jueves, 27 de junio de 2013

HISTÓRICO - LA APLANADORA GAY SUMA OTRO ÉXITO



El Supremo de Estados Unidos
Declara la igualdad del matrimonio homosexual

 Celebraciones en la zona de Castro, San Francisco. / J. SULLIVAN (AFP)

"Se trataba a los gays como ciudadanos de segunda"
Dijo el presidente Barak Obama,
Mientras celebraba la decisión del Supremo

El colectivo gay norteamericano,
Vive sus horas mas felices.
Nunca habían conseguido tantos triunfos como en este siglo.

Dos históricas sentencias consagran los derechos de las parejas homosexuales 
y avanzan la causa de la plena legalización. 

La máxima instancia judicial de Estados Unidos
Ha declarado inconstitucional la ley federal que definia al matrimonio,
 como la unión entre un hombre y una mujer,
 al considerar que viola el derecho a la igualdad de los homosexuales

Júbilo y emoción en las escalinatas del Tribunal Supremo de EE UU

Cientos de activistas homosexuales celebraron 
En todo los Estados Unidos
con llantos, abrazos, sonrisas y cantos, al conocer la decisión de apoyo a la igualdad matrimonial
 
_____

La aplanadora homosexual

Por 

Marc Pesaresi

Hoy, la velocidad con que se propagan las noticias a traves de la red, me permitio ver en tiempo real como en Estados Unidos, la gente del arco iris superó con éxito un gran obstáculo. El Tribunal Supremo de EE UU apoyó la igualdad de los matrimonios gays. Que esto suceda en esa nación, con predominio de la derecha protestante, parece increíble. Sin duda, estamos antes eventos históricos. La lucha por los derechos a la sexualidad homosexual ha obrado como una aplanadora de obstáculos.

Cada día la prensa anuncia algun triunfo del colectivo gay a lo largo y ancho del mundo. Si bien es cierto que aún son perseguidos, discriminados y hasta asesinados, también es verdad que en Occidente han obtenido el reconocimiento del derecho a vivir con una sexualidad diferente de parte de las sociedades de las que son miembros y de sus autoridades.   

 ¿Cómo sucedió esto?

¿Es el fin de la American Wasp? (1)

Durante unos pocos siglos, el protestantismo tuvo éxito sobre todo, en el norte de Europa y América. Las naciones que permitieron la libertad de conciencia aceptando la existencia de un Dios Verdadero tutelando el destino de las personas, lograron beneficios soprendentes llevando al mundo a una nueva era de prosperidad. 

La libertad de conciencia permitió mejoras en la calidad de vida, el avance científico técnico y la economía en general. Separar la iglesia del estado fue en  mi opinión, el mejor acierto de los fundadores de la democracia moderna. Sin discrepancias no puede haber avance real. Solo cuando las voces discordantes o disconformes son tenidas en cuenta para entre todos, obtener soluciones que satisfagan reclamos, se puede obtener paz social.

Sin embargo, tanto progreso tuvo su contraparte. El materialismo fue exagerado para favorecer el consumismo que a su vez, beneficiaba a la industria y el comercio y todo esto en su conjunto, permitió crear miles de nuevos puestos de trabajo. De pronto, de vivir en la miseria, un gran sector de la población obtuvo una calidad de vida inimaginada. Y cuando la gente -que en la pobreza apenas tiene fuerzas para vivir- es  bien alimentada y educada comienza a luchar por obtener más y mejores beneficios. Este fenómeno es lo que hoy vive Brasil, nación que, luego de décadas de decadencia, ha logrado éxito económico que en vez de tranquilizar a la población, la ha vuelto mas exigente en cuanto a servicios públicos y sociales.

Paralelamente, cuando llega la prosperidad junto con ella viene como tomadas de la mano, el olvido por las cosas de Dios. Con sobre abundancia de dinero en los bolsillos, parte de la cristiandad relajó sus compromisos y muchos terminaron alejándose o bien, desinteresados en servir al Señor. Sin embargo, seria parcializar si no se menciona un detalle no menor. 

Parte del desinterés cristiano por el servicio que hoy se observa en la mayoría de las iglesias ha sido alentado por años de conductas cuestionables de muchos líderes evangélicos. Algunos despilfarraron dinero y oportunidades involucrándose en luchas que no reportaron ningún beneficio. Otros, se dedicaron al lucro y al show seudo cristiano. 

Copando emisoras radiales y televisivas disfrutaron del éxito mediático como cualquier showman secular. No faltaron quienes cometieron fraudes económicos o bien, con sus conductas anticristianas desfraudaron millones de almas sensibles. Tampoco faltan quienes, creyéndose muy grandes, construyen vaticanos evangélicos en naciones donde mucha gente vive aún, por debajo de la línea de la pobreza. Con gente así "del lado del Señor" ¿con cual autoridad moral se puede objetar la vida sexual de tu prójimo?

Frente a tantos pastores que aman la ostentación y el dinero, las apariencias y el boato y que a todas luces están muy alejados de las sugerencias bíblicas de como debe comportarse un siervo de Jesucristo ¿cómo se puede, desde el protestantismo, negar la sexualidad homosexual al grito de "pecado" cuando cada uno de los cristianos debemos ir día tras día a pedir perdón por nuestras faltas diarias? 

¿Cómo enfrentar a un gay y decirle "lo que haces es reprobado por Dios" cuando en nuestras iglesias sobreabundan los que aman el estrellato a contrapelo de la humildad que tuvo Jesús mientras duró su ministerio? ¿Cuántos cristianos tienen doble vida? ¿Cuántos pastores golpean a sus mujeres, las engañan, roban y o se "tiran" alguna amante en algun lugar alejado de las miradas indiscretas? Frente a tanta desobediencia dentro del cristianismo, no parece justo ir a impedir que los homosexuales tengan sus días felices.

El colectivo gay por siglos estuvo escondido hasta que la llegada del relativismo le dio la oportunidad de volver a recuperar el brillo que tuvo en los días de la antiguedad. No fue una lucha breve sino que les demandó siglos. No obstante, han demostrado resiliencia ante la adversidad y hoy, cosechan alegrias. 

Una gran cantidad de homosexuales son gente educada, de buenos ingresos, que ocupan multitud de puestos laborales de diversos oficios. Muchos de ellos han sobresalido en las las artes y en la ciencia. Millones de homosexuales están alejados del estereotipo del vicioso que busca a cualquiera para llevárselo a un cuarto mugroso. Muchos viven en parejas y tienen trabajos honrados.  

¿Cómo se puede encerrar en un placard gente que, en una sociedad secular, tiene los mismos derechos que los heterosexuales? Ciertamente la Biblia no apoya a la teología del arco iris a menos que se retuerce la exégesis para sacar argumentos a favor. Pero tampoco en sus páginas apoya un pastorado lucrativo mucho menos el show mediático y otras variedades de pecado. Tampoco se puede hoy en día salir a las calles a perseguir homosexuales como se hacían en el antiguo Israel. 

Entonces ¿de que modo quiere el fundamentalismo cristiano impedir los derechos homosexuales? ¿Solo con la Biblia en la mano? Más de la mitad del mundo le ha dado la espalda a Dios y no quieren vivir según sus principios sino como en días de los jueces, donde cada uno hacía, lo que bien le parecía.  (Jueces 21:25)

¿Habremos de tolerar el pecado del lucro pastoral excesivo pero remarcar solamente lo malo de las prácticas sexuales gay? Además, la sociedad occidental no quiere discriminar. Parece ilógico entonces que los paganos toleren y los cristianos, quienes deberíamos dar el ejemplo de amor y compresión, hagamos lo contrario.

Un sueño demasiado bueno para ser real


Tuvimos un sueño. Hacer un mundo mejor bajo la tutela de Cristo. Nos olvidamos algunos de nosotros, la profecía en forma de pregunta que dijera Jesús en Lucas 18:8 " Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?". Nunca el mundo sera completamente cristiano. Lo dice la misma Biblia en 2 Timoteo 3.

Tal como están las cosas, a futuro la fe protestante tendrá que enfrentar y responder adecuadamente los siguientes cuestionamientos: lo mal actuado en el pasado (historia criminal del cristianismo), la falsa moralidad de algunos cristianos (desde la perspectiva de pastores que aman el lucro o creyentes que fornican sin atenuantes mientras aparentan ser luminarias de Jesús) y el regreso del nuevo ateismo frente al cual, una parte del cristianismo actual, minado por modernismos teológicos, secularismo, drogas, pornografía  y prostitución, no esta bien preparado para replicar desde el ejemplo personal.

¿Qué hacemos? 

Seguir adelante. ¿Tendremos que aprender a decir NO sin herir sentimientos de un modo diplomático? ¿A predicar la Palabra de Dios sin caer en las acusaciones fáciles? ¿A disentir con el opositor apelando al derecho de hablar en discrepancia?¿Por que no? La teología del Arco Iris deberá a su vez, aprender a aceptar las críticas tal como el cristianismo tradicional deberá aprender a convivir en una sociedad con abundancia de ideas y creencias diversas.

Jhon Dickson (author of Humilitas)se ha ocupado del problema de predicar diciendo las verdades de siempre pero de un modo que no cierre el corazón del destinatario. Como co-director del  "The Centre for Public Christianity (CPX)" de Australia y residente en una sociedad cada día más escéptica, refiere hasta que punto los australianos han sido influenciados por el mensaje ateo y el relativismo. 

Durante el transcurso de la entrevista -realizada por  Marshall Shelley and Drew Dyck de Christianity Today para el suplemento Leadership Journal- titulado The Church in Secular Culture,  respondió varios interrogantes.

El dijo:
"Recientemente en Australia un programa de televisión estaba discutiendo el problema de las drogas. Uno de los anfitriones dijo: -Vamos a poner esto en perspectiva. Las drogas no han matado ni de lejos tanta gente como religión. La religión es mucho más perjudicial para la sociedad que el problema de las drogas." Por decir esto, consiguió el aplauso de la audiencia".Se lamentó. Luego agrega: "CPX está tratando de comunicar que hay otra historia aquí".
"Podemos reconocer las cosas malas que ha hecho la Iglesia. Como historiador, sé que las cosas malas, y vamos a admitir libremente. Sin embargo, también queremos contar sobre las contribuciones positivas que el cristianismo ha hecho en la historia de Occidente. Tratamos de articular que algunas de las cosas que más amamos la democracia secular occidental son realmente dones del cristianismo a la cultura occidental".

Frente a la pregunta: ¿Qué consejo le daría a los líderes de la iglesia en Estados Unidos acerca de cómo involucrar a la cultura en general efectiva?, Dickson responde:

"Creo que la primera cosa es que hacer es adoptar una postura de la misión en vez de amonestación hacia el mundo. He aquí un ejemplo. En el contexto australiano, hay líderes de la iglesia que recuerda los días de gloria, cuando el 20 por ciento de la nación iba a la iglesia. Observan cómo Australia se ha secularizado d y su actitud hacia el mundo es básicamente, la amonestación".

¿Qué hay de malo con este enfoque? 

"Creo que así es como se mata a su misión, porque si usted habla con un sentido de derecho, sin flexibilidad, si no es humilde y no esta dispuesto a recibir golpes y soportarlo, las cosas no irá nada bien. La gente puede pensar que usted es un arrogante" responde.

¿Qué recomienda en su lugar? 
"Al salir de la amonestación a la misión. Australia ya no es Jerusalén, es Atenas (de los días de Pablo). Tenemos que adoptar un enfoque mas humilde con los no cristianos. Uno no espera que vivan una vida cristiana si no confiesan a Cristo antes".
El nuevo cristianismo deberá aprender a maniobrar entre una cascada de derechos humanos que todo lo permiten (incluso el derecho a disentir con la homosexualidad). No podrá superar los desafíos del futuro sin replantearse los modos de como lleva por el mundo la prédica de las buenas nuevas. En Centro y Sudamérica, las prédicas pentecostales a grito pelado, emociones, alabanzas y gritería han tenido éxito. Habría que hacer más estudios de porque el mensaje llega entre gritos y alabanzas en algunas regiones del mundo y en otras no. Si el protestantismo no reacciona el Espíritu,  acabará dentro del interrogante que planteó Jesús.

No es tan difícil decirle a un ateo que acusa al cristiano de criminal: - No hables así, recuerda los crímenes ateos de la china comunista. No tapes tus ojos, frente a la criminalidad de Corea del Norte

Tampoco es tan complicado decirle a un gay: -De acuerdo, tienes derechos a tener tu propia vida y la sexualidad que prefieras, pero yo también tengo derecho a expresarme según  mi propia interpretación de las Escrituras. Tengo derechos constitucionales a disentir sin que por eso, se me tape la boca bajo el rótulo de homofóbico

En la actualidad, los cristianos vivimos afuera de la ciudad de Dios que en algún momento del pasado remoto, escribiera Agustín de Hipona. Hoy transitamos las mismas calles que debió caminar Pablo en la Atenas de sus días, donde había multitud de dioses con sus altares, hasta de un dios desconocido. Hoy, el Dios de los cristianos sigue siendo un desconocido por millones. Hay que seguir predicando el evangelio hasta el final de nuestras vidas o de los tiempos.

El problema esta en como daremos a conocer a Dios a quienes han sido envenenados presentando al cristianismo como un recipiente lleno de intolerancia, enemistad y lo que es peor, dedos acusatorios.

1. American Wasp. Según Wikipedia acrónimo en inglés de «blanco, anglosajón y protestante» (White, Anglo-Saxon and Protestant).

Se trata de un término informal, descriptivo de un grupo cerrado de estadounidenses de elevada posición social y descendientes de británicos de religión protestante que, supuestamente, ostentan un poder social y económico desproporcionado en los Estados Unidos, y es asociado a los estadounidenses blancos que defienden los valores tradicionales y rechazan la influencia de cualquier etnia, nacionalidad o cultura ajena a la suya.
Christianity Today
Para acceder, click AQUÍ

EL PAÍS
España
Para acceder, click AQUÍ

The Washington Post
Para acceder, click AQUÍ

The New York Time
Para acceder, click AQUÍ

USA TODAY
Para acceder, click AQUÍ






















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...