lunes, 7 de noviembre de 2011

El PAPA CRÍTICO con los PENTECOSTALES



Benedicto XVI
Muy enojado con los Pentecostales
Se lo vio en su última visita a Alemania
Foto
Internet
________



Pero... ¡Su santidad!
¿Mirando acaso la paja en ojo ajeno?


Benedicto XVI (16), en septiembre pasado, estuvo de visita en Alemania, su tierra natal. Si bien tuvo que aguantar las protestas en su contra de unos 8000 radicales antipapistas, le restó importancia y siguió en los suyo. Tratar de acercar a los protestantes luteranos liberales hacia el catolicismo,  un viejo anhelo del Vaticano.

Durante su estadía, en el transcurso en un encuentro ecuménico celebrado el en ex monasterio Agustino de Erfurt, capital de Turingia, donde Martín Lutero estudió teología, el Papa en una parte de su discurso, no tuvo reparo alguno en afirmar que las doctrinas luteranas son cristo céntricas.  Tarde pero  conveniente esta importante declaración. Los tiempos han cambiado y ya no parece lógico o ventajoso, criticar a quién, en su momento, se atreviera contra la corrupción papal.

De ahí que lo dicho por el presunto vicario de Cristo fue bien recibida por el colaboracionismo protestante alemán del Consejo de la Iglesia Evangélica de Alemania o NKD,  a igual que  las referencias positivas hacia  la ecología que fue aplaudida por los ecologistas del partido verde de esa nación en cuyas bases reúne una importante cantidad de luteranos como católicos.
Para leer un informe más completo sobre el orígen 
De los pentecostales
Click AQUÍ

El poder de la lengua

Hasta ahí, muy bien: todo parecía que nada interrumpiría la armonía ecuménica hasta que Ratzinger, con su costumbre de criticar a los demás, se refirió en contra de las iglesias evangélicas pentecostales. Fiel a su estilo “lo mío es mejor que lo tuyo” (que ya lo metió en problemas con judíos y musulmanes) declaró que los hermanos pentecostales son una cristiandad de escasa densidad institucional, con poco bagaje racional, menos aún dogmático, y con poca estabilidad. Los colaboracionistas luteranos presentes, le dieron la razón y aplaudieron.

Pero…¿por qué menospreciaría así a los evangélicos Pentecostales? ¿Qué puede preocupar tanto al Vaticano como para que una visita del papa a la poderosa Alemania, refiriera a estos bullangueros colectivos religiosos? Ensayemos una respuesta de las muchas que pueden existir.

Benedicto XVI con un colaboracionista protestante 
En Alemania, en Septiembre de 2011
Cuando alabó a Lutero y criticó a los Pentecostales
Foto
Cortesía

¿Dijo el Papa la verdad acerca de los Pentecostales?

Sí y no. Es verdad que las iglesias pentecostales cuentan entre sus filas  agrupaciones de enfervorizados hermanos que danzan, alaban y se revuelcan en demostraciones místicas impresionantes de amor a Dios, a la par que aman muy poco tanto el estudio teológico bíblico o científico y que -por desgracia- han tenido la maldición de contar entre sus filas algunos líderes amadores de si mismos y del dinero de los demás. Sin embargo no todos son gente que enfoca su actividad pastoral como un modo de lucrar.

Ahora bien: no pocos pastores, dentro del pentecostalismo, ni siquiera estudiaron teología sistemática sino que, llenos de fervor místico, aprenden de memoria los pasos a seguir y se lanzan a la predicación tal como hacían en rigor a la verdad, los primeros cristianos. Convengamos con una mano en el corazón, que en los primeros siglos los líderes cristianos se formaban con maestros y bajo la tutela del Espíritu Santo ya que no existían los institutos bíblicos o centros teológicos no obstante si habían, academias filosóficas pero estas rara vez eran frecuentadas a pesar que no pocos padres de la iglesia, aún el mismo Pablo, se formó con un maestro de gran erudicción. 

“La letra mata y el Espíritu vivifica” me dijo una  vez una dama en la iglesia cuando mencioné el asunto con cierto dejo crítico. Me sugirió recuerdo, orar "un poco más" para recibir el Bautismo del Espíritu. Dentro del movimiento pentecostal y también entre los carismáticos, algunas predicaciones son directamente herejías sustentadas por manipulación de las Escrituras.

Es muy conocida la frase entre los evangélicos que refiere: “existen pestecostales y pentecostales”. Los primeros, se sugiere, habría que evitarlos más estos hijos del diablo, siempre encuentran algún alma desprevenida a quien engañar y esa voluntad herida, a posterior, puede testificar muy mal, con justa razón, en contra de la causa del Señor.
Hay buenos y malos en todas partes

Pero malos evangélicos los hay tanto dentro del pentecostalismo, como de las iglesias tradicionales. De modo que, a la hora de pesar los espíritus, hay muchos que, a su tiempo, Cristo les dirá: - Apártate de mí, no te conozco, independientemente si en vida fue o no pentecostal. (Ver Mateo 7:21-23)
Controversial líder carismático
Devenido en curandero por fe, fue desenmascarado por el ateo James Randi
Como fraudulento sanador místico.
Sus andanzas inspiraron el film 
Salto de Fe protagonizado por
Steve Martin, Debra Winger, Lolita Davidovich y Liam Neeson

LEAP of FAITH
Richard Pearce
1992
Basada en las Aventuras Sanadoras del pastor
Peter Popoff

Mago ateo
Desenmascaró a Popoff descubriendo que el falso sanador
Utilizaba cómplices y radios para averiguar
Las dolencias y necesidades de los fieles.

Desenmascarado por Randy en el 86
Peter Popoff lucraba con las enfermedades de los incautos.

Controvertido pastor pentecostal y millonario
Se ha visto envueltos en escándalos financieros
Debido a su desmedido amor por el dinero
Foto
Web personal de Dollar


video
Genesis
"Jesús me conoce"
(Subtitulado castellano)
Terrible sátira contra la teología de la prosperidad que proponen
Algunos pastores  Pentecostales y  Carismáticos.
Se dice que esta canción fue inspirada en las actividades de Robert Tilton 

También es cierto, dentro de esta masa de hermanos que gritan, gesticulan y viven el amor a Cristo a toda alabanza, hay ejemplos de fidelidad a toda prueba, siendo estas personas bien utilizados por Dios como líderes que provocan grandes cambios. Ahí donde llega el evangelio, llega la prosperidad. Dios no deja a sus hijos en el barro. De modo que, si bien es irrefutable que hay ovejas negras en el pentecostalismo, es también verdad, que las ovejas buenas son mayoría. Le pese Ratzinger y todos sus cardenales del purpurado Vaticano que se asienta su rico trono, sobre las siete colinas de Roma. (Convengamos que los curas son los menos indicados para criticar a otros.

 ¿Por qué se fastidia el Papa con los Pentecostales?

Entonces, si muchos evangélicos pentecostales hacen bien su trabajo ¿por qué el Papa se ocuparía de ellos en Alemania? Porque este movimiento esta penetrando toda Europa, por estas fechas, devastada por una crisis socio económica que no se veía desde los días de la última gran guerra mundial;  mal agravado por culpa de insensibles e inmorales programas socio económicos de neto corte liberalistas, que solo buscan llenar los bolsillos de unos pocos a costa de hambrear al pueblo. En un ámbito social sumido en el desconcierto, la Palabra de Dios llega provista del mensaje de salvación y también de esperanza en formato pentecostal que molesta a los curas y colaboradores protestantes.

Que la prédica pentecostal produce urticaria al Vaticano, basta una prueba de relevancia: El cardenal alemán Walter Kasper, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos (una institución que explora entre los evangélicos y otras confesiones en busca de traidores a ver si los pueden convencer de arrimarse al Vaticano) declaró sentirse fastidiado con esta gente porque “perduran las dificultades con ellos debido a sus métodos misioneros agresivos”.

Algo de razón tiene el purpurado. Yo recuerdo la visita que hiciera a Bahía Blanca en 1993 el santo Francisco Lacueva que de pentecostal o carismático no tenía una pizca, declarar con vehemencia durante una conferencia sobre la ICAR en la Biblioteca de la ciudad, que la única relación que el aceptaba con el Vaticano era la misión y nada más. Si alguien no pentecostal como Lacueva se expresaba de este modo, imaginen como deben caer las prédicas de los hermanos pentecostales y carismáticos los cuales predican sin pelos en la lengua. Literalmente.

Constancia no debería ser confundida con agresividad ¿o sí? Y ya que hablamos de "agresividad pentecostal" ¿acaso el Papa dejó en claro que el ecumenismo que el busca  implica un cambio en creencias, usos o costumbres de los católicos? Claro que no. Cambia tu, no yo, es el lema del Vaticano con respecto a las creencias de los demás.

En concreto, Benedicto XVI se queja que los pentecostales "son duros" pero tampoco el Vaticano da muestras de ceder en sus muchas herejías, quizás la más vista a toda hora, la devoción a las estatuas, manufacturas de manos de orfebres.
Cardenal Walter Kasper
Procuraba la unión de todos los cristianos desde
El Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de  los Cristianos
Lo cuál no sería malo sino fuera que, se sugiere, el Papa
Debe ser cabeza de TODA la cristiandad y los protestantes aceptar, sin cuestiones,
Las doctrinas católicas.
Kasper presentó en Junio de 2010 su retiro por razones de salud,
Sin embargo, al cierre de este artículo, aún no se había designado  sucesor.
Foto 
La Nación

Visita de Benedicto XVI al monasterio de Erfurt
En el transcurso de su elocución deja bien en claro,
La postura católica respecto al ecumenismo.
En concreto, si alguien espera que el Vaticano "cambie"
Siga soñando que es gratis.

Pero...
¿Quiénes son los pentecostales que teme el Papa?

Los pentecostales son de reciente aparición en el evangelismo mundial. Aunque a algunos de ellos les guste remontar su origen al siglo I d C, lo cierto es que comenzaron a evangelizar hacia principios del siglo 20. Ahora bien, toda nueva actividad tiene previamente, un trasfondo que nutre y da forma. Hubo colectivos cristianos que tuvieron conducta "pentecostal" y se puede trazar la historia de las expresiones místicas cristianas exultantes, sintéticamente, de la siguiente manera:

En los primeros siglos del cristianismo, existieron grupos de cristianos o con doctrinas cristianas quienes desarrollaron modos de adoración exaltados. Sin adentrarme en la polémica sobre si son bíblicos o no (es mi opinión que todo lo que se basa en la Biblia es bíblico lo cual no es sinónimo de correcto entendiendo por bíblico aquellas expresiones religiosas que utilizan las Escrituras con exégesis propias) puedo afirmar que en algunas prácticas como la imposición de mano y glosolalia o hablar en lenguas, estaban presentes entre los cristianos de los primeros días.

Así, por ejemplo, en la casa de Cornelio (Hechos 10:46) y según el relato de las Escrituras, se registran hechos que bien se pueden considerar “pentecostales”. Ni bien el apóstol Pedro comenzó a testificar a Cristo, el Espíritu Santo vino sobre los oyentes y estos hablaron en lenguas producto del éxtasis en que se encontraron de repente.

Sin embargo, no todas las comunidades cristianas tuvieron como norma, este tipo de conducta, sino que muchas se comportaron de modo diferente. Conforme avanzaban los tiempos, ya en los siglos II y III, la usanza se mantenía en algunas iglesias según testifican Irineo de Lyon y Tertuliano, este último, converso a las heréticas doctrinas de Montano, un profeta bastante controversial de Asia Menor al cual yo dudo, en catalogarlo cristiano.

Para el siglo II, según refieren Pacomio y el mismo Agustín de Hipona, había grupos marginales con este tipo de predicaciones. De hecho, Agustín dijo: “Hacemos todavía lo que los apóstoles hicieron cuando impusieron las manos sobre los samaritanos, invocando sobre ellos el Espíritu Santo. Mediante la imposición de manos se espera que los creyentes hablen nuevas lenguas”. Este texto es importante. No hace referencia a la necesidad de contar con intérpretes para traducir lo que otros declaraban tal como lo manda la Escrituras.

Cuando la iglesia quedó bajo la tutela papal, las prácticas exageradas fueron reducidas para favorecer la misa sacerdotal y, con la llegada de la represión, nadie quería sufrir martirio por herejía de modo que la práctica fue perdiendo fuerza. Sin embargo, tal parece que se mantuvo en el tiempo porque no pocos perseguidores de Albigenses y Valdenses testimoniaron que estas personas, a las que ellos llamaron herejes, al adorar entraban en trance místico donde hablaban lenguas extrañas, por “inspiración del demonio”.

Con la llegada de la reforma Protestante que lideró Lutero, las iglesias que adhirieron a las nuevas prédicas, quedaron fuera del sistema represivo del Vaticano que velaba por el desarrollo doctrinario y cultural, de modo que no tardaron en aparecen nuevas expresiones basadas más que nada, en sentimentalismo excesivo. Se dice que los hugonotes tenían prácticas “pentecostales”. Sin embargo, debieron ser grupos marginales entre ellos porque, estos protestantes franceses, tenían como base de sus interpretaciones, la doctrina calvinista. Sin embargo, he observado que algunos defensores del pentecostalismo declaran que estas personas, muy perseguidas en su momento por el catolicismo francés, tenían prácticas pentecostales. Sin embargo, el pentecostalismo tal como lo conocemos, no se conocería hasta principios del siglo XX.

En los años 60, Henry Van Dusen por entonces presidente del Seminario Teológico Unión de Estados Unidos profetizó que, el siglo XX, sería recordado como la centuria del pentecostalismo. No se equivocó. Ya estamos en la segunda década del siglo XXI y los hermanos pentecostales dan muestras de estar cada día, con más bríos que nunca en las cosas del Señor.

Los precursores en el siglo 19

Esta locura de amor por Dios comenzó en la ciudad de Topeka, Kansas, a fines del siglo XIX. Por entonces el liberalismo venía minando la credibilidad de la Biblia como fuente de toda razón y justicia y existía un desánimo generalizado acerca de las promesas divinas. Tal es así, que la mayoría de grupos religiosos controversiales como los mormones y Testigos de Jehová entre otros, surgieron precisamente, dentro de un ambiente protestante desencantado con las iglesias tradicionales. Había mucho debate, numerosas opiniones, profusas proposiciones, demasiadas divisiones pero poco amor por el Señor.

En Edora, Kansas vivía el predicador metodista Charles Parham quien había dado su primer sermón a los 15 años de edad. De espíritu amplio, se granjeó problemas cuando asumió la postura que ninguna denominación era la “verdadera” y que solo Cristo salva. Con los años contrajo matrimonio con una hermana en la fe llamada Sarah Thislewaite.
Charles Parham
1873-1929
Foto
Gentileza

Un día, su primer hijo sufrió una enfermedad. Los médicos consultados lo declararon desahuciado. Parham, lejos de amilanarse, comenzó a orar y Dios oyó. El joven sanó. Desde entonces, agradecido, dedicó parte de sus servicios a la oración ferviente para sanidad. Posteriormente, abandonó Edora para dirigirse a Topeka donde abrió un refugio para necesitados llamado Bethel. Alentado por las respuestas milagrosas de Dios, Parham hizo esfuerzos hasta que consiguió instalar un instituto de capacitación bíblica al que llamó “Stone’s Folly”.

Entre los alumnos había una mujer llamada Agnes Ozman. Ella había estado estudiando el libro de Hechos y quedó intrigada con los pasajes donde se narra que, durante cada bautismo, el Espíritu Santo llegaba con profusión de milagros. Decidió que quería la experiencia y se lo comunicó a Parham. El pastor comenzó a orar y recibió no solo Agnes sino él y casi toda la congregación, el bautismo de fuego. (Quienes hemos experimentado esta experiencia podemos afirmar que se siente como un calor abrasador en el pecho, como un fuego impregnado de amor, que no quema sino que transfiere calor y una paz maravillosa).
Agnes Ozman
Quiso recibir el Espíritu Santo tal como aparecía en las Escrituras.
Orando con fe,
Recibió el fuego del cielo
Foto
Gentileza
Wikimedia Commons

Con Parham se encontraba también un negro llamado William Seymour a quién el Señor le tenía reservada una obra especial. De carácter humilde pero emprendedor, recibió un día lo que más tarde se llamaría el bautismo del Espíritu Santo. Conmovido por la experiencia, decidió llevarla a California, lugar donde tenía que marchar por razones personales. Parham lo despidió y dejó que marchara hacia su destino.
William Seymour
Piadoso cristiano, precursor del pentecostalismo en la costa oeste de Estados Unidos
Foto
Gentileza
Flower Pentecostal Heritage Center
(Excelente website acerca de la historia del Pentecostalismo. Visítela)

En Los Ángeles no le fue bien al principio. En una iglesia predicó sobre el bautismo del Espíritu pero la pastora se ofendió y le prohibió regresar. Le pareció sumamente herético lo que el negro predicaba. De modo que no tuvo otra opción que qué continuar en casas particulares. En eso andaba hasta que, en un domicilio en la calle Bonnie Brae, el 9 de abril de 1906 “cayó el fuego” del Espíritu y la gente que asistía tuvo experiencias maravillosas. Cuando salieron de allí, esparcieron las buenas nuevas de modo que, a las pocas semanas, había tropel en la calle y la casa quedo chica.
Pentecostales de los primeros tiempos
En el centro, el pastor Seymour.
Se observa la imparcialidad racial tal como corresponde a buenos cristianos.
Excelente fotografía histórica
Gentileza
Flower Pentecostal Heritage Center

Seymour y sus colaboradores decidieron mudarse a un viejo templo que había sido convertido en cochera para carros y caballos en la calle Azusa. En este galpón con olor a bosta de caballos, que los hermanos limpiaron y el Dios santificó, comenzó la etapa moderna del pentecostalismo que se mantiene activo y creciendo, hasta el día de la fecha.

En el templo de la calle Azusa, el pastor Seymour desarrolló su ministerio y demostró que por algo Cristo lo había llamado a servir. En tres años fueron tantas las bendiciones que la iglesia se hizo muy fuerte. Sin embargo, el tradicionalismo no aceptaba los resultados de la obra encarada para el Señor por Seymour. Narra la crónica de esos días, que William Durham visitó el lugar motivado por su escepticismo. Pero el Señor también tenía planes para él. Salió de la reunión no solo convertido sino convencido que en verdad, Cristo sana y salva.

Durham, de regreso a Chicago, abrió su propio local donde comenzó a esparcir la palabra según el modo en que se hacía en la calle Azusa. Tuvo éxito. Numerosos pastores lo visitaron y recibieron el bautismo del Espíritu. Algunos llevaron la novedad a Canadá donde varios inmigrantes italianos se convirtieron. Gran obra hizo Luiggi Francesconi o Francescon entre los peninsulares. Por entonces Argentina vivía su gran inmigración y algunos de estas personas, de regreso a Italia, testificaron y así el mensaje, arribó a Sudamérica.  Entre tanto, C. W. Hoover, un misionero metodista en Chile, llevó a esa nación la prédica según el modo pentecostal.

Quien esto escribe recuerda que, en su adolescencia eran pocos los protestantes en la Patagonia excepto en la colonia galesa de Chubut y la cordillera de los andes. Hacia principios de los años 70 se registró una masiva inmigración de chilenos quienes trajeron el pentecostalismo el cuál, unido a lo que ya había en el sur argentino, dieron inicio a la gran obra que llevó a transformar a esta parte de Argentina, en la tierra con más evangélicos del país. Ha sido tan grande el éxito de los pentecostales, que gracias a ellos en Chile, los evangélicos gozan hoy día del status de iglesia oficial junto al catolicismo y los presidentes celebran el Te Deum en las fiestas patrias  en un templo de nuestra fe. Amén.

Su Santidad, deje de criticar

Las declaraciones de Benedicto XVI fueron hechas al amparo de cierto orgullo intelectual, motivadas por el temor que provoca, el auge pentecostal. No es lo mismo criticar a judíos y musulmanes, quienes cuentan con poderosos lobby políticos económicos de envergadura que velan por sus derechos, que a pobres pentecostales que se agrupan en comunidades sin más ayuda que la que les proporciona el Señor y lo que arriman los mismos fieles. Porque convengamos, si bien es cierto que hay muchos pastores pentecostales abusivos en cuanto a diezmos y lucro personal, también es verdad que muchos son muy humildes y otros, directamente por debajo de la línea de pobreza, eufemismo para identificar a los que viven con 200 dólares al mes si es que lo consiguen.

Cuando Benedicto XVI critica a judíos y musulmanes se expone a una tanda de reprimendas y amenazas que no ocurren, cuando  le pega verbalmente a los pentecostales. A los primeros los defiende el sistema socio político y económico internacional y a los segundos, el miedo que meten sus AK 47, RPG y bombas que portan locos suicidas. Porque, convengamos, al Vaticano le importa y mucho, que su líder no sea víctima de un atentado. No sea que, por abrir mucho la boca, aparezca algún día algún barbudo y haga la obra loca de atacar a balazos  como en su momento,  lo hiciera el turco desquiciado Ali Aqca contra Juan Pablo II.

Lo que le molesta al  Papa de los pentecostales es simplemente que le están vaciando las iglesias de fieles. Siente tal vez, celos, quizás una pizca de envidia. (Después de todo, Ratzinger es un ser humano sujeto a las mismas pasiones que todos nosotros y no, un dios en cuerpo humano)

Los cardenales no logran explicar como, tanta parafernalia cristiana de parte del Vaticano, no logra impedir que la gente se vaya en busca de otros dioses y mucho menos, como unos bulliciosos, cuyo culto se sabe cuando comienza más no cuando terminan de tanto fervor, logren atraer muchas personas entre ellos, a tantos católicos que se convierten a veces, en masa. Para colmo, este éxito es como una contradicción ya que, se supone siendo la ICAR la “religión verdadera” no debería haber bendiciones de Dios por fuera del catolicismo. Sin embargo, lo  hay y motiva preguntas sin respuestas entre sus teólogos.

Se calcula que en todo el mundo el pentecostalismo acumula 400 millones de fieles. Cifra por demás importante, pero tal vez, equivocada porque, como sospechan muchos, con la merma de fieles que ha experimentado la ICAR y el crecimiento de los evangélicos, de existir un censo mundial posiblemente nos daría una sorpresa y el número sería mayor. Existe una iglesia subterránea en China y las naciones musulmanas cuyos miembros no se pueden censar.

Tal vez, por primera vez en la historia, es posible que los protestantes igualen en número a los católicos en todo el planeta y en este crecimiento, mucho tuvo que ver el pentecostalismo y no, le duela a quien le duela, las doctrinas modernistas que enarbolan sobre todo, algunas iglesias protestantes tradicionales. Por el contrario, donde penetra el modernismo teológico con sus hipótesis documentarias contrarias a las verdades de la Biblia  y el relativismo moral, las personas se marchan dejando a los pastores hablando poco menos que solos desde los púlpitos.

El Vaticano, si bien tiene millones de fieles, solo rejunta mucha gente cuando hace procesiones donde relucen manufacturas sagradas. Fuera de estas manifestaciones, las iglesias están con poca gente. De hecho, basta mirar el fin de semana largo argentino motivado por semana santa, para ver como la inmensa mayoría de los que dicen llamarse católicos de nuestra patria, huyen literalmente de las ciudades hacia los centros turísticos importándoles bien poco que en esas fechas se conmemore un evento de capital importancia como la pasión y muerte de Jesús en la Cruz.

El Papa fue recibido en Alemania por Christian Wulff, presidente federal y miembro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y Angela Merkel (CDU), canciller federal. Como ya se sabe, los católicos predominan en el sur de Alemania mientras que los evangélicos y luteranos son mayoritarios en el norte.

No obstante, tanto el católico Wulff como la evangélica Merkel están divorciados y casados en segundas nupcias. Entretanto, el ministro de Exteriores, el liberal Guido Westerwelle (FDP), vive en una unión civil con otro hombre, y el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, socialdemócrata y católico, también es un declarado homosexual. Por tanto, la vida privada de los líderes elegidos por los alemanes discurre alejada de la doctrina de la Iglesia, al igual que la vida cotidiana de la mayoría de ciudadanos” dejó en claro el diario El País  de España. Al Papa no le importa en demasía la desobediencia de los católicos sino conservar influencias, puesto que iba en visita oficial como si fuera jefe de estado con la necesidad de conservar espacios de poder tanto político como económico.

El País da algunas pistas del “interés” de Benedicto XVI  por afianzar las relaciones de su reino teocrático con la nación más rica de Europa: “la actitud de los alemanes hacia la fe católica queda retratada en las estadísticas de la Conferencia Episcopal alemana. Desde 1990, el número de católicos ha caído un 12,7%. El número de feligreses en las iglesias ha caído un 42,5% y se celebra un 58,3% menos de bodas católicas y un 43,1% menos de bautizos. La Iglesia alemana es, sin embargo, una de las más ricas e influyentes del mundo. Los länder (Estados federados) recaudan un impuesto para las iglesias, el llamado Kirchensteuer. Por ello, los ingresos anuales de la Iglesia católica rondan los 5.000 millones de euros” en todo el mundo. En concreto, parece ser que, el auge de los pentecostales,  amenaza directamente las arcas del Vaticano. 

Como en el pasado Lutero metiera miedo al Papa León X al atacar de lleno la recaudación mediante las indulgencias en 1517, ahora los revoltosos Pentecostales amenazan, vaya exageración, con “apoderarse” de parte de las ganancias que recolectan los curas. Supongo que los Cardenales deben estar pensando ¿qué pasa si el día de mañana, los pentecostales se dedican a la política? Más vale prevenir que curar  y, dentro este contexto, queda claro por donde viene esta alianza antipentecostal entre los colaboracionistas evangélicos alemanes y el papado. No quieren perder influencia social, tampoco la bolsa de recaudación. Recordemos que algunas denominaciones pentecostales que se han metido en problemas por amar demasiado al dinero. 

Recuerdo una nota de hace años, sacada al aire por Televisión Española Internacional que trataba sobre las sectas en Brasil. Entrevistado un cura español, este refería su sorpresa. En efecto, se quejaba que en España no ocurría lo que en Brasil, donde cada cuadra, había una iglesia evangélica.

El cardenal Kasper admite que el pentecostalismo es un “desafío” para el Vaticano y se le da al problema “debida atención”. “No tenemos que comenzar hablando de lo que no funciona en los pentecostales, sino sobre cuales son nuestras carencias pastorales” reflexionó y a continuación se preguntó: “¿Podemos reaccionar ante este nuevo desafío con una renovación litúrgica, del catecismo, pastoral o espiritual?”.

Cuando más necesitado esta el mundo de renuevo espiritual, que le lleve a las gentes despojadas por los capitalistas de sus ahorros, viviendas y del estado de bienestar, cuando el ateísmo se prepara para comenzar un contraataque disfrazado de nuevas modalidades de penetración, al cura le preocupa más los pentecostales que los verdaderos enemigos de Dios.

Sin duda, lo que molesta al Papa, es el crecimiento de otras comunidades cristianas y esta molestia desnuda el verdadero corazón del purpurado. Si fuera en verdad nuestro hermano separado, no estaría celoso sino que, con amor, bendeciría la obra. Pero, por el contrario, la ve como una amenaza real a su alicaído poderío socio económico en Sudamérica. Recordemos que el catolicismo era “amo y señor” de esta parte del mundo y se dice, incluso logro impedir que parte de la gran inmigración que recibió Argentina –algo mas de siete millones de europeos- fueran de los países protestantes como querían algunos líderes políticos argentinos de nuestro pasado.


ACTUALIZACIÓN 
Sábado 19 de Noviembre 2011

Benedicto vuelve al Ataque en contra de los Pentecostales

Protestante digital, medio de comunicación social virtual de España informa que, el Papa Benedicto XVI, reiteró sus ataques a los pentecostales. Sin duda estamos frente a un hecho grave de intolerancia, que la gente de las iglesias pentecostales tendrán que tratar en sus asambleas. No puede ser que, siendo el Papa líder de una importante comunidad cristiana, se dedique con todo placer, a ver la paja en ojo ajeno, sin mirar siquiera los tablones que tiene en su propia iglesia.

Sino, basta una muestra, el Caso Karadima, sacerdote chileno SUSPENDIDO DE POR VIDA, por sus fechorías sexuales y como este sátrapa sibarita que aprovechaba su posición para fornicar a saco, muchos más que enlodan el prestigio de una institución milenaria. Como será de siniestra la vida de este prelado, quién en su apogeo llego a ocupar cargos de relevancia dentro del catolicismo chileno, que la periodista María Olivia Mönckerberg lo llamó "Karadima, el Señor de los Infiernos". (Lea la nota completa aquí: EL PAPA ATACA DE NUEVO )

Creo suponer que, para el Papa, el movimiento pentecostal es como una hidra de varias cabezas, subdivididas en muchos colectivos que agrupan desde ciento de miles de fieles hasta cuatro o cinco, personas se congregan en viviendas particulares. Frente a este panorama, debe ser difícil coordinar políticas ecuménicas.

© Marc Pesaresi

8 comentarios:

  1. hola soy de la iglesia pentecostal unida de colombia, soy un verdadero hijo de Dios transformado por el señor Jesucristo.
    catolicos solo resta decirles que por sus frutos los conosereis y sus frutos comenzando desde el papa hasta sus fieles son abominacion a jeova

    ResponderEliminar
  2. Good day! I just wish to give an enormous thumbs up for
    the nice information you’ve gotten here on this
    post. I might be coming back to your blog for extra soon.


    My site ... seoul airports icn

    ResponderEliminar
  3. Verdaderamente Como enganan a la pobre gente con esos munecos de lleso

    ResponderEliminar
  4. hola la obra de DIOS nadie ni nada la parara abrid los ojos ciegos la ramera tiene una herida de muerte que el mismo señor la hiso en la cruz del calvario arrepentíos de todas tus maldades y ven a JESUS el cual tendra misericordia de ti.

    ResponderEliminar
  5. yo soy pentecostal unida de colombia me siento orgullosa de q CRISTO me haya elegido si merecerlo y no se necesitan 18 o mas años pra conocerle a EL EL se manifiesta a quien quiere y le da sbiduria parA COMPRENDER LAS ESCRITURAS no se nesecita tanto estudio y seguir en la ignorancia el diablo sabe q estamos en el verdadero en su hijo JESUCRISTO Q ES EL VERDADERO DIOS Y LA VIDA ETERNA 1 de juan 5:20

    ResponderEliminar
  6. Amen Martha, saludos desde la Patagonia y tambien a Diego Burbano. Los agravios hacia los pentecostales no son nuevos. En un articulo sobre ellos rescato que ya desde que surgieron, vienen padeciendo ridiculizaciones serias. En estos días estoy de visita en una iglesia pentecostal. Para alguien proveniente del protestantismo tradicional, es una experiencia nueva e enriquecedora. Agradezco a Dios esta oportunidad de conocer a los hermanos pentecostales mas de cerca.

    ResponderEliminar
  7. hola soy de la pentecostal unidad de colombia y estoy muy agrdecida con Dios por haberce fijado en mi y en mi familia y por haberme puesto en este camino de salvacion por dice en su palabra YO SOY EL CAMINO,LA VERDAD Y LA VIDA JUAN 14 V6 .....YO SOY EL PAN DE VIDA, EL QUE VIENE A MI NUNCA TENDRA HAMBRE,Y EL QUE EN MI CREE NO TENDRA SED JAMAS JUAN 6V 35 QUE DIOS LO BENDIGA ...CHAOOO

    ResponderEliminar
  8. Doy gracias a Dios por revelarme el evangelio que es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree..., quitando el velo de mis ojos Ellos deben decir como Gamaliel: Hechos 5:38.
    Por tanto, en este caso os digo: no tengáis nada que ver con estos hombres y dejadlos en paz, porque si este plan o acción es de los hombres, perecerá; pero si es de Dios, no podréis destruirlos; no sea que os halléis luchando contra Dios.…
    Y esta obra es de Dios y nada ni nadie la puede deshacer.
    IPUC se predica lo que la Biblia enseña; efesios 4:5. Un Señor, una fe, un bautismo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...