martes, 12 de marzo de 2013

NUEVO ATEÍSMO - EMULANDO A PONCIO PILATOS




Cuando algunos ateos se lavan las manos


Más yo os digo 
que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, 
de ella darán cuenta en el día del juicio.

Porque por tus palabras serás justificado, 
y por tus palabras serás condenado.

(Mateo 12:36-37)


"Nosotros no matamos en nombre del ateísmo"

Repiten una y otra vez algunos ateos(1) tratando de restar importancia la evidencia histórica que les recuerda que muchos de ellos, cuando pudieron hacer el bien, obraron mal y se cargaron miles de víctimas. No quieren reconocer la criminalidad atea porque se presumen una variedad de individuos libres de pecados y errores (descreen de la moralina cristiana) y porque, por sobre todas las cosas, están enfrascados en hacerle creer al mundo que la increencia correcta que se necesita para ser feliz y lograr paz y prosperidad, es el ateísmo.

Razón Atea hace ya tiempo que ha subido a la red un post donde trata sobre lo incorrecto de asociar ateísmo con comunismo. El autor, un tal Jon Nelson, se ha dado cuenta que, cada vez que abre la boca para denostar la criminalidad cristiana pronto le replican contra la criminalidad atea. Y claro, no pudiendo aceptar que los ateos pueden participar en actos de aberrante criminalidad, se le ocurrió disociar el ateísmo del comunismo. ¿Es posible esto? Veamos que dice Nelson y ensayemos a continuación algunas respuestas.

 Nelson:
"En sus intentos de satanizar el ateísmo, muchos líderes eclesiásticos actuales insisten en equiparar el ateísmo con el comunismo. Esta táctica, que se originó durante la histeria anticomunista del senador Joseph McCarthy, es tan carente de base en los hechos hoy como lo fue entonces.

Del solo hecho de que uno sea ateo no se sigue que uno sea comunista. Mark Twain, Thomas Edison, Luther Burbank, Katherine Hepburn y muchos otros son conocidos ateos, y sin embargo nadie los llamaría comunistas. De hecho, ha habido muchos países comunistas en Europa y otros lugares que también eran cristianos, incluyendo las católicas romanas Italia, Hungría y Polonia y la Alemania luterana".
Respuesta:

Equiparar no es la palabra correcta. El ateísmo es increencia y el comunismo ideología política a la que además, se le añade la increencia religiosa de los que participan. Los evangélicos no equiparamos ateísmo con comunismo. Solo decimos que el comunismo tuvo, tiene y tendrá ateos. De lo contrario ¿cómo adherir en plenitud al comunismo? Recordemos que Karl Marx, uno de los principales ideólogos del comunismo, definió a la religión como el opio de los pueblos queriendo decir con esto, que aletargaba e impedía, el progreso de los que menos tienen. Si alguien presume de ser buen comunista, no puede tener creencias religiosas. De ahi que se infiere, que el comunismo es una ideología política practicada por una mayoría de ateos.

No es cierto que "la táctica" se originó durante la "histeria" anticomunista de Joseph McCarthy.  Desde que el comunismo existe y alcanzó el poder sobre todo en Rusia,  se ha identificado al comunismo con ateísmo precisamente por ser sus  líderes e integrantes una mayoría atea.  En cuanto a los ateos que Nelson menciona, nadie dice que fueran comunistas. Nadie sataniza a un ateo por ser comunista sino porque siendo ateo, algunos mataron.  El punto es, entre los genocidas más famosos de Rusia, hubo ateos de ideología comunista.¿Tal difícil es aceptar esto?
Nelson:
Stalin (1879-1953) se formó en un seminario, y aprendió bien sus lecciones de manipulación y control mental. Sabía que la mejor forma de sofocar la disidencia y de quebrar la voluntad del pueblo era privarlo de aquello que valoraba más. La religión, por ser tan importante en la vida del pueblo ruso, era el blanco perfecto. Al privar a la gente de la muleta de la religión, él sabía que podía aplastar su espíritu.

Respuesta:

Se infiere entonces en la palabras de Nelson, que Stalin en vez de mejorar y rechazar aplicar la barbarie en la que se educó, no solo no lo hizo sino que refinándola, la empleó en contra de su propio pueblo. Aprendio lo malo y luego, lo reutilizó para sus fines.  Si Stalin en verdad hubiera sido una persona honesta, no hubiera aplicado los "métodos" que aprendió cuando fue seminarista. Pero lo hizo y mandó a la tumba miles de personas. Estamos en presencia de un alumno que aprendió del mal, como hacer más y mejor maldad. Stalin tenía 16 años cuando ingresó al seminario. Fue a instancias de su madre que lo quería alejar de la brutalidad de su padre quien, ebrio la mayor parte de su vida, lo molía a golpes. Su ateísmo no surgió solo por vivir bajo un régimen educativo severo sino que ya arratraba serios problemas psicológicos producto de haber nacido dentro de un hogar disfuncional. ¿Qué tan difícil es aceptar esto?

Nelson:
No hay elementos de libre pensamiento (el fundamento del ateísmo) en la filosofía soviética. Stalin con toda seguridad no estaba familiarizado con las bases humanistas del ateísmo; su meta era la creación de un estado totalitario en el que él sería el nuevo dios, cuyos dictados no debían cuestionarse. Los derechos individuales, tan esenciales al libre pensamiento, eran desconocidos en la Rusia soviética. Las masacres que tuvieron lugar durante el reinado de Stalin se cometieron en el nombre del estatismo, no del ateísmo, y el estatismo es un subproducto del modo de pensar fundamentalista religioso.

Respuesta:

¿Existe la "filosofía soviética"? Soviético viene de "soviets" que quiere decir asamblea, convocatoria, mitin o comité si se lo prefiere, de soldados, obreros y agropecuarios que comenzaron a funcionar en Rusia en el año 1905. Se sabe que el primero de ellos se organizó en la ciudad de Ivanovo. De modo que lejos de ser una filosofía, los soviéticos eran personas de ideología comunista,  de los más diversos oficios, que administraban temporariamente una organización política y gubernamental.  

Stalin sí estaba familiarizado con las bases humanistas del ateísmo pero convengamos, el ateísmo de sus días no es el ateísmo de la actualidad. En esto acierta en parte Nelson cuando afirma que no estaba familiarizado con los derechos humanos pero debió aclarar "tal como los conocemos ahora". Sabemos que, en la Constitución de la Unión Soviética de 1936, varios derechos universales fueron reconocidos entre ellos, por paradójico que parezca, la libertad de conciencia y de prensa. Sin embargo en la práctica, estos derechos solo eran disfrutados por quienes adherían al régimen. Todos los opositores fueron cruelmente perseguidos. 

¿El estatismo es subproducto del modo de pensar fundamentalista? ¿Desde cuando? Es difícil interpretar que quiere decir Nelson con esta afirmación. Para empezar, vamos a aclarar al lector de donde viene la palabra Fundamentalista.

El fundamentalismo no tuvo, en principios, la connotación negativa que hoy, gracias a los medios, se le da. Fue una reacción cristiana evangélica contra el liberalismo teológico a fines del siglo XIX. (2). Luego, el estatismo como subproducto del pensar fundamentalista es un yerro escandaloso. Los fundamentalistas no se conocían antes de 1909 de modo que afirmar que el estatismo viene del fundamentalismo es un error. El fundamentalismo es posterior al estatismo. (Estatismo es toda intervención del estado en los asuntos del pueblo).

A propósito, el ateo que se aferra y predica sus ideas es un fundamentalista, en tanto y en cuanto, sus prédicas se fundamenten en lo que afirma creer. De modo que ¿cuán conveniente es sacar a relucir la palabra fundamentalismo cuando el ateo tambien fundamenta sus ideas? No cabe duda que Nelson emplea el término peyorativamente en el sentido moderno de su uso.

Pero supongamos que Nelson se refería al autoritarismo quien se valió de la religiosidad para imponer opresión. En este punto, su mirada debería enfocar al catolicismo. Los evangélicos tenemos una larga historia de lucha por la libertad de conciencia. Por ejemplo ¿sabe Nelson que las primeras feministas fueron evangélicas?(3) ¿Reconoce la larga lucha protestante contra la esclavitud? Por supuesto, habrá quienes no han estado a la altura de las circunstancias, pero las naciones más desarrolladas del mundo han sido siempre las protestantes y este desarrollo se logró en libertad y en cada logro a favor de una mejora social, siempre han estado involucrados cristianos. Negar esta realidad es menospreciar los registros históricos (4). ¿Qué tan difícil es aceptar esto?

Nelson:

"Stalin no quería compartir ese poder con nadie. Reconociendo que la Iglesia era el único rival significativo para su supremacía, él la atacó. Sus ataques no tenían nada que ver con diferencias ideológicas; era meramente cuestión de erradicar lo que él percibía como una amenaza.

La prueba definitiva de que Stalin no actuaba en base a principios ateos pudo verse cuando sonaron los primeros disparos de la Operación Barbarroja en la Segunda Guerra Mundial. Las cosas no iban bien para los ejércitos rusos por ese entonces, y Stalin, previendo una posible revolución en el frente doméstico, buscó formas de amasar una amplia base de apoyo para el esfuerzo bélico. Para lograrlo, reinstituyó la jerarquía de la Iglesia Ortodoxa para servir a la "Madre Rusia". Esto muestra que Stalin de ningún modo era reacio a promover la religión".
Respuesta:

Que Stalin no compartía poder con nadie esta fuera de discusión. Sin embargo, el resto de lo escrito necesita un refuerzo histórico para entender mejor.  Stalin sabía que la inmensa mayoría del pueblo ruso adhería al cristianismo. Sin embargo, hizo todo lo posible para fomentar el ateísmo. Ahora bien: durante los cinco primeros años del gobierno de los bolcheviques, fueron ejecutados 28 obispos y unos 1200 sacerdotes. Otros fueron apresados y no pocos exiliados. Casi todos los seminarios e iglesias fueron cerradas y algunas convertidas en establos y graneros. En 1941 solo quedaban menos de 120 iglesias abiertas al pueblo. Stalin estaba en el poder como Secretario General del Comité Central del Partido Comunista desde1922.

Sin embargo la religiosidad del pueblo ruso, a pesar de ser forzados al ateísmo durante la Guerra Civil, el Primer Plan Quinquenal y el Gran Terror -recordemos una vez más que el comunismo soviético era ateo- continuaba vigente. Para sorpresa del Soviet Supremo, en un censo realizado en 1937 -informa Robert Service en su libro Stalin, p.p. 441,442- el 55 % de los rusos se mantenían fieles a Dios y a la iglesia ortodoxa. Sin embargo, sospecha Service, la cantidad de fieles debió ser mayor y puso a Stalin a pensar. Por haber sido seminarista ortodoxo en Tiflis, sabía muy bien que el cristianismo no se erradica por la fuerza. Es una convicción poderosa que solo un necio subestima. De modo que, luego de la invasión nazi a la Unión Soviética, cuando las cosas no marchaban bien, temiendo una revuelta interna acepto pactar con la Iglesia.

Dice Service que invito al Patriarca Serguéi Starogorodski (lo acompañaron Alexéi Simanski y Nikolái Yarushévich); a una reunión en el Kremlin el 4 de septiembre de 1943 y que, ni bien lo vio, le pregunto porque acudía con tan pocos sacerdotes. El Patriarca se mantuvo callado pero sin duda, recordaba muy bien la cantidad de muertos por orden del hombre que ahora lo convocaba porque las papas le quemaban en las manos. Los nazis venían ganando batalla tras batalla. A cambio de fidelidad y del compromiso de no criticar su política interna y externa, Stalin autorizaba a los ortodoxos a tener libertad de culto y cesar la persecución. Con eso, penso, calmaría las aguas de la inconformidad religiosa.



El Patriarca abandonó la reunión con mas dudas que certezas y desconfiado. El tiempo le daría la razón. Stalin jamás oficializó el tratado que había prometido, ni siquiera autorizó a Pradva a publicar sobre el asunto. No obstante, como otros asuntos lo urgían, aflojó la presión sobre los ortodoxos pero no mucho. eligió a G. Kárpov como miembro del Consejo Gubernamental de la Iglesia Ortodoxa siendo su función, vigilar las actividades del Patriarca y los sacerdotes. Entre tanto, el resto de los cristianos de otras confesiones lo siguió pasando muy mal. Algo que no informa Nelson es que los evangélicos bautistas -unos dos millones para esas fechas- católicos, ortodoxos ucranianos, católicos lituanos, judíos e islámicos, siguieron sufriendo terribles humillaciones.

Cuando Nelson afirma que Stalin no actuaba bajo principios ateos, erra. Stalin era ateo y como no tenía respeto alguno por la religión que detestaba, quería sacar tajada manipulando las conciencias de una gran parte del pueblo ruso que se negaba a ser convertidos de prepo al ateísmo. Fue un ateo genocida. ¿Qué tan difícil es aceptar esto?

Nelson:
En el siglo XX fue el Vaticano quien primero apoyó y reconoció al fascismo, considerándolo un arma poderosa contra el "comunismo ateo". El Vaticano apoyó a los distintos vástagos del gobierno fascista en el período de entreguerras, dando reconocimiento diplomático a Mussolini en 1929 y jugando un papel instrumental en la formación del gobierno de la Francia de Vichy, la España de Franco, y el gobierno Ustacha de Croacia.
El caso de Croacia es particularmente interesante. Durante la Segunda Guerra Mundial, la población de Croacia sufrió, en proporción al tamaño del país, mayor pérdida de vidas que cualquier otro país durante la guerra. Muchos de los campos de concentración eran dirigidos por sacerdotes católicos, entre ellos el legendario campo Jasenovac, conocido como "el pozo de la muerte", que fue dirigido por el padre Miroslav Filipovic.
El apoyo del Vaticano a Hitler es también materia de registros históricos. El Vaticano firmó un tratado con la Alemania Nazi el 20 de julio de 1933. Hitler se refirió varias veces a sí mismo como cristiano tanto en sus discursos como en sus escritos, y nunca fue excomulgado por la Iglesia Católica. A todo soldado nazi se le exigía llevar una cinta con la inscripción "Got mit uns", que significa "Dios con nosotros".
Hubo numerosos seguidores nazis también en los Estados Unidos. Dos de los más rabiosos antisemitas de esta época fueron pastores eclesiásticos, el Reverendo Gerald L.K. Smith (1898-1976) y el padre Charles Coughlin (1891-1979
Respuesta:

Debo aclarar que yo no soy católico. Pero como Nelson pretende ningunear al cristianismo en general en base a destacar los errores de los católicos para dar a entender que el cristianismo es hipócrita, no puedo evitar la replica.

Es verdad, hubo malas conductas en el cristianismo católico. Pero es fácil juzgar desde el siglo 21, desde la paz del hogar y garantizada la seguridad por la Constitución Nacional o las enmiendas, dentro del mundo Occidental, lo que ocurrió en un pasado turbio y violento donde la vida era tenida como algo sin valor. Es cierto que el cristianismo católico se vio necesitado de maniobrar entre poderes nefastos y en ese intento por preservar el statu quo, cometió errores. También es verdad que el Vaticano poco podía hacer frente al poderío militar alemán y las legiones fascitas italianas. Cualquier error diplomático le costaba el Vaticano. 

Es un error garrafal citar estos ejemplos como el verdadero rostro del cristianismo. ¿Quienes liberaron Europa del terror nazi? ¿Solo los ateos del Ejército Rojo? (Millones de cristianos enrolaron en estos ejércitos negándose a ser convertidos de prepo al ateísmo). ¿Acaso no fueron millones de protestantes a luchar para salvar Europa de las tiranías? ¿Acaso no hubo cristianos colabaron con la devastada población europea ideando un plan de ayuda llamado Marshall? Si vamos a debatir, debe haber seriedad. Cualquiera sabe que, entre las tropas victoriosas que desfilaron el en París liberado hubo cientos de cristianos. ¿Cómo citar solo los malos ejemplos para sacar rédito a favor de la defensa imposible de la criminalidad de algunos ateos sin mencionar los miles de muertos evangélicos que demandó la defensa del mundo libre? 

Es cierto que hubo católicos deplorables que torturaron y mataron  pero también es cierto que Stalin dió las órdenes para masacrar miles de prisioneros católicos polacos cuyos restos aparecieron en Katyn.Por supuesto, los ateos del Soviet Supremo negaron tener conocimiento de semejante crimen. Cuando un ateo comienza a ennumerar los "crímenes" del cristianismo pasando por alto las matanzas del ateísmo, el debate pierde sentido. Cualquiera que se aprecie de honesto, deberá aceptar lo bueno y lo malo de sus creencias o ideología. En cuanto a que hubo pastores antisemitas, nadie lo niega. Pero también hubo miles más que no lo fueron. La evidencia histórica es lapidaria. Hubo cristianos que mataron y hubo ateos que hicieron lo mismo. ¿Qué tan difícil es aceptar esto?


Nelson:
"Son notables las semejanzas ideológicas entre el fascismo nazi, el comunismo soviético y el cristianismo".
Respuesta:

Responder semejante acusación es perderle el respeto a esta réplica. Nelson esta por fuera del conocimiento histórico. Practica la injusticia cuando de expresa de este modo. ¿Semejanzas ideológicas entre el nazismo, el comunismo ateo y el cristianismo en todas sus variantes?

Nelson:

"Hay otras semejanzas ideológicas más. Todas tienden a ser etnocéntricas, a considerar el mundo a su alrededor como esencialmente malo, y todas tienden a verlo todo en términos simplistas, dualistas: Nosotros contra Ellos, el Bien contra el Mal, etc. Éste es un hecho muy importante que debe recordarse cuando los fanáticos religiosos actuales insistan en que todos sigan los absolutos de su religión".
Respuesta

Pero esto no es nada nuevo. Si Nelson no fuera parte de lo mismo ¿qué hace rebatiendo el cristianismo? Lo hace porque está convencido que lo suyo es bueno y lo otro muy malo. Acusa a los cristianos de verlo todo en términos simplistas cayendo el mismo en el mismo error. ¿Acaso no es simplificar la historia cuando se niega que algunos ateos esclavizaron y mataron? ¿No recuerda Nelson cuando la gente derribó el muro de Berlín que separaba el mundo libre del mundo ateo soviético? Por algo la gente se marchaba del paraíso comunista y ateo. ¿O tan solo huian por que sí arriesgando la vida en la fuga? ¿Qué tan dificil es aceptar esto?

Nelson:
"El ateísmo se basa en los principios de la razón, la libertad y los derechos individuales. Se opone a todas las formas de ideología totalitaria. Sí, es cierto que hay individuos ateos que son también comunistas. Sin embargo, el intento de ligar a todos los ateos y a todos los comunistas bajo las mismas banderas ideológicas es insostenible cuando se revelan los hechos. Pero entonces, ¿qué tiene que ver la fe con los hechos?".
Respuesta:

Lo mismo dijo Puente Ojea en el Primer Congreso Ateo de España celebrado en Toledo en 2007. Donde hay ateísmo hay libertad. ¿En serio? No se explica entonces como Nelson y otros ateos atacan al cristianismo desde la comodidad occidental en vez de  hacerlo desde Corea del Norte u otras naciones "libres", por ejemplo, donde el ateísmo es cualquier cosa menos símbolo de libertad. En definitiva, a Nelson y multitud de ateos más, les cuesta horrores aceptar que algunos ateos fueron grandes criminales. Insinuar que Stalin masacro en nombre del estatismo es ningunear la verdad que grita: en su corazón anidaba la convicción atea. Fue un ateo convencido que estaba destinado a grandes cosas. ¿Qué tan difícil es aceptar esto?

_____________

Notas

1. Escribir "algunos ateos" es un acto de justicia. No todos los ateos matan y no todos tienen tendencia a la provocación y la burla. Sin embargo, cualquier blog ateo que uno consulte, es muy difícil encontrar comentarios amables hacia el cristiano en particular. El ateo en general, tiene una visión muy poco contemplativa del cristiano. Lo considera un estúpido que abusa del pensamiento mágico. En mi opinión, el Nuevo Ateísmo, al que Tom Flynn también ateo le retruca que no es más que ateísmo reinventado, ha llegado en un momento justo para reactivar el pensamiento cristiano.

2. ¿Qué es el fundamentalismo? Voy a transcribir una parte, porque  considero bien redactado y explicado su referencia al orígen del término fundamentalismo, la exposición de Albert Riba I Cañardo, presidente de la Asociación de "Ateus de Catalunya" durante el Primer Congreso Ateo de Toledo, en Diciembre de 2007 quien, refiriéndose al orígen del Fundamentalismo dijo lo siguiente:

"A partir del siglo XIX los protestantes anglosajones vivieron un debate interno en que polarizaron dos corrientes: la liberal y la conservadora. Los liberales deseaban someter la Biblia a una desmitificación en cuyo desarrollo se cuestionaban la divinidad y resurrección de Cristo, mientras que los conservadores querían confirmar aquellas cuestiones de la doctrina que juzgaban básicas para la teología protestante.

Durante la Conferencia Bíblica celebrada en Niágara en 1895 se acordó una declaración en que se afirmaban lo que mas adelante se llamarían los "cinco puntos del fundamentalismo". Estos -también conocidos como fundamentos- eran: la inerrancia verbal de la Escritura, la divinidad de Jesucristo, la concepción virginal de Jesús, la teoría sustitutiva de la expiación y la resurreción física de Cristo y su segunda venida corporal.
La declaración no se definió a si misma como fundamentalista, pero provocó que a partir del año 1909 se publicaran una serie de textos titulados The Fundamentals, nombre que haría fortuna para indentificar a esta corriente ideológica".
3.  19 de julio al 20 de julio de 1848 en Seneca Falls (Nueva York, Estados Unidos), en el interior de una iglesia Metodista, se llevó a cabo la primera reunión feminista de la historia. Fue organizada por Lucretia Mott y Elizabeth Cady Stanton. El resultado fue la publicación de la Declaración de Seneca Falls (o Declaración de Sentimientos, como ellas la llamaron), un documento basado en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en el que denunciaban las restricciones, sobre todo políticas, a las que estaban sometidas las mujeres: no podían votar, tampoco presentarse a elecciones, mucho menos ocupar cargos públicos; les estaba vedado afiliarse a organizaciones políticas, etc. Mott era cuáquera y Stanton cristiana no confesional.


4. Sobre esta apreciación, se ha desarrollado un gran debate sobre todo entre César Vidal y Pío Moa. ¿Acaso las naciones con transfondo protestantes siempre están mejor en lo social y económico que las católicas? ¿Fueron y son mucho mas libres los protestantes y quienes habitan en naciones con transfondo protestante que las catolicas? Ver una nota de Protestante digital con la opinión de César Vidal y la réplica desde el catolicismo. Habría que trasladar el debate preguntado lo siguiente: ¿Por qué en las naciones con transfondo religioso protestante siempre hubo libertad para opinar y obrar mientras que en las de gobiernos ateos no? Basta recordar lo que sucedió en China con Mao y Camboya bajo el siniestro régimen de Pol Pot.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...