viernes, 8 de julio de 2016

PENSAMIENTO CRISTIANO


Pensamiento Cristiano
 Junio de 1972


La primera vez que tuve en mis manos Pensamiento Cristiano –una revista de divulgación evangélica- fue en diciembre del 1986 y no era un ejemplar de reciente publicación sino de varios años atrás.

Quién me presentó este notable trabajo de divulgación de las doctrinas cristianas, fue el pastor de origen chileno Nelson Ortiz –quién por entonces ministraba en la Patagonia Argentina y aún sigue en actividad- recomendándola en ese momento, elogiosamente.

Eran mis primeros pasos en la fe protestante y el pastor quería que comenzara a nutrir mi espiritualidad con algo muy bueno para leer; así lo expresó; al momento de acercarme parte de su colección que atesoraba en una importante biblioteca.
La revista; de Junio de 1972, Año 19, Nº 74; estaba lo suficientemente maltratada como para evidenciar sus hojas, sobreabundancia de lecturas.


Contratapa del mismo ejemplar


____________


¿Qué era Pensamiento Cristiano?

Una publicación de divulgación de temas cristianos, que radicaba su oficina de administración y redacción en Buenos Aires, Argentina, con distribuidores en varios países más, entre ellos Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, España, Guatemala, México y Venezuela. Se la podía obtener en Argentina por suscripción anual por $ 10 pesos ley 18.188 de la época o bien, por número suelto a $ 3 pesos. En el extranjero valía 2 dólares o bien u$s 4 dólares estadounidenses si requería envío aéreo.

Consta; por testimonios que he recogido de hermanos ya con muchos años en la obra de evangelización; la misma se enviaba a todo el continente, muchas veces transportada en las maletas de pastores y misioneros en sus viajes de prédicas y servicios.


Hacedores de mensajes

El director de la publicación era Alejandro Clifford; la administraba Alberto Monsalvo y colaboraban en la redacción desde Argentina, René Padilla, David Powell, Pablo Sheetz, Miguel Zandrino; desde Costa Rica, Juan Stam; desde España, José Grau; de los Estados Unidos, David Howard, Leslie Thompson, Peter Wagner más tarde muy conocido por sus bregas a favor del pentecostalismo; por Canadá Samuel Escobar además de Plutarco Bonilla; entonces vivía en Grecia; Luis Markwood quién servía en Haití; Pedro Arana, desde Perú y Tablante Garrido desde Venezuela y varios más como Epaminondas Talero, Ramón Pablo Sienes, Magdalena Miret, Gordon Airth, Walter T. Bevan. Alguien firmaba sus artículos solo con las iniciales A.C.T.

El índice abarcaba 160 páginas y trataba temas diversos. Por ejemplo, José Grau era el autor de Los obstáculos en la evangelización y Samuel Escobar Mis libros y yo. Tampoco faltaba una referencia titulada La auténtica Biblia de Casiodoro, una crítica  El denominacionalismo; ¿bendición o desgracia?, una mención a Jesús en la literatura judía moderna y una investigación científica Evolución y fe cristiana.

La variedad temática sin duda era apreciada por los lectores puesto que este esfuerzo periodístico fue recompensado con años de vigencia. Interesante el espacio otorgado a los lectores quienes podían enviar artículos las cuales, según su calidad, eran publicados.

Había una mención especial en la publicación -en un apartado titulado Con el Señor- a los hermanos recientemente fallecidos Ernesto Trenchard y Plinio Zandrino además de los que llevaban ya tiempo reunidos en la presencia del Señor: Daniel Hall –cuyo trabajo me sería de indispensable consulta para entender la diversidad religiosa Sudamericana-, Alberto J. Souto y Walter B. Pender. Muchos de sus trabajos eran publicados póstumamente.

Memoria a quienes nos precedieron

Estos nombres y hechos, a más de cuarenta años atrás en el tiempo, pueden parecer poco relevantes para las nuevas generaciones de cristianos evangélicos. Sin embargo, es un acto de justicia reconocer; junto a muchos otros servidores que permanecen en el anonimato; sembraron las semillas que hoy nos permite declarar: el protestantismo Sudamericano no solo ha germinado sino que, consolidado, se expande en sus múltiples denominaciones y crece integrando millones de almas como buen árbol con muchos frutos.

Pensamiento Cristiano fue un esfuerzo notable para una región donde el protestantismo de la época, apenas comenzaba a asomar como una isla de esperanza cristiana, en un vasto océano dominado por una espiritualidad diferente y mayoritaria. Vale la pena destacar, que el mensaje era propagado no solo con respeto sino también, con calidad de redacción.

Imagine el lector, el esfuerzo de estos pioneros de la comunicación social cristiana, trabajando en un mundo sin ordenadores y correos electrónicos, Internet,  televisión satelital, cable, sin cámaras digitales y telefonía celular, redactando en ruidosas máquinas de escribir a dos colores y borrado a tinta blanca si se producía algún error. Donde comunicarse era a través de correspondencia escrita protegida por sobres de papel o bien encomiendas en cajas de cartón.
Aún así, estos cristianos se comprometieron en sacar adelante una revista cristiana y fueron, no solo capaces a pesar de la precariedad de herramientas, de nutrir la publicación con artículos  sino también, de mantenerla vigente a través de los años y llegar a miles de hermanos por todo el mundo de habla castellana. Asombroso ¿verdad?
(c) Marc Pesaresi

3 comentarios:

  1. Tengo algunos de los ejemplares de PC, me gustaría saber si conoces algun lugar en donde se pueda bajar algunos otros.
    Es un material valiosísimo de un nivel sorprendente!

    :D

    ResponderEliminar
  2. Hola Alejandro, mucho gusto, saludos para vos desde la Patagonia.

    Mirá, de Pensamientos Cristianos versión gráfica no tengo idea si habrá alguien que haya subido a la red los ejemplares viejos.

    Sin duda, eran muy buenos. Yo tengo algunos que conservo como oro en barra de los días de mi conversión, que a su vez me fueron regalados por el pastor Ortiz, de la Unión Evangélica Argentina actualmente trabajando en Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz.

    Veré si lo localizo, para preguntarle que hizo con su colección, porque sería una buena idea digitalizar estas revistas de calidad.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...