jueves, 31 de diciembre de 2015

ISLAM ¿UNA RELIGIÓN DE PAZ?



El Islam, que fue espadas
que desolaron el poniente y la aurora
y estrépito de ejércitos en la tierra
y una revelación y una disciplina
y la aniquilación de los ídolos
y la conversión de todas las cosas
en un terrible Dios, que está solo
"Ronda"
Jorge Luis Borges


___________


Los musulmanes, cuando salen a predicar islamismo y se los confronta con la realidad violenta en que la que viven y se les enfatiza sus preferencias por la guerra y la imposición de la religión, suelen repetir que son una religión de paz, ampliamente tolerante con las demás confesiones religiosas en general y el ateísmo en particular y que la violencia también los afecta. Declaran que millones de islámicos son víctimas de los cruentos conflictos interconfesionales que involucran diferentes facciones.

Supongamos que aceptamos esta respuesta. Son pacíficos. Entonces ¿cómo se explica la violencia motivada por la religión propia y en contra de otros? Un musulmán respondió diciendo que no es mayor a la que podemos encontrar en nuestras sociedades occidentales. Otro declaro que no existe la criminalidad en las sociedades islámicas como la que sí se puede ver en las occidentales. Pero esta violencia occidental, efectivamente,  es catalogada como criminal. Es diferente cuando la violencia se aplica por razones religiosas, la que suele quedar impume precisamente, por derivar de "mandatos divinos".

Algunos justifican su antipatía hacia todo lo cristiano, declarando que de continuo han sido invadidos por occidentales que se inmiscuyen en sus asuntos nacionales. Esto es una verdad a medias. Si bien es cierto que potencias occidentales han estado involucrándose en la política de Medio y Lejano Oriente, esto no explica o justifica, la violencia entre musulmanes de diferentes interpretaciones. La pregunta entonces no apunta a como viven los islámicos sino que pretende indagar si la religión musulmana es violenta. Los recientes hechos violentos en Siria y Egipto, además de los que hemos sido testigos en Irak, Irán, Afganistán, Pakistán y muchas naciones islámicas parecería indicar que de tolerancia, tiene muy poco. Dice el Coran 5: 32,33,34,35:
Por esta razón decretamos para los Hijos de Israel que quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad. Por cierto que Nuestros Mensajeros se presentaron ante ellos con las evidencias. Pero muchos, a pesar de esto, se excedieron en la Tierra. 
El castigo de quienes hacen la guerra a Allah y a Su Mensajero y siembran en la Tierra la corrupción es que se les mate, o crucifique, o se les ampute una mano y el pie opuesto o se les destierre. Esto es para que sean denigrados en esta vida, y en la otra tendrán un terrible castigo. 
Pero quienes se arrepientan y no sean apresados sepan que Allah es Absolvedor, Misericordioso. 
¡Oh, creyentes! Temed a Allah y buscad acercaros a Él; y luchad por Su causa que así tendréis éxito.
Es dificil para un occidental entender la complejidad del pensamiento islamico. La mayoria de nosotros no nos interesaba absolutamente nada de los hijos de Alah hasta que comenzaron los problemas relacionados con el terrorismo islamista. Ahora bien: sobre este pasaje tan controversial del Coran que es muy mal citado por diversas websites (ver aqui), la WikiIslam dice:
Su aplicación a los musulmanes.
De acuerdo con la altamente respetada exegesis coránica de Ibn Kathir, antiguo comentador coránico y Tabi'un, Sayid ibn Jubayr (quien vivió en los tiempos de Mahoma, y fue compañero de Aisha), ha dicho:
[فَكَأَنَّمَا قَتَلَ النَّاسَ جَمِيعاً]
Sa`id bin Jubayr dijo, "El que deja derramar la sangre de un musulmán, es como aquel que permite derramar la sangre de todas las personas. El que prohíbe el derramamiento de la sangre de un musulmán, es como el que prohíbe el derramamiento de sangre de todas las personas." En adición, Ibn Jurayj dijo que Al-A`raj dijo que Mujahid comentó en el Ayah.
Los seres humanos deben respetar la santidad de otros seres humanos
Tafsir Ibn Kathir
También informado por otro Tabi'un y comentador del Corán, Mujahid ibn Jabr (un alumno de Ibn Abbas; un primo paterno de Mahoma) comentando el verso 5:32:
El que mata a un alma creyente intencionalmente, Allah hará del Fuego del Infierno su morada, Él se enojará con él, y le maldecirá, y le ha preparado un tremendo castigo para él, igual que si él hubiera matado a toda la gente, su castigo será el mismo.
Los seres humanos deben respetar la santidad de otros seres humanos
Tafsir Ibn Kathir
Siendo un compañero de Mahoma, Ibn Abbas estaba presente en los tiempos en que estos versos eran revelados. Junto con ibn Jabr, él pasó el Corán sobre treita veces y memorizó sus significados. Los eruditos islámicos consideran ibn Jabr como de la más alta confiabilidad.
La validez para un no creyente
Hasta el momento, se ha comprobado que el versículo 5:32 no está condenando el asesinato de un no musulmán, y que un musulmán no debe matar a otro musulmán, pero ¿qué pasa con los no creyentes?¿Cuál es el valor de sus vidas? Según hadiz Sahih, Mahoma dice que la vida de un no musulmán no es sagrada:
Narró Anas bin Malik:
El apóstol de Allah dijo, "Se me ha ordenado compatir a la gente hasta que ellos digan: 'Nadie tiene el derecho de ser adorado sino Allah.' Y si ellos lo dicen, oran como nuestras oraciones, se dirigen a la Qibla y masacran como masacramos, entonces su sangre y propiedad serán sagradas para nosotros y no interferiremos con ellos excepto legalmente y su ajuste de cuentas será con Allah."
Narró Maimun Ibn Siyah que le pidió a Anas bin Malik,
"¡Oh Abu Hamza! ¿Qué hace de la vida y propiedad de una persona sagradas?" Él respondió, "Quien diga, 'Nadie tiene el derecho de ser adorado sino Allah', se dirige a la Qibla durante las oraciones, ora como nosotros y come de nuestros animales sacrificados; él entonces es un musulmán, y tiene los mismos derechos y obligaciones que los otros musulmanes tienen."
Sahih Bukhari 1:8:387, Ver también: Sahih Bukhari 1:2:24
Aún más: Mahoma también dio el veredicto (fatwa) que un musulmán no puede ser asesinado por asesinar a un no-musulmán.
Narró Abu Juhaifa
Le pregunté a Ali "¿Tienes alguna literatura Divina además de lo que está en el Corán?" O, como Uyaina una vez dijo, "¿Aparte de lo que la gente tiene?" Ali dijo, "Por Aquel que hizo germinar la semilla y creó el alma, no tenemos nada excepto lo que está en el Corán y la capacidad (don) de entender el Libro de Allah que Él puede dotar a un hombre, y con lo que está escrito en esta hoja de papel." Pregunté, "¿Qué es lo que hay en aquel papel?" Él contestó, "Las regulaciones legales de la Diya (dinero de sangre) y el (rescate por) liberar a los cautivos, y el juicio de que ningún musulmán debería ser asesinado en Qisas (igualdad en castigo) por matar a un Kafir (no creyente)."
Sahih Bukhari 9:83:50, Ver también: Sahih Bukhari 1:3:111, y Sahih Bukhari 4:52:283

La vasta mayoría de los eruditos musulmanes apoyan esta visión, mientras que una minoría cree que un musulmán puede ser ejecutado si él mata a un no-musulmán dhimmi quien está bajo la "protección" de la comunidad musulmana.

¿Es en verdad el Islam una religión de paz?

Iglesia cristiana Copta 
Incendiada en Egitpo en agosto de 2013
Hubo rumores que el gobierno egipcio había decidido repararlas
a su costo. 
Foto
Gentileza

Santomauro se pregunta: "¿Existe tal cosa como “musulmanes moderados”? En realidad, la respuesta depende de la definición de lo que es un musulmán. El Corán expresa en la Sura 5, aleya 90, que el musulmán es aquel que “obedece a Alá y su Enviado (Mahoma)". Luego agrega: (…) "Considerando que en el Islam Mahoma es el máximo ejemplo a ser imitado por sus seguidores, y que el “profeta” en su vida lanzó su propia cruzada contra politeístas, cristianos y judíos que no lo atacaron a él primero, que mataba en forma indiscriminada directamente o por medio de individuos o escuadrones asesinos, a civiles desarmados, mujeres y ancianos indefensos, que ordenó 74 ataques expedicionarios y guerras, incluida una cruzada contra los cristianos bizantinos (que nunca aparecieron en el campo de batalla), ¿no es correcto decir que aquellos que se llaman musulmanes deben imitar a Mahoma y seguir los mandamientos del Corán, no sólo respecto a los rituales y el modo de vivir, sino también en combatir por Alá?” se pregunta el apologista recientemente fallecido.

Centro Islámico Rey Fahd
Buenos Aires
Argentina
Mientras que en Occidente
Los musulmanes pueden predicar su particular teología,
En las naciones donde predomina el islamismo,
La libertad de conciencia es restringida o bien, prohibida.
La mezquita de la fotografía,
Hasta tiene un programa de visitas.
Para acceder, haga click AQUÍ 

Para Santomauro, hay una suerte de complicidad entre la sociedad islámica y sus líderes con las acciones de violencia terrorista. Lo explica así: “Las pocas veces que algún musulmán condena el terrorismo públicamente, parece que existe un acuerdo tácito entre ellos para usar siempre la misma frase, “Condenamos todo tipo de terrorismo”. Implícita en la declaración está la idea de que Israel y los EEUU practican el terrorismo pero de otro modo.

El objetivo final es condenar a estas dos naciones y exonerar a los terroristas. De esta forma igualan el asesinato de civiles por parte de los “valientes guerreros” del Islam con la muerte accidental de civiles en el curso de operativos militares dirigidos contra los terroristas”.

Santomauro esta convencido de la connivencia “oculta en las masas musulmanas con los terroristas. Se podrán odiar y matar entre sunníes y chiítas, y entre sectas radicales de menor influencia, pero cuando se trata de musulmanes matando no musulmanes, nadie levanta una protesta contundente. Esta actitud de apoyo silencioso tiene su origen en la religión misma. El Hadith de Bujarí dice que ningún musulmán puede ser ejecutado por matar a un infiel. (Traducción del Dr. Muhammad Muhsin Khan, Kazi Publications, Lahore, Pakistán, 1979 – recomendado y aprobado por todas las autoridades musulmanas, incluídos los líderes espirituales de Meca y Medina, vol. 4, no. 283; vol. 9, no. 50, cit. R. Morey, Invasión Islámica)”.

Robert Spencer, quizás uno de los más reconocidos opositores internacionales del islamismo, considera que "el Islam tradicional contiene elementos violentos y de supremacía," y que "sus diferentes escuelas por unanimidad enseñan a la guerra en contra y la subyugación de los no creyentes."

Él llama a los musulmanes a seguir una interpretación del Islam que rechaza la violencia y la supremacía. A pesar de que cree que el Islam tiene elementos violentos en sus enseñanzas tradicionales, rechaza la idea de que todos los musulmanes deben ser necesariamente personas violentas como un malentendido de su posición.

Afirma que "el Islam no es un monolito, y nunca he dicho cualquier cosa escrita que caracteriza a todos los musulmanes como terroristas o de atención a la violencia. -Yo no hago más que llamar la atención sobre las raíces y los objetivos de la violencia jihad. Cualquier musulmán que renuncie a la jihad violenta y dhimmitud es bienvenido a unirse a nuestros esfuerzos anti-jihadistas. Cualquier odio en mis libros proviene de fuentes musulmanas cito, no de mí. Gritos de "odio" y la "intolerancia" son efectivamente utilizados por los grupos de defensa musulmana americana para tratar de sofocar el debate sobre la amenaza terrorista.".

¿Es esto verdad?

Santomauro dice que si pero hay que tomar lo dicho según el contexto y da los detalles: El Islam es tolerante de otras religiones y no busca imponerse por la fuerza. El Corán dice que “no cabe coacción en religión”.

Pero cuidado, se ataja Santomauro: "Este es un argumento favorito de los apologistas musulmanes para demostrar que el Islam es una religión de paz y de que Mahoma no obligaba a nadie a convertirse. Se basa en que el Corán dice que en religión “no cabe coacción” y que no se debe forzar a los hombres a creer. Ejemplos del Corán:

Sura 2: 256: “No cabe coacción en religión”.

Sura 2:27: “No tienes tú por qué dirigirles sino que Alá dirige a quien El quiere”.

Sura 10:99: “Si tu Señor hubiera querido, todos los habitantes de la tierra, absolutamente todos, hubieran creído. Y ¿vas tú a forzar a los hombres a que sean creyentes?”
Lo que el público en general no sabe es que las suras (capítulos) del Corán pertenecen a dos períodos.

1) Unas fueron creadas en Meca, del 612 a 622 d.C.

2) Otras en Medina, del 622 a 632.

Las suras de Meca (mecanas) hablan de cosas muy poéticas, de paz, alabanzas, lindas historias y por supuesto, que no hay coacción en religión. Durante su estadía en Meca, Mahoma y sus seguidores eran minoría. Forzado luego a refugiarse en Medina (antiguamente Yathrib), allí agrupó un ejército y endureció sus enseñanzas, y las suras medinesas abrogaron las mecanas". 

De allí que hay que prestar atención a la hora de citar las fuentes islámicas de lo contrario puede suceder lo que le ocurrió a Ratzinger tiempo atrás.  
Pablo Tornielli nos lo recuerda: 
“El 12 de septiembre de 2006, el papa Benedicto XVI dio un discurso en la Universidad de Ratisbona (Regensburg) titulado "Fe, razón y universidad. Memorias y reflexiones", en el marco de su encuentro con los representantes de la ciencia. Benedicto XVI citó en su discurso al "docto emperador bizantino Manuel II Paleólogo", en el curso de un diálogo con un persa anónimo que dató cerca de 1391".

"El bizantino habría desarrollado la idea de un Dios de naturaleza pacífica, en contradicción con la idea de violencia, y le habría reprochado al profeta del Islam la "directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba", la práctica de la conversión forzada y en general la idea de un Dios no identificado con la razón.

En el contexto de una clase en la Universidad de Ratisbona, estas palabras no estaban predestinadas a encender hogueras de ira. El problema es que, precisamente, el contexto era otro; el auditorio no era un grupo de universitarios, sino el mundo entero.

El propio Adel Theodore Khoury, teólogo libanés residente en Alemania, uno de cuyos escritos fue la referencia de Benedicto XVI, dijo en una entrevista concedida a la Deutsche Presse-Agentur (publicada entre otros medios en el Schwäbische Zeitung del 15 de septiembre de 2006) que él hubiera deseado una mayor contextualización. "Dos o tres líneas habrían tenido mucho efecto", dijo el estudioso de 76 años, ex decano del departamento de teología de Münster, quien agregó que "Manuel II hablaba como todos lo hacían en la Edad Media".

En realidad hay bastante que decir acerca del contexto en que el rey bizantino habría escrito la ahora tristemente famosa frase. Al suponer que la azora número 2 del Corán, conocida con el título de "La vaca", pertenece al período inicial, comete Su Santidad un notable error. Al contrario, dicha azora o capítulo pertenece sin la menor duda a la etapa de Medina, es decir la etapa final de la revelación coránica; no hay sobre esto discusión entre los expertos.

El capítulo tiene todos los rasgos de las azoras medinenses, desde el estilo de cada una de las aleyas o versículos, más largas y menos rimadas que las de la etapa inicial, hasta el tipo de temas que aborda, relacionados con las normas que rigen la comunidad de los creyentes. En particular, nunca han discutido los expertos, musulmanes o no, que la aleya 256 de la azora segunda corresponde al período final de la revelación coránica, aunque se cree que las aleyas 284 a 286 del mismo capítulo sí pertenecen a la etapa de La Meca.

Las aleyas de la época mecana, aunque son las más antiguas, se concentran hacia el final del Corán, cuyos capítulos o azoras no están ordenados por orden cronológico sino por una combinación de orden temático y por longitud, con los capítulos más breves al final. Las aleyas mecanas son breves, sonoras (tienen la "rimada prosa alcoránica" de la que habla Borges en su poema "Ronda"), y se refieren a los artículos de la fe islámica, mientras que las aleyas medinenses, las reveladas cuando Mahoma era ya el jefe de una comunidad, son de carácter más social y político.
(...) La conjetura de Benedicto XVI, por lo tanto, parte de un error fáctico crucial: suponer que la azora en cuestión pertenece al período de La Meca, en el cual "Mahoma mismo todavía carecía de poder y estaba bajo amenaza" (sic). El contexto es exactamente el opuesto”, dice Tornielli.
Por eso si algún defensor del Islam cita los suras, insiste Santomauro, que hablan de no coacción para imponer el Islam, usted puede responder así: -“Perdón, ¿Cuáles suras está citando, las de Meca o las de Medina? De esa forma inmediatamente van a saber que usted sabe de lo que está hablando, y se darán cuenta que no es tan fácil engañarlo.

El principio de abrogación

Santomauro nos recuerda que, al hablar con los islámicos, se tiene que tener en cuenta la abrogación. ¿Y esto que es? “El principio de abrogación –explica Santomauro- en donde unas suras sustituyen o abrogan a otras, está establecido según los eruditos islámicos en Corán 2.106: “Si abrogamos una aleya o provocamos su olvido, aportamos otra mejor o semejante. ¿No sabes que Dios es omnipotente?”

Un ejemplo claro del principio de abrogación lo vemos en Corán 9:5, donde los mahometanos endurecieron su posición en contra de los judíos y cristianos, sobre todo contra los cristianos. A esta aleya se le llama la “Aleya de la Espada”:

“Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los infieles dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen la azalá y dan el azaque, entonces ¡dejadles en paz! Alá es indulgente, misericordioso”.

Esta aleya de la sura 9, titulada “El arrepentimiento”, anula para los musulmanes las 124 aleyas que exhortan a la tolerancia hacia otros monoteístas. El fundamento de esta abrogación o veto es llamado “mansuj”, y es la base para la anulación de aleyas más antiguas por otras más nuevas. Es obvio que el mito de que el Islam sostiene la libertad de religión es otra falsedad de sus apologistas” concluye Santomauro.

La doctrina Taqiyya
El musulmán esta autorizado a mentir

Otro particular que presenta el islamismo es la presunta autorización a mentir a los infieles: “¿Por qué puede mentir un musulmán sin temor a ser castigado? –se pregunta Santomauro:

“Porque el principio llamado Taqiyya (a veces deletreado Taqqiyya o Taqiya) es la tarea sagrada que tienen los musulmanes de mentir acerca de las creencias, métodos y objetivos del islam a los que no son musulmanes.

Taqiyya significa literalment mala fe. Engaño, enemistad con la verdad, promesas falsas, evasivas, falsa moderación y lágrimas de cocodrilo por las víctimas de los terroristas. El principio elimina toda posibilidad de diálogo entre el islam y otros sistemas de creencia. ¿Por qué¿ Porque el infiel (usted y yo) nunca sabremos si lo que nos dicen es la verdad o un paquete de mentiras.

En el Islam es perfectamente aceptable mentir y engañar al kafir (infiel) porque esta religión vive en un estado permanente de guerra contra los no musulmanes y el engaño es una táctica legítima para ellos. La palabra o la promesa de un musulmán a un kafir no vale nada ante los ojos de Alá, es decir, no acarrea consecuencias si es quebrantada”, advierte Santomauro.

En este punto, Robert Spencer nota que los occidentales podemos ser engañados por un musulmán cuando afirma que esta en contra del terrorismo. En este caso, parece sugerir Spencer, hay que re preguntar: - ¿También estás en contra de la Jihad? 

El islamismo es una religión que fomenta la guerra. Pero no nos olvidemos, que los cristianos, hasta hace pocos siglos atrás nos asesinábamos en "nombre de Dios" con gran placer entre católicos o papistas y protestantes o herejes. Los musulmanes, lamentablemente, estan inmersos en una profunda crisis no solo de valores sino también teológico. Tanta guerra entre "hermanos" está modificando el patrón de conducta de muchos que reniegan de la fe de sus ancestros o bien, los radicaliza.


(C)Marc Pesaresi

Para saber más

 Recursos Cristianos Evangélicos
Islam al Desnudo
Para acceder, click AQUÍ

Islam
¿Religión tolerante?
No lo parece
Para acceder, click AQUÍ
La Mentira en el Islam
Para acceder, click AQUI

Tres Mitos sobre el Islam
Para acceder, click AQUI


The Religion of Islam
(En castellano)
Website apologética del islamismo
Para acceder, click AQUÍ
















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...