jueves, 12 de julio de 2012

¿UN OVNI EN LA BAHÍA DE SAN ANTONIO?




PAREIDOLIA EN PUERTO DEL ESTE

por

Marc Pesaresi

Bahía de San Antonio 
Río Negro
Argentina


Los Hechos


El día viernes 09 de septiembre de 2005, en horario nocturno (entre las 20:00 PM y 08:00 del día siguiente) me hallaba trabajando en Control 1; acceso al puerto de San Antonio Este; para la Terminal de Servicios Portuarios Patagonia Norte S.A., en la Provincia de Río Negro, en el sur de Argentina.

Dos de mis compañeros; Alex Valdéz y Andrés Villalba se habían retirado a cenar al restaurante “Las Brasas” varias cuadras del lugar y mi encargado jefe, Carlos Rivas, estaba de recorrida de rutina por las instalaciones portuarias.

La radio del Control estaba en modo escáner, con el propósito de oír cualquier comunicación en el canal radioeléctrico 12 entre los buques pesqueros  que en esos momentos ingresaban al interior de la bahía de San Antonio o bien con la Prefectura Naval Argentina, el servicio de guardacostas del país con cuyo personal compartimos algunas instalaciones portuarias.

Siendo las 22:30 hs recibo un aviso radial donde Carlos Rivas me notificaba, que se aproximaba un camión para el transporte de la carga de pescado de uno de los pesqueros se aprestaba a descargar. Con ese dato quede a la espera del acontecimiento dado que todo vehículo que ingresa por lo general hay que pesarlo y también hacerle documentación.

Posteriormente observo un camión Scania 111 chapa patente RAL 343 que se estaciona a un costado del acceso y de cuya cabina desciende rápidamente  su conductor quien se acerco a la carrera adonde yo me encontraba.

Después de un brevísimo saludo, el chofer del camión; Sr. Ricardo Campos DNI 11.102.670; solicitó en forma vehemente que lo siguiera hasta afuera del control, porque "al doblar la curva del camino al puerto, antes de la baliza y transitando ya por la costa del golfo San Matías, había visto en el cielo, frente a su parabrisas, una luz  de fulgor llamativo que se desplazaba en el oeste y que lo venía siguiendo" (sic) y que quería que yo también la observara. Al puerto se ingresa por una ruta que viene del este al oeste, de modo que si el testigo vio una luz en el oeste, difícilmente esta pudiera estarlo persiguiendo, aún así, el insistía consternado.
En amarillo, la ruta que vincula la ruta 3
Con el Puerto del Este
Ubicado en Punta Villarino.
Obsérvese que al ingresar al Puerto,
Se debe viajar en dirección oeste.
En el cielo oscuro y sin nubes hasta el momento de la observación,
Campos vio "una luz" en el cielo -la conjunción de setiembre- 
A la que calificó como luz anormal.

Consentí en acompañarlo; el hombre parecía alterado; y después de caminar unos 30 metros hacia la ruta que comunica el puerto con el resto del país, buscando una ubicación favorable para ver mejor la luz, oigo que me grita:- ¡Ahí va! ¡Ahí está! ¡Fijáte  bien, que ahí se ve!

Miro en dirección hacia donde me indicaba con su mano extendida y alcanzo a divisar una luz pequeña color naranjo blanquecino mas en ese momento no aprecié que se moviera.

Después de una breve observación de no más de un minuto, salí disparado hacia una duna de arena -situada detrás de un puesto de Prefectura Naval Argentina en desuso por la fuerza y al que acondicionamos como baño y vestidor- y al trepar la misma de una altura de 6 metros aproximadamente, alcanzo a percibir hacia el oeste, entre los sitios donde se ubica Piedras Coloradas y el Balneario Las Grutas, la luz en cuestión la cual, insisto, parecía no moverse.

Finalmente  Campos me alcanza jadeando por la trepada en la arena de la duna, quien me reitera con convicción: -Ahí está, esa es.

Quedé por un momento con la mente en blanco mirando la luz. Repuesto de la sorpresa inicial, di paso lo más rápido posible a proponer una serie de alternativas que identificara lo que daba origen a tal luminosidad, descartando que fuera un avión, meteoritos o basura espacial entrando en la atmósfera, incendio de campo o fuego  la costa del otro lado de la Bahía, la estación orbital internacional, helicóptero o cualquier otra cosa que yo haya visto con anterioridad en los cielos nocturnos. Hasta pensé sino podría ser un fuego encendido por alguien, en la costa contraria.

Busqué visualmente algo, cualquier cosa que me diera referencia de la altura de lo que veíamos.En ese momento, dado que estaba a buena altura sobre el médano (duna de arena), podía ver las luces de la planta química Alpat y San Antonio Oeste apenas perceptible detrás de las instalaciones hacia mi derecha y el balneario Las Grutas casi enfrente. 

En eso estaba cuando percibo que la misma comienza a moverse "como en descenso" muy lentamente, más no puede continuar mirando debido a que había descuidado el Control 1 dejándolo solo y debía regresar al mismo lo antes posible, más cuando una camioneta de acarreo interno de la empresa aguardaba a que le abriera la barrera para egresar y me avisaba de su presencia sonando la bocina.

Ya de regreso al Control y mientras realizaba las tramitaciones para que el Sr. Campos pudiera ingresar a Zona Portuaria a realizar sus tareas comerciales, llega el encargado Rivas al que le explico apresuradamente lo que estaba sucediendo y solicitándole a él que también trepara al médano y mirara.
En círculo naranja, Control 1 en la entrada al Puerto del Este
La flecha señala el médano y hacia donde observamos,
Por indicación de Campos

Así lo hace más cuando él arribó al mejor sitio disponible para ver de  los más cercanos existentes al Control 1, la luz en cuestión ya no se veía, dato que me remite través de un handy.

Encomiendo al Sr. Campos que se quede en el Control (cosa que no acata sino que se dirige raudo hacia fuera) y yo regreso a la carrera a la cima del médano comprobando que, en efecto, la luz ya no se veía más; minutos después emprendemos el regreso los tres.

Después de firmar un formulario Anexo II y recibir la tarjeta de acceso, Campos recordó en esos instantes que por detrás suyo venía “otra luz” la cuál supuso era de algún camión, más cuando vio que ningún otro vehículo se acercaba al puerto (que esta situado en una punta natural que se adentra mar adentro y es de una orografía rugosa, arenosa con vegetación xerófila cuya ruta de acceso finaliza precisamente en Control 1) y que se comportaba en la ruta de modo "raro" comenzó a preguntarse: “por qué no llegaba el otro vehículo que venía detrás” notándosele, ahora si, un tono de preocupación en la voz. Varias veces se realizó la misma pregunta mientras miraba hacia al ruta. Le pregunté si pensaba que había visto otra luminosidad anormal en su parecer, me respondió que sí, que "lo venía siguiendo una luz rara". Le comenté que tal vez había sido algún otro vehículo que podría haber  ingresado por otro acceso a la villa portuaria, de los cuales existen dos. Pero no aceptó la sugerencia.

Completada la tramitación, el Sr. Campos se negó a esperar el turno para cargar fuera de la zona portuaria solicitando que se lo dejara ingresar y ubicarse en una zona iluminada sobre el viaducto de acceso al pontón flotante donde amarran los buques pesqueros. Finalmente, para evitarle luchar contra temores quizás infundados pero no por eso intranquilizantes para él, consulté con mi encargado Rivas y autorizándolo este, le permití estacionar en un sitio donde habían muchos trabajadores y buena iluminación.

  Una explicación racional de lo visto

 Las noches de la primera semana de setiembre, estuvieron galardonadas por algunos magníficos eventos celestes. Había una conjunción planetaria que se podía ver en la Constelación de Virgo y que fue anunciada con antelación por algunos medios y páginas Web relacionadas con la astronomía.

Al atardecer del día miércoles 06 de setiembre, a las 19:30 hs. tuvo lugar la formación de la mejor conjunción involucrando desde abajo y comenzado por la izquierda, a la Luna acompañada por Júpiter y más arriba, también contando siempre desde la izquierda, la estrella Spica junto al luminoso Venus.
Reconstrucción artística por Silvia Smith 
Página Web de astronomía argentina Cielo Sur 
Conjunción del martes 06 de Setiembre del 2005 a las 19:30 hs.
Hacia el oeste, tal como se la observó desde la  Argentina.

Al día siguiente, la conjunción ya no formaba un rectángulo sino que se alineaba un tanto despareja, presentándose de abajo hacia arriba y siempre mirando hacia el oeste, en la siguiente formación: Júpiter, Spica, Venus y la Luna.
07 de setiembre de 2005
Ilustración
Silvia Smith
Cielo Sur

El día 09 había hacia el oeste a última hora del atardecer un manto nuboso oscuro que se elevaba lentamente y hacía presagiar mal tiempo, lo que finalmente no sucedió. Sin embargo, para la hora en que Ricardo Campos arribó a Control 1 la Luna en cuarto creciente cada tanto se difuminaba entre nubes que opacaban su brillo sin alcanzar a cubrirla del todo.

El día Viernes 09 a las 22:30 hs. si bien el cielo estaba algo nublado hacia el oeste, esta capa no era lo suficientemente densa y en algunos sectores inexistentes, permitiendo que cualquier astro de gran magnitud lumínica pudiera verse.
Moon River
La conjunción vista desde inmediaciones de Quebec,
Canadá, el 09 de Setiembre de 2005
En superior izquierda, Venus.
En superior derecha, Júpiter
Debajo de Venus, la estrella Spica a 260 años luz,
En la constelación de Virgo
Foto
Gentileza
Jay Quellet

El día sábado 10 de setiembre la conjunción se había dispersado lo suficiente como para abarcar un gran sector del firmamento. A las 20:00 hs. se podía ver detallando desde abajo, a Júpiter, Spica y Venus y mucho más arriba, la Luna aún en cuarto creciente, la cuál tenía por debajo, bien pegada a esa hora, a la estrella Antares de color casi rojo.

Es lo más probable que el Sr. Campos al girar hacia el oeste para transitar el tramo final que lo llevaría hasta el puerto, observo desde el interior de la cabina del camión al planeta Venus, muy bajo sobre el horizonte y al moverse él le dio la sensación de que la luz en cuestión también se movía.
10 setiembre de 2005
Ilustración Silvia Smith
Cielo Sur

Esto se conoce como un engaño del sentido de la vista a la mente y que recibe el nombre de pareidolia, designación con que se identifica a una ilusión que hace que se perciba un estímulo un tanto ambiguo como algo definido.

Aunque muchos afirmen que el ojo funciona como una cámara de fotos o una filmadora, que puede grabar recuerdos o percibir sin error cualquier objeto físico, esto no es verdad.

-Nuestro cerebro esta preparado y diseñado para encontrar patrones hasta donde no los hay-. Dice Carlos Álvarez, profesor en Psicología Cognitiva de la Universidad de la Laguna. Y agrega que el fenómeno de la pareidolia "se da cuando el cerebro busca inconscientemente un orden en el caos de lo que perciben sus sentidos tanto de la vista como del oído".

Lo que Álvarez explica es que, ante un estímulo diferente a todo los conocidos, el cerebro busca de inmediato identificar lo que ve aún cuando el receptor no se lo proponga, dándole una explicación que a veces, está más influida por las creencias propias que por la misma realidad.

¿Pudo ser la Luna el objeto visto en el oeste de la bahía? 

No. Recuerdo haberla observado en ese momento y no era. Se la veía  también baja, entre las Piedras Coloradas y Las Grutas, pero imposible confundirla. Lo que yo veía era otra luz.

Tal vez fue chatarra espacial, algún meteorito..., un avión o la Estación Orbital Internacional.

Definitivamente no. Se identificar cuando ingresa a la atmósfera tanto chatarra como meteoritos de pequeño tamaño porque estos arden brevemente desprendiendo en ocasiones restos incandescentes que desde la tierra se ven como chispas de gran brillo mientras se carbonizan con la fricción. Esta luz "flotaba". En cuanto a si era un avión, aclaro que la luz era perfectamente redonda, y carecía de las clásicas luces de las aeronaves. Sobre si fue la Estación Orbital Internacional, debo afirmar que las veces que la he observado sobre esta parte del mundo, nunca ha brillado con luz naranja y menos tan bajo sobre el horizonte.

¿Por qué no la vio el fenómeno el encargado Rivas? 

Porque de ser Júpiter o Venus, estos ya estaban escondiéndose a esa hora detrás del horizonte o quizás los tapó alguna nube.

Es posible que al verla con mis ojos, ya estaba cualquiera de los dos astros, a punto de desaparecer, un proceso que para el que lo ha presenciado, sin duda se habrá sorprendido por la velocidad en la que transcurre el ocultamiento y máxime cuando el horizonte de encuentra nuboso. Las nubes en movimiento, pueden dar "sensación de movilidad".

¿Qué pasó con la luz que venía detrás del camión de Campos? 

Supongo que, en el estado de expectación y quizás algo de temor, la mente del camionero le hizo pensar cosas más allá de lo  estrictamente racional. Sin duda fue algún vehículo que viajaba en la misma dirección que Campos y que, imposible determinar, varió su rumbo pudiendo quedar a orillas del mar -frecuentan el sitio muchos pescadores deportivos- o bien, ingreso por otro acceso.

Pudo ser cualquier vehículo que no se le adelantó durante la marcha.

Se debe recordar que el puerto tiene dos accesos, uno que desemboca directamente en Control 1 y otro que si bien termina frente al puerto, previamente recorre parte de la aldea portuaria. Si fue algún tipo de vehículo, bien pudo tomar la otra entrada por lo tanto, nunca fue visto desde el lugar donde  yo me encontraba.

Pero la vi moverse…

En este caso, el comentario del Sr. Campos de que la luz se movía pudo también confundir mis sentidos al crearme expectativas. Sin embargo, la "movilidad" de la luz sin duda se debió, al deslizar en el viento de las nubes que se aproximaban. De ser Venus o Júpiter (me inclino por Venus puesto que solo se veía una luz) este también se “estaba moviendo” producto de la rotación terrestre y en proceso de ocultación.

¿Qué sucedió con las tripulaciones de los barcos pesqueros que ingresaban en ese momento por el canal de acceso al puerto? 

El fenómeno de ser inusual, debió ocurrir sobre sus posiciones o bien a unas diez millas a babor, por lo tanto, alguien debió haber notado algo. Sin embargo, nadie reportó nada anormal a excepción de Campos.

Este ítem no ha sido investigado con detenimiento, no obstante, de haberse visto algo poco habitual en el cielo, los comentarios habrían inundando todo el ámbito portuario y sin duda hubiéramos podido escuchar las conversaciones desde las radios tanto de Control 1 como 3 y eso jamás sucedió. Nunca se captó, esa noche, conversación entre patrones de pesqueros, acerca de alguna luz.

Incluso nada han dicho los obreros de la descarga de pescado que en ese momento se hallaban trabajando en el pontón flotante, si bien se tiene que advertir que la iluminación del mismo más la que proporciona los reflectores de las propias embarcaciones hacen que sea difícil apreciar el cielo nocturno como se lo hace desde un sitio alejado de toda fuente de luz artificial. Se recomienda consultar con astrónomos para incorporar información suplementaria.


Galería Fotográfica
Puerto del Este
Circa 2002-2004
Punta Villarino 
Bahía de San Antonio
Río Negro
Patagonia Argentina
La flecha amarilla indica el lugar y dirección  hacia donde se observó "la luz"
Foto
Gentileza
TSPPNSA
Puerto del Este
La flecha señala el sitio desde donde se divisó "la luz"
Foto
Gentileza
TSPPNSA


Obsérvese que el puerto tiene dos accesos.
La "luz" que perseguía a Campos
Sin dudas algún vehículo, pudo apartarse del trayecto
Al decidir su conductor, por algunas alternativas.
Foto
Gentileza
TSPPNSA


Marc Pesaresi
El autor de este artículo
En el acceso al viaducto del Puerto del Este
Febrero de 2004
Foto
Ferny Burgos

De izquierda a derecha
Andrés Villalba, el encargado Carlos Rivas y Alex "chileno" Valdéz.
En Terminal de Servicios Portuarios Patagonia Norte
Bahía de San Antonio Oeste
Río Negro
Argentina
Foto
Marc Pesaresi

Andres Villalba 
Detrás, el médano o duna desde la cuál se vio la luz que señalaba Campos.
La foto fue tomada cuando el  Cometa McNaught visitaba
El hemisferio Sur en enero de 2007
Foto
Marc Pesaresi

Costa norte de Punta Villarino
Al fondo las luces de Las Grutas 
La luna brilla en el oeste, a punto de ocultarse,
Aproximadamente en dirección hacia donde se vio la luz
Foto
Marc Pesaresi
Las Grutas
Vista a la distancia, desde la cima del médano o duna
Desde donde Campos señaló la luz 
Foto
Marc Pesaresi

Pesqueros en la Bahía de San Antonio
Ninguno de ellos reportó haber visto nada anómalo,
En el cielo nocturno.
Foto
Marc Pesaresi

Crepúsculo en Puerto del Este
Bahía de San Antonio Oeste
Río Negro
Argentina
Foto
Marc Pesaresi






















6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Es que justo hacia donde estaba la "luz" se daba una conjunción planetaria, si hubiera sido hacia otro lado, no se, hacia el sur por ejemplo, donde el cielo estaba más diáfano, quizás me la hubiera puesto difícil, pero en este caso, yo pienso, el bueno de "lechuga" Campos se confundió con la conjunción que brillaba perfecta...

    ResponderEliminar
  3. Que lindo te ha quedado el blog Marc!!Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Gifs!!!!! que nombre jaja, divertido.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Saber más

Resultados de la búsqueda