lunes, 30 de junio de 2014

NO TE DESANIMES. DIOS NO ABANDONA A SUS HIJOS


Dios nunca abandona
Tarde o temprano, si eres nacido de nuevo en Cristo,
Hijo de Dios
Te rescatará de todos tus angustias
Para que eso ocurra, debes obedecerlo y soportar el rigor de la lucha

Por
Marc Pesaresi

Muchos cristianos estan afligidos
Los predicadores de la Teología de la Prosperidad
Bombardean nuestras mentes y corazones declarando que,
Cuanto más diezmas o donas o colaboras,
Mayor bendición de parte de Dios.

Sin embargo, a veces aún cumpliendo estos mandatos,
Dios no responde como algunos te lo aseguraron desde el púlpito.
Llega la pérdida, el dolor, la desesperación
Y aunque dobles rodillas  e incrementes la oración,
Dios queda en silencio.

 Entonces, sobreviene la peor de las pruebas.
El silencio de Dios acompañado del fracaso.
Es quizás el agobio mas serio que todo cristiano pueda llegar
A enfrentar en su vida, como Hijo de Dios.


Foto 
Marc Pesaresi


"El levanta del polvo al pobre,
Y del muladar exalta al menesteroso,
Para hacerle sentarse con príncipes y heredar un sitio de honor.
Porque de Jehová son las columnas de la tierra,
Y él afirmó sobre ellas el mundo.
El guarda los pies de sus santos,
Mas los impíos perecen en tinieblas;Porque nadie será fuerte por su propia fuerza"


Sí, es cierto. Lo he comprado yo mismo. Durante 10 años sufrí lo que nunca imagine sufrir. Hubo un momento, que hasta los hermanos de mi fe se apartaban de mi. Así de atado estaba. Perdí empleos, perdí mi pareja, mi padre, mi madre, finalmente quede sin nada y casi solo. No tenía a quien recurrir, no había comida, no había esperanzas. La muerte era la mejor de las salidas a tanto desconcierto y dolor. ¿Por qué sucedieron estas cosas? Mucho de lo que me pasó, fue por mi conducta. Otras dificultades, las aportó la misma vida. Algunas pérdidas ocurrieron sin que sepa el motivo. Y otras, sucedieron, así de simple.

Sin dinero para pagar las cuentas, para comer, menos vestir, más la penosas enfermedades de mi Padre y de mi Madre quienes finalmente partieron a la presencia del Señor, me aturdieron tanto, que por momentos pensaba si en verdad Dios el Padre me amaba. Simplemente, estaba en el fondo del pozo. El fracaso me acompañaba tomado de la mano. Era una garra cruel que no me soltaba un minuto. Todo lo que emprendía, nada salía bien. Era como estar encerrado en una habitación sin poder salir de la misma por ninguna parte. Pero, mientras duró la prueba, Dios no me abandonó. 

Ahora, ya más calmo, lo puedo ver. Aunque confieso, sufrí tanto dolor, que mi mente  ha borrado parte de los años terribles. Quizás sea un mecanismo psicológico que ayuda a no aferrarnos a los malos recuerdos, tal vez sea Dios mismo, no lo se. Si se que, estando en angustia de muerte,  apareció gente de repente, para ayudar. Me llamó la atención que no eran evangélicos -aparecerían después- sino católicos, budistas..., gente de Argentina, del exterior. ¿Quién los enviaba? Dios, no tengo ninguna duda. Pero en esos momentos, yo pensaba que el cielo para mí, estaba cerrado.

Un día conseguí un empleo en un Museo. Fue lo más parecido a llegar a un oasis luego de atravesar un desierto ardiente de aflicciones. Luego, llegaron otras bendiciones. Por ejemplo, que un cuento mío titulado "El dilema de Miguel Recabarren" fuera elegido para representar la ciudad donde vivo, durante una festividad. Pensé que sería publicado en algún medio. Pero no; había una sorpresa reservada.

Cuando la Secretaria de Cultura del Municipio me notificó, no creí que fuera posible. Tantos fracasos me impedían desarrollar la fe. Pero sí, había una propuesta en firme. Querían filmar un cortometraje -ya lleva como media hora de extensión me informaron- para homenajear nuestra ciudad adaptando al cine un cuento de mi autoría.

Recién comencé a aceptar que todo era en "serio" cuando me presentaron al cineasta. Luego, actores, actrices, extras, colaboradores. Y yo que no tenía más que dos pantalones viejos para vestir y algo de ropa para cubrir mi cuerpo, me vi rodeado de gente importante que no imaginé conocer tampoco tratar jamás en mi vida.

¿Qué hice para merecer esto? Yo solo soy un tipo con virtudes y defectos como cualquiera. Llevo una vida en solitario, austera, sin gastar mucho. No tengo pleitos con nadie, ni conflictos. Soy un hombre gris. Me pregunte varios días porque Dios, luego de permitir tantos años de dolor, me daba este regalo.

Entonces alguien me dijo:-No hiciste nada. Dios ha probado tu fe, tu lealtad, y ha decidido terminar una época de oscuridad. Diez años de dolores increíbles no te hicieron ateo, agnóstico, ni te mataron. Cuanto más te prueba Dios, más grande sera tu bendición. Dios es buen pagador a los hijos que, habiendo aceptado a Cristo como Señor y Salvador, superan las pruebas más difíciles.

Comparto a continuación algunas fotos que he tomado durante el rodaje. Ignoro como resultará esta película; no es mi asunto. Mi tarea, adaptar le guión de mi propio cuento y tomar las fotografías, es una bendición considerable de parte de Dios. Piense el lector que no tenía ni para comer. Dios proveyó para alegrar mis días.

Ahora, mientras la prensa locar entrevista al equipo de filmación, siento la alegría de la gente al verme llegar y de no recibir siquiera una propuesta, de pronto salen empleos, nuevos guiones para escribir, apretones de manos, abrazos, felicitaciones. Y todo esto, por un cortometraje. Para algunos no significará mucho, pero ciertamente para quien no tenía un pedazo de pan, sí que significa.

El Dilema de Miguel Recabarren es un cuento, realismo ficción, ambientado en 1910 en Buenos Aires y el norte de la Patagonia Argentina. Es un drama de compadritos de comite (matones contratados por políticos de la época para tareas sucias).

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
Modelo
Flavia Paz Pirisi

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
Modelo
Flavia Paz Pirisi

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
Don Nico ensayando una escena
En la ventana, Tina Chandía.

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
En la foto 
El actor vocacional
Jose Ivancich
Ha trabajado en más de 10 producciones tanto cortometrajes como largometrajes
Con actores y actrices de la talla de Federico Luppi, Leslie Caron,
Dominique Sanda, entre otros.

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
Modelo
Natalia Pecot

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
En la imagen
Jose Ivancich, Don Nico y Tina Chandía

Cortometraje
El dilema de Miguel Recabarren
Foto Marc Pesaresi
Modelo
Hugo Gómez

William Lane Craig
El Fracaso en la vida del Cristiano
Si estás en problemas, recomiendo este mensaje.
A mi me fue de mucha utilidad.




4 comentarios:

  1. Saludos hermano en Cristo.

    Yo viví muchos años en Punta Arenas (Chile), desde que nací hasta los 15 años aproximadamente. Ahora vivo en Santiago.
    En octubre de 2006 el Señor Jesús manifestó su presencia en mi casa y fui transformado por su gracia. Desde entonces comencé una vida nueva en Cristo.
    Tuve que dejar muchas cosas y sufrir las burlas y vituperios de muchas personas, pero como dices Dios no abandona a sus hijos.
    He aprendido que la perseverancia en Cristo da frutos. Dios esta haciendo cosas increíbles en mi vida, espiritualmente hablando.
    Que Dios te siga bendiciendo y sobre todo creciendo en Cristo.

    Saludos

    Rodrigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida no es nada sencilla, Rodrigo. Como podrás ver, no adhiero para nada a la Teología de la Prosperidad porque esa solo enriquece a algunos. Millones de creyentes vivimos dramas diariamente para ir a trabajar, en el mismo trabajo, o carencia de él, las mofas, las burlas, la lucha..., yo adhiero si, a la fe en Cristo, en la Trinidad, como sustentador del hombre en toda hora amarga y tambien, de alegrias. Gracias por comentar. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Este relato me identifico.... y no sabes cuanto, estoy pasando por un momento de transicion Dios quieretransformar mi vida y creelo o no ahora comienzo entender que cuando Dios tiene un proposito en nuestras vidas el jamas hace que nos desviemos... solo quiere que creamos que el existe.
    Han pasado en mi vida sucesos inesplicables que para la gente "NORMA" todo lo que cuento es mentira o exageracion.
    Un ejemplo un dia tenia que ir a una entrevista de trabajo no tenia un solo centavo en mi bolsillo, pero necesitaba ese empleo y mi barba estaba crecida... cuando pase por la ciudad estaba una chica repartiendo crema de afeitar y rasuradoras... ahi me di cuenta que cuando Dios tiene un proposito con una persona hace cosas inesplicables para el ser humano... mi familia en ese mismo tiempo quedo sola en un pueblo porque tenia que estar preparandome por mes y medio... asombrosamente nunca se acostaron sin comer... gente que ni siquiera sabia lo que estabamos pasando dejaban viveres, dinero.. NUNCA, NUNCA NOS FALTO NADA... ahora Dios quiere transformar mi vida no se que me tiene preparado pero lo que si estoy seguro que el quiere usarme como su instrumento... y lo mas raro es que en mi congregacion eseñan todo lo contrario... que la bendicion de Dios es deacuerdo a sus enseñanzas las cuales algunas discrepo... soy una persona desempleada, mi esposa tambien tenemos 3 hijos pero me siento como Elias, no se de donde o no se como pero el tenia que comer y que beber... porque Dios lo estaba refinando para hacer una obra... TE AGRADEZCO POR ESTA HISTORIA ME E IDENTIFICADO MUCHISIMO. Y RECUERDA DIOS SI EXISTE. ATTE JONARO

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario Jonaro, hermano mío. Me has provocado brotado de lágrimas. Yo mismo he pasado situaciones tan complicadas, sin nada para comer y ahí siempre esta el pan. Aún cuando en la desesperación, llegue a enojarme contra nuestro Dios santísimo. Dios te bendiga con un trabajo muy pronto. No te imaginas cuanto te deseo el bien. Saludos a tu familia, bendiciones a tus hijos, un abrazo fraternal en Cristo desde el fin del mundo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Saber más

Resultados de la búsqueda