viernes, 21 de noviembre de 2014

KLAUS IOHANNIS, EVANGÉLICO LUTERANO, PRESIDENTE ELECTO DE RUMANIA





Klaus Iohannis 
Rumano conservador de la minoría germana, profesa la religión evangélica luterana


"El actual primer ministro y candidato favorito a la presidencia rumana, Victor Ponta, reconoció este domingo su derrota en la segunda vuelta electoral, frente a su rival, el conservador Klaus Ioannis. Ponta (socialdemócrata) compareció ante los medios, antes de conocerse los resultados oficiales y cuando varios sondeos mostraban prácticamente un empate técnico, y felicitó a Ioannis. “Estas elecciones han demostrado la calidad democrática del país. He llamado a mi rival y le he felicitado. El pueblo siempre tiene razón”, declaró Ponta.
La amplia participación, el voto de los jóvenes y de los rumanos en la diáspora habrían despojado a Ponta, favorito según las encuestas y claro vencedor en la primera vuelta, de su sueño de ser, a sus 42 años, el presidente más joven de la historia del país, según los analistas. El socialdemócrata había tenido el apoyo mayoritario del campo y de la Iglesia ortodoxa en un país donde mayoritariamente se profesa esta fe (el 86%). Mientras, Ioannis, antiguo catedrático de Física, democristiano y alcalde de Sibiu (Transilvania), ha centrado su campaña en venderse como un buen gestor que ha llevado a su ciudad hacia la prosperidad —su lema ha sido El trabajo bien hecho—.
Las elecciones celebradas este domingo —las séptimas desde la caída de la dictadura de Nicolae Ceaucescu (diciembre de 1989)— son una prueba fundamental para testar la democracia del mayor país balcánico (20 millones de habitantes). El 65% de los 18 millones de rumanos con derecho a voto participó en los comicios, ocho puntos más que en la primera vuelta; un dato histórico y una baza fundamental para la victoria de Ioannis. Aunque sin duda, lo que ha impulsado al candidato no oficialista ha sido el voto de la diáspora —que tardará más en computarse—. Y eso pese a los graves problemas para votar en el exterior. 
Miles de rumanos en Londres, París, Múnich, Turín, Madrid o Nueva York tuvieron que aguardar durante horas para poder pasar por las urnas pese a que, tras un escándalo similar en la primera vuelta que costó su puesto al ministro de Exteriores, el Gobierno de Ponta había prometido que mejoraría la logística. Los partidos de oposición denunciaron el “bloqueo” del voto exterior. Este domingo, votaron unos 300.000 de los alrededor de tres millones de rumanos en la diáspora; en la primera vuelta lo hicieron 160.000" escribió María R. Sahuquillo para El País de España.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Resultados de la búsqueda