  no es una errata: en los años dorados del ladrillo español, el Torrevieja tenía la tercera mayor dotación del mundo tras el Nobel y el Planeta).  
Vidal alterna tres géneros: ensayo, novela y reportaje. Respecto a las temáticas, podríamos dividirlas en seis campos: biográfico, histórico, político, religioso, sobrenatural y cultural.
Desde que debutó en 1987 con Recuerdo de un testigo de Jehová, crónica en primera persona de su evolución religiosa (de los testigos al protestantismo), Vidal ha escrito miles de papeles sobre los temas religiosos más variopintos, titánica tarea que culmina ahora con las casi 1000 páginas de La historia secreta de la Iglesia Católica en España".
Cada quién debería escribir sobre lo que prefiere y conviene

Bien, en este punto de la lectura, uno llega "como a lamentar" que el universo evangélico tenga entre sus luminarias a un creativo como Vidal. La duda es ponzoñosa y debilita la confianza en la persona que se respeta precisamente, por la ayuda que ha proporcionado con sus trabajos.

Y es que, contrariado como esta por "laburante" (trabajador) casi estoy tentado aconsejar a César Vidal tomarse unos años sabáticos y dejar de escribir. Pero no me atrevo siquiera sugerírselo, porque en el remoto caso que me hiciera caso, dirían por ahí las malas lenguas, que se fue de fiesta con el dinero mal habido por tantos copiados y pegados. (1) Prieto continúa escribiendo:
"Otra de sus grandes fijaciones es la izquierda española, a la que ha atizado por tierra, mar y aire en títulos como Checas de Madrid: Las cárceles republicanas al descubierto (2003), Paracuellos-Katyn: Un ensayo sobre el genocidio de la izquierda (2005) o La EZpaña de ZP (2008). 
Vidal, de hecho, ha protagonizado más de una polémica con historiadores como Ian Gibson y Ángel Viñas (2), que le han acusado literalmente de inventarse las citas y las fuentes de sus libros históricos. 
Aunque no es objeto de este artículo valorar ideológicamente la obra de Vidal, resulta pintoresco que un autor que se jacta de sus conocimientos historiográficos alterne textos sobre la Guerra Civil con investigaciones sobre asuntos sobrenaturales; campo que, como es sabido, no destaca precisamente por su prestigio cultural. En otras palabras: Si Paul Preston publicara de pronto un libro sobre los extraterrestres, igual le echaban de la London School of Economics. 
Pero Vidal no parece ver problema alguno en escribir un día sobre la guerra civil, otro sobre Nostradamus y otro sobre  los extraterrestres (recuerden su ensayo Ovnis: ¿Cuál es la verdad?). Lo que, bien pensado, no deja de tener su lógica: si uno tiene que escribir un libro cada quince días, qué menos que no sea siempre sobre temas sesudos. Poder escribir de vez en cuando sobre, por poner un ejemplo al azar, Las caras de Belmez, debe ser todo un desengrasante mental cuando uno se pasa media vida en Paracuellos y la otra en el Antiguo Testamento. 
Aunque es cierto que Vidal centró su estudio sobre los platillos volantes en refutar la verosimilitud del fenómeno, no es menos verdad que lo hizo de un modo peculiar: "Si hay que dar un nombre a las fuerzas invisibles engañosas que se ocultan tras el disfraz de los OVNIS, la evidencia documentada del siglo nos obliga a decir que éste sería el de demonios ... todos estos hechos son asombrosamente similares a la posesión diabólica y a los fenómenos psíquicos", escribe.  Lo que se llama salir de Málaga para meterse en Malagón. Y así todo". 
¿Quién dice que hay que escribir monotemático?

¿Es una actitud típicamente europea y norteamericana obligar a un escritor a encasillarse en una temática específica. Parece que sí. Por ejemplo: nadie espera que el filósofo cristiano William Craig publique un libro para niños. Sin embargo, si lo hiciera ¿quién podría objetar? ¿Estamos en democracia o no? ¿Acaso el academicismo es una tiranía réproba que impide escribir lo que a uno se le de la gana? ¿Existe una regla que te obligue a escribir nada más que dentro de los límites de un tema específico? (3)

Esa fea acusación que Vidal no destaca por prestigio cultural ¿qué significa? ¿qué quiso decir Prieto? ¿qué el hombre carece de idoneidad a la hora de escribir eventos sobrenaturales? Pero ¿acaso no es escribir sobre Dios una tarea que aborda lo trascendental, lo sobrenatural? 

Prieto parece como mofarse al final de su nota, que César Vidal escribiera Ovnis. Tengo su libro en mi biblioteca y lo he leído muchas veces. Bajo el subtitulado "Si tiene cuatro patas y ladra, es un perro" Vidal atribuye la fenomenología ovni a las actividades demoníacas. Y en la conclusión del libro escribe: "Resumiendo, los escasos incidentes reales en relación con el fenómeno ovni presentan todas las características propias de la acción diabólica y demoníaca".

Tampoco veo que salga de Málaga para meterse en Malagón o como se dice en Sudamérica, salir de Guatemala para meterse en Guatepeor. El hombre gusta escribir de todo ¿desde cuando es un pecado escribir sobre lo que a uno le gusta? (4)

Parece que hay mucha envidia sobre la obra de César Vidal. No es para menos: que de pronto aparezca de "esa minoridad crédula y poco educada" del protestantismo ibérico, un hombre que se le da por escribir noche y día obvio que sorprenderá primero, inquietará después y más tarde molestará a algunos ¿o no?  En mi caso, doy al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

En Argentina tuvimos un historiador prolífico

Carlos Pietro ignora - no tiene porque saberlo todo- que en Argentina existió un hombre quién; en su ámbito historiográfico; parecía escribirlo todo. Su obra superó los 2.000 títulos. Tanta productividad lo ubica entre los escritores más prolíferos. Este incansable "escribidor" de la Historia se llamó Guillermo Furlong y fue un sacerdote católico de la orden de los Jesuitas, nacido en 1889 en una colonia irlandesa de la provincia argentina de Santa Fe y fallecido en Buenos Aires en 1974. 

He pretendido -ingénuamente por cierto- averiguar si alguien puso en duda su trabajo acusándolo de usar "negros literarios" y no he podido. Su prestigio es muy sólido y todo lo que aparece escrito y firmado por él, trabajo suyo es. Furlong es considerado un historiador incansable.

Utilizar trabajadores "negros literarios" ciertamente nos compromete a los cristianos evangélicos en relación con la justicia social. Sabemos que todo el que trabaja merece pago y reconocimiento y en caso de la literatura, miles de personas seguimos a ciertos autores -leo a Vidal desde que sacó un librito autobiográfico sobre los Testigos de Jehová- y cuando compramos una nueva obra queremos que sea producto de la intelectualidad del autor.

En mi caso particular, si supiera que mucho de lo que leo es trabajo de ignotos y solo esta firmado por el autor, me provocaría resquemor. En todo caso, presumo y puedo estar equivocado, lo mejor sería informar que se utiliza la ayuda de colaboradores al escribir alguna obra.

(C) Marc Pesaresi.
___________________

1. César Vidal tiene un hermano masón llamado Gustavo Vidal.

2. Ian Gibson lo acusa de obviar lo que no le conviene a su tesis (Click aquí y también aquí). Por supuesto, César Vidal le ha replicado. (Click aquí). Ángel Viñas también lo acusa de lo mismo  y de no ser historiador sino alguien que tergiversa y manipula (Click aquí). A Vidal también se le acusa de no escribir con erudicción. En su descargo, se puede argumentar que su tarea es escribir para un público que necesita aprender y no para una elite de eruditos.

3. El trabajo de los "negros literarios" ha sido llevada al cine.  The Ghost Writer  conocida como The Ghost en Gran Bretaña, El escritor en España, El escritor oculto en Argentina y El escritor fantasma en México es una película franco-germana-británica estrenada en 2010, basada en la novela The Ghost de Robert Harris.

The Ghost Writer
 Roman Polanski (2010)

4. Honor a la verdad, Vidal no es el único quien -sin ser escéptico ni conspiranoico-, escriben sobre ovnis. Tampoco ha sido el primero en sugerir correlación entre ovnis y presuntos extraterrestres, con las antiguas andanzas de diablos y demonios, duendes, hadas y trasgos. (Ver en Mitos del Milenio, el artículo de Rubén Morales sobre el trabajo del profesor de filosofía Bertrand Méheust clickando aquí y la entrevista de Isabela Herranz clickando aquí ). Ver tambien en Mitos del Milenio la obra de Jacques Vallée: 

¿Un sistema de control?

Unos años más tarde, en 1975, Vallée publica The Invisible College ­ What a group of scientists has discovered about UFO influences on the human race. Sin duda es uno de sus libros más importantes. Allí se pueden hallar las pistas de las investigaciones y reflexiones que circulaban a diario en el grupo de "UFO brainstorming" que era, en realidad, el colegio. Se destacan los testimonios de siglos pasados, los bajorrelieves fenicios -por ejemplo- que se podrían interpretar desde una óptica OVNI.Pero la hipótesis desarrollada fundamentalmente en este libro, es la del "sistema de control". El fenómeno OVNI parece disimularse a sí mismo, en la actualidad el camuflaje consiste en hacerse pasar por naves extraterrestres porque esta explicación se adapta a nuestra cultura. Pero en cada época de la humanidad, el mismo fenómeno se adapta a las creencias vigentes en ese momento.


El Confidencial
Para acceder
Click AQUÍ 

Negros Literarios
Una website que ofrece servicios de escritores fantasmas
Para acceder
Click AQUÍ

Técnica Literaria
Sobre negros literarios
Para acceder
Click AQUÍ












2 comentarios:

  1. Si fue Testigo, luego protestante ¿qué sabrá de los secretos de la Iglesia Católica? Dónde están sus fuentes? Se dice...se comenta...tira la piedra y esconde la mano, poco serio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi lo que me parece sospechoso es que pueda escribir tanto en tan poco tiempo y sobre diversos temas. Quizás lo prejuzguemos mal y sea una variedad de Mozart de la literatura, a saber. Lo real es que una vez hice este comentario en Protestante Digital en el muro de facebook y los que allí administran no me dejaron entrar más. Y eso que puedo dar credenciales de protestante a cualquiera de los que redactan en ese periódico. Las fuentes que utiliza César Vidal por lo general, las anota a pie de página o bien, en un apartado en sus libros. Pero muchos están dudando de su calidad. Nadie puede abarcar tantos temas sin especializarse en ninguno ¿o sí? Tal vez sea un prodigio. Ya sabremos. Si usa "negros literarios" esta mal. Los evangélicos no podemos usar a otros sin mencionarlos aun pagando. Pero como fue Testigo, por ahí hace la gran Watchtower, cuyos escritores mas reputados escribieron una Biblia espúrea y sino fuera por la intervención de la justicia, aún se ignorarían los nombres de quienes redactaron. Saludos cordiales Arturo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Saber más

Resultados de la búsqueda