domingo, 9 de noviembre de 2014

MORMONES - JESÚS y QUETZALCOÁLt


¿La misma persona?

Cristo en "América" 
Según un cuadro mormón

Quien haya sido el autor  del Libro de Mormón aparentemente era un racista convencido. (Dije aparentemente). El texto no escatima esfuerzos en destacar el predominio de la piel blanca -como señal de bendición divina- sobre otros colores. Es tanto el sesgo por la raza caucásica, que algunos apologetas mormones de la actualidad no trepidan inclusive, en comparar a Quetzalcoált -un dios mesoamericano precolombino- con Jesús. Es más, se atreven a afirmar que son la misma persona ¿Cómo es esto posible?

 En la búsqueda de la "historicidad"
Del Cristo  blanco de los Mormones


Los mormones creen que Cristo estuvo en las Américas predicando buenas nuevas. Como no hay un solo relato histórico que pruebe lo que dicen por fuera de sus particulares libros sagrados, buscan y rebuscan evidencias arqueológicas entre los restos de civilizaciones precolombinas americanas  con la esperanza de  encontrar convalidación histórica a las doctrinas que enseñan.

Necesitan  pruebas que en verdad, Cristo estuvo entre los indios mesoamericanos casi 1000 años antes de la llegada de los vikingos a Labrador y 1500 años previos a la conquista española. ¿Estuvo Cristo en América? Nadie ha podido probar semejante afirmación.

Ahora bien: es llamativo que, en la búsqueda de algún personaje mitológico que se asemeje a Jesús, los santos de los últimos días hayan enfocado la atención en la narrativa cosmológica azteca y maya en cuyo panteón de dioses tutelares aparece un raro dios "barbado y blanco" llamado Quetzalcoált o Kukulkán.

Evidencias del libro de mormon
Website que trata de comprobar que
Cristo fue Quetzalcoált
Para acceder click aquí

¿Cómo fue que este dios llegó a ser identificado con Cristo? Por el color de su piel y parte del relato bíblico. Además, justo es mencionar, la narrativa precolombina "asegura" que Quetzalcoált llegó del Este y que era "chele" o sea, blanco y rubio.

Podemos en un ejercicio de imaginación, declarar si nuestra fe es lo suficientemente poderosa, que este raro dios de piel clara y abundante pilosidad era Egipcio, Hebreo, Fenicio, Cartaginés, Vikingo, Celta o de cualquier otra raza. Imaginando todo es posible.

¿Qué significa el nombre Quetzalcoált? 

Quetzalcóatl del náhuatl: quetzalcōātl, serpiente emplumada quetzalli, plumaje; cōātl, serpiente es uno de los dioses de la cultura mesoamericana, dios principal del panteón prehispánico junto a Tezcatlipoca.

La serpiente de bronce en el relato bíblico judeocristiano
Y su relación con el Cristo blanco de los mormones

¿De donde viene la idea mormona que Cristo amerita ser igualado con Quetzalcoalt? Según algunos  teólogos de los Santos de los Últimos Días, del pasaje de Números 21:4-9 , el cuál prefigura a Jesús.

Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino.
Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.
Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel.
Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo.
Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre un asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá.
Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre un asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.
Ahora bien: conviene remarcar que los mormones no leen solo la Biblia sino que añaden pasajes de otros libros para ellos sagrados. Por ejemplo contrastan la cita de arriba con 1 Nefi 17:41 del libro de Mormón que dice:
41 Y los afligió en el desierto con su vara, porque endurecieron sus corazones aun como vosotros lo habéis hecho; y el Señor los afligió a causa de sus iniquidades. Envió serpientes ardientes voladoras entre ellos; y cuando los mordieron, dispuso un medio para que sanaran; y la tarea que tenían que cumplir era mirar; y por causa de la sencillez de la manera, o por ser tan fácil, hubo muchos que perecieron.
Al unir el relato bíblico con lo que dice el libro de Mormón, los Santos de los Últimos Días concluyen que Cristo es Quetzalcoált, la serpiente emplumada.¿Volaba Quetzalcoált? Bueno, Marc, que pregunta; obvio que sí, ¿acaso tenía plumas...?

Se habrá percatado el lector, que hay un detalle sustancial en el relato último. Refiere que las serpientes que atacaron a los hebreos durante su marcha por el desierto "eran voladoras". La Biblia no proporciona tal detalle. Simplemente dicen que eran "ardientes" no en el sentido flamígero sino por el ardor de sus mordidas. Ahora bien: dado que, para volar se requiere alas y plumas, dicen los Santos en una de sus websites, colijen que el mítico Quetzalcoált  "serpiente emplumada" si o sí, tiene que ser Jesús puesto que la serpiente de bronce colgada en el asta prefigura a Cristo crucificado.

La serpiente de bronce fue destruída

Cuando Nicodemo visitó a Jesus una noche (Juan 3:1-15) en el transcurso de la charla el Señor refiriéndose a si mismo como Mesías,  le recordó el episodio de la serpiente de bronce que Moisés levantó en el desierto, como un modo de ilustrar su obra y su muerte. Siendo Nicodemo maestro de Israel no podía pasarle por alto el simbolismo de ese episodio. Asi como la serpiente fue levantada para salvación, Cristo debía morir para salvar a los que creyeran en él.

Cristo, hecho pecado por nosotros, fue levantado en una cruz y cargó con la maldición que agobiaba a la raza humana. Sin embargo, la serpiente solo fue útil para una época determinada aunque, su simbolismo, queda patente cuando se ordena su destrucción. Los israelitas habían comenzado  a adorar a la serpiente de bronce sin importarles las advertencias de parte de Dios. Entonces, viendo la gravedad del asunto, el rey Ezequías la mandó a destruir (2 de Reyes18:4).

Un detalle: como prefiguración de Jesús no significa que la serpiente sea el mismo Jesús. Fue una representación de un hecho futuro que los israelitas del éxodo ni siquiera pudieron entender. Fue Jesús quien explicó más tarde lo que representó en su momento. Por lo tanto, comparar a Jesús con Quetzalcoált porque el Mesías la recordara como una prefiguración, es un exceso de inventiva teológica.

¿Quién fue Quetzalcoált?

Las explicaciones sobre quien fue Quetzalcoált son numerosas. Muchos autores "enseñan" quien fue este personaje interpretándo desde sus puntos de vista pero, sin consultar o permitir hablar a los indígenas. No pocos creen que fue un vikingo; otros, algún navegante del Mediterráneo; varios lo consideran extraterrestre. Algunos lo presumen un ser divino, cósmico, cuya característica era el amor. Se les pasa por alto que también pudo ser americano y albino. Entre tantas explicaciones uno se queda perplejo. ¿Alguien le ha preguntado a los indígenas quien fue Quetzalcoált?  The History Channel dice:

"Los primeros registros de adoración a este dios datan del primer siglo antes de Cristo y se extendió a lo largo de América Central hasta el 900 DC. Fue vinculado con los dioses del viento, de Venus, de la aurora, de comerciantes y artesanos, así como con las ciencias del aprendizaje y el conocimiento; por ello era también el dios patrono de los sacerdotes. 
Aparece generalmente representado por una serpiente con plumas, lo que plasma un concepto ampliamente arraigado en toda la región: la dualidad de un dios supremo con cualidades terrenas, invocadas en su cuerpo reptil, y cualidades espirituales, aludidas a través de las plumas. 
En la mitología azteca, se trataba de una deidad transgresora entre el cielo y la tierra, creadora de la humanidad, y cuyo nombre designaba también al máximo título sacerdotal. En una de las historias acerca de Quetzalcóatl, se afirma que éste fue seducido por Tezcatlipoca (su antítesis celestial) para emborracharse y dormir con una sacerdotisa célibe (al parecer se trató de su propia hermana); preso del remordimiento por esta acción, se incineró y su corazón se convirtió en la estrella de la mañana.
También aparece en representaciones antropomórficas como un hombre blanco y con barba, lo que seguramente originó que los nativos confundieran a Hernán Cortés con Quetzalcóatl".

Lista de presuntas similitudes
Entre Cristo y Quetzalcóalt
Según
Los mormones

  1. Tanto Cristo como Quetzalcóatl fueron considerados como creadores de todas las cosas (Mosíah 4:2, Saenz 962:19,40)
  2. Cristo y Quetzalcóatl nacieron de mujeres vírgenes (Alma 7:10, Gamiz 95)
  3. Tanto Cristo como Quetzalcóatl son descritos de tez blanca y vistiendo ropaje blanco (3 Nefi 1:8, Torquemada 47)
  4. Tanto Cristo como Quetzalcóatl realizaron milagros y sanidades (3 Nefi 26:15, Sejourne 137,137)
  5. Cristo y Quetzalcóatl enseñaron la ordenanza del bautismo (3 Nefi 11:23, Irwin 1963 :170)
  6. Tanto Cristo como Quetzalcóatl profetizaron sobre el futuro
  7. Cristo y Quetzalcóatl fueron consideradas como deidades universales y no únicamente locales (3 Nefi 16:1, Sejourne 1962)
  8. Una gran destrucción fue asociada en la aparición tanto de Cristo, así como la de Quetzalcóatl exactamente en el mismo periodo de la historia (3 Nefi 8:5, Ixtlilxochitl:40)
  9. La cruz fue un símbolo asociado tanto para Cristo como para Quetzalcóatl (3 Nefi 27:14, Irwin 1963: 165)
  10. Tanto Cristo como Quetzalcóatl enviaron discípulos a predicar por el mundo (3 Nefi 12:1, Wirth 1978:55)
  11. Ambos, Cristo y Quetzalcóatl prometieron que regresarían por segunda vez (2Nefi 6:14, Sahagun 1:40)
  12. Una nueva estrella es asociada tanto con Cristo como con Quetzalcóatl (3 Nefi1:21, anales de Cauchtitlan 7)  

Los mormones 
¿Utilizaron una tergiversación católica sobre la historia de Quetzalcoált
en apoyo a la doctrina de Cristo en América antes que Colon?



Quién de Quetzalcoált sabe muchísmo, nos lo explica clarísimo en "Mentiras y Verdades. Quetzalcoált ¿blanco y de ojos azules?"   
   
"Una de las cosas que a veces se escucha por ahí es que Quetzalcóatl era un individuo blanco y de ojos azules. Nada más lejos de la verdad. Pero ¿cómo surgió esta idea? 

Los frailes del XVI trataron de encontrar el porqué de la presencia de los indígenas en estas tierras buscando la respuesta en la Biblia, concluyendo que eran parte de las tribus dispersas de Israel. Lo anterior lo refuerzan al encontrar figuras de cruces, con lo cual la simiente de este pensamiento estaba dado: Dios había deparado que algún apóstol viniera a evangelizar antes de la llegada de los españoles.

Resulta que en el siglo XVI cronistas como Bernal Díaz del Castillo mencionan que en Yucatán encontraron “señales de cruces” (Díaz del Castillo, 1943), dato que repite el franciscano López de Cogolludo en su Historia de Yucatán (López, 1957). Por otra parte, la imagen de Quetzalcóatl, un personaje que no aceptaba sacrificios humanos y que era casto, vino al dedillo para que los frailes empezaran a considerar que se trataba de algún apóstol.

Fray Diego Durán dice: “Aquel hombre venerable, al que llaman Topiltzin […] fue según las tradiciones indígenas un casto y penitente sacerdote, del que se recuerdan episodios al parecer milagrosos […] este santo varón fue algún apóstol que Dios aportó a esta tierra” (Durán, 1967).

López de Gómara agrega acerca de Quetzalcóatl que era hombre virgen, penitente, honesto, templado, religioso y santo; para fray Bartolomé de las Casas era blanco, alto, con gran barba, en tanto que fray Juan de Torquemada coincide en que era blanco, rubio y barbado. Además, se le atribuye haber traído el conocimiento de la agricultura y otros aportes.

De esta manera se ponían las bases para ir idealizando la imagen de un ser que partía de algunos relatos indígenas, aderezado significativamente con la necesidad de los frailes de justificar, conforme a la Biblia, la presencia de miles y miles de indígenas. Pero estas ideas no quedaron allí, sino que trajeron serias repercusiones.

Don Carlos de Sigüenza y Góngora escribió en la segunda mitad del siglo XVII (Sigüenza y Góngora, 1959) que Quetzalcóatl era el apóstol Santo Tomás, quien había venido a predicar el Evangelio, lo que avala Eguiara y Eguren en su Biblioteca Mexicana al decir sobre la obra de Sigüenza: “…que Santo Tomás, uno de los Doce Apóstoles, había emigrado a esta tierra, al cual llamaron Quetzalcóatl, hallando la coincidencia de entrambos nombres por la vestimenta, la doctrina y los vaticinios del Apóstol…” (Eguiara, 1986). Pero el acontecimiento más grave sucedió en 1794, cuando fray Servando Teresa de Mier fue invitado a dar el sermón en honor de la Virgen de Guadalupe.

Basado en datos de José Ignacio Borunda, quien había escrito su Clave general de interpretación de los jeroglíficos mexicanos, en la que establecía que la tilma de Juan Diego en donde se plasmó la guadalupana no era otra cosa que la vestimenta de Santo Tomás/Quetzalcóatl, arremetió en contra de los españoles negándoles ser los primeros en evangelizar en la Nueva España, pues eso lo había hecho siglos atrás el apóstol en la figura de Quetzalcóatl". 

Está más que claro que el Quetzalcoált barbado y rubio no fue sino, un invento de los sacerdotes católicos quienes, siguiendo una antigua práctica del catolicismo misionero, tomaban un dios tutelar aborígen, le cambiaban de nombre y así se ahorraban la difícil tarea de predicar, convencer y convertir de corazón a millones de personas. Es por esta razón que la mayoría de los católicos viven una fe sincrética mezcla de dioses indígenas con prácticas judeo cristianas. 

Que Quetzalcóatl haya sido blanco, barbado y de ojos azules “es una mentira histórica que los frailes en el siglo XVI crean para dar una explicación a la deidad y encarnar a un apóstol que vino a evangelizar” se enoja Moctezuma.

Matos Moctezuma agrega

"Quetzalcóatl es quizá el dios más nombrado del panteón prehispánico. Sin embargo, es necesario ver el doble carácter que lo acompaña: ser hombre y ser dios.
  
Es sabido que cuando algún dirigente o un héroe cultural juegan un papel destacado dentro de la sociedad a la que pertenecen, a su muerte se les deifica. Ejemplos de esto hay muchos en diversos pueblos del mundo. En el caso de Mesoamérica es indispensable separar lo que corresponde a la historia y lo que se convierte en leyenda. Quetzalcóatl es una de estas figuras.

En primer lugar debemos decir que no toda serpiente emplumada es, necesariamente, Quetzalcóatl. Baste recordar el llamado Templo de Quetzalcóatl o de la Serpiente Emplumada en Teotihuacan; el edificio de la Serpiente Emplumada en Xochicalco y la imagen del ofidio en el mural de Cacaxtla.

En todas ellas se ve a la serpiente adornada con grandes plumas de quetzal. En el caso de Teotihuacan estamos de acuerdo con la interpretación que se ha dado en el sentido de que representa la unión del agua de lluvia con el agua terrestre (ríos, manantiales, aguas subterráneas); además, guarda relación con el poder de los gobernantes.

En cambio, entre los mexicas o aztecas los atributos y características del dios van a transformarse, relacionándose más con el viento, por lo que porta la máscara bucal que asemeja un pico de pato. Su templo es circular, a diferencia de los antes mencionados, que tienen planta cuadrada o rectangular. Veamos, pues, quién es este personaje y su importancia en la historia del centro de México.

Relatan antiguas crónicas la historia de Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcóatl. Así, en los Anales de Cuauhtitlan leemos lo siguiente acerca del personaje:

Año 1 Caña. En él, según se dice, se refiere, nació Quetzalcóatl, el que fue llamado nuestro príncipe, el sacerdote 1 Caña Quetzalcóatl. Y se dice que su madre fue la llamada Chimalman. Y así se refiere cómo se colocó Quetzalcóatl en el seno de su madre: ésta se tragó una piedra preciosa.

Después de permanecer cuatro años en Tulancingo, lo fueron a traer para que gobernara en Tula. Ahí Quetzalcóatl construyó sus casas y hacía penitencia. Como sacerdote, invocaba a las deidades, a la dualidad suprema que ocupa el escaño más alto de los nueve cielos. Vivía en retiro y abstinencia y sacrificaba aves, mariposas y serpientes. A él se atribuye el conocimiento de muchas cosas.

En otra parte de los Anales leemos:

Y en su tiempo descubrió él además muy grandes riquezas, jades, turquesas genuinas, el metal precioso, amarillo y blanco, el coral y los caracoles, las plumas de quetzal y del ave turquesa, las de las aves rojas y amarillas, las de tzinitzan y del ayocuan. También descubrió él toda suerte de cacao, toda suerte de algodón. Muy grande artista era el tolteca en todas sus creaciones...

Tanto en los Anales como en la Historia general de las cosas de Nueva España, de fray Bernardino de Sahagún, vemos cómo se empezó a conspirar en contra de Quetzalcóatl. Un hechicero de nombre Tezcatlipoca, según la primera versión, le muestra un espejo, y al ver su rostro con grandes ojeras y los ojos hundidos, Quetzalcóatl, apesadumbrado, exclama: “Si me ven las gentes del pueblo mío ¿no habrán de correr?”

Las crónicas coinciden en la llegada de otros hechiceros que lo invitan a tomar una bebida fermentada. Quetzalcóatl se alegra y ya borracho pide que traigan a su hermana Quetzalpétatl, que hacía penitencia en el cerro de los nonohualcas. Juntos se embriagan y yacen juntos.

Cuando Quetzalcóatl recobra la conciencia llora y emprende la marcha hacia el oriente, en busca de la tierra roja y negra, el Tlillan Tlapallan, en donde "se incinera". Usted, lector ¿ve alguna similitud entre Cristo y Quetzalcoált? Ninguna. Lamentablemente algunos blancos no puede permitir que los mesoamericanos hayan desarrollado su cultura por sí mismos. Los ven con ojos impregnados de darwinismo social que les parece imposible su capacidad tecnica como para construir lo que construyeron.

Conclusión

Afirmar que un dios mesoamericano es Jesús, es difícil de aceptar puesto que se lo compara nada menos que con una serpiente emplumada quien; para formar la primera pareja humana; tiene que pedir colaboración  a otros dioses;  huesos preciosos de una mujer y un hombre. El Cristo bíblico, por el contrario, no pide nada a nadie. Simplemente crea según su voluntad que por medio de él fue creado todo. Me pregunto: ¿como se puede llamar creador de los seres humanos a una deidad que requiere huesos humanos ya existentes para dar forma al ser humano? Contradictorio.
 

(C)Marc Pesaresi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Saber más

Resultados de la búsqueda