martes, 30 de diciembre de 2014

MENTIR PARA SALVAR LA VIDA


MENTIR, SEGÚN LAS CIRCUNSTANCIAS
¿ES MUY BUENO?

Dios demanda no mentir
Pero si tu vida y la de otros corren peligro
¿Mentirías a pesar que Dios lo prohíbe?
Todos mentimos alguna vez, dice el refrán.
¿Qué tan permisivo es Dios con respecto a sus leyes?
En verdad, a veces la vida, nos ubica en un dilema
donde obedecer a Dios implica la muerte de inocentes
¿Y tú cristiano?
¿Mentirías para salvar tu vida y la de otros?

 Usaid Barho 
Mintió para salvar su vida


No mentirás dice el Señor. Dios aborrece la mentira. Los labios mentirosos son abominación de Jehová dice la Escritura en Salmo 12:22 y que debemos vivir desechando la mentira manda Efesios 4:25. 

Solo Dios conoce cuantos tratados se han escrito en contra de mentir. Sin embargo, a veces, no queda otra que elaborar la mentira para obtener un bien mayor. Hablo de casos excepcionales cuando, mentir, salva vidas.

Lo que sucedio a Usaid Barho fue uno de esos casos. En un ambiente de terror e inestabilidad social producto de una guerra cruel y fraticida, un jóven cuya vida debería ser fútbol y computadoras,  es reclutado para asesinar inocente por gente llena de odio. Si Usaid no hubiera mentido, muchas vidas hubieran terminado junto con la suya. 

Protestante digital informa:
"Cargar a niños de explosivos es una de las prácticas de combate que lleva a cabo el Estado Islámico en Irak y Siria. Estos ataques, difíciles de detectar y contrarrestar, han dejado decenas de víctimas mortales en los últimos meses. Usaid Barho era uno de los niños sirios recultados por ISIS para su yihad. Primero fue seducido como tantos otros, con promesas de prosperidad y victoria bajo el gobierno de los radicales islamistas.
Pero Usaid pudo comprobar que estas promesas eran falsas. Por eso, decidió buscar la forma de escapar. Se presentó voluntario como terrorista suicida, con la idea de hacerse explotar en una mezquita chiíta en Irak. Sin embargo, su objetivo era otro. Cuando llegó a la mezquita cargado de explosivos, se acercó a los guardias del recinto y les mostró que portaba una bomba.
Rápidamente las autoridades iraquíes se movilizaron para retirarle el dispositivo del cuerpo y brindarle la libertad que Usaid tanto estaba buscando. El cuerpo de inteligencia local, tras lo sucedido, quiso averiguar la historia del joven de catorce años. “Nos sedujeron para unirnos al califato. Nos transmiten la idea de que los chiitas son infieles, por lo que había que matarlos. También nos dijeron que si no peleábamos, ellos los chiitas vendrían a violar a nuestras madres”, contó Usaid.
El Estado Islámico lo trasladó desde su casa, cerca de Alepo, a Irak, donde los terroristas le dieron la oportunidad de elegir si quería ser un combatiente o un terrorista suicida. “Yo levanté la mano para ser terrorista suicida. Si hubiese sido un combatiente y me hubiese rendido ante las fuerzas de seguridad me habrían matado”, explicó.
Me pregunto ¿qué opinión tendrá Dios sobre la conducta de Usaid? Un buen dilema para debatir en lo teológico. ¿Es bueno o malo mentir? Dios dice que es muy malo y que el está en contra de todo mentiroso. Pero la realidad de la vida nos lleva a veces, a que la mentira sea no solo muy buena sino salvadora de vidas inocentes.

 Divididos
¿Qué ves?
"Cuando la mentira, es la verdad"
Cargar a niños de explosivos es una de las prácticas de combate que lleva a cabo el Estado Islámico en Irak y Siria. Estos ataques, difíciles de detectar y contrarrestar, han dejado decenas de víctimas mortales en los últimos meses. Usaid Barho era uno de los niños sirios recultados por ISIS para su yihad. Primero fue seducido como tantos otros, con promesas de prosperidad y victoria bajo el gobierno de los radicales islamistas. Pero Usaid pudo comprobar que estas promesas eran falsas. Por eso, decidió buscar la forma de escapar. Se presentó voluntario como terrorista suicida, con la idea de hacerse explotar en una mezquita chiíta en Irak. Sin embargo, su objetivo era otro. Cuando llegó a la mezquita cargado de explosivos, se acercó a los guardias del recinto y les mostró que portaba una bomba. Rápidamente las autoridades iraquíes se movilizaron para retirarle el dispositivo del cuerpo y brindarle la libertad que Usaid tanto estaba buscando. El cuerpo de inteligencia local, tras lo sucedido, quiso averiguar la historia del joven de catorce años. “Nos sedujeron para unirnos al califato. Nos transmiten la idea de que los chiitas son infieles, por lo que había que matarlos. También nos dijeron que si no peleábamos, ellos los chiitas vendrían a violar a nuestras madres”, contó Usaid. El Estado Islámico lo trasladó desde su casa, cerca de Alepo, a Irak, donde los terroristas le dieron la oportunidad de elegir si quería ser un combatiente o un terrorista suicida. “Yo levanté la mano para ser terrorista suicida. Si hubiese sido un combatiente y me hubiese rendido ante las fuerzas de seguridad me habrían matado”, explicó.
Leer más: http://protestantedigital.com/internacional/34845/el_nino_suicida_que_huyo_del_estado_islamico
Cargar a niños de explosivos es una de las prácticas de combate que lleva a cabo el Estado Islámico en Irak y Siria. Estos ataques, difíciles de detectar y contrarrestar, han dejado decenas de víctimas mortales en los últimos meses. Usaid Barho era uno de los niños sirios recultados por ISIS para su yihad. Primero fue seducido como tantos otros, con promesas de prosperidad y victoria bajo el gobierno de los radicales islamistas. Pero Usaid pudo comprobar que estas promesas eran falsas. Por eso, decidió buscar la forma de escapar. Se presentó voluntario como terrorista suicida, con la idea de hacerse explotar en una mezquita chiíta en Irak. Sin embargo, su objetivo era otro. Cuando llegó a la mezquita cargado de explosivos, se acercó a los guardias del recinto y les mostró que portaba una bomba. Rápidamente las autoridades iraquíes se movilizaron para retirarle el dispositivo del cuerpo y brindarle la libertad que Usaid tanto estaba buscando. El cuerpo de inteligencia local, tras lo sucedido, quiso averiguar la historia del joven de catorce años. “Nos sedujeron para unirnos al califato. Nos transmiten la idea de que los chiitas son infieles, por lo que había que matarlos. También nos dijeron que si no peleábamos, ellos los chiitas vendrían a violar a nuestras madres”, contó Usaid. El Estado Islámico lo trasladó desde su casa, cerca de Alepo, a Irak, donde los terroristas le dieron la oportunidad de elegir si quería ser un combatiente o un terrorista suicida. “Yo levanté la mano para ser terrorista suicida. Si hubiese sido un combatiente y me hubiese rendido ante las fuerzas de seguridad me habrían matado”, explicó.
Leer más: http://protestantedigital.com/internacional/34845/el_nino_suicida_que_huyo_del_estado_islamico

lunes, 8 de diciembre de 2014

PASTORES ¿ERAN LOS DE ANTES?

Un murmullo se eleva y amenaza transformarse en una ola de griteríos disconformes en contra  del trabajo de algunos pastores y pastoras.
Las quejas no solo provienen del mundo secular sino incluso, desde el cuerpo del Señor, su iglesia.


Quejas por acá, por allá, por ahí

Algunas de las disconformidades declaran que no pocos pastores y pastoras parecen divos. Solo salen al púlpito para predicar el sermón o bien pegar unos cuantos gritos acá y allá a modo de show espiritual y luego, desaparecen y se olvidan del pueblo. Otros dicen que los pastores y pastoras no visitan seguido a los que sufren y no realizan obra social. Tampoco se ahorran críticas hacia la forma de vivir de algunos de los siervos de Dios quienes ostentan mucho lujo producto del diezmo, ofrendas, etc. No pocos, argumentan, andan mirando mujeres u hombres y tienen a menos la lucha contra los apetitos de la carne. Es decir, que sus actos son más que obvios y están en el conocimiento de los hermanos. Otros les  enrostran a los servidores que carecen de suficiente idoneidad y que "no saben nada" de nada y que hacen más mal que bien. En verdad, ser Pastor o Pastora en tiempos actuales es una tarea compleja y difícil. Muchos quejosos en todas partes y pocos agradecidos.

Cuando el río resuena, señal que trae agua.
Pero ¿qué tipo de aguas trae el río? 
¿Turbias o transparentes?

Hace muchos años, un pastor de la Unión Evangélica Argentina, fue objeto de una campaña de murmullo. El hombre ahora colabora con los Hermanos Libres en una pequeña obra en un barrio periférico de San Antonio Oeste y yo fui testigo de lo que sucedió. De repente, su trabajo dejó de satisfacer para algunos miembros de la iglesia. Un buen hombre: probado por Dios, trabajador, no malgastador, honesto, preparaba los mensajes o sea, leía la Biblia constantemente no un rato antes para preparar el sermón; mi familia le tenía aprecio y cuando nos visitaba, era como que llegaban aguas de paz al hogar. Sin embargo, arreciaron las críticas y parte de la iglesia local donde ministraba (no todos se quejaron, solo algunos que podían elevar  opiniones relevantes allí adentro) prefirió seguir con un consejo de ancianos y prescindir de sus servicios. (En las iglesias de la UEA a diferencia de lo que sucede en algunas iglesias pentecostales, los pastores rara vez se eternizan. Se realiza esta medida para evitar probables abusos y riquezas mal habidas, etc.).

No era la primera vez que había sido testigo de disconformidades con las tareas pastorales. Recuerdo que, en la década de los 80 -en Bahía Blanca- la UEA había sufrido una separación de parte de los misioneros norteamericanos -formaron la Unión Misionera Evangélica- por desacuerdos doctrinales. Un sector, liderado por misioneros ingleses eran partidarios del amilenialismo y el otro, norteamericano, del dispensacionalismo de modo que el choque doctrinal motivo la separación que llegó con un sismo de críticas de ambos sectores hacia el otro. ¿Y los hermanos? Bien, solo que atrapados en la disputa y un poco confusos al principio. Me acuerdo que un día que fuí a la iglesia que por entonces estaba en el Barrio Parque Patagonia me dispuse a cruzar la calle para ir al predio del Instituto Bíblico cuando me detuvo la misionera norteamericana y me dijo: -Ya no somos de la misma iglesia. Nos hemos dividido porque una mala doctrina, aumenta el error. 

¿Cómo pastoreó y evangelizó Cristo?

Existe un bonito libro que recomiendo leer si es posible conseguirlo. No habla de cielos abiertos ni misterios rimbombantes como fuego extraño y tampoco dice nada de hablar en lenguas ni trata temas grandiosos o críticas hacia corrientes de opinión.

Se trata de un librito de bolsillo de Robert E.Coleman titulado Plan Supremo de Evangelización. En sus páginas toma el ejemplo de Jesús como Pastor y Evangelista modelo al que todos los demás deberían seguir. Cristo tuvo éxito: su prédica subsiste 2000 años después de su muerte y resurreción de modo, sugiere Coleman,  que el Dios que se hizo carne aún tiene mucho que enseñarnos a la hora de encarar pastorado y evangelización que justo es recordar, van de la mano en toda tarea pastoral. Pero, también recuerda Coleman, Cristo murió torturado o sea, el éxito del maestro perfecto tuvo un precio elevado.

 Plan supremo de evangelización
de
Robert E. Coleman
Desde 1963 a la fecha, ha sido de gran utilidad en la obra del Señor
En la actualidad se lo sigue editando a veces con el título
Plan maestro de evangelización.
Para acceder a su lectura
En google books click AQUÍ
En Id por todo el mundo y haced discípulos click AQUÍ
En PDF click AQUÍ

Cristo, dice Coleman, nunca cometió un error en su labor (Pág.11) y su propósito fue claro. "El quería salvar al mundo y reservarse para sí un puelbo y también, edificar una iglesia del Espíritu que NUNCA pereciera". Jesús "sopesó todas las alternativas y los factores variables en la experiencia humana, después de lo cual, concibió un plan que no fallaría". (Pág. 12). 

Como primera medida, dice Coleman, Jesús seleccionó pocas personas para ayudarle. No eligió a cualquiera sino que buscó hombres serviciales y con deseos de aprender más de Dios y fuertes de carácter y de espíritu. Luego, concentró sus enseñanzas en esos pocos individuos para fortalecerlos con prédicas, ejemplos, experiencia de vida espiritual. Sin embargo, nota Coleman, mientras se dedicaba a preparar a los futuros apóstoles Jesús NUNCA descuidó su tarea principal: evangelizar al pueblo y ayudar a la gente sencilla a seguir la vida hasta el final. Los sanó, alimentó, consoló y le mostró el camino que lleva a vida eterna.

Su vocación por servir entusiasmó a muchísima gente y se las arregló para que, mientras servía al pueblo, su reducido grupo de alumnos también pudieran servir y de paso, ir adquiriendo experiencia en un nuevo modo de relacionarse con las personas. Cristo, asegura Coleman, tenía una estrategia que hoy pocos siguen a la hora de pastorear y evangelizar.Coleman parece ser de la idea que, en contra de la tendencia pentecostal de sumar y sumar fieles, lo mejor es tener poca gente porque así se los puede pastorear con calidad. Uno se pregunta en ocaciones como hacen los pastores estrellas para llegar a los humildes en esas mega iglesias de 5.000 personas o más. Obvio que tienen siervos pero no es lo mismo ser atendidos por el Pastor que por alguien que no se sabe siquiera quien es.

Los pastores no son divinos

Verdad, no lo son y donde quiera que ellos prediquen, se le levantará oposición, injurias, persecución, murmuraciones. Habrá muchos de ellos que cederan a la tentación del lujo y otros, que a pesar de prosperar, vivirán en sobriedad. Pero les aclaro algo: cualquiera que piense que el pastor verdadero, comisionado por Dios, se hará rico, esta equivocado. El verdadero pastor sabe que sus riquezas están en el Reino de Dios. El que usa el pastorado para lucrar no es pastor. Es manipulador de la Palabra para enriquecimiento propio. Cuidado, con esto no quiero decir que este mal prosperar. Dios en verdad bendice y saca adelante a las personas. Me refiero a aquellos que, de no tener nada, pasan a vivir en grandes chalets y a disponer de autos (carros) para toda la familia y luego se las dan de ser alguien cuando en realidad no son nadie y que, en cualquier momento, Dios les pega un sopapo y los derriba por tierra. Hemos visto a varios de esos telepredicadores gritar mucho y hoy, no son más que malos recuerdos. La prosperidad esta bien siempre y cuando se realice sin malas artes.

La mayoría de los servidores vive o mal o muy mal (algunos no llegan a fin de mes y hasta se les van las esposas cansadas de tanto sufrir) y no es cierto como dicen muchos opositores que el pastorado es camino a la fama y a la riqueza. Una hermana acaba de llegar de Cuba y narra que vistió iglesias y la verdad, son cristianos muy pobres que se aferran al Señor con todas las fuerzas de su ser. Allí; me comentó; ha visto pastores en grandes necesidades. Son en verdad pocos los que llegan al estrellato espiritual y su camino al éxito esta jalonado de controversias, prácticas no cristianas, etc. Mejor poco y sencillo que mucho y ostentoso. El Señor nos juzgará a todos.

Había un pastor en la UEA que ahora predica creo (hace años que no se de él), en la UME de Argentina que, mientras hablaba desde el púlpito, un hermano sentado negaba con su cabeza todo lo que el servidor afirmaba. Me impactó ese modo de discrepar con un hermano llamado a servir. Recuerdo que, ya en la cena, le comenté lo que había visto y él sonriendo me dijo:-Siempre está así. No logro conformarlo, quizás debería abrir su propia iglesia.

Es cierto que muchos pastores parecen estrellas. Que andan en el show más que el servicio pero no lo son todos. (Hace poco vi una foto subida a un muro de Facebook de un evangelista argentino con mucha fama -anduvo por la Catedral de Cristal, luego dejó de trabajar para un canal de Tv Cristiano con el argumento que debía irse al mundo a predicar- cuyo epígrafe daba a entender que vivía caminando para servir al Señor. La foto lo mostraba semi derrumbado en un sillón en un hotel de lujo, con las suelas de los zapatos impecables. O sea, no tenían siquiera un rayón. Estaba más que claro que los zapatos eran recién comprados y que no había caminado siquiera cien metros. Es más, ni siquiera caminaba porque se trasladaba en auto o aviones. Vestía traje impecable de los que cuestan dinero y su aire era de "veán que exitoso soy". Por supuesto, debajo miles de cristianos le daban alabanzas y alientos sin fijarse en los detalles, como si el dios de este mundo les hubiera impedido ver la verdad en los detalles precisamente. Algunos hermanos por ignorancia de las Escrituras parecen olvidarse que los Pastores y Pastoras SON SIERVOS con autoridad pero esta autoridad no es inapelable. La iglesia debería hacer norma el fiscalizar los gastos y conductas del pastorado como he visto que ocurren en algunas grandes comunidades de cristianos).

Volviendo al tema, este tipo de fotos genera discordias, controversias. Imagine el lector si un hermano esta en la miseria y de repente ve una foto de una figura de autoridad ostentando..., obvio que habrá enojo producto de la envidia, la desesperanza, hasta se puede llegar a pensar que Dios tiene preferencias por unos en contra de otros. ¿Qué necesidad tienen algunos de tentar al pobre que padece ostentando su éxito en internet?

He visto pastores en miserias muy grandes porque el pueblo no los socorre y otros que llevan en su cuerpo, las marcas del servicio. Miles fueron asesinados predicando y hoy, nadie los recuerda excepto el Señor. Solo en los últimos años, más de 100 pastores han sido asesinados o secuestrados por predicar a Cristo y no se sabe como estarán miles de ellos en lugares donde perseguir cristianos es un deporte nacional. Conocí un pastor en la ciudad de Tandil que por servir, sufrió de una enfermedad en el área de la Salud Mental que lo incapacitó. ¿Adónde esta la ganancia en un caso como este? El hombre abrió una Consejería Espiritual y terminó postrado de por vida. Otros, por tratar de mediar en disturbios, han sido asesinados sin derecho a juicio justo.¿Bajó algún telepredicador a darle su apoyo o dinero? Permítanme que lo dude.

También es cierto que hay pastores y pastoras que son amargos. Abren páginas en Facebook y no responden, no interactúan, nunca se ríen, jamás te dirigen una palabra o un "gracias a todos por sus comentarios, partipación, apoyo". Tiran algún versículo más de moda que por intenciones y suficiente. Rara vez te responde alguien del otro lado. Pero no todos lo son. Tampoco se puede pedir que el pastor o la pastora sean showman estilo Las Vegas aunque algunos ya lo parecen sobre todo, esos de la teología de la Prosperidad que andan de aca para allá sonrientes, lujosos, dentaduras perfectas y ropas caras y salen en portadas de revistas más por sus escándalos que por sus logros para el Señor.

Estadísticas asombrosas sobre dolencias pastorales

En 2013 se supo de estadísticas pastorales que estrujaron los corazones a mucho. Según el Instituto Schaeffer, el 70% de los pastores luchan constantemente con la depresión, y el 71% están "agotados". Por otra parte, el 72% de los pastores dicen que sólo estudian la Biblia cuando van a preparar sermones, el 80% cree que el ministerio pastoral afecta negativamente a sus familias, y el 70% dice que no tienen un "amigo cercano" informaba Noticias Cristianas a fines de 2013.Hay pastores que toman decisiones drásticas: se suicidan. ¿Se imaginan el impacto en la comunidad? Un pastor se pega un tiro ¿por qué?¿Qué falló? Muchas preguntas y pocas respuestas de calidad.

El Instituto Schaeffer, también estima que el 80% de los estudiantes de seminarios (incluyendo graduados) dejarán el ministerio dentro de cinco años. No hay datos consistentes sobre el número de cuántos cometerán suicidios, pero es claro que los pastores no son inmunes a esto. (Esto es una realidad. Me tocó asistir a una iglesia cercana a un Instituto Bíblico y si bien tenía numerosos alumnos, no todos ellos alcanzaron a servir en tiempo completo. Varios lo consiguieron incluso una misionera de origen chileno llamada Helen quién sigue en África y otros más que andan pastoreando. También supe de un jóven -lo era cuando lo conocí- que no daba la talla ni tenía "pinta" para pastorear y sin embargo, se afianzó y hoy pastorea. Eso sí, algunas de las críticas a su labor me llegaron aún hasta la Patagonia donde vivo. ¿Será que no se puede cabalgar Sancho sin que te ladren?).

"Los psicólogos -agrega la nota de Noticias Cristianas- señalan varias razones de por qué la gente se suicida, psicosis, depresión a menudo por las situaciones estresantes de la vida. Una columnista de la revista Charisma, Jennifer LeClaire, que ha escrito varios libros sobre la guerra espiritual, comentó sobre el caso de los tres pastores.Ella instó a las iglesias para que oren más por sus líderes, mientras se mantienen en alerta ante estos síntomas de depresión en los pastores, “los miembros deben ser conscientes de que el diablo ha preparado muchos ataques contra las iglesias en el período en el que las señales de la venida de Jesús parecen estar intensificándose”, dijo LeClaire.

Para finalizar

¿Te quejas de tu Pastor o de tu Pastora ? Háblale. Si es un hijo o hija de Dios te oirá. Si no lo es, te tratará a menos y entonces, busca otra iglesia. Las hay por cientos ¿no vás a encontrar alguna a la medida de tus pretenciones? ¿No la encuentras? Bueno, capacítate y dedícate a pastorear y luego de veinte años de andar en las cosas del Señor, sin duda te darás cuenta que habrás recibido más críticas negativas que positivas, más comentarios ofensivos que defensivos, mucho desprecio que aprecio. Así es la vida del servidor. No se puede conformar a todo el mundo y hablo ahora, del que en verdad se esfuerza por hacer las cosas bien. De los otros no hablo, a esos los juzgará el Señor. El que hace mal, Dios mismo se encarga de ridiculizarlo y exponerlo. Pero al que hace las cosas bien, ya Cristo lo dijo, recibirá galardón. Entre tanto, convendría examinarnos unos a otros para ver en que podemos quejarnos de nosotros mismos para correción de nuestras fallas. Dios te bendiga

Marc Pesaresi

Referencias

Coleman; E., Robert: Plan Supremo de Evangelización; Casa Bautista de Publicaciones; Editorial Caribe; Estados Unidos; 1972; Prólogo Luis Palau.

Una referencia sobre este libro se puede consultar clickando AQUÍ


















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...