domingo, 16 de marzo de 2014

¿TE ENOJASTE CON TU HERMANO?



Alas unidas
Foto
Marc Pesaresi


"Los hermanos sean unidos,
Porque ésa es la ley primera.
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea
Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de afuera"

Consejos de Martín Fierro a sus hijos
Canto XXXII
Segunda Parte


El poema del gaucho Martín Fierro habla de los hermanos de sangre. Cuanto más los hermanos salvos por la sangre de Jesucristo. Enojarse con un hermano o hermana...¿a quién no le ha ocurrido?. Y sí, algunos te sacan de las casillas o tú lo sacas a él o a ella y así, avanza el asunto hacia el enojo y luego, la enemistad. Si el enojo no se controla, puede derivar hacia males mayores. Iglesias se han separado por enojo, enemistad y rivalidad entre hermanos y hermanas.

Pero entre cristianos, a menos que tu hermano te haga algo irreparable, (en un caso así habría que evaluar si el ofensor en verdad es o no cristiano)1 enojarse por tonterías no está permitido. No te puedes enojar con tu hermano y hacerte luego el rey del orgullo sin procurar reconciliación. Pero cuidado: hay hermanos que, por actitudes, siempre estarán probando la paciencia del resto. Se puede perdonar pero también amonestar. 

Obviamente, si ves que tu hermano sigue en la misma, lo perdonas pero te apartas y si esa persona continúa, lo tomas como pagano de visita a la congregación. Un hijo de Dios no puede reiterar enojos; el Espíritu Santo se lo reprocharía en la conciencia. Repasemos algunos versículos que instan a no tolerar enojos.

___________________

Pero yo les digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio, y cualquiera que a su hermano le diga “necio”, será culpable ante el concilio, y cualquiera que le diga “fatuo”, quedará expuesto al infierno de fuego.

 Enójense, pero no pequen; reconcíliense antes de que el
sol se ponga y no den lugar al diablo.

 Pero ahora deben abandonar también la ira, el enojo, la
malicia, la blasfemia y las conversaciones obscenas.

Por eso, amados hermanos míos, todos ustedes deben estar dispuestos a oír, pero ser lentos para hablar y para enojarse,  porque quien se enoja no promueve la justicia de Dios.  

La respuesta amable calma la ira; la respuesta grosera aumenta el enojo.  

La cordura del hombre calma su furor; su honra es pasar por alto la ofensa. 

Todas las citas
Biblia Reina Valera versión contemporánea

_________________________


1. ¿Algo irreparable? Por ejemplo, que tu hermano seduzca y te quite tu novia o tu esposa. Ofensa semejante es muy difícil de perdonar y Dios lo sabe. (Proverbios 6:20-35). Aún así, la Palabra recuerda que la venganza es del Señor. (Romanos 12:19

_____________________________________________________________________

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...