viernes, 24 de junio de 2016

JUDAS ISCARIOTE

 

 

 

 

¿Psicópata Integrado?

Por

Marc Pesaresi

 
"Judas"
por

"Los psicópatas nacen, no se hacen" afirma uno de los mayores especialistas en este delicado asunto. Robert Hare, (1) quien por años ha estudiado a los psicópatas, está convencido de la peligrosidad de estas personas tanto en su variante integrada -que viven en la sociedad- como los que ya han optado por crímenes mayores como el asesinato, la tortura, etc., y depredan fuera de la ley. Esta gente carece de conciencia, de empatía, de arrepentimiento y aunque distiguen en bien y el mal, no reaccionan a estos límites sino que, por el contrario, les da lo mismo lo que el otro pueda sufrir por causa de sus conductas. Ellos viven para sí mismos.

 Robert Hare
Psicólogo
Uno de los más grandes especialistas en psicópatas integrados
Fotografía
Gentileza
Blog



"Tendemos a pensar que la gente es buena, 
inherentemente buena. 
Creemos que, 
si al psicópata se le da una oportunidad, todo irá bien. Y no es así. 
Los psicópatas juegan con esa ventaja. 
Postulan que los demás no vamos a creer que, en realidad, 
ellos son así"

“Los psicópatas no son solo los fríos asesinos de las películas. 
Están en todas partes, 
viven entre nosotros 
y tienen formas mucho más sutiles de hacer daño 
que las meramente físicas. 
Los peores  llevan ropa de marca y ocupan suntuosos despachos, 
en la política y las finanzas. 
La sociedad no los ve o no quiere ver
Robert Hare


 ¿Quién fue Judas Iscariote?

Fue hijo de un tal Simón (Juan 6:71) y se lo reconoce a nivel mundial por su famosa traición a Jesús. Es sinónimo de traidor y su nombre designa a una persona que, volviéndose atrás de sus ideas, creencias, ideología, obra en contra de sus antiguos aliados, amigos, compañeros. Iscariote parece designar que era originario de Queriot, un pueblo al sur de Judá (Josué 15:25). En contra de la opinión de muchos que afirman que Judas nunca fue llamado al ministerio de Apóstol, la misma Escritura desmiente esta presunción en Lucas 6:12-16 donde se lee que el mismo Jesús lo elige como tal. 

¿Por qué traicionó a Jesús?

Si  en verdad era un psicópata integrado, Judas Iscariote pudo quedar muy desilucionado con la obra de Jesús a quién seguía interesado en mejorar su nivel social y económico. (Los psicópatas integrados, cuando son frustrados, reaccionan impetuosamente y sus acciones son impredecibles). Supuso, tal vez, que el Mesías establecería un reinado terrenal donde él, como apóstol, podría acceder a puestos administrativos de relevancia y riquezas en abundancia. (Esta es la teoría más aceptada. Existen otras como que postulan que, entre Jesús y Judas hubo complicidad para facilitar el martirio del Mesías).

Cuando se percató que tal cosa no habría de suceder, decidió traicionar a quien servía o bien, provocar una situación que propiciara una revuelta armada. (los psicópatas integrados son situacionistas natos, en el sentido que mucho de lo que hacen, esta destinado a provocar reacciones que conduzcan a la víctima hacia situaciones donde ellos deberán tomar decisiones que favorecerán, a la corta o a la larga, los intereses del manipulador). 

La teoría del Judas psicópata integrado posee una debilidad
"Se arrepintió"
Los psicópatas integrados no se arrepienten
¿O sí?

Judas Iscariote, dice la Biblia en Mateo 27: 3-10 (Reina Valera 1960), se arrepintió de su mala conducta reconociendo su maldad. ""Yo he pecado entregando sangre inocente" les dijo a los principales sacerdotes y ancianos hebreos. Estas palabras parecen denotar que, al darse cuenta cabal del mal que había hecho y no aguantando la voz de su conciencia, cambió de parecer abrumado por el remordimiento. Sin embargo es preciso en este punto, aclarar algunas cosas.
Arrepentirse es un cambio radical de conducta, un examinar de lo mal actuado y decidir no volver a obrar de un modo inadecuado, inapropiado. 

Remordimiento, en cambio, es sentirse mal por haber actuado mal pero sin decidir cambiar de actitudes. 
En este sentido, Judas parece haber sentido remordimientos no por lo que sucedía al Mesías sino porque, al saberlo condenado a muerte, él mismo cerró una magnífica puerta hacia nuevas oportunidades que mejorarían su vida personal. (Recordemos que los psicópatas integrados siempre están a la búsqueda de oportunidades para cambiar de vida). (2)

Al hacerlo, pudo suponer Judas, propiciaría una rebelión formal contra el Imperio Romano. Dado el poder que Cristo había demostrado, Judas no tenía duda alguna que la resistencia sería un éxito. ¿Acaso no lo había visto resucitar muertos? Solo Dios puede saber que tipo de pensamientos libertarios tuvo Judas. (De haber sido esta su motivación, ardía por liberar al pueblo hebreo del sometimiento Romano. En esto, se lo puede considerar un patriota peculiar. ¿Acaso soñaba con ser héroe nacional y recibir honores como tal? Es posible. Los psicópatas integrados tienen sueños muy alocados).

Tal vez, en su forma de pensar, Judas imaginó que; si entregaba a Jesús; este se vería forzado a solicitar a sus seguidores que lo rescataran mediante el uso de armas. Recordemos que el relato bíblico menciona espadas entre los apóstoles, ( Mateo 26: 47-55) un detalle perturbador para los exégetas. Si los apóstoles eran pacíficos ¿cuál es el motivo para tener espadas?

Habían visto el poder de su líder para vencer obstáculos ¿para qué las espadas? Eran insuficientes para una rebelión a gran escala pero, si Cristo ayudaba con sus milagros, esas armas podrían ser multiplicadas. Nunca sabremos que tenía en mente con exactitud Judas, pero es evidente que sus motivaciones eran terrenales. ¿Quería un reinado mesiánico terrenal? Muy probable que sí.

En este contexto, Judas entendió que; si Jesús moría; se acababan las oportunidades para él (A los psicópatas no les importa el resto de las personas a menos que le reporten algún beneficio). Y abrumado por remordimientos, decidió visitar las autoridades con las que había complotado, a fin de hacerle saber su parecer. (Los psicópatas integrados pueden fingir incluso, estar arrepentidos, con tal de cambiar situaciones que amenazan sus intereses). 

Pero su arrepentimiento en realidad pudo ser remordimientos porque había cometido un grave error que lo perjudicaba. No le importaba la sangre inocente sino que procuraba con tal frase, despertar compasión. (Los psicópatas integrados son maestros en despertar lástima en los demás). Pero no le funcionó su estrategia. 

Judas ha sido estudiado en profundidad por teólogos de renombre. Su personalidad es compleja y ha despertado y motivado toda suerte de debates y ponencias. Sin embargo, no ha sido hasta tiempos recientes, que su conducta se evalúa desde la presunción que fue un psicópata integrado. El pastor argentino y psicólogo Bernardo Stamatea es de esta idea. Por lo novedoso de esta teoría, Evangélicos en Patagonia publica a continuación un artículo de su autoría donde desarrolla la idea que Judas Iscariote fue un psicópata integrado.

 Arrepentirse no es lo mismo que Remordimientos
Por tal razón, nuevas versiones cambiaron el término
cuando se refieren al malestar de Judas Iscariote
Para acceder, click aquí


Los psicópatas

Cómo vencerlos para siempre

Bernadro Stamateas


Juan 12: 1-8; Hechos 1: 20-22

JUDAS

En la Biblia no se registra cuando Jesús lo llamó, porque en realidad nunca se convirtió, nunca abrió su corazón al Señor; sabemos que era hijo de Simón y que pertenecía a la clase social alta. A lo largo de su último año, Jesús dijo que lo traicionarían y los discípulos no entendían, quería enseñarles a distinguir y cómo manejar a un psicópata.

Los psicópatas están en todos lados. Psicópata no es solamente un estafador, un asesino serial, sino puede ser una persona que está en el trabajo, en la escuela, en la iglesia, en todos los ámbitos donde nos movemos. Son expertos en la mentira, el engaño y que querrán traicionar y arruinar tu vida.

Judas era un psicópata, representa a las personas que no tienen culpa ni angustia, que mienten, engañan, roban y no sienten nada por el daño que hacen.

En 2º Timoteo 3 Pablo dijo que, en los últimos tiempos, habrá cada vez más psicópatas y debemos prepararnos.

¿Cómo son los Psicópatas?

Cuidan una imagen que no tienen y que ellos mismos inventan.

Jesús fue a la casa de Simón y en agradecimiento porque fue sanado de lepra, hizo una cena donde estaban María, Marta y Lázaro (una familia que amaba mucho a Jesús).

María tenía un frasco de perfume muy caro, costaba como el sueldo de un año, (supongamos que una persona gana mil pesos, su valor era doce mil pesos). Ella pertenecía a una familia pudiente que sostuvo el ministerio de Jesús.

María rompió el frasco, lo derramó a sus pies y los enjugó. Judas estaba enojado y dijo: “Ese dinero se podría haber dado a los pobres”. ¡Mentira! Él no amaba a los pobres pero tenía que cuidar la imagen que no poseía. A veces el más moral es el más inmoral. El psicópata mostrará una imagen falsa, porque tiene que hacer creer que está interesado en lo que en realidad no está.

Judas se enojó porque pensó que podría haber robado el perfume, entonces fue al Sanedrín, ante los religiosos, y preguntó qué recibiría a cambio de entregar a Jesús. Treinta monedas de plata era el precio de un esclavo; recibió el dinero y volvió.

Jesús preparaba la pascua y para ser entregado, y lavó los pies a sus discípulos.

Imaginen esta escena, Judas (con las treinta monedas en el bolsillo) que ya lo había traicionado, dejándose lavar los pies por Jesús. Se fingía espiritual.

Luego compartieron la cena pascual y Jesús dijo:  -Uno de ustedes me traicionará, uno de ustedes es diablo. Y los discípulos se miraban dudando, y Judas le preguntó: -¿Seré yo Señor?

(En el original le dice: “No seré yo Señor” Y Jesús le responde: “Tú lo has dicho” Pero no se entendió qué le quiso decir Jesús.)

Pedro le dijo a Juan que preguntara quién sería y Jesús responde: -Al que le daré el pan, ese es. Y le dice a Judas: Lo que tengas que hacer, hazlo pronto, y Judas salió corriendo porque estaba deschavado.

Jesús fue a Getsemaní a orar, era muy de noche, y Judas trajo a seiscientas personas con palos y armas para apresar a Jesús. ¿Por qué lo entregó de noche y no de día? Porque no quería que la multitud supiera que era él quien lo había entregado. ¡Cuidó la imagen! Debemos estar atentos con los que cuidan su imagen porque no tienen verdad, su interior no coincide con el exterior.

No aman a nadie.

Judas dijo: -Este dinero lo podríamos haber dado a los pobres. No porque amara a los pobres sino porque amaba el dinero.

Pablo dijo: “El amor al dinero es la raíz de todos los males”.

Cuando ves a una persona que ama el dinero, las mujeres y el poder, estas delante de Judas. La persona que sólo ve dinero y la manera de cómo sacar una moneda a alguien, es un psicópata. Cuando habla de la santidad pero se acuesta con cuanta mujer se le cruza, es un psicópata. Cuando lo único que quiere es poder, es un psicópata.

Judas traicionó a Jesús porque creía, como todos los discípulos, que instauraría un reino terrenal; que sería coronado e instalaría su reino en lugar de los romanos; pensaba en que sería el tesorero de ese reinado y cuánto dinero tendría. Cuando Jesús dijo que iría a la cruz a morir, Judas se dio cuenta que perdió tres años siguiéndolo. Los psicópatas son:

Los que no aman

Usan a otros como objeto para lograr finanzas, sexo o poder. Los Judas siempre aparecerán cuando el éxito llegue a tu vida, a tu casa, en tu iglesia, en tu trabajo. Si lograste algo, Judas se levantará para destruirte.

Los que siempre se ofenden

¡Cuidate del que se ofende fácilmente! Te manipula diciendo: “Lo que el otro dijo me dolió”, dejando un mensaje: “Cuidá lo que me decís porque me puede doler”.Una persona lastimada y ofendida te manipulará, pero cada uno decide qué sentir y cómo quiere reaccionar.

Los que llevan y traen

Cuidate del que habla mal de otra persona porque mañana hablará mal de vos a otro.

Yo detesto a la gente que dice: “Escuché”, “Me enteré que dijeron…” Llevan y traen porque tienen el oído chismoso.

Los que no sienten nada a nivel espiritual aunque parezca que sí.

Estaba al lado de Jesús, vio a Lázaro resucitado, a Jesús caminar sobre las aguas y no le afectó en nada. Cuando Jesús habló de avaricia, del mayordomo infiel, estaba dando oportunidades a Judas para que la palabra entre en su espíritu, pero Judas nunca abrió su espíritu a las cosas de Dios.

Un psicópata puede estar en una iglesia, en cualquier ámbito, usar la Biblia, cantar las canciones pero nunca dejar que la Palabra entre en su espíritu.

Los resentidos, amargados

El psicópata tiene su visión personal, son los que dicen: “A mí nadie me dice lo que tengo que hacer, yo tengo mi visión”. Pueden ser tus amigos mientras le sirvas para su misión privada, pero cuando alguien le dice que no es la visión, se van o la destruyen porque ellos trabajan con su agenda privada para lograr lo que les interesa.

Cada vez que me quite alguien lo que Dios me dio,

Él me dará más de lo que me quitaron

Cada vez que Judas te mande a la cruz, Dios te dará algo más grande: una tumba vacía de resurrección.

Cuando Judas te traicione, a los tres días Jesús te dará la resurrección. No importa cuánto te hayan estafado, en setenta y dos horas Dios te dará más, los psicópatas no te podrán sacar nada porque todo lo que está en tu mano te lo dio Dios, Él es el dueño y nosotros los mayordomos, y cuando alguien nos saca algo que no es nuestro, se mete con el dueño y siempre sale perdiendo.

El psicópata puede engañar la justicia humana pero nunca quebrar la justicia divina. “ Cuando el ladrón es descubierto, devolverá absolutamente todo, multiplicado por siete”, dice la Biblia.

 
Los Judas no saben que mi victoria será revelada en el lugar secreto.

Judas llevó seiscientas personas con palos y armas, y Jesús oraba en Getsemaní: “ Señor pasa de mi esta copa pero hágase tu voluntad”

Y el Padre le dijo: “Yo estoy contigo”

Jesús se puso de pie y dijo: “Ya es la hora”

Judas pensó que lo iba a vencer; no sabía que Jesús había estado en el lugar secreto con su Padre.

No importa lo que los psicópatas hagan, iremos al lugar secreto y Dios nos revelará el secreto de la victoria.
El me esconderá en su tabernáculo en el día del mal , dice David, me ocultará en lo reservado de su morada.
Cada vez que te estafe o manipule, andá al lugar secreto. “Sobre una roca me pondrá en alto, levantará mi cabeza y delante de mis enemigos cantaré de gozo”, dice David.

No importa lo que los Judas puedan hacer, terminarán suicidándose, toda maldición caerá sobre el que la soltó. Es una palabra de juicio.

Para que la maldición opere, debe haber dos cosas

El que la suelta. Nunca maldigas al que te maldice porque la maldición le vuelve a él o sea que ya está maldecido.

Creer la maldición.

Si no la dijiste ni la creíste estás libre, y atado a la bendición del Señor.

Nada detendrá el plan de Dios sobre mi vida.

Llegó la turba y Judas dijo: “Al que yo besare, ése es 

En el original se utiliza el vocablo “catafileo” que quiere decir: “ lo besó reiteradamente ”. Jesús le dijo: “Amigo, con un beso me estás traicionando”. Judas pensó que iba a detener el plan de Jesús, pero el plan de Dios nadie lo detiene.


¿Cuál es la estrategia de los Judas?

Tenemos que prepararnos porque en cualquier lugar puede estar Judas, y debemos conocer su objetivo: entrar en mi círculo afectivo.

Donde está la gente que nos ama y que amamos; donde también están nuestros mentores, que nos conducen en el avance a otro nivel espiritual o intelectual.

Judas querrá entrar en mi círculo porque así entrará en mi mente y la destruirá.

¿Cuándo sé que un Judas entró en mi círculo de afectos?

Cuando tengo broncas, enojos, odios, resentimientos y va a hostigarme, mandará cartas intimidatorias, tratará de robar la paz.

1- Tu odio, bronca, furia, hace que tu psicópata, tu Judas permanezca en tu círculo de afectos.

2- Cuando me siento mal por lo que dijeron, y siguen pasando los días guardando rencor, recordando cada detalle, le doy la bienvenida.

3- Cuando estoy atento a lo que hace Judas le doy la bienvenida.

Judas no pudo entrar en el círculo afectivo de Jesús pero sí pudo entrar en el círculo afectivo de los discípulos.

Con indiferencia, no entrará en mi círculo de afectos. “No ignorar”, porque así estoy hablando de él y permitiendo que entre en mi círculo afectivo.

Indiferencia es como que no existe

Para sacar a los que ya entraron tengo que perdonarlos; la bronca está pero bendecí; sacá a la gente que quedó enganchada en tu círculo de afecto y dejá entrar a los mentores que están esperando, a los Matías.
Jesús no hizo nada, cuando Judas lo psicopateó, fue indiferente. Cuando protestó por el perfume derramado, Jesús no le dijo “ladrón”, sino “Déjenla, porque moriré y ella me adoró.” 

María tampoco reaccionó a Judas, no lo incluyó en su círculo de afecto, fue indiferente. Por eso Jesús murió con el corazón sano porque Judas nunca entró en su círculo de afectos.

Los Judas se matan solos, no te preocupes

Pedro dijo: “Judas debe ser reemplazado por alguien que amó a Jesús, que caminó con nosotros, que estuvo en las buenas y en las malas” Y encontraron a Matías.

Alguien saldrá del círculo pero a alguien hay que darle la bienvenida.

Y cuando el círculo se cerró con los doce, estaba completo y cayó el Espíritu Santo, vino el avivamiento.

Cuando la indiferencia haga un cerco, los Judas saldrán de tu círculo de afecto, Cuando bendigas a tus enemigos, levantarás un cerco porque no jugás a la maldición que ellos juegan.

Sé sabio, pedí justicia divina pero cuidá tu círculo de afectos.

Cuando limite con indiferencia.

Los enemigos serán silenciados por el Señor.

Déjenla, buena obra me ha hecho, dijo Jesús.

Seguí sirviendo a Dios, adorándole, derramando tu perfume, no importa lo que Judas dijo, lo importante es que Jesús dice: “Hermosa cosa me has hecho, me agrada ”. Y es lo único que necesitás para seguir.

Haré cosas que marcarán la historia.

María derramó el perfume y Jesús dijo algo fantástico: Lo que ella me ha hecho quedará registrado en la historia y cada vez que se hable de mi evangelio se nombrará lo que esta mujer ha hecho.

Cosas que dejarán una huella histórica a las próximas generaciones.

Dios usará a las mujeres para que los psicópatas se manifiesten; una mujer hizo reaccionar a Judas (por eso las mujeres tienen persecución, manipulación, tanto ataque de los Judas porque sacarán a luz a los que no deben estar en tu círculo de afecto. La mujer rompió el perfume de valor de un año de sueldo, y el Señor me dijo que diga a su pueblo: “Pondré cosas valiosas en tus manos que las traerán otra vez a mis pies. No se las daré a los Judas, pondré en tus manos todo lo que te fue quitado, ultrajado, violentado, porque sé que terminará otra vez en mis pies por causa de tu adoración.”

_______
1. Robert Hare es Doctor en Psicología y profesor  de la University of British Columbia de Canadá. Hace más de tres decadas que investiga sobre la psicopatía, y es el  crador de la escala PCL (Psychopathy Checklist) y su revisión (PCL-R), siendo estos los más precisos para considerar el riesgo de conducta violenta. Forma parte del CASMIRC (Child Abduction and Serial Murder Investigative Resources Center) perteneciente al FBI . También ha formado parte del consejo de prisiones en Reino Unido, desarrollando programas de tratamiento para delincuentes psicópatas, además de pertenecer al International Criminal Investigative Analysis Fellowship (ICIAF). Su página web es: http://www.hare.org/ , allí podrán encontrar todos sus libros , artículos, novedades sobre congresos y links relacionados con el estudio de la psicopatía.

2. En la Biblia aparecen dos términos quehan sido traducidos como "arrepentimiento" de los manuscritos originales del AT  otros dos términos griegos de los textos originales del NT. Sin embargo, hay casos en los que esos términos no indican lo mismo, y hay versos que por lo tanto pueden resultar confusos para la interpretación, debido a las traducciones bíblicas que no llegan a diferenciarlos.
En el Antiguo Testamento, uno de estos términos es "nacham" o "nä·kham" (נָחַם) que significa "cambiar de parecer", mientras que "shub" (שׁוּב), indica el sentido antes ya mencionado de “volverse" o "retornar” de un mal camino pecaminoso. 


El uso del término "nacham" casi en todos los casos se aplica a Dios, y no al hombre; por lo tanto; cuando se llega a decir en la Biblia que Dios “se arrepintió”, el texto bíblico se refiere al cambio de parecer sobre el castigo o el mal que Dios había dispuesto, propuesto o iniciado hacia el hombre impío, a menos de que éste último se arrepientiese. "Nacham" por esto, se refiere a la actitud de Dios hacia el hombre en función de una relación personal o la orientación de sus caminos por los que una persona anda.


La palabra hebrea na·jám, puede significar “sentir pesar; estar de duelo; arrepentirse” (Éx 13:17; Gé 38:12; Job 42:6), y también: “consolarse” (2Sa 13:39; Eze 5:13), “liberarse” o “desembarazarse (por ej.: de los enemigos)”. (Isa 1:24.) E l término hebreo implica un cambio en la actitud mental o el sentir de la persona.

Por su parte, el término "shub" se refiere a cambiar una persona el rumbo de sus caminos y alejarse del pecado por el que se andaba previamente, acompañado de gran contracción. Éste es el caso de Job 42:6 donde Job escribió “Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en el polvo y en la ceniza”, y el caso de Números 23:19 donde se dice que "Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta", donde el uso del término quiere decir que Dios no puede volverse de algún camino pecaminoso, dado que Dios siempre ha sido Santo y nunca ha pecado.

En los manuscritos originales del Nuevo Testamento, las palabras griegas traducidas como arrepentimiento son 'metanoia' (con su forma verbal 'metanoeo') y 'metamelomai'; de las cuáles metanoeo (arrepentirse) es usada predominantemente para referir un cambio moral radical en el modo de creer y en el modo de actuar. Metanoia aparece unas 22 veces, a menudo relaciodo con la salvación, mientras que metanoeo aparece unas 34 veces. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...