martes, 15 de mayo de 2012

Ex TESTIGOS de JEHOVÁ y la IMPECABILIDAD de CRISTO


por

Marc Pesaresi 


Acerca de Cristo, el diablo y las tentaciones
(El presente artículo ha sido escrito, desde el punto de vista Cristiano Evangélico)

Mary Fuentes es una activista que tiene su ministerio opositor a la Watchtower Bible and Tract Society en la Web donde rejunta opiniones, sobre todo, de ex miembros de la organización religiosa fundada en el siglo 19 por Charles Taze Russell y publica artículos y post críticos a la organización. Fuentes ha desarrollado una  opinión contraria a la inerrancia bíblica, lo cual es su derecho a pensar diferente. Por ejemplo, no duda en negar la existencia del diablo y de los milagros de Cristo.
Mary Fuentes
Activista anti Sectas
Tal como aparece en la página Web

Ella dice:

El diablo es una mentira, un invento intimidatorio más, de las civilizaciones, no solo de la WT (se refiere a la Watch Tower Bible and Tract Society conocida como Testigos de Jehová). Pero hay una mente, la de Dios y afirmarlo me parece dogmático también. ¿El mal no existe, solo es imaginación? ¿Nos imaginamos el hambre en África, el cáncer, las guerras en Irak; nos imaginamos los paros en tu país, nos imaginamos la crisis mundial económica? Esos son males reales; el MAL SI EXISTE, aunque no se llame diablo. En cuanto a las curaciones instantáneas de Jesús, todavía estoy esperando al que las haga hoy día. Si se cree en Jesús ¿cómo es que fue tentado por el diablo? ¿Estaba el mal en el ente de Jesús o también le quitamos esa hoja a la Biblia?”

La pregunta de Mary Fuentes es una objeción válida. ¿Acaso el hijo de Dios puede ser tentado? Si es Dios, no tiene sentido en apariencia, que el diablo venga a tentar a quien de antemano, sabe que será inmune a sus influencias o tal vez, en su arrogancia, satanás se atrevió a todo o nada. No obstante, hay quienes creen que el relato de Cristo enfrentando al diablo no es sino, una proyección. Jorge Blaschke parece responder a este interrogante en la página 15 de la Historia secreta de Satán derivando el asunto hacia la psicología.

Él dice citando a Jean Markale: " ...el diablo mencionado en el relato no es un personaje real que se le aparece para tentarlo. Se trata simplemente de una proyección del mismo Jesús, de su lado oscuro como ser humano". Y agrega su opinión: "Este lado oscuro de los seres humanos, esa dualidad maléfica, es algo que ha explicado y desarrollado la nueva psicología transpersonal. Se trata de una maldad que arrastramos desde los orígenes de los tiempos, o por lo menos de una violencia genética de nuestro pasado depredador".

En cuanto a “curaciones instantáneas” como cristiano no reniego de los milagros pero debemos admitir que, hasta la fecha, nadie ha logrado que los ciegos vean, los amputados reciban miembros nuevos, caminar sobre las aguas o transformar agua en vino tal como hizo Jesús. Por exceso de racionalismo no negaré la posibilidad de una cura instantánea, para Dios no hay nada imposible.  

Lamentablemente, Fuentes no ha profundizado en teología sistemática protestante. De hacerlo, habría notado que su pregunta sobre la posibilidad de la tentación de Jesús tiene una respuesta lógica la cual puede o no ser aceptada por la subjetividad de la activista.

Impecabilidad de Cristo

Para entender como pudo ser tentado Jesús, previamente debemos recordar que, los padres de la Iglesia, debatieron mucho en su momento abordando la complejidad del asunto en el Tercer Concilio de Constantinopla, en el 680 d C. En esta reunión, se estableció algunos principios más que nada, para enmendar la herejía del Apolinarismo, doctrina que afirmaba que en Cristo, el espíritu no era humano sino divino al encarnarse en un cuerpo sin alma que era sustituida por el mismo Verbo. Con esta premisa, la naturaleza humana del Redentor quedaba recortada ya que, al negarle un alma humana, su persona quedaba reducida a ser una simple marioneta manipulada por Dios.

De ahí que se puso especial énfasis en aclarar los vocablos persona, como entidad inmaterial, naturaleza, como complejo de atributos y voluntad, como modelo de conducta. Con estas definiciones, quedo despejado el camino para abordar la cuestión.

El Tercer  Concilio de Constantinopla determino que en Cristo hubo dos voluntades y dos naturalezas, la humana y la divina. Que Cristo fue Dios queda claro en Juan 14:9: "Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?" (Versión Reina Valera 1960).Y su naturaleza humana se evidencia en la declaración de Juan 1:14: "Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad". Si comparamos con Juan 1:1 que dice: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios" no queda otra interpretación sensata que aceptar que en Cristo hubo dos naturalezas.

Cuando fue tentado, lo fue sobre su naturaleza y voluntad humana y nunca la divina porque esta es inmune a toda acción diabólica. Ahora bien, no basta explicar que la tentación fue sobre la naturaleza humana porque en teología se enseña que esta se encuentra corrompida por el pecado original. De modo que, si Cristo tenía una naturaleza humana ¿sufría de las consecuencias de la desobediencia humana? ¿Era pecador Jesús? No.

Pero esta negativa requiere justificación y para ello, debemos abordar el tema de la impecabilidad de Jesús, una materia que los ex Testigos de Jehová apenas conocen a menos que hayan realizado algún estudio bíblico cristiano y evangélico. 

 Jesús fue impecable en su nacimiento

Fue protegido sobrenaturalmente de la contaminación del pecado de la humanidad. Esto se infiere de la lectura del siguiente pasaje: “Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.” (Lucas 1:35).

Jesús fue impecable de carácter y conducta.

La Biblia deja claro que lo era, por ejemplo, cuando encara a sus adversarios y les pregunta: “¿Quién de vosotros me redarguye de pecado?” (Juan 8:46). Pedro apoyó con su testimonio la impecabilidad de Jesús cuando afirmó: “Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para que sigáis sus pisadas: el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca” (1 Pedro2:21,22)

Jesús fue impecable pero sometido a tentación.

Buswell Jr dice al respecto: “…Que Cristo sufrió tentación es esencial a la doctrina de la encarnación. Sin embargo, debemos de añadir que en el Nuevo Testamento la palabra tentracion, periasmos, no indica necesariamente lo que induce a pecar. Aquellas ciercunstacias en que los seres humanos son conducidos hacia el pecado son ´solo de una clase especiald e tentación. Básicamente la palabra quiere decir prueba”.

Conociendo la porfía de algunos ex testigos de Jehová que ahora enrolan en el escepticismo ateo o agnóstico, prueba significa desde el punto de vista teológico, un exámen de rendimiento personal frente a la adversidad  y nada tiene que ver con malignidad en Jesús o manipulaciones extrañas en la vida de las personas, de parte de Dios.

Queda claro entonces, que la tentaciones del diablo operaron sobre la naturaleza humana de Jesús, en un intento por quebrar el plan de Salvación divino. Al advertir que la humanidad del mesías era su debilidad, atacó por ese lado, sin embargo, Cristo resistió airosamente. Después de todo, como hombre y Dios, tenía muy en claro que su misión no podía ser destruida por debilidades en la voluntad.

Otro episodio difícil de sobrellevar por  la humanidad de Jesús se observa en la oración del Monte de los Olivos donde, frente a la angustia que le producía ir a morir en la Cruz, solicitó un cambio de planes -el maestro sintió toda la carga de la duda hasta el punto de sudar sangre refieren los textos- más luego se reanimó y siguió adelante sin titubeo alguno.(Lucas 22: 39-46)

_______________________________

APÉNDICE

El problema de la existencia del diablo

Una gran proporción de cristianos creen que el diablo existe

Para los cristianos que enrolan en la ortodoxia protestante, descreer en la existencia del diablo es no aceptar como veraz la Palabra de Dios. Así de simple. No obstante, muchos no dan crédito a esta realidad; descreen o directamente, se burlan del asunto.  Sin embargo, las Escrituras afirman que el diablo existe y el mismo Jesús lo confrontó cara a cara. Si esta revelación no es aceptada, inútil es tratar de convencer a alguien,  de la existencia de un ser cuya esencia es pura maldad. 

En el ámbito de la fe, el método científico no se puede aplicar. No es posible fotografiar, filmar o entrevistar al diablo o atraparlo para estudiarlo en un laboratorio, por lo tanto, el que no cree en Dios tiene mil opiniones y justificaciones para negar y descreer y el creyente, para afirmar y creer. 

Importantes teólogos que enrolan en el modernismo o Alta Crítica proponen que el diablo no es un ser real sino más bien la representación del mal en la Tierra. El budismo tradicional, una religión no teísta que nos viene desde la India, enseña algo parecido. 

Cuando Siddharta meditaba en la localidad de Bodhgaya, tuvo que enfrentar una serie de pruebas, una de las cuales fue, superar las tentaciones de Mara, la tendencia a la maldad en los seres samsáricos, quien trató de impedir que lograra la iluminación. 

Algunos budistas son de la idea que, más que un personificación del mal,  Mara es en realidad una entidad oscura; pero son pocos los seguidores de Gautama que se atreven a enseñar de este modo sobre todo por presión del líder; el Dalai Lama  lleva tiempo intentando influenciar la ciencia occidental. 

Recordemos que, por ser una religión sin dioses, muchos no creyentes están interesados en relacionar cientificismo ateo con budismo y esto le viene de maravillas al líder religioso, necesitado de apoyo para sostener su lucha contra China comunista. Para conseguir respaldo de científicos occidentales, el Dalai debe suprimir todo atisbo sobrenatural en lo que predica.


No todos los cristianos creen en la existencia del diablo

El famoso obispo Pike, cita Harold L. Willmington en el Auxiliar Bíblico Portavoz, de joven se negó a creer en la existencia del diablo y tampoco daba crédito a la existencia de un cielo donde mora Dios, los ángeles y las almas de los salvos. Ya dentro de la iglesia Episcopal, mantuvo sus ideas mientras se involucraba con personajes controvertidos de la contra cultura californiana donde la experimentación con drogas era habitual. 
El obispo Pike junto al pastor Dr. Martin Luther King
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons

Pero al fallecer su hijo mayor James Jr Pike por suicidio en un hotel de Nueva York, en 1966, dio marcha atrás a sus ideas materialistas quebrado por el dolor y se volcó desesperado al espiritismo en búsqueda de consuelo. Para contactar a su hijo al que suponía "vivo en el más allá", buscó la ayuda del célebre médium Arthur Ford y otros. 

En una reunión espiritista en Londres, finalmente logró "contactar" al espíritu de su hijo muerto quien le declaro que estaba en el cielo, un lugar eterno, pero que no había visto a Jesús. Y para rematar, le aseguró que el Mesías no había sido otra cosa que un hombre bueno pero no el Salvador. Por último, le pidió que fuera al desierto para tener contacto con él ya que ansiaba verlo. Pike, exultante, se marcho a Jerusalén con su esposa Diane en 1969 y luego al desierto, donde encontró la muerte en circunstancias misteriosas. 

Habían viajado ambos hacia el desierto sin equipamiento y cuando el vehículo se averió, Diane caminó en búsqueda de ayuda mientras que Pike se quedó protegiéndose del calor. Pero al regresar, no lo encontraron en el lugar acordado. Su cuerpo fue hallado más tarde y está enterrado en el cementerio protestante de Jaffa. Para el momento de su muerte, Pike se había convertido en un alcohólico; un hombre que fumaba en exceso por causa de la ansiedad; mortificado por dudas, temores y penas existenciales agravadas por un fuerte sentimiento de culpabilidad y necesidad de reencontrar a su hijo fallecido.

Otro más

Arthur Michael Ramsey, por ejemplo, (Cambridge, 1904-Oxford, 1988), cuando fue arzobispo de Canterbury dijo sobre el diablo: “No obtengo de la Biblia inferencia alguna de que haya un monarca personal del mal. Pienso que es demasiado dogmático decir que los espíritus malos hayan tenido el mejor de los éxitos” (Citado por Herbert Lockyer en Enciclopedia de Doctrinas Bíblicas, pág.196).
Arthur Michael Ramsey
(Cambridge, 1904- Oxford, 1988)
En la portada de Time del 16 de Agosto de 1963
No aceptaba al diablo con un ente real
Foto
Cortesía
Time Magazine
Arthur Michael Ramsey
Tal como aparece en un anuncio
del
Repton School de Dubai
Un colegio para privilegiados
Donde se imparte educación inglesa


Afectados por la influencia del mal

Debemos admitir que, si bien miles de personas de ríen de la existencia del diablo, otras lo toman muy en serio, como los satanistas teístas  y no pocos le tienen tanto temor, que hacen el ridículo. Hace tiempo ya, nos desayunamos con la noticia que once personas en las afueras de París, Francia, habían confundido a un pariente que caminaba a oscuras por el departamento, nada menos que, con el diablo y en el pavor resultante, no tuvieron mejor idea que arrojarse por la ventana en búsqueda de salvación.

No pocos, por el contrario, se topan con tanta maldad, que no dudan en afirmar más tarde, haber estado en la presencia de espiritualidad diabólica. Vale la pena recordar las palabras de una de estas personas, refiero al Teniente General Roméo Dallaire (nacido el 25 de junio de 1946); senador canadiense, escritor y militar retirado. Se hizo de fama al recibir el cargo de Comandante de las Fuerzas de UNAMIR en Ruanda durante los días de la Gran Masacre entre 1993 y1994.

Cerca de un millón de tutsis y hutus fueron asesinados por hutus radicalizados frente a la indeferencia del mundo. El escribió algunos libros sobre tan triste evento que lo sumió en depresión y varios intentos de suicidio, uno de los cuales llamó: “Estrechando la mano del Diablo”. Al preguntársele el porque de semejante título, respondió a un periodista de la BBC:


¿Por qué el título de su libro?
Viene de una realidad, de haber estado frente a frente con los extremistas, los líderes del genocidio, y tener la sensación de que estaba hablando, discutiendo con el diablo mismo, porque para mí estas personas habían perdido todo sentido de humanidad. Por eso el subtítulo del libro es "El fracaso de la humanidad en Ruanda". No sólo la comunidad en el extranjero, la humanidad fallándole a Ruanda, pero dentro de Ruanda los mismos ruandeses absorbidos por el mal y en un país tan religioso dejándose llevar por el extremismo, el abuso y el miedo.
Muchos le preguntan si después de lo que vivió en Ruanda cree en Dios
Creo en Dios, porque si hay un diablo y existe el mal, también existe el otro lado que es el bien. No creo que Dios nos proteja del mal. Creo que el mal tiene lugar, y cómo reaccionamos depende de en qué medida creemos en los valores de humanidad, de hermandad.


Teniente General Roméo Dallaire
Su experiencia en el Genocidio de Ruanda,
Lo convenció que existía el diablo. Quedó impresionado
Por la malignidad de las personas que participaron en las matanzas.
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons
El diablo, siempre presente  

Lo que si es indiscutible, es la presencia del diablo en la cultura popular. Hasta los animales reciben nombres diabólicos; no escapa siquiera a la referencia, los dibujos animados. Abajo dos ejemplos de esta afirmación:
Sarcophilus harrisii
Tan extendida está la creencia en el diablo,
Que los colonos europeos que llegaron a Tasmania,
No dudaron en bautizar "demonio" a este marsupial
De olor desagradable, fuerza excesiva para su tamaño
Y sobre todo, por el griterío gutural que emite.
El de la imagen parece estar como sonriendo, 
Lejos de la fama que se a labrado en los comentarios de las personas
Y  por divulgación cinematográfica de Looney tunes
En la actualidad la especie esta amenazada de extinción,
Por la propagación de una enfermedad incurable 
Que diezma a estos animales.
Foto
Archivo del Autor
Taz
O diablito de Tazmania
Versión en dibujos animados de Looney tunes
Creado en los años 50 por Robert McKimson
Foto
Cortesía
Looney Tunes

Origen de Satán según la Biblia

El origen del diablo es enigmático. En las Escrituras se lo llama Lucero que significa “Portador de la Luz” o “Hijo de la mañana”. Algunos teólogos infieren que fue creado con otros seres angelicales  por la lectura de Job38:6,7 y Colosenses 1:15-18). Sin embargo, es en Ezequiel 28:11-19 e Isaías14:12-14 donde se lo menciona y describe. Lockyer escribe: “Como Querubín ungido, cubría el trono de Dios, esto es, lo custodiaba (en el sentido de estar presente delante de Dios y no para protegerlo de algún enemigo como algunos sugieren). Pero en vez de custodiarlo, comenzó a codiciarlo y cayó. Su esfera de actividad abarcaba el monte de Dios, o el lugar especial que Dios tiene por morada”. Se entiende en teología que, custodiar no es resguardar a Dios de ningún mal, él solo bien que puede defenderse de todo peligro,  sino como una actitud de servicio esmerado en la administración de la creación.

Isaías afirma que Lucero o el diablo, perdió su santidad cuando quiso derrocar a Dios, haciéndose semejante al Altísimo en gloria, honor y poder. Se convirtió al fracasar en su intento, en satanás, o sea, opositor, adversario, cuya actividad seria opuesta a la de Dios.

La Biblia afirma que es un ser real (1 Crónicas 21:1; Job 1:6-12; Apocalipsis 12:7-12); Cristo mismo se enfrentó a él como un ser real. (Mateo 4:1-11; Lucas 4:1-13) y los mismos apóstoles lo tuvieron por un ser que realmente existía (Efesios 4:271Tesalonicenses 2:18; 1 Pedro 5:8,9; etc.).
Lucifer, el diablo o adversario de la Biblia
Tiene su propia estatua en el parque del Retiro, en Madrid. 
 El ángel caído es obra de Bellver, quien se inspiró en el poema 
Paraíso Perdido, de Milton.
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons


La Biblia además lo describe, como un ser con personalidad. 

1. Tiene inteligencia: "Para que satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones" (2 Corintios 2:11). "Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo" (2 Corintios 11:3).

2. Tiene memoria: "Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:

    A sus ángeles mandará acerca de ti y,
    En sus manos te sostendrán,
    Para que no tropieces con tu pie en piedra. 
(Ver Salmo 91:11,12)

7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían." (Mateo 4:1-11)

Es interesante como el diablo, en su tentación, le cita a Jesús parte del Salmo 91:11,12, aunque mal. ¿Como pudo hacer esto? Memorizando. 

3. Tiene voluntad: Pablo le dijo a Timoteo que fuera manso pero firme en su trato con los cristianos descarriados para "que escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él" (2 Timoteo 2:26).

4. Tiene deseos: "Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí satanas os ha pedido para zarandearos como a trigo" (Lucas 22:31).

5. Tiene orgullo: El pecado de la caída del diablo fue precisamente, orgullo sin medida. Al describir que cualidades debe tener el servidor de Cristo, Pablo menciona la siguiente restricción: "No un néofito, no sea que envanenciéndose caiga en la condenación del diablo" (1 Timoteo 3:6)

6. Tiene enojo, rabia, rencor: "Por lo cual alegraos, cielos, y los que moran en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo" (Apocalipsis 12:12)

7. Es buen administrador y predicador de nuevas creencias que convencen y dividen: "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" (1 Timoteo 4:1) El diablo, recordemos, organizó la primera gran rebelión de ángeles y también, la caída en desgracia de la primera pareja humana y como si esto no fuera poco, hasta trato de suplantar al ser humano (Génesis 6) y nunca dejó de oponerse a los planes de Dios utilizando estrategia y la ayuda de sus legiones de ángeles caídos -demonios- que lo secundan en sus propósitos. Por último, el mismo diablo se pondrá al frente de la última gran rebelión contra Dios aunque el resultado de la misma, se predice en la Biblia, estará signada por un nuevo fracaso. Aún así, persiste quizás, por tener tanta inteligencia corrupta que le impide ver su inferioridad con respecto a la potencia divina. 

Conclusión

Algunas personas comienzan su trato con Dios muy mal al involucrarse con grupos seudocristianos falsos cristianos y terminan mucho peor cuando son lastimados física y psicológicamente por líderes inescrupulosos .No pocos ex miembros de los Testigos de Jehová, cuando descubren que han sido engañados, salen del colectivo refractarios a Dios y la Biblia y a sus doctrinas.

Otros, por el contrario, se pasan a nuevas creencias o bien, desarrollan una espiritualidad personalizada con la Deidad.  No pocos de estas víctimas, al salir, adhieren al radicalismo ateo,  escepticismo  o bien, se tornan burlones y agresivos para con los creyentes de cualquier fe; modos de exteriorizar la frustración, el enojo, el desencanto; pasando por alto que Dios nada tuvo que ver con sus  males y dando rienda suelta a  un genio de menosprecio por el que piensa y cree diferente. Se entiende el dolor, porque el daño a la confianza en ocasiones es tan severo, que afecta hasta la propia auto estima y la percepción que debería acotar, que los demás, tienen derecho a creer en lo que quieren creer.

Sin duda, los Testigos de Jehová han hecho daños irreparables a muchas personas y en este punto, se parecen a todas las demás religiones del mundo, las cuales tienen luces y sombras en sus instituciones porque están integradas por hombres y mujeres finitos y perfectibles.

(C)Marc Pesaresi

Bibliografía consultada

Blaschke, Jorge: La historia secreta de Satán; Ediciones Robinbook; Barcelona; España; 2007.
Buswell; J. Oliver: Jesucristo y el plan de Salvación; Editorial Logoi; Miami; Florida; Estados Unidos; 1983.
Lockyer; Herbert: Enciclopedia de Doctrinas Bíblicas; Editorial Logoi; Miami; Florida; Estados Unidos;1979.
Pieters; Simon: Diabolus: las mil caras del diablo a lo largo de la historia; Editorial Zenith; España; 2006.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...